Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 34, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Si vuelve a llover

Si al menos pudiera
deshacerme en la lluvia,
reunir mis lágrimas
en un pequeño charco,
tendría el valor para
soportar los pasos
del tiempo cuando camina.

Convertir mi labios
en rabiosas espirales
mientras beso el suelo
donde se olvidan los sueños.
En las esquinas,
en las aceras de las calles,
avanzará la vida
sobre la esperada muerte.

Bajo el agua del mundo
mi entereza se diluye.
Ya, nada quiero.
Solo puedo seguir
el camino, que lleva
a mis pies descalzos
hasta tu puerta.
leer más   
7
sin comentarios 174 lecturas versolibre karma: 31

Lo lamento

Lamento no terminar las obras como se debe , Soy consciente
Ya no es lo mismo escribir , no para mí
Antes no solía prestarle atención a lo que escribía
No solía aferrarme a mis sentimientos
No me gustaba desahogarme .No me gustaba pensar que estaba dando lastima porque no quería sentirme más cansada más vacía más triste

Pero no sé si es tristeza o es vacío porque no siento nada de eso
Ya no me consume como antes
Ya no me duele el pecho , ya no me dan ataques de ansiedad .Ya no aguanto mis lagrimas hasta explotar en la noche mientras estoy sola, Ya no me siento sola ni ando molesta por ahí

Es mucho peor
Y estúpidamente termino haciendo esto en algún momento : explotando y escribiendo
Y es detestable porque siempre termino llorando cuando escribo mis poemas .Ya no me miró al espejo y los evito cuando salgo
Porque lo único que sé que soy según los otros es que estoy subida de peso ,soy terca , soberbia y obstinada
Y ya no tengo ganas de cambiar
Porque mis ganas de vivir se han estado esfumando de a poco

Buenos días , tardes o noches
leer más   
9
1comentarios 140 lecturas versolibre karma: 44

Plegarias para las noches eternas

Ven, pequeña salvación
tan llena de descanso.
Estoy aquí.
Te he llamado mil veces
con gritos, con susurros...
Pero no llegas.

No sé que hacer,
siempre acabo igual.
Cualquier atisbo de poesía
vale para redimirme.
Ven, por favor.
Cierra por fin mis ojos
y permite que la sangre
se detenga y consiga dormir.

Posa tu dulzura sobre mis labios,
prometo besarte despacio
para que no te asustes.
Calma el desvelo.
Haz que deje de girar sobre mi misma.
Lo agradeceré tanto
que no me despertaré.
Todo volverá a ser un sueño.
Lo juro.
leer más   
12
8comentarios 218 lecturas versolibre karma: 56

Zapatos de terciopelo

Estoy cansado de andar
sin mis zapatos de terciopelo,
y ofrezco mi salvación
a las aceras que me adoptan
llenas de hogueras sin arder
donde fijar la mirada.

Y aún así, sigo en pie.
Sin ningún motivo,
pero caminando
como un vendaval triste
por las calles sin viento.
Dondequiera que vaya
voy camino del sosiego,
debajo del mismo camino
que me lleva hasta el silencio.
Caen lágrimas blancas,
penas de encaje blanco
que adormecen las heridas
de mis pies descalzos.

Dónde estarán mis zapatos...
Mis zapatos de terciopelo.
Tirados en los escombros
de un callejón derrotado,
justo al lado de mis sueños.
leer más   
21
21comentarios 130 lecturas versolibre karma: 70

Abismo

Se frunce el ceño
y se arruga el gesto de perdedor,
que refleja las miserias de una vida.
Y estás cansado…
muy cansado de recibir las cartas marcadas
de una partida que sabes que vas a perder.

Y tus ojos solo quieren llorar,
y tus labios solo quieren clamar al cielo,
pero el cielo no responde “por qués”.

Y se inflaman los ojos,
con la pesada carga de unas lágrimas
que se derrama en ríos
que nunca encontrarán su mar.

Ojos que ya no hallan destino
donde posarse,
porque su destino, tu destino,
es no tener un destino.

Miradas perdidas, traslúcidas,
tan vacías de esperanzas
como llenas de amarguras.

Desvelo,
tribulación,
desasosiego,
el declive hasta el ocaso…

Y esas grietas en la frente,
en ese ceño fruncido,
tan hondas,
tan profundas,
como el abismo,
en el que se precipita la sima…
de tu vida.
17
8comentarios 66 lecturas prosapoetica karma: 79

Cansancio

Ella otra vez
tocando mi puerta,
como ayer.

Queriendo saciar mi sed
con su boca negra,
con su fría lengua,
con su ánfora a cuestas
rebosante de rocíos,
de sueños cautivos,
de frías cabelleras,
de besos insípidos,
de unilaterales esperas.

Hoy, el cansancio
cobija mi ojos
con las horas muertas.

Hoy, en vano espera
que abra la puerta.
Tal vez mañana,
de nuevo me acueste
con ella.

