Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 35, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Equilibrismos

Veo pasar mi existencia ante mis ojos.

El mundo se tambalea junto a esta cuerda
que me impide caminar recta,
haciendo equilibrismos
por no caer a la piedra.

Supongo que así es la vida.

Andar con pies de plomo
sobreviviendo a la caída,
jugar con la suerte a que no venga
un vendaval y me empuje al vacío,
aprender a volar sin olvidar
dónde está mi nido.
5
1comentarios 140 lecturas versolibre karma: 33

Ahora soy más fuerte

He visto caer las hojas del tiempo.
Casi sin ningún esfuerzo el viento de los días las han derrumbando.
Siempre es así cuando la indiferencia conspira con el orgullo para fraguar una farsa que engaña hasta a él más astuto.
De la misma manera fui cayendo al precipicio con cada una de todas tus mentiras.

Hoy tu verdadero rostro ya no esconde la oscuridad que todo este tiempo se esforzó por ocultarme.
Ya no me importan las preguntas sin respuesta ante un silencio que la sonrisa burlona gozó al ver cómo me dolían los engaños.
No me hace falta decir con voz baja lo que mis ojos tristes hablan.
Ellos son más que solo una señal muda de cómo caí en cada uno de todos tus señuelos.

Solo fui como un niño que fue tomando cada dulce que se dejo para endulzar a mis sueños.
Como pudiste robarme la inocencia de algo que para mí era tan santo.
Nunca te importo dejar cicatrices que costaron toda una eternidad sanarlas.
Endureciste con tu odio a un corazón puro hasta que al final tuve que dejar de amar todo lo que solamente me rodeaba.

Perdí años completos tratando de descifrar cada una de tus supuestas verdades.
Empeñe mi gloria y mis mejores lealtades en una búsqueda infructuosa.
Nunca encontré mis dones escondidos en tu misma desdicha.
Solo me fui evaporando como una gota única bajo el incandescente sol que todo lo evapora.

Solo me quede como una presa ciega atada a la carnada que se descomponía.
Pero aprendí a esculpir a el tiempo.
Y con simbolismo mi espiritualidad me saco nuevamente a flote.
La valentía renació en fortalezas a partir de todas mis debilidades.

La vida nos rompe a todos en algún momento.
Yo logré de mis pedazos hacer algo diferente.
Ya no soy el mismo de antes.
Ahora soy más fuerte.

Poesía
Miguel Adame Vazquez.
02/04/2017
16
5comentarios 455 lecturas versolibre karma: 58

Después de la Tormenta..

Llovió una noche de invierno,
su alma ya no pudo
contener tanta tristeza,
grandes gotas de lluvia ,
descendieron por sus ojos
desatando la tormenta.

Tormenta que se fue formando
por nubes de inestables sentimientos
que le provocaban un aire gélido
que estremecía sin piedad su ser.

Las bajas presiones a su corazón
fatídicamente dieron paso en su vida,
ocasionando la mortal vertical caída.

Cuando candente subía el hastío
le oprimía su pecho con intensa energía
haciéndola sentir con ímpetu el frío
progresivo a su ya débil corazón.

Se formaron pequeños cúmulus
como blancas nubes de algodón
creciendo la húmeda y pesada carga
con los sinsabores de la vida diaria,
hasta que una noche de invierno
esa carga se rasgó.

Gruesas gotas de lluvia torrencial
cayeron por sus ojos, cual cascada en plenitud,
como nube que suelta su gris y pesada carga.

Llovió, llovió toda la noche,
hasta que amaneció
hasta que se volvió ligera y blanca.
Levanto la mirada al astro rey,
sonriendo a un nuevo comienzo.

Y una vez más la vida demostraba
que después de la tormenta ´
existe una bella y magnificente calma.

MMM
Malu Mora.
leer más   
10
9comentarios 596 lecturas prosapoetica karma: 71

Serie El Viajero... "El viajero y la roca"

Seguí cuesta abajo dejando atrás el río, para adentrarme en un bosque con grandes árboles que dejaban filtrar sólo algunos haces de luz tenue pero cálida.

