Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 10274, tiempo total: 0.009 segundos rss2

Riqueza

Nadie ha habido más rico en este mundo
que yo ahora, contigo, rescatado
de mi mundo infeliz, ya desvelado
como un vil vaso de agua en que me hundo.

Si no es por tu áureo amor en que refundo
mi existencia de acero desgastado,
al vicio del dolor, acomodado,
aún recaigo en su abrazo tremebundo.

Contigo es todo nuevo y diferente;
nunca supe que púrpura y armiño
me envolvieran real y dulcemente.

Y es real tu mirada enamorada,
y es todo cuanto quiero tu cariño...
Soy rico porque no me falta nada.
leer más   
4
sin comentarios 314 lecturas versoclasico karma: 14

Amherst. Massachusetts. 19 de diciembre de 1848 / un distante silencio

Que tarde nos acoge el cierzo
cuando peldaño a peldaño caen las horas
y hay tras la ventana una migaja de voz
que desnuda su vuelo en transparencias.

Nos ciñe la noche
con su gesto todo de ver lo indiferente
de estar cerca del álamo esperando.

Cuando llegue el azul quiero estar viva
ser una pálida intimidad entre su mano y mi boca
un distante silencio.

Déjenme sola aquí con su mirada
Donde hay un cierto sesgo de la luz
que nada importa.
leer más   
4
1comentarios 481 lecturas versolibre karma: 16

Aún recuerdo

Aún recuerdo la última vez que soñé despierto:

Con los ojos bien abiertos,
una mirada encendida;
viajes sin vuelta, sólo ida,
temor a un futuro incierto.

Aún recuerdo la última vez que soñé dormido:

Con imágenes difusas,
paisajes descoloridos,
con caricias de mi musa
donde habita el olvido.

-¿Qué han hecho con mis sueños?
-Preguntó aquel soñador-
-Los han roto con tu empeño
de hacer un mundo mejor.
leer más   
7
4comentarios 297 lecturas versoclasico karma: 13

No vengas

No vengas
si aún tienes atados tus viejos amores
y le reprocha al presentes el pasado
no vengas
a tomarme de la mano
no me regales besos vencidos
caducados el día que el se marcho

no vengas
con el tiempo en tu espalda
a desempacar tu medio corazón
a escribirme la poesía que dedicaste
y a tocarme como carretera conocida

yo quiero que vengas
jugando al escondite a ciegas
que empaques la media mitad
que supones dejaste en el pasado
y que me beses buscando el futuro en mis labios

quiero que vengas
con nuevos sueños en tu mochila
páginas en blanco deseando tus manos
que aventures mis caminos olvidados.

-R. Vela.
leer más   
7
1comentarios 258 lecturas versolibre karma: 13

Rojo, rosa

Aún recuerdo el pasto verde
donde nos abrazábamos
y florecían los sentimientos
como rojo, rosa

aún recuerdo tu sonrisa
y la mirada perdía en los árboles

pero como rosa roja
el pálido color llego con la temporada
arrasó el verde donde dormitabamos
se llevó el corazón acelerado

junto con la primavera esperada.
leer más   
6
1comentarios 193 lecturas versolibre karma: 6

Inocencia

Extraño tu inocencia
con la que desconocidas el mundo
y me quitabas la ropa
temblorosa

perspicaz
sonriente pero valiente
segura de darme tu luz
y entregarme tus oscuridades,

extraño tu inocencia
la que fue robada
por las garras inequívocas del destino
tomada

ultrajada;
y ahora que te vuelvo a tener
eres galaxia inexplorada
a punto de explotar.

-R.Vela.
leer más   
7
sin comentarios 246 lecturas versolibre karma: 6

Hotel Mariposa

A cuatro dedos sobre mi ombligo,
se encuentra el Hotel Mariposa. Aquella noche
me revoloteaste indecentemente
y ahora...
ya no se hospeda nadie.
Sé que pensaste que lo derruí
pero lo mantengo en pie
por si algún día vienes.

Marisa Sánchez.
7
4comentarios 355 lecturas versolibre karma: 26

Pasaje Casual #1

Ella y yo hablábamos de estrellas
constelaciones y galaxias;
pero yo tenía la mejor vista del universo en sus ojos.

-R.Vela.
leer más   
8
2comentarios 214 lecturas versolibre karma: 5

Atlante sin fuerzas

Sostenía tu amor
como un atlante,
no importaba felicidad
cuando tu cariño
estaba sobre la mesa
o sobre la cama
o sobre aquella habitación de motel
tan suave
tan exquisito
como tomado del fondo
de un anaquel
cuando no queda nada
cuando lo único eras tu,
pero ahora soy yo quien queda sin amor.

-R. Vela.
leer más   
4
sin comentarios 166 lecturas versolibre karma: 10

Te deslizas en el aire

Te deslizas en aire
de las tardes transparentes,
en el agua de las rocas,
en el eco de las fuentes.
Tu imagen llevo grabada,
tu voz tan tierna y silvestre.
Tus ojos de río surcan
las riberas de mis sienes.
leer más   
14
2comentarios 440 lecturas versoclasico karma: 21

Hay noches que...

