Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 66, tiempo total: 0.004 segundos rss2

El baile

Nunca se me dio bien bailar,
pero encima de tu cuerpo
me sale innato.

Apaga el móvil y las luces
que la función está a punto de empezar,
deja atrás las distracciones
y déjate llevar.

Guía mis pasos a ritmo de vals,
seamos caderas infinitas
que quieren seguir bailando.

Quieren que continúe el espectáculo.

No necesitas una entrada material,
esto es por amor al arte,
el arte de nuestros labios
que desean encontrarse.

Nunca se me dio bien bailar,
pero encima de tu cuerpo
me sale innato.

Adiós nervios,
vamos a desbloquearnos,
consigamos nuestros objetivos
mientras bailamos este tango.

Paciencia y práctica,
las claves de cualquier acto,
sin prisas ni vagancias,
intento tras intento.

Arrópame con tu piel.

Y no me sueltes.

Ya sabes que bailar no es lo mío,
pero que contigo,
me sale bien.
7
2comentarios 270 lecturas versolibre karma: 26

Juega

Soy como los niños pequeños
que no saben dibujar
pero disfrutan haciéndolo.

Lo mismo me pasa con cantar,
desearía tener una voz bonita
que quebrase el alma
de cualquiera que la escuche.

Tampoco sé bailar
pero disfruto del proceso,
aunque por la pista
pise algún pie
o empuje algún cuerpo.

No todo en la vida
es hacer lo que se te da bien,
a veces solo necesitas
realizar lo que te gusta,
sin importar la técnica
o la armonía.

Disfrutar como un niño
cuando se sale de la línea,
porque ve un mundo mas allá
de los limites y las cadenas,
siendo el resultado
lo que menos le interesa.

Juega a ser la mente
de ese pequeño,
que vivió en ti sin saber
lo que era un desacierto.
7
4comentarios 207 lecturas versolibre karma: 68

Bailando entre ascensores

Le bailaba el deseo hacia ti. Se estremecía con cada revoloteo, con cada desplegar de plumas, con cada alarde.

Agitabas las alas y ella se humedecía los labios en miel. Se contorneaba pero daba un paso atrás y vacilaba airosa si entregarse al juego o evitarse el vaivén.

Un rompeolas formaba su pecho pero su mirada abría un estrecho canal al caudal de avidez.

Se dejaba mimar con los ojos, acariciar con tus palabras y abrazar con cada sonrisa.

Sucumbió al aleteo y se confió a ti.

Se dejó abrir y se expandió henchida como un capullo despliega los pétalos hasta exhibir una hermosa flor.

Jugabais en aquel tiempo a un ascensor que subía al cielo. Mientras os encaramabais al despertar de cada piso, encendiendo el calor, avivando un apetito cada vez más voraz. Entonces tentabais el paraíso, descubriendo secretos, compartiendo pecados, saciando una sed recíproca.

Pero a cada ascenso, a cada planta, a cada parada frente a un escalón, sumabais otra carga, otro secreto, otro pecado, otro peso como gravamen a un amor intenso y cooperado.

Y a cada mercancía de más, más cerca del cielo y aún más del suelo, sin saberlo, sin prevenirlo. Ilusos, confiados, ajenos a la sobrecarga, los motores se calentaban y a cada planta el freno de bajada de aquel contenedor de acero se desgastaba.

Y por fin despertasteis a la verdad del sueño prohibido. Cuando llegaseis a la cima, aquella caja tan saciada no se mantendría en alto.

De nada servía vaciar ya las cargas, disminuir el peso. El tiempo se agotaba y el desplome se auguraba a cada chasquido.
El amor se colmó y el ascensor se detuvo.

Las cadenas se soltaron y comenzó a escucharse como cada eslabón se deslizaba precipitado por una polea corroída y marchita. Duró solo unos segundos el titubeo hasta que el peso cedió y todo se desplomó.

Una caída libre os lanzó hacia el vacío perdiendo apetitos a cada piso, pecados a cada escalón. La flor se encogía y se derramaba el néctar a cada caer de un pétalo.