Era un panorama hermoso de distintas tonalidades de verdes y grises, miré hacia el cielo fascinado por aquel espectáculo mientras seguía mi camino, de repente tropecé con una roca. Me quede sentado ahí, viéndola, mientras trataba de mitigar el intenso dolor de mi pierna frotándola con mis manos, de pronto, desde el interior de la roca se escuchó una voz firme y severa.

"En la vida hay que fijarnos por donde caminamos, claro que mientras pasamos la misma vida es un espectáculo que debemos de admirar y reconocer, sin embargo, esto no debe de distraernos de nuestro camino, porque es fácil perdernos y más cuando no tenemos aún fijo nuestro destino, si eso llega a suceder podemos herir a quien ni siquiera conocemos y realmente lastimar a quienes nos conocen de verdad. Debemos de ser firmes y sujetos a la tierra, pero sin perder de vista el cielo; las aspiraciones no son malas, pero deben de ser racionales, para que puedas seguirlas y sentirte realizado, trabaja tu propia roca, se tú por el simple hecho de que te gusta serlo".

Me levante aún con un poco de dolor, pero entendí que esto es así, hay que seguir caminando, aunque el dolor aún nos acompañe...
8
9comentarios 193 lecturas relato karma: 80

Último Julio

La tristeza poseyó la voz
y todas las flores murieron a un tiempo.

El amor intentó brillar
entre las fauces del recuerdo,
pero fue arrasado
por un enjambre de silencios
en llamas.
El último día pasó
lanzándose a los pies
de una absurda esperanza.

Arranqué tu voz de mis palabras
y como regalo póstumo
a nuestras manos,
el cielo se derrumbó.
leer más   
16
13comentarios 141 lecturas versolibre karma: 84

Empezando a caer

En la cima de un alto alto monte
yace la hondura
de la caída profunda;
y yo, estoy en las faldas del monte,
empezando a caer.


@SolitarioAmnte / viii-17
leer más   
22
17comentarios 152 lecturas versolibre karma: 91

Arrancarme las uñas

Arrancarme las heridas,
devorarme las uñas.
Sudor frío por la garganta
recorriendo mis caídas
hasta los pies, salir y ver
que fuera en la calle sólo quedan
un par de bares y nada que beber.
10
2comentarios 118 lecturas versoclasico karma: 94

La piedra

Aún recuerdo el día que caí.

La tierra tembló de improviso y con un profundo crujido, su piel se rasgó y en un lamento, mis hermanas y yo nos desprendimos de ella, de la montaña que era sostén y reposo, de la madre que fue abrigo y cuidado. Aún recuerdo que rodé enloquecida, asustada y sola, más diminuta cada vez, hasta llegar aquí, a la nada que nadie entiende y todo lo repite. Ahora sé que duelo y enseño, aquí, en mitad de ninguna parte, condenada al infinitivo sin forma, solo ser, eterna e inmutable, en medio de pasado, presente y futuro, mientras ellos, ciegos, no me ven.

Tropezaron, tropiezan y tropezarán.

Y yo solo puedo callar.
leer más   
16
10comentarios 251 lecturas prosapoetica karma: 101

Árbol Caído (Con @Sarrd8r)

En la oquedad de la niebla
y sus sonrisas ocultas,
en las entrañas ardientes
crepitantes del árbol caído…
Justo allí
se perdieron las mariposas,
resbalaron sus colores
que se hicieron semilla
y sólo por eso
te viví más de una vez.

Crecieron en boreales
en desiertos de rosas amarillas,
dando de beber mis ganas
por vivir en el ático de tu luna,
verterme en pétalos de luz
alimentando el verde de tu iris.
Déjame,
batir las alas de mi boca
en noches de lirios y jazmines,
mientras sentado bajo tu sombra
lloro cristales rotos con tu nombre.

El tiempo se muerde la cola
estampada, esponjada
un abanico de trigales
donde el sol hace mimetismo
y se burla de mi oscuridad.
Mientras espero
que dé a luz la hoguera en mis manos
y abra el botón perlado en mi pecho
trayendo el efluvio de tu presencia.

