Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 11, tiempo total: 0.003 segundos rss2

A Lucía

Contaba trece primaveras el día que dijo basta.
Trece primaveras, donde cada flor se clavaba como una espina.
Era invierno cada día,
Cada mañana que salía de su cama para enfrentarse a ellos.

Pero las ramas, a veces se parten.
Lucía estaba hecha de bambú,
Capaz de doblarse hasta el infinito.
Pero demasiadas noches sus ojos acababan empapados
Y sus brazos, heridos.

Incluso el bambú puede romperse.

Contaba trece primaveras el día que se encerró en su cuarto.
Ella no murió,
A ella la mataron.
La arrinconaron.
La humillaron.
La insultaron.
Consiguieron que, una mentira repetida tantas veces
acabase siendo una verdad.

Llevaba demasiado tiempo sin sonreír.
Demasiado tiempo sola, sufriendo.
Mientras los compañeros
maltrataban su cuerpo.
Hijos de puta.

Ahora existe una niña menos.
No es la primera.
Ni será la última.
Tampoco es número.

Es Lucía.
La chica que no murió.
La chica que fue asesinada.
leer más   
8
4comentarios 141 lecturas versolibre karma: 39

Quiero que seas valiente

Sé valiente niño,
Que las adversidades no te corrompan,
El mal es una epidemia,
No te conviertas en aquello que te daña,

(Pedimos justicia y nosotros no somos justos)

Se valiente niño,
A pesar que la codicia envuelve estos mares
Y se pueden pudrir con esta felicidad,
La neblina sega nuestro camino.

Se valiente niño,
Que los monstruos egoístas,
No ensucien tus sueños de alegría,
Quisiera poder charlar contigo
A pesar que en mi mochila no entre más nada.


Se valiente niño,
Siente pena por los que se divierten con tu dolor,
Que esto no corté tus alas,
Solo espera, reforzará tus plumas.


Corazones rotos,
Almas desahuciadas,
Cuerpos enterrados en pólvora,
el hambre ataca los estómagos,
Nos acongoja tu historia...

(Aún así, siempre estamos mirando a otro lado)

Se valiente niño,
Aunque la soledad te abrume,
Que el odio y la ira
No te haga odiar,
El odio alimenta al odio,
Se valiente niño,
Y que no te mientan,
Valiente no es aquel que enfrenta a sus enemigos,
Valiente es aquel que se atreve a amar.
leer más   
15
6comentarios 195 lecturas versolibre karma: 120

En un rincón

Sentada en un rincón
de la habitación,
con mis manos
de amparo
y mi corazón
apresado.

Mi mente latía.
Mi alma moría.

Después se fueron,
sus ecos quedaron...
y sus burlas....

Retornaron
A Mi Oído
Con Furia.
leer más   
13
13comentarios 218 lecturas versolibre karma: 92

Stop Bullying

"Aunque ya sea tarde para muchos, quizá aún estamos a tiempo para otros. Es trabajo de todos acabar con esto. Así que desde aquí, aporto con lo que puedo, mostrando las dos caras de una misma moneda. "


Me inventaré para tí un defecto,
y lo convertiré en pesadilla.

Cuando de noche ya no descanses
y creas que no puedes más,
sólo entonces, podré disfrutar.

Convertiré tu pesadilla en infierno,
para llenar mi vacío
con tus lágrimas de oscuridad.

Llora, llora,
que a mí me da igual.
¿No ves que así soy más popular?

El negro será para tí,
¿Qué es eso de ser tan feliz?
No, no. Un poco más
aun puedes sufrir.

Un día tras otro,
y al otro también.

No hay tregua ni descanso,
no hay hartura ni razón.

No me dejas ni el almuerzo,
no me pides ni perdón.

Me persigues y me cazas,
y sólo buscas meter baza

Mientras se permita tu maldad,
yo estaré solo con mi soledad.



"El momento exacto es ya demasiado tarde"
3
sin comentarios 124 lecturas versolibre karma: 24

Al fin, silencio

Una alarma que no deja de llamarme a las 7 en punto.
Dolor de cabeza
vómito
las mismas ojeras que llevan el peso de todas las largas noches
encender el móvil y temer la vergüenza de mis “una más” que nunca acababan, que me empujaban a la lujuria y a las manos de tantos lobos a la caza de inocentes caperucitas con su capa medio rota
los insultos llamándome puta y zorra como quien te llama “mi amor” a las tantas de la noche
sin importancia que llame la atención de nadie
pero aún hecha mierda, lo consigo
un día mas, consigo levantarme obligándome a sacar una media sonrisa de “hoy será diferente”
y en ese momento en el que lo que menos quieres hacer es recordar
te aporrean hasta la última herida abierta.

