Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 37, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Mi batalla

Eran las 5 de la mañana y, sin seguir
el ritmo de la canción, todo estalló.

Estalló y se estrelló como lo hacen
aquellas relaciones con extremos.

Extremos de verse demasiado pidiendo
no verse, de no verse pidiendo atención.

Atención que se va perdiendo poco a poco como
el amor construido sobre cimientos de cera.

Cera que se derrite cada vez que se
enciende la llama de una discusión.

Discusión que crea dudas, lágrimas,
insultos y noches de dolor.

Dolor que nos consume por dentro
insensibilizando el corazón.

Corazón que no aguanta más golpes,
que se ha cansado de perder la batalla.

Batalla de la que no sé salir.
7
2comentarios 235 lecturas versolibre karma: 8

El último suspiro

Hoy no me hables de mañana
hoy sólo quiero rezar que no se vaya mi madre
que mi madre no se vaya al señor le voy a suplicar.

Su último suspiro lo pronunció esta madrugada
madre, madre, madre todavía no te vayas
seré tu caballero madre, en tu última batalla
y tu serás mi dama.

No hijo, no, que yo ya estoy cansada
lucha, hijo mío por otra causa
y a mi, mi caballero, déjame partir al alba.
leer más   
6
4comentarios 211 lecturas versolibre karma: 47

No tengo ojeras

No tengo ojeras,
tengo noches a las espaldas
y demasiadas cervezas tomadas.

No tengo ojeras,
tengo experiencias indeseables
y secretos que me invaden.

No tengo ojeras,
tengo mil batallas perdidas
y relaciones hundidas.

No tengo ojeras,
tengo cicatrices en mi interior
y una inexplicable fobia a ser yo.

No tengo ojeras,
tengo complejos creados por gilipollas
y gritos que todavía me descolocan.

No tengo ojeras,
tengo muchas horas de soledad
y calles que no podría volver a pisar.

Bueno, quizá sí tenga ojeras.

Nací de un trasnoche
y sobreviví cuando aún
no había aprendido a gatear,
cuando aún
no tenía armas para luchar.
15
7comentarios 189 lecturas versolibre karma: 49

Batalla

Mente agotada
Diez mil derrotas
El cobarde muere
Mientras el fuerte lo soporta.

No pienso nada
Mientras me cortan
Para el que viene
Solo hay sonrisas rotas.

No hay más amadas
Se fueron todas
En mi mente
Quedaron pocas absortas.

La llamarada
No se controla
Que me incinere
Porque trato de ir en contra.
leer más   
15
sin comentarios 120 lecturas versoclasico karma: 56

Soy un Quijote

Por caballo, las palabras,
los versos, como Sancho me acompañan,
mi pluma, como lanza en la batalla,
para amar, Dulcineas no me faltan,
por sentir, de Quijote tengo el alma.
leer más   
11
4comentarios 120 lecturas versolibre karma: 65

El imperio de la noche

El guerrero de fuego se rinde ante las legiones de estrellas comandadas por la Luna. Cede el imperio de alumbrar la bóveda celeste que envuelve al mundo azul. Se recuesta en su almohada de derrota y se cubre con un manto negro con pringas de luciérnagas prendidas.

Y la luna es reina y emperatriz. Directora de la sinfónica universal. Los asteroides tocan sus chellos, las cuerdas de unas arpas son acariciadas por las gemelas de Géminis. Los músicos astrales de Andrómeda soplan sus flautas, flautines, clarinetes y trompetas, trombos y trombones; con suave viento solar. Toda la legión de cuerpos celestes y luminosos siguen el ritmo y el compás; y hacen melodía celestial que arrulla a todos los seres vivientes del planeta azul.

Pasadas las horas de su descanso, el guerrero de fuego despereza sus cabellos incandescentes, suspira y exhala fulgores abrasadores, y con el portento de miles de infiernos ardientes recupera su reinado. Nuevamente es astro rey. Emperador en todo su esplendor. Ilumina con sus gentiles rayos a cada ser que sobre la faz de la Tierra respira.

