Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

El escritor (Dos décimas y un cuarteto)

El escritor se desvela,
coge un manojo de sueños:
grandes, medianos, pequeños;
en aviones sueños vuela.
Escribe un cuento o novela,
con sus letras reanima,
baila con su propia rima
y metáfora inspirada,
con fantasía ideada,
o realidad que anima.

El escritor Dios pequeño,
sufre al parir nuevo tema
con tenacidad extrema;
pone su máximo empeño.
Es de sus letras el dueño,
teje y desteje a su antojo,
¡Todo lo ve, su buen ojo!
Nos regala su talento
y su noble sentimiento
que ofrece como un manojo.


¡Vítores a ti escritor!
Agradece tu obra el mundo;
tu albo mensaje profundo
entregado con amor.

Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
leer más   
18
16comentarios 270 lecturas versoclasico karma: 93

Amapolas

Unas amapolas cimbreñas
al sol de la tarde,
puntadas rojas esparcidas
sobre manto verde.

Tan aéreos sus pétalos
que se diría,
que basta el peso de una mirada
para quebrarlos.

Al sol
que se quiere verano.
leer más   
14
8comentarios 103 lecturas versolibre karma: 93

La corriente...

Siendo la corriente de la ola de plata
sobre velo oscuro de brillo escarlata.
Golpeando el cielo del agua de noche
la barcaza negra se hunde en el reproche.
Amanece en barro fluido del afluente
del brillo de un aro que lleva brillantes.
Sobre lodo oscuro se alimentan cuervos
de ir a la corriente para hundirse en cieno.
leer más   
13
2comentarios 55 lecturas versolibre karma: 97

Anillo de ojos verdes

He salido con tus ojos verdes
y me llevaron al templo de tu tiempo,
se hicieron anillo sobre mi dedo
y consumieron media vida en ello.

He poseído tu cuerpo
y tu te hiciste con el mio,
me decías que me amabas a diario
mientras yo perseguía tu alma.

Tu cabello rubio era bandera
desnudo tu cuerpo una metáfora,
y yo me sorprendía cada día
de lo mucho que me alejaba.

Llegue a tener en ti mi fin
y no puedo reprocharte nada,
cuanto más tu me amabas
más de mi se moría.

Y el tiempo me dejo claro
que de ti tenia que alejarme,
me consumías la vida entre rejas
aquellas de la que no pude librarme.

Con todo ello un día me solté
y no por que me liberases,
más bien la muerte fue mi aliada
y de ti ya no logro acordarme.
10
2comentarios 59 lecturas versolibre karma: 87

Duele

Duele saberte ahí y no buscarte,
duele saber que puedes vivir sin besarme,
duele tenerte al alcance de mis brazos y no poder abrazarte

Duele mirarte a lo lejos y sentir como recorre la emoción por mi cuerpo,
duele amar tanto que al pecho le duele,
duele sentir que aunque andes solo por ahí, sin rumbo fijo, en mi cuerpo tienes piel y sentimientos hechos a tú medida.

Duele sonreír cuando tú eras la razón de mi sonrisa, duele sentir que no quedan ganas de cantar, pues todas las canciones me hablan de ti.

Duele esconderme detrás de mucha gente, para que no me veas que te sigo sin que…
leer más   
19
8comentarios 139 lecturas versolibre karma: 83

Desde la ladera

Desde lo alto de la ladera
se divisan las casas,
el arroyo, la iglesia,
sus calles y la plaza.

Desde allí, la fría escarcha,
el renacer de las flores,
el bochorno del verano,
el mudar las hojas sus colores.

Desde allí, el paisaje en calma
te descifra en migajas los recuerdos,
te transporta los sonidos del agua
y te lleva por el mundo de los sueños.

Desde allí, el dolor, enmudece,
se disuelven los problemas,
se arrinconan las tristezas
y el espíritu se fortalece.