Derrocho agua hasta verla rebosar
meterme y desbordarse otro tanto que luego sé que tendré que recoger
pero eh
nunca tengo un momento para mí salvo este
y me prometí no arruinármelo

ver mi reflejo en el agua
pensar
pensar
te

Cobra sentido aquello de la gota que colma el vaso

Las risas que nunca me hicieron reír
el desplante una
y otra vez
los restos de una bonita amistad que sin piedad ninguna se desplomaron sobre mí
la desvergüenza en cada intento por mirar a los ojos
y la mirada cabizbaja de quien busca dejar de contar las líneas del suelo
tu bajeza de mirarme al corazón después de habérmelo pisoteado
agua y sangre
ira y rabia
¿Me doy otra oportunidad o acabo de una vez con todo esto?
qué quiero
ni yo misma me conozco lo suficiente para tener la osadía de saberlo
rebosa
vierten los sentidos en sucesivas interrogaciones que ahogan mis esperanzas de encontrar fuerza donde ya no la tengo.

Manos que incitan a una tersa y fina lija

rojo

miedos
temores
lágrimas
temblores
se deslizan en un mismo sentido y en el mismo hueco libre que me queda

No es para tanto después de todo
ha sido la manera mas delicada y considerada que hayan tenido nunca antes para hacerme daño

Los que me hicieron sentir tanto odio asco de mi misma
lo conseguisteis
felicidades
no creo que sea motivo de conciencia así que tranquilos
de puntillas, sin hacer ruido
y en silencio
así me voy.
Lo siento mamá por decepcionarte una vez más
hace tiempo tenía un final escrito y nunca supe cómo decírtelo
te quiero.
silencio
silencio.
leer más   
5
1comentarios 82 lecturas versolibre karma: 55

Mr. Bullying

Esta triste lacra social
ha llegado a la escuela,
para hacer daño a los niños
dejándoles secuelas.
Un niño que insulta a otro,
creyendo tener el poder
de hacer lo que él quiera,
el líder del grupo es.
Delante de todos los niños
pega a su compañero,
le da patadas y amenaza,
los demás le cogen miedo.
Que no diga nada a nadie,
su principal objetivo,
dominando al vulnerable,
le convierte en su cautivo.
-Al cole no pienso en ir-
le repite a su madre.
Atemorizado está,
preocupados, sus padres.
Los padres de la víctima
a su hijo lo ven raro,
hasta que al final se enteran
de lo que le ha pasado.
Los profesores lo ignoran,
de eso no sabían nada.
Al menor le dicen que hable
contando lo que le pasaba.
No hay que tener temor
ante este problema social,
hablar a tiempo de esto
se puede solucionar.
Todos estamos contigo,
te queremos ayudar,
de la mejor manera,
de forma profesional.
El secreto está en nosotros:
Darles una buena educación,
elegir buenos amigos
y decir a Mr Bullying adiós.

AUTORA: ALMAR.
Almudena del Río Martín.
DERECHOS RESERVADOS.
4/2/2018.
leer más   
6
2comentarios 160 lecturas versolibre karma: 65

Confesión a María Santísima

Te veo y siento pena por ti, estamos más cerca que lejos pero más cerca de lo que estuvimos no volveremos a estar y siento pena porque eres un espacio rico pero pobremente administrado, plagado en los años que estuve activo en tí por la flojera, el conformismo y el oportunismo a la paternidad y a la educación. El sentimiento no es reciente y desde muy joven hubo rabias y rencores, tantos que pensaba que mejor estarías bombardeado, no era un yo consciente, tampoco era un yo psicópata, era un individuo cansado, molesto, con ganas de acabarlo todo y de hacerte un gran favor, sé que soy muy irónico pero entiendeme por favor.

