Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Cuándo nadie te cree

Sin saber el joven ése día sería testigo de una charla y en encuentro de dos personas qué el nunca supo qué existían.
En la vereda de la cuadra de su casa, debajo de un sauce frondoso, el cuál los cobijaba del sol y el calor insoportable del mediodía.
El joven venía de la casa de su tío con el cuál estaban planeando para ir a pescar a la noche.venía en su bicicleta y pasó cómo siempre para charlar con Núñez, su vecino qué estaba sentado tomaba cerveza con otro hombre de aspecto distinto a un Argentino, éste hombre era Samuel Colt.
También tomaba mate amargo un hombre casi anciano, sentado en un balde de 20 lts, dicho hombre hablaba con un léxico qué el no entendía, cuándo saludó, diciendo buenos días, el casi anciano respondió; un hombre sé levanta, sé afeita, desayuna.aquél joven pensó, éste viejo está loco, él loco era Borges.
Atónito escuchaba las conversaciones de Colt y Borges, Samuel le contaba a Borges de su viaje a Calcuta, India, dónde descubrió un arma casera qué luego llevaría a un proyecto para fabricar revólveres, quiénes se usarían en las guerras, sobre todo en las matanzas de los Comanches.

(Continuará).
13
5comentarios 139 lecturas relato karma: 56
#1   Muy interesante, y quedo expectante para su continuación. Saludos cariñosos.
votos: 0    karma: 20
#2   Buenisimo!!!! Escribes muy bien prosa y muy interesante relato. Te felicito de nuevo. Abrazos
votos: 0    karma: 20
#3   ¡Quedo a la espera de la continuación!
¡Un abrazo!
votos: 0    karma: 20
#4   Genial relato, espero por la segunda parte. Abrazos
votos: 0    karma: 19
#5   Maravilloso e intenso relato... aguardando ya la continuación...
votos: 0    karma: 20