Nunca una Roca fue tan etérea,
mis versos
en su muerte dejarán de nacer,
crearé una cueva con mis brazos
donde liberar tu miedo,
la pintaré de arco iris
cincelando las paredes,
en tu alma tejeré visillos
con las agujas de la alegría,
para que en auroras de mimbres y agua
el perfume de tus labios
riegue este árbol caído.

Y florezcan de esta sequía
ríos eternos de llama y miel
en el cauce estático
de mi tronco estridente;
yo, árbol caído que te acuna en mil vidas
tu, núcleo latente de mi existir.




@Sarrd8r
&
@DeeDee
leer más   
24
36comentarios 289 lecturas colaboracion karma: 109

Mi piedra

Siempre me caigo
no es el camino
ni los tacos
son los pensamientos
con tantos obstáculos
que se cruzan por mi mente
desafiando lo imposible
hasta perder mi desequilibrio
donde de-mente perdida me encuentro…

Y desde abajo todo se ve diferente
con el sol arriba, el frío en la espalda
y sin abrazo, vuelvo a pensar que es la última caída
para poder sin querer mentirme que voy cambiar…

Cambiar, ese imposible después de una vida
esmerándonos más, de caminar a gusto
de tejer fantasías en el pelo para que el viento las lleve
a quien las quiera para jugar, o cambiar…?
no, no sé, y quieta, en mi propia caida, lo vuelvo a pensar…

Porque una caída no es tropiezo
ya me cansé de tropezar, por eso ahora caigo directo
y sin anzuelo y nadie me sujeta, no me pueden pescar…

Porque vuelo entre mis pasos
que enredados en mi mente no usan los ojos
para que nadie les robe los sueños que desbordan
mientras camino y soy mi propio obstáculo
mi piedra justo en medio, y por la vida… (Lola)
22
8comentarios 241 lecturas versolibre karma: 99

El peso fatal de nuestros pensamientos

Ah, el peso fatal
de nuestros pensamientos
adiós miseria, adiós perdición
__________mira
donde se han quedado
los tiempos y los días.

No quiero soltarte
no quiero
que te escapes
de mis corrientes.

No quiero
que naufragues
en otro aliento...
no quiero
perderme en tu recuerdo.

Aunque tú no lo creas
es fácil engancharse a ti,
tienes magia oscura
clavada en tus ojos.

No abandono el barco
solo he salido a tomar
un poco de aire
y un poco
de humo negro
para calentar
las manos.

Surcadas
manos
que se
engarrotan
en las cuerdas
del barco
que viaja
a la deriva
en caída libre.

Pero en la marea alta
la nave se enrumba
con la química de un cielo azul
y vuelve a tomar las coordenadas
y las matemáticas de sus nudos
de este mar infranqueable

según tú

que lo dibujaste en los anaqueles
de tu tardío tiempo.

www.youtube.com/watch?v=dLAhG51uz-o
www.youtube.com/watch?v=G_1LP3Z6pW4


Ramón Pérez
@rayperez
Venezuela
14/10/2018
leer más   
17
14comentarios 219 lecturas versolibre karma: 144

Salvavidas

Me niego a la injusticia,
a la guerra,
a la impunidad,
al abuso,
a la intolerancia,
a la indiferencia,
a la insensibilidad,
al terror,
a la pereza,
a la delincuencia,
a la opresión,
al abandono,
a la inequidad,
a la hambruna,
a la desesperanza,
al desamor,
a la inseguridad,
a la exclusión,
a la explotación,
al extremismo,
a la inconsciencia,
a la crueldad,
a la ignorancia,
al engaño,
a la discriminación,
a la brutalidad,
a la incomprensión,
al rencor.

Siempre hay una posibilidad de cambiar.

De Sombras, 2012
leer más   
11
4comentarios 94 lecturas versolibre karma: 82

Derribemos los muros

Derribemos los muros
de nuestros corazones
y erijamos futuros
teñidos de ilusiones.

Que hablen las acciones
y no los sueños duros:
promesas, construcciones,
caminos siempre oscuros.

Que sean ecos puros
de nuestras emociones
quienes libren de apuros
a las nuevas creaciones.

Colmados de ilusiones
erijamos futuros
en nuestros corazones;
derribemos los muros.