©Pacodecáceres
13
6comentarios 76 lecturas versolibre karma: 96

Joya Blanca

Están arribando vientos
invernales
traen estambre de nevada
a la sierra de Mérida,
la Madre Naturaleza comenzó
a tejer su manto,
para abrigar al Pico Espejo
que con ansia espera,
lo hará tan blanco y frondoso
con encajes de cristales
y perlas,
hadas lo extenderán
y en su amplitud...
cubrirá la cordillera.
Nubes descenderán
del cielo,
a la gran Montaña
le harán reverencia,
el cóndor la surcara
con su majestuoso vuelo,
y se verá reflejado
en ella,
frailejones en frenesí,
ya están cantando
con sombreros
copos de nieve.
En lo profundo del
alhajero,…
leer más   
16
10comentarios 157 lecturas versolibre karma: 85

Lluvia del atardecer...

La lluvia parafernalia y protestaría
cae como chorro y torrente caudal
sobre las atalayas rojizas y quebradizas
dispuestas en la cima del antiguo mirador, dejando grietas y escozor
en el salón de las querencias,
doblegando los cantaros del mar,
el canal de los faroles,
y el valle de tundras y cardones...

El suave palpitar de los granos de maíz
se enredan en los cuadernos
y lapices de colores...
En tanto los tornillos de bronce
del ventanal de rejas
le hacen resistencia a febo...
El canto acunar de las aves migratorias
retozan y hacen desentonar
al Dios brillante Griego...…
leer más   
10
3comentarios 87 lecturas versolibre karma: 95

Diosa celta

La aurora

cabe infinita

por trinos

y juncos.

Hechicera boreal

cosida en mí.


Shadorma
leer más   
17
14comentarios 206 lecturas versolibre karma: 96

Frialdad

Quemas como el fuego,
pero despiertas peligros
de soledades y angustias
que dejan el corazón tembloroso.

Miedos del vacío obscenos
y agobios de tu inmensidad.

Extraviado y perdido,
Escondes en tus profundos ojos,
el fulgor de alguna estrella
que está presa sin piedad.

Dentro de tu mirada sólo siento
ese daño, ese frío,
ese quemante hielo,
por el que sigo callado y mudo.

Encerrado… ¿desde cuándo?
…quizás una eternidad.
leer más   
29
6comentarios 246 lecturas versolibre karma: 250

Yo iré a Madrid

Ya sé que no irás a Madrid. A Madrid solo para encontrarte conmigo y que hagamos el amor así sea una vez en esta vida.

Yo iré. Como fui a varios lugares tan solo a respirar tu ausencia.

Iré a Madrid, a esperarte. Y como no estarás ni pensarás en mí, y en ti solo seré un insignificante pedazo de nada, me revolcaré borracho con putas madrileñas que me robarán y me dirán con desprecio "no me beses en la boca, asqueroso viejo sudaca". Mas no les haré caso e igual intentaré besarlas, hediondo a vómito y a alcohol, preso en el delirio de que es a ti a quien beso. Hasta que alguno de sus chulos me apuñale los riñones, el estomago, el hígado, los pulmones, y me ayude así a escapar de este maldito mundo en el que no puedo tenerte.

Yo sí iré a Madrid...

Allá está el origen de tus ojos.
leer más   
11
8comentarios 121 lecturas relato karma: 102

Todo y nada

A veces no es suficiente,
demasiado puede ser poco,
todo de mi, a veces es nada,
a veces, sentir no basta para acortar
las distancias y mis letras
son caricias que rebotan
que no se sienten, que no tocan;
Siempre he sabido esperar,
aún cuando sé que seguro alguien
más te espera,
cuando no esperaba nada,
cuando un poco
era para mí suficiente,
si eras tú quien me lo daba;
A veces no basta
lo que tengo para dar,
por qué sigue siendo poco,
porque sigue siendo nada,
porque quizás lo ofrezco
a quien por mi... no siente nada.
leer más   
13
4comentarios 67 lecturas versolibre karma: 87

Adriano y el esclavo

Adriano despachaba en su mesa
las cartas de todo el Imperio.
Pesada es la cabeza
de pesados pensamientos.