Y la vida sigue, el moviento universal su armonioso compás persigue. De batallas sin fin es, su danza milenaria .


@SolitarioAmnte
iv-2017
leer más   
9
4comentarios 69 lecturas prosapoetica karma: 78

Hay batallas que no conocen la victoria

Puede ser que la cordura
sea la locura del cuerdo,
la cuerda que arropa su cuello.
Desatar la soga
y anudar el nudo del ayuno
a la boca de un estómago
que confunde hambre con amor.

Ciego tu corazón: al menos
ponle la venda a mi razón.

Porque empezar una guerra
sin entender
que no hay batalla en la que el corazón salga ileso,
es como pretender lanzar un farol
en la partida contra un pecho muerto.
Porque quien te cubre la espalda
conoce, mejor que nadie,
cuál es tu punto ciego.
10
sin comentarios 115 lecturas versolibre karma: 70

No Olvides Que Te Amo

Y entonces
abrazaré tu cuerpo
hablaré a tu alma,
sin usar palabra.

Diciendo con firmeza
¡tú puedes! ¡tú puedes!
llénate de fe de entereza.

Y oraremos juntos
y tomaremos la mano,
de Él que te hizo guerrero.

Te acompañaré a caminar
a lo largo del sendero.

Ganaras pequeñas batallas,
con fuerza le darás pelea.

Que de victoria en victoria
un día le ganarás la guerra.


MMM
Malu Mora
leer más   
12
2comentarios 433 lecturas versolibre karma: 87

Solsticio azabache

Temo al solsticio teñido de azabache.
Vi solidificar palaciegos hechizos y desmaterializarse en lóbregos jeroglíficos.
Soy un Ser gregario en batallas que sólo en sueños cacaraqueo la gloria: aquella que la luz hace ignominia.
Anhelo al observador horneado en desconexión que asiste impertérrito a la vida con porte, argucia y pleitesía. ¡Ay! Esa sería mi alegría: ¡zigzaguear el dolor de mis días!
Soy un guerrero con batallas de argamasa y alud en mi alma.
Quiero embalar el desacierto, porque no logro emparedar mi lucha, esa que subvocaliza la niña y su dicha; embebida de rebeldía susurra el sofisma que ansía mi vida.
Combato el temor, pues tiene razón: ¡Sólo fueron meros espantajos!
Y de nuevo transito entre rostros hoscos y abisales; cabalísticos seres espectrales.
Hay un espacio fronterizo que sólo gobierna el destino. Es un sendero asilvestrado con ecos altisonantes; de aciertos y agravios plagado, atendiendo a la voluntad de actos.
Ahora oigo el llanto de Níobe…¡Sepultura de tantas criaturas!
El solsticio se tiñe de azabache, ¡clónico empache!
Seguiré atendiendo a la niña y su dicha:
cambalache en tutelaje errante,
cataléptico engranaje que sabotea mensajes.

Marisa Béjar.
leer más   
16
8comentarios 190 lecturas versolibre karma: 81

Maquillando la realidad

Escondes tu talento con imágenes lascivas
¿A quién buscas atraer con esas burdas tretas?
La cosa no mejora por mostrar un par de tetas,
tus carencias condecoran a las mentes que así activas.

Poemario tendencioso con remiendos ilustrados,
que se vierten en un foso decadente y muy viciado.
Orgulloso tú te sientes de tus armas seductivas,
pero flota en el ambiente una farsa predictiva.

Y es que casi sin leerte me entran nauseas vomitivas.
En tus frases incoherentes y a menudo represivas
se denotan los complejos que te amargan en tu vida,
Eres libre, por supuesto, de creer en lo que escribas

pero entiende que en el fondo esas fotos atractivas
complementan tus lagunas de agua turbia y opresiva.
leer más   
14
16comentarios 203 lecturas versoclasico karma: 107

Adversaria

Preparándome este duelo
descubrí tus voluntades,
que la esencia está en el aire…
que en el aire está tu baile.