A uno le daría tiempo a agarrarse y subirse a otro ascensor. Ella caería precipitadamente hacia el abismo.
9
2comentarios 131 lecturas prosapoetica karma: 60

Baila conmigo

Dame tu mano
y baila conmigo.

Deja nuestras almas se acoplen
y que los pies se deslicen despacio.

Dame tu mano
dame también tu corazón.

Baila conmigo
y deja que todo mundo se esfume.

Vuela tomada a mis hombros
mientras te elevo tomado a tu cintura.

Bebe de mi pecho
déjame estar ebrio de tí.

Ven, baila conmigo
y que la suave música nos envuelva.

Ven, baila conmigo
Ven, enamórate de mí.
leer más   
5
sin comentarios 284 lecturas versolibre karma: 59

Un baile así

Alcanza que respires
Para hacer latir mi pecho
Un caminar juntos por la playa de los sueños
Un palpitar de labios que se beben a distancia.

Manos que ansian recorrer los cuerpos más allá de una frontera.
Un baile así, juntos entre brisa matutina con un riego de caricias.

Las sendas reverdecen aun en invierno
tu tibio caminar reaviva mis sentimientos
Y la blanca pureza de este amor en mi pecho
Anhela envolverte y vivirte eterno.
9
2comentarios 99 lecturas versolibre karma: 80

Chöka (fin de la canción)

El sol sacude
su melena de fuego
ante mortales
en un planeta azul,
baila la vida
la sinfonía cósmica;
paciente espera
la oscura muerte trágica
el fin de esa canción.


@SolitarioAmnte / x-17
leer más   
15
10comentarios 252 lecturas versoclasico karma: 74

Danzando sobre las aguas

En un duermevela provocado por los tranquilizantes y analgésicos que le habían suministrado, su pensamiento iba y venía envuelto en una nebulosa extraña.
Entre imágenes inconexas, se recordaba jugando a los trabalenguas con una niña de hermosos ojos azules, que en una especie de danza flotante, daba saltos sobre un suelo escondido unos centímetros por debajo del agua.
De repente, la niña se paró frente a ella y mirándole con ternura le dijo: "Sólo bailo por ti."
Una lágrima resbaló por su mejilla, mientras intentaba grabar en su memoria la imagen de esa niña interior, que soñó tocar el cielo con su danza, y que hoy, tendida en una cama de hospital, luchaba por volver a caminar.




Publicado en la Asociación solidaria cinco palabras:
cincopalabras.com/2017/11/19/escribe-tu-relato-de-noviembre-iv-margari
13
4comentarios 154 lecturas relato karma: 105

~~Igualdad de baile ~~

<Ella es destino
y ella es origen ...
-Déjala que baile ->
Alejandro Sanz & Melendi


Ella es la niña con la sonrisa más bonita

Ella con un pestañeo
ilumina el cielo
Y hace caer una lluvia de Estrellas ,
dónde solo hay desierto

Ella es fugaz
y el suspiro del deseo

Ella es todos los inviernos niveos
la escarcha
la lluvia
Y el viento

Soplando una hoguera
Dónde aún
no hay leña para ella ...

Ella es un otoño dorado
en una constante lluvia de ocres

Ella es la fragancia de una flor
en el suave aleteo
de una mariposa con tacones

a la que poco a poco
le arrebatan
sus colores ...

Ella es luz

Y es luna
llena y plena

Pero tiembla ...

Tiembla sobre el vaivén
de unas aguas
que intentan difuminar
su reflejo

Ella viste magia en la piel
Y en su alma lucha

Ella es fuego

Y es volcán

dentrro de un océano
que extingue su llama

Ella es todos los lugares
donde nunca pudo ir

Todos los que tuvo
y nunca fue

Todos en los que estuvo
Pero no pude ser ...

Ella es la constante pendiente
en una montaña ascendente

Ella es falda
es ladera

Y fuerte como una piedra


<es principio
y también fin ...>


Déjala que baile...

Desnuda y salvaje

<Hoy que la tierra no es plana
y la ciencia no es de herejes >


-Igualdad de baile -

@rebktd
leer más   
17
18comentarios 299 lecturas versolibre karma: 122

Bailemos al son

Acariciar el aire
al ritmo y voy
oyendo sueños
con otra voz.