No bien habiendo leído una misiva lejana
quién sabe si de Panonia, de la Selva Hercina
o de cualquier otro mundo distante,
un acceso de ira le consumió.
Perdiendo el sentido, toda ella recayó
sobre un esclavo, servil secretario
que por sus nefastos manes
se había allegado al Emperador.

Adriano tomó el punzón
con el que grababa sus notas en cera,
y apuñaló el ojo del esclavo.
Y volviendo en sí, se horrorizó de su acto.
-¡Qué humillación, perder así el tino!
¡Volverse uno…
11
1comentarios 37 lecturas versolibre karma: 88

La Incógnita De La Imaginación

Es la segunda cosa que no posee
Un final claro.

Que apesar que tenga diferentes
Formas jamás se detiene su obra
Por más piezas de sobra
Todo es útil en cada parte
De su estructura.

No existe la lógica las leyes
Son relativas y es más inmenso
Que el vacío y más extenso
Que el espacio se llama imaginación
leer más   
22
9comentarios 112 lecturas versolibre karma: 107

Amor Dimensionado En El Tiempo Parte II En Sinergia con @Ludico

La última palabra
será de una voz entristecida
queriendo decir lo nunca dicho.
una lágrima derrama
(la voz) cansina
atonada póstuma en suplicio.

Contando historias y presagios
en grises atardeceres
de sobrevivientes de naufragios
dormitando a intemperie.
Mas, las pulsiones de tus labios
no tienen fuerza para oraciones
languidecen musitando un poemario
lleno de horrores.

Anochece y la tormenta
apaga el fuego
cerradas están las puertas
de los albergues en todos los pueblos.
Latigazos de los rayos
parten los cielos
mis manos llenas de callos
cubren tu pelo.

Viviremos en la fragilidad
de…
leer más   
17
9comentarios 179 lecturas colaboracion karma: 90

Desde los ojos de una musa

De pequeña, cuando
los versos de los más
famosos poetas leía...

Me preguntaba:
¿Qué se sentiría ser una
musa? ¿Qué poder tenían?

Para hacer que alguien
ante sus ojos explotara
en la tinta de su pluma

Los más hermosos
sentimientos y metáforas,
Nunca imaginé ser una de ellas...

Ahora que veo los versos
desde el lado de las musas,
puedo decir que un poeta

Es capaz de hacer temblar
el cuerpo entero, simbrar
un corazón y atravesarlo...

Con las descargas eléctricas
que dicta su imaginación...
leer más   
17
12comentarios 142 lecturas versolibre karma: 91

Fisuras

¿Te hablo? No.
Solo expulso palabras por los ojos,
por la piel y la des
esperanza,

hacia algún maldito acantilado filoso
donde todo muere

(como hacen lxs poetas)

Hacia el viento que no es
y la sorda, estúpida luna siempre ajena

Hacia la indiferencia;
la terrible nada semejante a ese algo no-algo
que lxs científicxs han dado en llamar "antimateria".

Te hablo sin que estés
como un pobre loco
al vacío a la pared el lomo del libro el paso del gato el frío...


Solo se me escapan,
nena,
palabras por entre las fisuras sin costra,
por los dedos que ya no te acarician

...hacia la última vez de tu espalda.
leer más   
12
8comentarios 65 lecturas versolibre karma: 93

Haiku -789-

Suelo alfombrado
de hojas rojoamarillas;
cielo nuboso.
14
sin comentarios 58 lecturas japonesa karma: 92

Vana ilusión

*a Chema Madoz*

Apoyo la escalera en el espejo
para ir más allá, como Alicia.
Subo, sin poder bajar.

Me siento de espaldas a la marcha
del tren de la vida,
para retrasar lo inevitable.

Vana ilusión.
17
5comentarios 83 lecturas versolibre karma: 96