De Sombras, 2012
leer más   
11
7comentarios 147 lecturas versolibre karma: 113

D. de dádiva

No te resistas, Tristeza,
llora y rájate las venas,
si filosas son tus penas;
quien se rompe la cabeza,
pensando con entereza
que ser de piedra es valiente,
se vuelve silencio hiriente
y envenena toda su alma.
Vivir tu dolor ardiente
te regala sueño y calma.

De Tu corazón es un bonito lugar para morir, 2019
leer más   
11
2comentarios 128 lecturas versoclasico karma: 95

La caída

Presiento el precipicio.
Noto su latido cercano.
Mis pasos se obcecan
en lanzarse por el camino ciego,
desde el balcón sin barandilla,
abierto a la nada.

Lucho, desesperada,
pero él me vence.
Comienza mi caída sin paracaídas.
El salto suicida.

Los niños abandonan sus juegos.
El mundo se calla.
Ojos de curiosidad malsana
disfrutan el espectáculo
de mi declive.

En el último instante,
mi pie derecho retrocede,
obedeciendo al instinto
de sobrevivirme,
de suspender la debacle.
Entonces, te veo llorando
con tus delicados brazos extendidos.

Mi pesadilla recurrente
se disuelve aquella bella madrugada
de pasión desatada y sentimientos tiernos.
El sol vuelve a renacer.
Como siempre.
leer más   
13
10comentarios 91 lecturas versolibre karma: 100

Caída hacia un sol gemelo

Ahí estaba el sol rojo en los "stop" del auto
rojo y gemelo como un peligro doble
pesado como la punta de un sirio afilado
que oculta la monstruosa base del iceberg bajo la quieta negrura.
Lo que clava todo en su sitio
volviendo hasta una pluma algo inamovible.
Aquel brillo de finísimas púas cristalinas
coronaba por encima el cuajo desnatado y rompiente
somero...
de los claroscuros por debajo
resaltando en alto contraste
esas focalizadas zonas de convección hirviente que no dejaba de borbollar.
Su albedo enceguecedor
halaba hacia sí el tobogán de su abismo
en una especie de embudo gigante
una succión inadvertida
un oculto rayo tractor que nos sujeta ahora.
Caemos hacia él sin darnos cuenta
no hay movimiento...
Nos fundiremos abajo con ese bermejo desastre.
Estaremos en el estómago de la moribunda estrella.
Seremos una minucia dentro de ese hervidero.
Una brizna ovárica
dentro de su inflamado útero
que se despedaza.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
15
3comentarios 552 lecturas versolibre karma: 103

In memoriam

No me obliguen...
ni me pidan
que me olvide del pasado
que sustenta la memoria.

Flores muertas
en la orilla del camino
dieron vida a los recuerdos.

Que las losas
que la aplastan se levanten.

¡Que entre el aire
por el centro de la calle!

Que se cierre
en los anales de la historia
ese tiempo que perdimos...




María Prieto
Septiembre 2019
22
26comentarios 212 lecturas versolibre karma: 115

No debemos dejar que se olvide el olvido

Negras rosas cayeron
al jardín del olvido
golpeando conciencias.

Mirar al pasado.

Cerrar las heridas
que sangran acíbar.

Sin odio,
el recuerdo
mirará hacia
el futuro.

La memoria está viva.

Y hoy...
por fin,
se arrancó
sin loores
(cargada de espinas)
la flor más siniestra,
la flor más oscura.

La maleza la cubra
en lo eterno.

Es otoño.

Y en la orilla...
reclaman la vida
otras flores muertas.

(Una senda se abre
y otra senda se cierra).



María Prieto
Octubre 2019
26
32comentarios 251 lecturas versolibre karma: 123

Ángel Caído

He caído!!!
Me rebele contra el mundo
y me deje consumir por las tinieblas.
Es que sus labios fueron mi infierno.
y el negro de sus ojos mi locura.
Es que yo arrancaría mil veces estas alas,
y caería diez mil veces a esta tierra.
Solo para vivir bajo el yugo de su sonrisa.
leer más   
15
6comentarios 106 lecturas versolibre karma: 108
« anterior12