Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 13, tiempo total: 0.003 segundos rss2

Cada vez

Cada vez que recorro tu cuerpo
me recuerdas que te pertenezco.
Tú eres mi puerto, y yo soy un barco
flanqueado por fuegos y cantos.

Cada vez que me amarro a tus piernas
me meces en tus aguas morenas,
y libero a los vientos que tienes
cautivos en la piel de tu vientre.

Cada noche me amarro a tu lecho,
reposo mi cansancio en tu pecho,
mi ausencia se aviene con tu cuerpo

y mis dedos encienden las llamas,
pulsando bocinas que me llaman.
Y luego… sellas tu nombre en mi alma.

@mello
leer más   
11
4comentarios 163 lecturas versoclasico karma: 69

Góndola amada

Lóbregas aguas estancan
mi góndola amada.
Donde yace el amor desusado,
novelescos sueños cobijados.
Rasgueo el odio con mi manos,
ya no te hallo, ¿Qué hago?
El tiempo es barro envarado,
inmisericorde,
inabarcable en llanto.
Mi góndola amada,
donde vimos cornisas doradas.
El viento silabeaba tu amor,
sin argucias, sólo pasión.
Mi corazón descorchado
a ti
bramaba sin fin.
Ahora en cordaje rasposo amarrado,
desacostumbrado al desamparo
te sigue hablando.

Marisa Béjar.
leer más   
12
6comentarios 153 lecturas versolibre karma: 96

Aguas

¿Has visto una piedra caer en el agua?
Así se propagó tu ausencia dentro de mí.
Un mazazo inclemente
que llevó sus ondas
a todos los rincones de mis aguas.
leer más   
14
11comentarios 128 lecturas versolibre karma: 105

Aguas turbias

Parto de la idea que escribir
es como un río que se lleva
todo lo malo.



Las aguas turbias
se congregan, ansiosas
queriendo desembocar
en cabezas mansas.

La torpeza llega
a lo más alto
de la corteza cerebral,
hurgando como un gusano
terrestre;
devorando todas
las dudas existenciales.

Caen las letras
rendidas a los pies
del verso,
suaves y vigorosas
dispuestas a confundir el tiempo.

Entre comas y puntos
los lamentos se van
perdiendo
o tal vez no,
solo están adormecidos
en los silencios inquietos
que existen en los poemas.
15
6comentarios 276 lecturas versolibre karma: 93

Praia de Miño

Praia do garimoso aniño
onde as augas non sempre morden
son as termas que rozan os vinte (grados)
pros frioleiros do agreste norte

O urbanismo segoulle o encanto
dos pobos mariñeiros de antaño
coas suas casiñas de rugosa pedra
cos seus tellados de vermellos labrados
cos seus prados de variados verdes
cas suas encharcadas cortiñas
cas suas fragas de frondos piñeiros. (pinos)

Co seu arco da vella acaendo na terra (arcoiris)
diadema na nena o día de festa

As praias amosan sorrisos
nos areais contorneados
As rochas asemellan moas (muelas)
refuxio de cangrexos e polbos. (pulpos)
Agradecidos asentos de seixo*
onde o cu buscará o seu xeito. ( acomodar)


(A ese Miño de doces e salgadas augas
recuncho de pausas e enredos) (juegos)
leer más   
9
8comentarios 325 lecturas galegoportu karma: 86

Haikus (113)

Vendrá la noche
A tu tierno regazo
Fin codiciado

En aguas mansas
Tímida resonancia
el mar perece


Rotos cristales
Silencio añorado
Ola quebrada
9
2comentarios 92 lecturas versoclasico karma: 78

Y yo aquí

Aquí me tienes
como un viejo barco encallado
en tu playa mojada
de florecidas espumas
de huellas antiguas
que se repiten algunas
y otras desaparecidas.

En mí
subsistes cual vena inmutable
que recorre mi quilla
que iza banderas
de furia y melancolía.

Aquí me tienes
habitado por tu musgo invariable
por tus irascibles peces nocturnos
por el rumor de tus olas
por tus aves resbalosas
que picotean mi madera indolente
unas tras otras.

En ti
se desangraron los vientos del sur
aletargando a mis ansias
en tus aguas tan frías
tan confusas / tan sin luz.

Y aquí me tienes
como un viejo barco encallado
con el rostro herrumbrado
y ojos desnudos
mirando…

nubes blancas persiguiéndose en el cielo azul
camalotes verdes borrándose en la bruma gris
risas de mujeres fregando en la costa
gritos de niños juntando piedras … cosas.

Y yo aquí …
leer más   
4
1comentarios 71 lecturas versolibre karma: 50

Al poeta. M.Pacheco

De mi poemario. De color plateado.

<< Padre Guadiana que estás en el suelo,
santificadas sean tus aguas,
ven a nosotros con tu naturaleza
de paz y libertad.>>

Manuel Pacheco.

Ay de aquellas cenizas del gran poeta olvidado.
Arrojadas al río plateado que él deseaba y quería.
Adoraba la gran mancha húmeda que te baña,
Badajoz.

Hombre de mil ideas perdidas.
Trabajador en tantas y tantas materias,
Pero de pie siempre.
Con tu pluma y lápiz.
Jamás anduvistes de rodillas.
Siempre erguido, altanero.
Fuiste poeta
Desde que naciste, Manolo Pacheco.

Tú, para mi, no te has ido.
leer más   
3
1comentarios 179 lecturas versolibre karma: 35