Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

El Karma

Qué haces mujer elegida y que enamora a las estrellas, que aceptas en una brillante elegía de vida. Por eso no te lamentas, porque corre la energía, por tus venas, por tu cuerpo, por tu mente. Cuerpo físico, mental y caudalmente espiritual.
A borbotones sonoros para ella audibles, entre múltiples constelaciones.Y hasta indaga en los sonidos cósmicos, por si un susurro celestial captase. Por eso la han elegido a ella. Dicha o destino asumido. Pues comprende que la quieren para ellas, las estrellas.
Inescrutable camino, cristalino para las estrellas, que guían el camino de los seres sin nortes, perdidos en un sin destino de escarcha de plata en el amanecer, la albada del alma.
Centrada en su labor.
Centrada para centrar a otros.
Sin centro, sin rumbo, sin horizonte, con escamas. Para que las raspen, y encuentren su ser otras almas. Pues pendientes de ellas están las estrellas.
Que buscan la luz, que buscan el alma.
Necesaria su labor, para buscar el camino, necesario camino el del destino existente en el ser del Karma.
4
sin comentarios 304 lecturas relato karma: 38
comentarios cerrados