Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Desolación

Y de nuevo el sol resucita. Por el levante
las nubes son algodones rosas que levitan.
La noche se difumina… lenta. Es el instante
trémulo en que los gallos aletean y gritan.

Despierta el rancho. Hay rumores. Ya está humeante
la pava en el fuego. Hay olores de hierbas que invitan
al mate. El labriego mira. Su mirada errante
franquea el vapor. Hay dolores que no se gritan.

En el patio, las hojas del banano tiritan.
Hay olores a humedad, a pastizal quemado,
a sueños que se postergan y que se marchitan.

El labriego mira. Siente el campo desolado
como el corazón. Hay dolores que no se gritan.
Hay voces enmudecidas… voces que han gritado.

mello

etiquetas: soneto
4
sin comentarios 81 lecturas versoclasico karma: 47
comentarios cerrados