Si en mi casa hubiese habido un arma yo mismo te hubiese hecho el favor, a tí y a muchos de los tuyos como pasa en algunos países y lo vemos en los titulares de noticias, pero en casa no había armas, no había violencia, no había viveza, presión o estrés innecesarios; tampoco había hermanos pero si los hubiese habido seguro no hubiese habido competitividad entre unos y otros. En casa había el estilo para hacer que un uniforme se viera diferente sin invertir mucho dinero y sin romper sus reglas, la sagacidad para mandar a hacer uno de premilitar más económico y no llenar los bolsillos de una mafia profesoral, había el fulltime y el protagonismo para contar el día a día, el compañerismo para saber cómo caminar muy recto con las gríngolas puestas. Eso era lo que había, me siento afortunado y agradecido porque hoy entiendo que no muchos tuvieron la misma suerte y fueron a parar en mentes atolondradas.

Sufrí bullying, pero yo detesto esa palabra porque sólo es una simple palabra para poner en tendencia algo mucho más grave, el maltrato y el acoso a nivel escolar es un problema muy serio, a nivel físico o psicológico, cuando planteamos tomarlo como tema de investigación para el trabajo, proyecto o como se llame de quinto año nos dijeron que no porque sabían que se verían involucrados o querían seguir invisibilizando el problema. Es un problema que ya cuenta con muertos, asesinados, personas que no pueden o no saben cómo lidiar con un comentario muchas veces estúpido pero tan recurrente y tan cargado de odio que la desquician y ella termina suicidándose porque su misma inexperiencia no le permite ver una solución más allá de esa y quizás ha vivido tan poco, pero todo ha sido tan malo que se preguntaría: ¿de qué serviría seguir viviendo? , ¿habría algo bueno más allá de eso? La inocencia no sabe que sí.

En mi casa también hubo la libertad para no asistir cuando físicamente no pasaba nada, pero psicológicamente todo era un desastre, se me consultaba pero sin presionarme si se debía hacer algo o se debía hablar con alguien, yo no lo permitía porque sabía que sería un error y sería peor. A veces pasaba semanas yendo apenas solo dos días a clases, sin embargo el libertinaje para perder un año o una graduación no lo había y menos mal fue así porque hubiese sido una depresión sin retorno. Tener que ir a ensayos, fotos o graduaciones era traumático hasta el punto de quedarme dormido y despertarme con la tensión baja, pero también tenía a alguien que iba a recogerme.

Mis padres nunca dieron aquellos "por debajo de la mesa" ilegales y corruptos que se presentaban en cada inscripción, ni firmaron cartas comprometedoras o hicieron cualquier cosa parecida, yo al final tampoco lo hice, no dí dinero a causas benéficas invisibles, no vendí rifas impuestas para domingos familiares, no fui a fiestas de graduación llenas de hipocresía donde se hacía ver que serían lindas despedidas llenas de querencia cuando en realidad eran por interés de cuánto representaba tu dinero en la inversión total. Muchos no pudieron zafarse de ese compromiso, sus padres y familias querían verlos con traje y medalla puesta en una noche que recordarián en fotos años después, pero hasta de ese placer se privó mi familia por mi. Eso también es libertad y solidaridad.

Fui rebelde y lamentablemente para muchos profesores y alumnos eso dolió, en un entorno controlado, donde decide solo el Señor, donde hay supuestas buenas intenciones para con el prójimo, muchas reglas y seres conservadores pero totalmente obtusos y anacrónicos a este tiempo. No obstante cumpliendo con todo lo debido y verdaderamente importante en cuanto a lo académico se refiere, dolió y yo lo entiendo, ahora, cuando hay algo o alguien diferente en esos entornos que no apartan un poco sus creencias y viejas costumbres abriéndose a la razón y actualidad la única vía que queda es la agresión y la violencia. O sea, mañanas completas de rezos y rosarios enteros, padres nuestros, peticiones por los niños necesitados y la paz mundial en un ambiente y espacio donde hay violencia, discriminación y desprestigio, donde incluso sus integrantes más importantes (hermanas) se quejaban algunas de otras por rivalidades entre sí. Qué paradigma!

Asimismo yo tampoco pase nunca debajo de la mesa en lo posible me vi altivo, siempre participé y buscaban que participase quienes me querían, de alguna forma, o querían que me destacase, salí por la puerta grande y con una muchísimo más grande esperándome a cruzarla, aunque como la rebeldía me pasó factura me ví en la vergüenza de ir a la fiscalía por la falta de respeto de una profesora a la cual su pedagogía se fue por la rotura de sus medias al meterse con mi bemba colorá y preguntarme si tenía la boca pintada (risas) podría ser hasta mi abuela, pero claro mi abuela aunque también tenga el cabello rojo no está tan chiflada y que si es una persona consciente teniendo cinco nietos y una bisnieta estuvo molestísima cuando se enteró.