Aquella noche...
respiramos en el suelo, ensordecidos por tambores
que sólo nosotros oíamos,
no resolvimos el mundo
pero arreglamos el nuestro.

Marisa Sánchez
6
sin comentarios 177 lecturas versolibre karma: 11

Manía

Esa manía loca de escribir el amor, cuando es más fácil gastar la tinta de nuestros cuerpos.

Marisa Sánchez.
11
3comentarios 283 lecturas prosapoetica karma: 14

Pasaje Casual #3

Fueron
pasando
los
segundos
y los amores,
los besos, los corazones
y aun no se
si era espacio o tiempo.

-R. Vela.
leer más   
7
sin comentarios 209 lecturas versolibre karma: 7

Pienso en ti

Pienso en ti desde la lejanía
vivo para por ti vivir
pienso y sufro con melancolía
que esto no es vivir, es morir.

¡Cuánto tiempo sin tu caricia!
Sin de tu mano poder ir,
Tenerte en mis brazos, con avaricia,
Y solo me queda sufrir…

Pasan los minutos, las horas, el día,
Pasan y esto es morir,
Pasan sin que seas como lo eras, mía,
Sin poder ese amor subir.
leer más   
8
1comentarios 244 lecturas versoclasico karma: 10

Quiero

Estoy cansada de despertar
y que no estés a mi lado.
Quiero despertar,
abrir las ventanas de tus ojos,
contemplar y sentir
el infinito de su Mar.

Quiero respirarte
y saciar la sed de tu boca
cada amanecer.

Y cuando llegue la noche
quiero que sea tu piel
la que me arrope
y me quite el frío
que tu ausencia dejó
impregnado por todo mi cuerpo.

Quiero despertar contigo.
Sólo eso.
Todo eso.
Amor.
leer más   
8
sin comentarios 449 lecturas versolibre karma: 4

Deliciosa catástrofe

Él parpadeaba en Hong Kong
y provocaba una tempestad en N.York.
Yo pidiéndote ser
daños colaterales
de tu deliciosa catástrofe.

Marisa Sánchez
4
sin comentarios 197 lecturas versolibre karma: 27

Tres vidas

Pienso tantas cosas contigo,
que necesitaría tres vidas:
una para pensarte
otra para escribirlo todo,
vivirte ya usamos una tuya.
Y mi tercera,
la gastaré en olvidarte.

Marisa Sánchez
6
4comentarios 262 lecturas versolibre karma: 36

Rey

Rey del óbito
camuflado entre nuestras sombras
acosador de vida
déjame encontrarte

para que me despojes de este aliento mal herido
de las ganas tiradas en el piso
y los charcos de lágrimas;
déjame mirarte fijamente

reencontrarme en el limbo de tus pupilas
hacer de este corazón herido
tu sirviente
para ver si siente algo diferente.

-R. Vela.
leer más   
8
1comentarios 280 lecturas versolibre karma: 9

Miedo a no tener ganas de escribir

Ganas de escribir, de escribirte.

De cantarte todo lo que siento, de enamorarte.

Ganas de estabilidad, pero solo si es contigo.

También de besarte hasta que los labios dejen de existir, como un hielo que se funde, como una rama que se quema.

Apareciste de la nada, convirtiéndote en todo.

Me trajiste la magia que necesitaba para realizar mi truco, ese en el que vuelvo a ser yo, con menos inocencia y más cicatrices.

Desgraciadamente, también está presente el miedo, ese en el que te vas tal y como has venido, ese en el que no me amas, en el que no encuentras en mí la musa para tus canciones.

Miedo a quererte, por perderte.

A no ser capaz, a desaprovechar.

Miedo a que encuentres mi monstruo interior mirándote fijamente mientras acaricias mi alma con los dedos.

Miedo a tener que volver a buscar, a la soledad.

A fallarte y a fallarme a mí.

A que otra vea lo que yo me encontré por casualidad.

Miedo a que mi inspiración no tenga por quien salir.

Pero, sobre todo, miedo a no tener ganas de escribir.
9
sin comentarios 267 lecturas versolibre karma: 10

Mi batalla

Eran las 5 de la mañana y, sin seguir
el ritmo de la canción, todo estalló.

Estalló y se estrelló como lo hacen
aquellas relaciones con extremos.

Extremos de verse demasiado pidiendo
no verse, de no verse pidiendo atención.

Atención que se va perdiendo poco a poco como
el amor construido sobre cimientos de cera.

Cera que se derrite cada vez que se
enciende la llama de una discusión.

Discusión que crea dudas, lágrimas,
insultos y noches de dolor.

Dolor que nos consume por dentro
insensibilizando el corazón.

Corazón que no aguanta más golpes,
que se ha cansado de perder la batalla.

Batalla de la que no sé salir.
7
2comentarios 231 lecturas versolibre karma: 8
« anterior1234550