Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 26, tiempo total: 0.003 segundos rss2

Hambre

El niño pregunta y sonríe…
pero tiene hambre.

El chiquito juega y se carcajea…
pero tiene hambre.

Los niños sueñan e imaginan,
duermen y se asustan
en un mundo de animales que son almohadas
y almohadas que son animales…
pero tienen hambre.

El pequeño se levanta y corre,
se detiene y observa
y vuela y viaja
y respira…
pero tiene hambre.

El chiquito trepa y se zafa,
riñe y perdona…
pero tiene hambre.

El niño ríe y abraza…
pero tiene hambre.

Ya no pregunta,
ni sonríe,
ya no sueña,
ni corre, ni trepa, ni vuela, ni respira.

Ya no existe.

Demasiada hambre.

Su estómago se lo comió.
leer más   
39
27comentarios 255 lecturas versolibre karma: 114

Idea

Idea… que pesa, que pisa y se pisa,
que posa, que pasa.

Idea… que viene, que va,
voltea y vacila, vehemente, valiente.

Idea… que torna y retorna, que corre y recorre,
que caza y fracasa, que tiende y pretende, que carga y descarga.

Idea… destruye, obstruye,
instruye, construye.

Idea… leve, que libra, que labra,
que ladra y que limpia.

Idea… modela, mitiga,
merece, mendiga.

Idea… que fluye, fusila,
fomenta y fermenta.

Idea… irresoluta, irreverente, impostergable,
impertinente, intempestiva, inquebrantable.

Idea… que asume y consume,
que gusta y disgusta, que funda y confunda.

Idea… hembra voluptuosa que embriaga y fecunda,
que exige y exhorta.

Idea… fluido de hembra que educa
elige y elogia, que ata y desata.

Idea… divide y doblega, disipa y diverge,
divierte y domina, descifra y dispara!
leer más   
23
15comentarios 145 lecturas versolibre karma: 106

Acarantair

Era India,
indómita
y temperamental.

Dueña impetuosa
de los sentidos
y
risa de aguacero.

Para danzar
por los costas de mi alma,
adelgazaba
la esplendente cintura,
derramándose cadenciosa
en toda
su magnitud inquieta.

Acarantair...
hembra desnuda
que pobló mis continentes!










*Imagen: Obra del pintor venezolano Pedro Centeno Vallenilla
leer más   
16
9comentarios 286 lecturas versolibre karma: 110

La mujer que soy

Quiero poder gritar
la soberanía de mi genero,
sin tener que comprometer
la agenda de mi femineidad.

Quiero sentarme
a horcajadas sobre mi albedrío
y bailar desposeída de amarras,
pero no humillar mi carne
en exhibiciones callejeras.

Quiero que mi verbo
resplandeciente sea la noticia.

Que el manantial subterráneo
de mi poesía no tenga mordaza,
pero guardar el pudor
de las palabras
que no quiera decir
en voz alta.

Quiero ser la mujer que soy.

La de mis laberintos.

Sin pedir perdón,
sin pedir permiso!
leer más   
21
12comentarios 166 lecturas versolibre karma: 102

La prisión de Libertad

El rumor corre zigzagueante
por las esquinas rotas de descreimiento.

La noticia vuela desabrigada,
violentando el primer plano
de una cotidianidad
que no da tregua, ni descanso.

Es un secreto “a gritos”
silenciado por un miedo oblicuo
que no tiene espera, ni posdata.

Nada atempera el íntimo desasosiego
que ya no sabe esconderse
en el sótano del disimulo.

- ¿Qué ha pasado?-
¡Detuvieron a Libertad!

Aturde la prudencia.

El mutismo de la resignación
campea con su aura abominable.

Al parecer,
la señora ética hizo maletas.
Claudicó sonoramente y con mayúsculas.

Esta presa Libertad…

¿Cómo prestarle alas?
leer más   
15
7comentarios 149 lecturas versolibre karma: 128

Peregrina

Era de alma flamenca y descarada.

Glorificada hetaira
con ojos color de clavel.

Como árbol de Porfirio
se desgajaba a rabiar,
húmeda de mar,
en dulces tesituras.

Peregrina era su nombre verdadero.

Quien la vio
la recuerda toda una vida.
Y la anhela...
leer más   
29
21comentarios 153 lecturas versolibre karma: 116

Gaia

Fui
convocada
a ser
la amazona irrefrenable
de tus utopías
y a nacer de nuevo
tocada de caracoles.

Renaceré leve
para la calma
y furiosa
de humanidad.

Sin ojos, sin pie,
sin manos,
seré la forma
de las rocas antiguas.

Te leeré
desde las entrañas
y podré
escribirte...!





imagen de la web.
leer más   
20
4comentarios 169 lecturas versolibre karma: 93

la subversión de una rosa

Él se jactaba
del rincón sumiso
al que confinó
el encanto de su voz.

Ella ensayaba
neologismos de sonrisas
para proteger territorios
agraviados por años de dolor.

¿Por qué no se fue?
Si, lo hizo.

Escucho la llamada de la muerte
y la subversión de una rosa lo venció!
leer más   
20
4comentarios 129 lecturas versolibre karma: 96

Inapagable

Ella
transpiraba el día
cantando
su efervescente regocijo.

Fue
llama inapagable.

