Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

200 gramos

Aunque me besen otros labios y me toquen otras manos, y aunque tú no me pertenezcas
Yo siempre te voy a pertenecer a ti.
Y aunque no te enteres, y no me correspondas, y aunque no estés conmigo, siempre has estado aquí.

A saber que uno no siempre se queda con quien su corazón le corresponde.
No siempre uno va a ser el amor de la vida del amor de su vida.
Y está bien. No te tengo, y está bien.
Aprendí a amarte sin querer tenerte
Con mis kilometros de respeto y mis 200 gramos de amor desbordante que solo laten de alegría cuando saben de ti.

Te amo, pero ya no me dueles.
Ya no me duele saber que va a ser así.
Ya no oculto mi amor eterno por tí, porque extrañarte se volvió parte de mí.
Tengo ojos cafés y te extraño. Así soy yo.
Tengo el cabello tan rizado como tuyo.
Te extraño como parte de mi naturaleza, como si hubiera nacido con este amor entre mis órganos. No se ve, pero ahí está, y funciono gracias a él.

No me esfuerzo por teñirme el pelo porque me encanta así de oscuro, y no pretendo borrarte porque esta soy. Me construiste, me construyes. Aún cuando te fuiste me seguí construyendo con tu recuerdo.
Y tú ni te enteras...
3
2comentarios 144 lecturas prosapoetica karma: 25
#1   Hermosa entrega
amor sin límites

Muy romántica
Con cariño
JAVIER
votos: 0    karma: 13
#2   #1 muchas gracias Javier! Me alegra que te haya gustado!
votos: 0    karma: 6
comentarios cerrados