Que por no mirar al suelo
levantaste tus verdades,
combatiendo a editoriales
que distaban de tu sueño,
que buscaban camelarte,
que te usaron de señuelo.

Con las leyes de tu parte
y el poema como credo,
derrotaste a tus rivales,
resolviste aquel entuerto.

Y al leerte, ahora entiendo
que escribir es todo un arte,
conocerte es un acierto.

Y no dejo de mirarte…
Hasta en Amazon te encuentro.

¿Me perdonas por fisgarte?.
Ya no hay duelo, lo confieso,
no concibo que “ganarte”
me reporte nada bueno,
al contrario, observarte
mientras tejes tus deseos
en rebeca, e imitarte,
es lo que me pone tierno.
leer más   
14
28comentarios 222 lecturas versoclasico karma: 115

El intruso

Haces bien en despedirte,
aunque casi ni has entrado,
si pretendes redimirte
vete a buscar a otro lado.

“Por si acaso” ya no sirve,
o lo cumples, o lo gano,
este duelo es imposible
sin un héroe y un villano.

Soy Quevedo, tú lo dices,
pero Góngora a tu lado
abriría cicatrices
con la lid que tú le has dado.

Dame algo que mascar,
que lo pueda vomitar,
que sea digno de adversario
que no manche mi temario.

Ya que te has entrometido
en mi humilde santuario,
no me seas aburrido,
actor Bob el secundario.

El pañuelo no recoges,
dices que no te invitaron,
y aún así cual vil escoges
las palabras de un dictado,
y te jactas de contarlo
a quien no se haya enterado.

Galilea, me conoces,
caballero soy, a ratos,
pero entiendo que sin roces
no se vence al infiltrado.
leer más   
18
24comentarios 179 lecturas versoclasico karma: 118

El incorrecto Rafapuello

... y en la casa del herrero
las cucharas son de palo,
que citando a Bonaparte
sus versos ha descuadrado.

Y que vaya por delante
que un gran pálpito me ha dado,
pues, si no te han ayudado,
y aunque el dicho sí es menguante,
el contexto ha mejorado;
más agudo y excitante.

Se ve que te has esmerado
con la rima en consonate,
otro Rafa está delante,
para nada amedrentado.

Algo debo haber tocado
en mis textos delirantes..
porque el genio has encontrado,
esto ya no es lo de antes.

Aún así, yo te confieso
que eres poco coherente
cuando hablas..cuando mientes,
te repites en exceso.

Te gustó citar a gente;
Mary Peña, Galilea,
con el fin de que lo lea…
notas likes en el ambiente?.

Otra vez se te ve el diente
y pezuñas asomar,
con el garbo de un cliente
al que obligan a pagar.

Resultado irreverente
al citar la actualidad,
pues al lado de “esa gente”
te has venido a postular.

Pero hoy soy indulgente,
ya que el charco he cruzado,
al leer tu poesía..
mi respeto te has ganado.

Ahora espero que mi día
no se acabe aquí postrado,
que la cama ya me espera
y es tu tarde al otro lado.
leer más   
15
12comentarios 162 lecturas versoclasico karma: 111

Otro tipo de duelo (a @raulrib2)

Otro tipo de duelo
es al que yo me refería..
Sin embargo tú le viertes,
como jarro de agua fría,
pellizquitos a tus versos,
que rebosan poesía.
Con tu fábula diviertes,
tocas bien la fantasía.

Por supuesto, entro al barro,
como ves, no soy de lides,
yo soy más de porquería.
Pues mi dama calzaría
chal, tejanos y un cigarro.
Y si gano se despide,
por tener vacío el tarro.

