Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

El muerto que huyó del cementerio (soneto)

Se acomodó los huesos y los restos,
aporreó la lápida y se fue...
¡Un hombre muerto ahora estaba en pie!
Rondaba por las tumbas el funesto...

Pero no, no tan sólo ocurrió esto,
al pueblo quiso él ir, sin mala fe...
Pensó después el muerto "¿A dónde iré
tan muerto? ¡Pero guapo y tan apuesto!"

Corrió y lo persiguieron calle abajo;
sembró el terror "señoras, caballeros,
niños, niñas, ¡no soy un espantajo!"

Pero el muerto escapó por un atajo,
vivo se vio de nuevo en los senderos,
feliz resucitó y tuvo un trabajo.

Raül Bernadas

etiquetas: soneto, muerte, humor
18
11comentarios 148 lecturas versoclasico karma: 95
#1   Excelentes versos. Un gusto leer su soneto.
votos: 0    karma: 20
#5   #1 Muchas gracias Lucía!
votos: 0    karma: 20
#2   Ahhh bello y ocurrente soneto compañero!!!
votos: 0    karma: 20
#6   #2 Gracias Minada por detenerte por aquí, un abrazo.
votos: 0    karma: 20
#3   Me causó mucha gracia.. qué ocurrente, jajaja...Lo habrán tomado de sepulturero?
votos: 0    karma: 20
#7   #3 Jajaja Silvy, una manera como otra de dar un toque humorístico a un tema medio tabú. A saber qué trabajo tuvo! :-) Gracias por pasar
votos: 1    karma: 40
#9   #7 sí!La Verdad muy original!
votos: 0    karma: 20
#4   Muy bueno. Abrazos.
votos: 0    karma: 20
#8   #4 Gracias Sinmí
votos: 0    karma: 20
#10   maravilloso ! genial
votos: 0    karma: 18
#11   #10 Gracias Tany, un placer que te haya gustado
votos: 1    karma: 38
comentarios cerrados