Paso lento , giro
y mano a dos.
escucha el sonido
en tu interior.

Baila el motivo,
desborda ilusión
de ser energía,
danza, diversión.

El baile es la cura
de un gran dolor.
O la mejor muestra
de hermoso amor.

Es sincronía al son
sintiendo conexsión
es delicada estela,
sincera pasión.

En este mundo
bailamos amor.
El baile es simple
rítmica emoción.
leer más   
8
2comentarios 151 lecturas versoclasico karma: 98

Hola, bailamos hasta siempre, y luego te vas

Acércate,
siéntete libre..
escuchemos las olas en el arrecife.

Susúrrame
que eres mía,
una mano en el hombro, la otra en la mejilla.

……


Dame todo amor,
mientras siento el cosquilleo de tu voz,
con ese color
que el alba pinta en la luna.

Ay ay ay ay ayaayaayy

Ven y dime amor,
por qué noto burbujearme el corazón,
y un cierto temblor
al agarrar tu cintura.

Ay ay ay ay ayaayaayy

Que yo sepa entre tu y yo,
ya no queda ni un espacio de dolor,
sólo está el calor
de mis labios en tu nuca..

Bailemos hasta que..
se nos acabe la luz de las estrellas…
desparramando su lumbre todas ellas,
uoohh oohh.. quedando la más bella
cerca de mí.

Hasta que…
se rinda el cielo por fin a tus encantos,
que se enamore de ti, y yo entre tanto,
uoohh ohh bailando aquí a tu lado..
viajando en ti.

……..


Abrázame…
si te despides,
recuerda que en mis labios tu encanto vertiste.

Aléjate…
como viniste,
intenta que no sienta que al fin ya te fuiste.
leer más   
12
12comentarios 147 lecturas versoclasico karma: 101

Baila con mi alma

Sé tú oh mi amor! quien domine
el arte de con mi alma bailar.
Mágica melodía has elegido,,, has logrado cerrar mis ojos
con tu suave compás.
En ti he sabido confiar, me he dejado llevar.
Tus pasos con brillo y glamour, me han seducido
al punto de no hablar.
Solo interpretas de mi pecho el sosegado beat,
has descubierto con mi alma bailar.
Te posas detrás mío y con suavidad extiendes
mis brazos como formas geométricas, los llevas
con movimientos relajados como las olas del mar.
Logras en mí encontrar mi esencia perdida bajo
el color perfecto del manto estelar, logras con mi alma bailar.
Mi cuello, tu brújula, en él te pierdes pero sabes
con mi alma bailar.
Tu respiración cerca a mis oídos, me encuentro,
siento cómo con mi alma sabes bailar...
No te detengas un segundo de los 455 que dura la pista,
porque has logrado con el eco de tu suspirar lo que nadie:
Con mi alma bailar.

Letizia Salceda,,,
leer más   
15
14comentarios 335 lecturas versolibre karma: 92

Soy yo y somos todas

Mírame.
Soy la mujer que avanza, la que deja huellas con la fuerza que guarda.

Soy la que se levanta y grita, la que borra sombras, la que siente un beso como una danza.

Soy la mujer que a veces no ves, la que baila con el silencio cuando la herida duele y la música miente.

Soy la que siempre está. La mano tendida con un sentimiento, la esperanza al vuelo y el amor dispuesto.

Una luz me dijo: abraza la vida.
Y una estrella respondió: tus sueños serán más grandes que tus miedos.

Soy yo y somos todas.
Una mujer, una niña,
con otro rostro,
con distinto nombre,
con el mismo gesto:
la que mira el mundo
para darle vida.
14
8comentarios 167 lecturas versolibre karma: 97

Que no bailen los fantasmas

Que no bailen los fantasmas
con tu mente y si lo hacen
que sea a tu ritmo.

Maricel 18/06/2018

www.youtube.com/watch?v=ZoEwR9_Sy_M
20
20comentarios 255 lecturas versolibre karma: 118

En mi interior solo bailo yo

En mi interior solo bailo yo,
la sombra y la luz
son invitadas ocasionales.
25
20comentarios 187 lecturas versolibre karma: 99

No le temo a la muerte

Yo no le tengo miedo a la muerte.