Por si acaso, no te olvides
que tú te has subido al carro,
que otro gallo cantaría
con tus textos de a diario.
Ya no me sorprendería
que te unieras al becario
Rafapuello y compañía,
alumbrando tu poemario.

Y ahora sí fiel adversario,
que rebrote la poesía.
Que parece que por miedo
ya cerraste tú tu cuento,
laureado caballero
de las tierras del tormento.

Es verdad, no soy poeta
ni tampoco un vil farsante,
pues yo ya lo dije antes.
Soy de padre anacoreta
y de madre fabricante
de mis sueños, de mis metas,
y de hermano “echao” pa‘ lante,
que me presta sus recetas
de valor y ser constante.

Y te admito que mi día
viene frío por momentos.
Pero en fin, te mentiría
si asintiera que no siento
cosquilleos en la lira
que se escucha desde el viento
que tus rimas soplan lento.
No lo digo y me arrepiento,
ahora a ver si lo solvento.

En el cielo está el añil
que repinta nuestros duelos,
y que salvas por los pelos
al no decir que es azul,
y encauzarlo por lo bello.
Ya te contesté Raúl,
si no has quedado contento,
un relato varonil
de esos tuyos y reviento,
que esto comenzó en Abril
y aún en Mayo lo contemplo.
leer más   
12
16comentarios 105 lecturas versoclasico karma: 100

Reino descalza

Tan sólo te comenté los deseos de mis piernas inquietas
de sus ganas de mundo, de empezar a dejar huellas
te dije casi seria, mientras unas medias red
se cruzaban en tu mirada con algunas ideas…

Y fueron tuyas las ganas
y las medias en el piso más enredadas
la piel erizada y los tobillos en tu cintura cruzados
abrazándonos entre vaivenes, besos y miradas…

Fue tu mano, luego de amarnos
que me sujetó, cuando quise dar el primer paso
no sé si por amor o por miedo, no sé pero me miraste
y mis ojos dijeron: Me quedo, con vos…

Quizás nadie me mostró sin palabras
la necesidad de callar cuando se ama
de no hacer promesas con la boca
que el destino no deje cumplir…

Ahora reino descalzada y sin medias palabras
escribo poemas de puño y letra, con mi lengua en tu boca
y no reímos cuando equivocamos los idiomas…

Y no hay tinta sangre que alcance
para quien quiera escribir nuestra historia
porque no saben detalles,
de nuestras batallas y glorias…

Hoy reino en tu trono
sin capa ni corona
no hacemos ostentaciones
ni conquistamos en el mundo
de las redes otros corazones…

Tú me vistes con perlas de mares lejanos
yo te regalo los pasos por los mundo que no he dado
y me quedo a tu lado, donde nada es perfecto
pero es íntimo, sagrado, sólo nuestro…



soundcloud.com/lola-bracco/tan-solo-te-conte (Lola)

.
21
11comentarios 268 lecturas versolibre karma: 107

Ímpetu bélico

Espíritu de batalla
Alma imparable
Lucha final
De toda tus fuerzas
Si quieres ganar
Todo debes dar
Ves al enemigo
Con poderosas armas
Pero tú tienes
Tu ímpetu bélico
Viniste aquí
Con tus manos
Y tú poder
Y un motivo
De peso
Iguala sus armas
Solo dos opciones
Morir o ganar
Haz tus sueños realidad
Solo una oportunidad
No te atrevas a fallar
Eleva tu honor
Se el modelo
De todos los guerreros
Haz que todo el esfuerzo
Tenga un mérito
leer más   
10
sin comentarios 112 lecturas versolibre karma: 86

"Moustros"


Las batallas internas del alma
son mortales para el ser humano
pues no hay ejército con armas,
solo moustros queriendo devorar
la felicidad y la paz del corazón.






















Enid Rodríguez Isáis
Estados Unidos
Marzo 25, 2019.
leer más   
16
17comentarios 175 lecturas versolibre karma: 106
« anterior12