Aparte de los NO a los por debajo de la mesa también hubo otros hechos que a esa profesora sin hoy yo dudar la hicieron querer vengarse con esa imprudente pregunta y mi denuncia lamentablemente no procedió, un año antes le había dicho por twitter a una de sus colegas: vieja, cacatúa y menopausica (risas), no conforme con eso acusé a las monjas de haber colgado los hábitos e irse de rumba con Ricky Martin. Súper escandaloso no es para menos, pero era nada comparado con lo que otros decían, mi diferencia fue que lo publique en mi twitter y tuve un excelente publicista que en menos de un día fue a ponerme en evidencia (más risas). No me justifico, fue una falta de respeto, fui llamado y yo respondí con la verdad, no iba a cometer la cobardía de decir que me habían hackeado la cuenta. Para mi era y es normal hablar de temas tabú en mi casa como por ejemplo la menopausia, es decir, el colegio católico me quedó pequeño.

Le doy las gracias nunca supe quién fué y no quiero saberlo porque me decepcionaré y reiré, mamá fue citada y sospechamos el por qué, acudió y fue raro verme con ella al llegar, en complicidad nos organizamos y grabamos un audio de todo lo que en vivo y en persona pudimos decir y se nos dijo, algún día cuando ya no importe lo haré público para que también se sepa lo solidaria que ella fue conmigo que sin justificar mi falta de respeto entendió mi rabia y mi desparpajado impulso que no tuvo retorno. Estaba cansado de que profesores llegasen tarde o no asistieran, estaba harto de los sobornos de puntajes por refrescos o pendones marianos, de los trabajos en grupo mal hechos para corregir menos, de que me mandaran al psicopedagogo para saber si era verdad que me había pintado el pelo, pero no para tratar o aconsejar otras situaciones muy graves que pasaban y eran evidentes pero al final yo sólo recibí un "al árbol que tiene frutos todo el mundo le tira piedras".

A muchos les pasaron las mismas o peores cosas, hubo quienes ni siquiera pudieron terminar su año o ir a su graduación porque a otro le provocó que no lo hicieran, porque algún alumno repitiente y de paso mayor de edad decidió agredirlos físicamente, patearlos y escupirlos, todos ellos eran problemáticos, a muchos no se les puede juzgar, vivían o incluso siguen viviendo en entornos de violencia y están inconformes con su vida sin saber cómo drenar sin herir a alguien. Yo no sufrí violencia fisica pero si mucha verbal, uno de mis agresores ni siquiera recuerda a su mamá porque murió hace muchos años y quedó huérfano, otros muchas veces no llevaban un desayuno y parecían mendigos en el recreo esperando a que otro terminase. A mí no me criaron así por eso no podría dejar que alguno de mis hijos fuese al colegio sin desayuno, pasar hambre a tan poca edad habiendo recursos es innecesario.

Muchas veces quise irme, no asistir o auto expulsarme pero también para eso lo miedos atacan y quizás lo peor ya había pasado, tuve que oír como una sor, monja, hermana o falso nombre se le diga, le respondía con mucha perspicacia y picardía a un compañero cuando éste la saludó: "bien, ahora mejor que estás tú", él sólo respondió con risas. En otra oportunidad la misma hermana nos decía a mí y otros dos compañeros estando en un pequeño ascensor los cuatro que si se nos ocurría tocarla nos iba a reprender, yo me pregunto: ¿aunque esa monja sea "humana" y hasta pensase peores cosas que nosotros en su mente cómo fue capaz de decir semejante barbaridad en su rango y condición que el Señor le manda acatar?
Los profesores se horrorizaban en conversaciones acerca de las cosas que se podían encontrar en los teléfonos decomisados, eso es normal en muchachos adolescentes que tienen curiosidad y están desarrollándose pero en una monja decir eso fue como oír al diablo.

...

Si te intereso y quieres saber más ve a mi blog El Cristo en busca de la Esperanza
2
sin comentarios 34 lecturas relato karma: 29

Ser Parte!

Hoy quiero ser parte

del buen trato hacia los demás,

ser simplemente amable

sin importar que piensen los demás.