Hemos tenido una lucha cuerpo a cuerpo.

Y no ha podido conmigo.


Ayer me miro por la ventana

me quería coger de la blusa y llevarme a su casa.

Pero yo le he sonreído burlona.

Y hasta la he invitado a bailar un tango.

¡He visto su cara tantas veces!

Que no me asusta su capa oscura y sus dientes de plata.

Ni su guadaña brillante, afilada.


En la vida me he conducido siempre en blanco.

Y ahora puede venir con bulla o sentada.

Que yo aquí la espero sosegada.


¡Muerte si tienes que venir,

entra a mi casa!

Cumple tu misión y vete tranquila.

Yo no te temo,

conozco todas tus pisadas...

* Autora: Edith Elvira Colqui Rojas - Perú - derechos reservados
leer más   
14
8comentarios 391 lecturas versolibre karma: 89

Baile de máscaras

La chica sin rostro o la chica invisible, esa que leemos muchas veces en la literatura. Ese cliché tan usado en las historias juveniles que tanto les gusta a los adolescentes, porque de momento le colocan un amor de película, una “mala o varias” que le hacen la vida imposible… lo dicho, tan cliché.
Aunque en ese momento de mi vida me hubiera gustado ser una chica invisible, no por el romance y esas tonterías, sino por haber estado tranquila y nadie me hubiera molestado, demasiado. Eso habría sido bastante divertido, no habría perdido mi sonrisa, ni me habría tenido que esconder de la gente.
No de forma literal, no soy un ermitaño en su cueva, sino metafóricamente hablando.
Ocultarme tras una máscara veneciana par que nadie viera realmente como soy. ¿Qué tan malo puede ser vivir en un baile de máscaras?
Bailando entre la gente que te conoce y gente que aún no. Con tu máscara que eternamente porta una sonrisa, te vuelves una sonrisa a la que nadie reconoce. Mientras que la luz de la luna contamina la noche, creando feas sombras de la gente que baila a tu alrededor. Implantando una pesadilla que rompe el sueño en miles de cristales que se clavan en los pies, creando arañazos bajo ellos.
Quiero puertas abiertas por donde bailar con mi dolor, quiero sombras y oscuridad donde refugiarme hasta que acabe la tormenta que ruge en mi interior y quiere liberarse. Quiero caminar por una ciudad de papel, donde perderme entre las mil y una historias que cuentan las letras plasmadas en sus edificios.
Quiero bailar en la plaza en un día de lluvia mientras el agua se lleva los edificios llenos de vidas e historias pasadas. Quiero bailar cuando tras la tormenta llega la calma. Quiero perderme en ese baile de máscaras.
leer más   
8
sin comentarios 140 lecturas relato karma: 104

Desenlace

Aparece el mago suspiro.
Toque.
De chistera.
Redoble en abracadabra.
A golpe de varita,
busco una salida.
Equivoco el sentido,
la única,
es hacia dentro.
Tres cuartos de arena
y soy incapaz de decir nada.
Aunque no dejo
de hablar por los ojos,
que pueden más que mi boca, sellada
por el último verso que me diste,
antes de que todo saltara
por los aires.
Palpita el pobre acongojado.
Transfusión a medio ritmo
entre el hecho y nuestro lecho.
Tablas para terminar la partida.
Borrón y hoja nueva.
Pronto llegará el otoño.
No hay narrador
que aguante esta historia.
Si dos perdidos
incrédulos creyentes en la fe
y esta
no siempre mueve montañas.
Ilusionistas del verbo,
mientras nos quitamos la ropa.
Los muebles del salón
danzan con sabor a despedida.
Los miro de reojo,
en súbito desafío vuelven a guardar silencio
y polvo.
No quedan velas para este encierro.
Siempre fuimos más de a oscuras.
Allí, todo se ve de color.
Cuando todo es demasiado
y es lo mínimo a ofrecer.
Por eso he decidido no
ser menos
y bailar con mi sombra
que no me pisa nunca,
aunque siempre vaya descalza.
14
12comentarios 193 lecturas versolibre karma: 115

