Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Mujer de cuerpo mitológico, mirada de demonio y alma de ángel

Hoy, mañana y siempre quisiera sentirme sólo,
pues sólo así yo podría felizmente vivir.
Pienso en lo que mi corazón ama.

Ama la naturaleza, sus vaivenes
en forma de aire que sutilmente pasa ante mí
sin poder vislumbrarlo, púes éste me mantiene en pie.

Mi alma, a la mujer ama…
¿Seremos alguna vez un solo corazón? Me pregunto enfurecido
mientras te perdono una y otra vez y volvemos a amarnos
me digo entre mi, mientras mis largas manos acarician tu cuerpo …

Ya no soy el mismo que hace un instante, ya no eres la misma que ayer.
A veces el rio suena, suena el rio y no sé lo que consigo trae.
¿Será tu amor, tu odio, la separación? No lo sé.
Lleno de dudas estoy y estaré hasta el día que de verdad halle tu paradero.

Me equivocaré al olvidarte pues eres perfecta. Pero fugaz es mi vida y así lo seréis
vosotras mujeres jóvenes, jóvenes mujeres. Eternamente jóvenes, yo os amo.
Sólo la muerte es eterna, pues mi amor por ti mujer será eterna, pero en la muerte.
¿Qué nos espera cuando nuestro cuerpo y alma deje de latir?

Te amo meta-físicamente mujer, mi ilusión en las noches llenas de ti
en mi efímero y olvidado pensamiento ¡oh mujer!
Amaré tu alma tu espíritu, te amaré toda, para después echarte al olvido
e invitarte a que te vayas púes no sabría si vendrías a mi tumba.
4
sin comentarios 46 lecturas versolibre karma: 58
comentarios cerrados