Quiero ser parte de los que buscan amar,

en mi alrededor ser luz al caminar

sin prejuicios vivir

iluminando tus caminos sin fin

tan solo hacer silencio al querer juzgar.


No pasar desapercibido en medio de las injusticias

No permitir que maltraten

Quiero ser el que haga brillar las sonrisas

Pero de alegrías para que con el Bullying no traten.


Ser parte de aquellos que comprenden

que los que insultan y maltratan también sufrieron,

solo que al ver sus acciones algunos no entienden

que el Bullying a ellos primero los hirieron.


Hoy tenemos la posibilidad

nuevamente de ser conscientes

que las personas tenemos la responsabilidad

de actuar sabiamente.


Frente a la falta de integridad

con las que algunos pretenden

ayudar a otros agrediendo proceden

y así solo son parte de los que ofenden.


Actuar así es querer seguir haciendo lo mismo

De esta manera NO habrá diferencia,

Entre Solución o Problema, DECIDIR es el poder que habita en ti mismo

Veremos a futuro lo que dice el silencio de las acciones, a través de las consecuencias.


Escritor: Miguel Angel Fretes

- ProsaPoética_RAP
4
3comentarios 59 lecturas prosapoetica karma: 42

Bullying

Observo la frágil mirada oscura de la asustadiza niña y comprendo:
Debo reconciliarme con su verdad para poder vivir mi vida en plenitud; debo viajar a través de sus miedos infantiles y escucharlos con atención; debo acariciar su brillante pelo mientras ella expresa sus emociones y las llora; debo protegerla, acompañarla, decirle que todo estará bien, que no escuche las siniestras voces que le repiten que no vale, que es fea, que es rara...
Debo comprenderla, ayudarla, enseñarle a tejer una reluciente armadura con sus antiguos miedos.
Esa débil niña que me habita se ha convertido en una auténtica guerrera que espera el golpe de pie; nunca más, de rodillas.
De rodillas, nunca más.
leer más   
5
2comentarios 43 lecturas prosapoetica karma: 78

Tú me deshumanizaste

Tú fuiste mí Auschwitz,
Tú fuiste el odio,
Tú me marcaste ,
Me controlaste ,
Fuiste la oscura noche,
Fuiste la penumbra ,
Tú fuiste mí Auschwitz,
Tus palabras fue mí alambradas ,
Tus moratones lo llevo marcado
En cuerpo y alma,
Tus golpes fue mí pijama de rayas,
Tú fuiste mi Auschwitz,
Tú me deshumanizaste.
leer más   
5
sin comentarios 81 lecturas versolibre karma: 59

Aquel adolescente

Aquel chico conflictivo, se sentaba al final del aula.
Nudillos desgastados, se pasaba todo el día castigado.
Su rutina era pegarle a un mueble, su ruina era que nadie le entiende.

Vivía en un ambiente diferente, era así por naturaleza, le rompieron los dientes en una pelea.
Para su familia, su situación les era indiferente.
Sufrió de bullying constantemente, se volvió un rebelde y no le importaba el qué dirá la gente.
Podía haber ayudado a aquel adolescente, pensé mientras le maltrataban psicológicamente.

Salía de fiesta hasta las tantas, se emborrachaba y se liaba con algunas cuantas.
Sólo y deprimido, se quedó sin amigos y en un descuido, el alcohol y los porros se le quedaron cortos, una línea se metió y lo dejó absorto.

Puesto de cocaína volvió a su casa, su padre no le reconocía y en un profundo estado de ira, de la garganta lo agarró.
Asustado, el joven se zarandeó y un puñetazo a su padre le dio.
Las heridas pasaron y sanaron, pero a ellos no se les había olvidado.
No le prestaron atención y el chico en un monstruo se convirtió.

Por una desintoxicación pasó, el chico se formó y estudió, incluso el amor conoció.
Por fin, su redención logró y en un hombre se convirtió.
Cuidar a sus hijos, su principal motivación.

Salió de fiesta nuevamente, tras muchos años, en un lavabo entró y lo recordó,
"por otra raya no pasará nada" o eso pensó,
enloquecido y furioso, en su adicción recayó.
A su casa volvió y en un arranque de ira, a su familia mató,
poco después se suicidó.

Pude haber actuado, pero no me apeteció...
2
sin comentarios 29 lecturas versolibre karma: 12