Había una vez… “ 7” Cuentitos de error, Ironía, humor y doble sentido sin pudor…

Había una vez… “ 7” Cuentitos de error, Ironía, humor y doble sentido sin pudor…

Viven de abrazos de sal, de saltar los mares para agarrase, y a veces el salto no alcanza, caen en pedazos, y el abrazo le roza eróticos los dedos, y los dedos juegan a juntarse, y a la sal le agregan un poco de pimienta, y pica y arde…

Él siempre cae, y no siempre bien parado, a veces cae él y cae su todo, pero nunca su buen humor con el que se ríe del mundo, mientras lo mira dolorido desde el suelo… pero ella siempre lo levanta, cuando él desde el suelo mira bajo la falda…

Cada noche se aman con todo y no dejan nada, por si al otro día no se encuentran, pero siempre a la madrugada los ojos se sonríen, las bocas se miran y no necesitan decirse más nada…


Hay días que no la soporta, que se escapa de la vista de su llanto, porque le inunda las calles, y aunque le gusta bailar en los charcos, se le arrugan los dedos y las chanclas le quedan flotando, entonces vuelve y la abraza para que deje de llorar, a la llorona…

Y se echan de menos, y a veces de más, se echan encima el uno del otro, caen al piso y llenan de polvo… y vuelven a echarse, para volver a empezar…

Nunca fue perfecto, pero la arrastra a la locura y ella se monta en la espalda y cuando se cansan cambian, y cabalgan y cabalgan, sin importar a donde ir, porque no quieren llegar …

A ella le encanta cuando el tocando le desafina las cuerdas vocales, y canta un tango desafiando los oídos de todo el vecindario, que los miran como bailando se van tocando las orquesta, hasta que afinan la lengua en la garganta, mezclando graves y agudos, en el final…


y al final del último cuento ya se acabaron para bien y para mal…


soundcloud.com/lola-bracco/habia-una-vez-8 (Lola)
15
7comentarios 184 lecturas relato karma: 115

Voy buscando tu mano

Voy buscando tu mano
para que me toque
y cerrando los ojos
respirar de a poco
tu aliento, hasta besar tu boca…

Voy buscando tu magia
como a nosotros nos gusta
ese juego morboso de mirar
a los ojos y hacernos deseos
tocándonos todos…

Voy a ciegas
mientras mis dedos
perfecto te miran
y te recorro, y me recorres
toda, separando un suspiro
escapado entre los labios
húmedos, mojados
con ganas de ti
en mi, y te veo…

Y tus manos
tus dedos no paran
y los míos se adueñan
de tus ganas, de tu entrega
sin prohibirle en mis caminos nada…

Eres mío, somos, sin abrir los ojos
muriendo de ganas, que se escapan
contenidas en las pausas, para alargar en deseo
la agonía de sentir…

Y no hay pausa que contenga
querer vernos cuando estallan las ganas
cuando estoy, cuando estas dentro de mi
y yo muriendo de sentirte, por vivir…

Es que no hay mirada más intensa que la tuya
entrando en la mía y en todo mi cuerpo
erizando la piel, escalofrío sudando
mientras bailo acompañando tus caderas
susurrando nuestra canción…

Voy buscando tu mano
para que me toque, y cerrando los ojos
respirar de a poco tu aliento, hasta besar tu boca…

Nos bailamos aferrado a mi cadera
tú desenfrenado, yo de puntillas
al equilibrio jugándole, engañándole al ritmo
desafiando el límite del goce y de caernos
yo, provocando tu abismo, simulando
que te llevo y te detengo
en el suspenso de bailar
hasta quedarnos sin aliento…

Hasta que el baile de tus ojos se acelere
y domine el último paso donde somos
música y orgasmo, a ojos abiertos
a mundo cerrado, a la locura
de que vivas y mueras tan adentro
de una piel con alma
de instintos que se desnudan
y escapan
de la fantasía de jugar
a mirada abierta y cerrada…

soundcloud.com/lola-bracco/voy-buscando-tu-mano-1 (Lola)
21
6comentarios 175 lecturas versolibre karma: 140
« anterior1234