¡Corriente sin contorno
y orilla de profunda melodia!

Sus alas
abrieron a mi universo
las húmedas ondas de su vuelo.

Y yo,
aún trazo
curvas de la tierra
en la sinuosa convexidad
de sus regiones!
leer más   
21
6comentarios 130 lecturas versolibre karma: 95

Aureana

Meiga,
sabia
y la santiguó
la pluma de un colibrí!

Su nombre es Aureana.

Lavé mi soledad al mirarla
el día aquel
en que las tinieblas
prosternan su reinado.

Carnal y desafiante
se interpuso
a mi paso
invitándome a poseer
sus ojos de neón.

No volví...

Porque...
¡Haberlas, haylas!

"Eu non creo nas meigas, pero habelas hailas".
leer más   
20
16comentarios 162 lecturas versolibre karma: 88

Sinfonía

En las noches
te traigo hasta mi,
a desandar
olvidos, soledades,
desaciertos.

Nos vamos
apagando tranquilos,
como luciérnagas
en paz,
que se cierran
en los labios.

Y dejamos
de nombrarnos,
transmutados en
átonos compases
de una madrugada

En sinfonía...
a dos cuerpos.
leer más   
25
16comentarios 165 lecturas versolibre karma: 97

Un dulce romance

Dulce romance...

¿Qué tiene el aire que miras,
que va, viene y me canta?

¿Que tendrá, que se alegra
y me perfuma las alas?

Tiene el suave correr
de tus brisas morenas.

Lleva rosas fugaces
con flores de pan
y limón.

Su aroma
juguetón
me trae a tus márgenes
donde me quiero mojar!
leer más   
19
9comentarios 138 lecturas versolibre karma: 105

~En esencia~

Te amo inmenso.
Con silencios acompasados
de sonrisas misteriosas y pícaras.

Te amo valiente.
Con caricias sinuosas
de suspiros íntimos y encendidos.

Te amo eterno.
Con lo bueno y malo
de este amor tan descarado.

marttucca ©
noviembre

Fotografía de Anka Zhuravleva
leer más   
28
6comentarios 127 lecturas versolibre karma: 120

Rosa de los vientos

Hechizada
soltando amarras
paso un desamparo
como un río incendiado.

Entro a la casa
que tienes en el pecho
y la inmensidad
es apenas un hilo roto.

Es que acaso...

¿No sabes que soy
la rosa de los vientos?

¿Río y navío sideral?

Y para ti tengo,
tendré siempre,
rosales infinitos dentro!
leer más   
21
8comentarios 124 lecturas versolibre karma: 99

El recuento

Llegó el final

Te regalo
la indulgencia
de un recuento


con la boca
exhausta de bocas

Yo
con la piel tranquila
y sin nostalgia

Tu te hiciste
de palabras

Yo me hice
de silencios

Ambos ejercimos
una breve noción
de felicidad

Ahora...

Voy
vestida de verano


de invierno!
leer más   
21
10comentarios 141 lecturas versolibre karma: 110

Si pudieras

Si me pudieras amar
con la misma vigilia
con que te ama mi alma
te sentirias despertar
cada madrugada.

Tu,
que nunca duermes!

Si me pudieras amar
con el mismo amor
de mi carne centinela
se aliviaría la inmensidad oscura
de tu poesía disonante.

Tu,
que apenas ayer
quebraste los verbos!

Si me pudieras amar...

¡Pero no puedes!
leer más   
27
19comentarios 205 lecturas versolibre karma: 109

Génesis

Ojos de amor
te alumbran.

Manos de plata
te tallan.

Agua de seno amante
te sustenta.

Brillan luciérnagas
en la casa
por donde miran
tus ojos.

Del lenguaje inacabado
de tu talle,
nacen peces
de terrible hermosura.

Yo fui la piedra.
Mi río trazo tus surcos.

¡Aquí fuiste creado!
leer más   
24
14comentarios 142 lecturas versolibre karma: 113

La niña de las trinitarias

¿En que pensabas
cuando encendías la trinitaria
y soltabas hacia la tarde
tú risa insolente
de aguacero?

Bebedora de padrenuestros,
desde la rendijas
de mi orfandad
te acecho...

¡Esta noche los grillos
escucharán mi gratitud!


*Trinitaria/Buganvilla
leer más   
15
10comentarios 154 lecturas versolibre karma: 93

Yo te escucho

Desde aquí
yo te escucho...

¡Debo ser otra vez!

Y aunque no se rezar,
vengo a tu refugio
de orégano y jazmín
a abrevar naufragios
de metáforas derrotadas.

Tú que inventaste
la alegoría
de las piedras,
dime

¿Puede lavarse
el alma a plenitud
con el agua bendita
de la lluvia?
leer más   
20
24comentarios 113 lecturas versolibre karma: 114

El ángel rebelde

Preguntas ansioso
si he sentido
el peso de las piedras.

¿Quién podría
lanzar la primera?
¡Yo no!

Soy la sombra
amarrada para siempre
al otro lado de tu espejo.

El ángel rebelde
que recoge tu alma
cada noche
y la trae de regreso
a nosotros.

¡Cualquiera
extravía un paraíso...!
leer más   
18
7comentarios 111 lecturas versolibre karma: 115
« anterior12