Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Mujer

EN el silencio de la madrugada
está tendida
tu ideal hermosura;

tu desnudez
es hábito, ventura,
en mi humilde
senda enamorada.

Halla el norte
mi alma extraviada
en la gloriosa tierra
de tu cintura,

en el puerto de tu pecho la atadura

y el sueño
que calma
mi mirada.

Qué atractiva estás, al amanecer,
entre el despertar y el desayuno.

No hay
nada más dulce,
a mi parecer,
para hombre como yo,
y soy
ninguno,

que tanto amor le amanezca a uno,
con la primera de tus palabras,
mujer.

[Abel Santos]

etiquetas: mujer, madrugada, despertar, romanticismo, sensualidad
17
6comentarios 238 lecturas versolibre karma: 101