(Hoy, que la noche
se duerma afuera)

@mello
leer más   
15
6comentarios 187 lecturas versolibre karma: 75

Raíces duras en remojo

Echaré a remojar mis raíces
ya me crecen champiñones blancos
el roce es como una lija
que no me deja dormir.

A los robles como yo
pues, esto nos sale...
de tanto estar de pie;
o por la caminata loca
a veces parecemos
hileras de álamos descáscarados
en busca de un ripio vital
aferrándonos a esa esperanza terca
si por casualidad
se pezca una migaja
y así, prolongar la agonía.

¡Ahhh!
¡Tan sabroso que es tenerlos como piedras de rio!
suaves... lisos... tersos
casi transparentes como un fondo de agua
entre toda esa "higienitud" inherente al ritual.

Hoy...
hoy es un día sólo para mi
me haré un cariño vegetal
pondré a remojar mis venas podales
rebajaré la corteza donde sea preciso
allí, donde haya que lijar con esmero
y podré podar mis púas
arterias retorcidas
como ramas de ermitataño desnudo
de harapo invernal.

Exfoliaré el exceso canoso
que, cual cejas de buho búlico
hechas de alambre
son como para dejarme tuerto un día de estos.

Hoy me alimentaré de la calma
que se espesa en el aire
aquí sentado
incólume
como un buda que espera insomne
la llegada de lo inevitable
bajo esta media aura de gas iridiscente
pastel de la Luna
con la forma inequívoca
de un cuarto menguante
... que crece.

¡¡¡Ahhh, los pies!!!
Tan subestimados
tan urgentes
¡Los pies son sagrados!
¡Ellos que tanto dan
... y que nunca piden!.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
14
4comentarios 175 lecturas versolibre karma: 106

cansancio

me canso.
de buscarte y que cuando te encuentro huyas de nuevo.
de hablarte y que tus oídos me ignoren.
de ser yo, y que tú intentes ser otra persona.
15
3comentarios 153 lecturas versolibre karma: 89

El grand rebolvedor ...(En Castellano Medieval)

EL GRAND REBOLVEDOR
(Experimental en Castellano Medieval).

Nacion inorante, de seso menguada
¡O gente cativa, o pueblo perdido!
Abre tus ojos e mira, si puedes
varones cuitados, que ya presumedes
bevir para sienpre con tanta demencia.

Nin util nin delectable
luego con inos e cantos.

Quien ha mas riquesas mas debe partir.
E muere más viejo e con más honor.
Sin les requerir nin les suplicar
dan d´el testimonio que su entencion
es buena e linpia e ama verdat.

Desta flor de gentileza
desde el día que nescio
esta rosa florescio.

Muévante, muerte, los mis renovados
atan miserables e crudos dolores.
En mí sin ventura, do tristesa mora.
Por tal que non vea jamas descubierta
de tan alta sonbra mi cuerpo a desora.
Faslo e non dubdo que sienpre darán
de ti, si lo fazes, loable fazaña.

Ca non te delibra tu mucha riquesa
nin la presunción de muy entendido.

Ya se te llega la ora muy cruda.

De ser muy humano te conglariavas
creyendo que fueses por eso inmortal.

A todos gentíos tu fama cantavas
por tal que tu nombre non fuese callado.
Tu noble meneo e gentil semblante.
Perdiendo cansancio, tomando folgura.

Que mortal seyendo se mostró celeste.
Como en fechos virtüosos
labró con los sus thesoros.

Cómmo este canto cantan
non sé desir cuanto.
Nin creo que pueda en él ser fallado.

Rason non te puede prestar tal ayuda
que libre te falles de tanto dolor.
Tu seso mundano, las tuas vanas glorias.
Cobierto de forma de falso perdon
nin cuantos aguijan, nin quedan atrás
podrán la mi furia faser amansada.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez.
Tanto del texto como de la imagen

Lea más: www.latino-poemas.net/modules/publisher/article.php?storyid=23373 © Latino-Poemas
leer más   
14
8comentarios 210 lecturas versolibre karma: 130

Se va terminando el dia

Se va terminando el dia anochece lentamente
Los pájaros hacen silencio
Y una melodía que me dice que a ti quiero llegar
Letras que nadan en mi mente
Lápiz y papel, vuelvo a escribir.

Se va terminando el dia el sol ya no brilla
El silencio se apodera de la ciudad
Muchos regresan a sus casas otros no
Me fumó un cigarro mientras escribo
Y no se como seguir porque donde termina el río
comienza el mar en mis ojos.
Me detengo al confundirme las palabras
Que brotan sin cesar.

Se va terminando el dia
Ya anochecio y yo ya no escribo
Porque me abraza la soledad
leer más   
7
7comentarios 154 lecturas versoclasico karma: 76

Cada mañana...

Estoy cansada...
Quiero dormir,
tengo una cama delante y no la puedo usar.
Debo seguir,
aunque no hacia la cama que acabo de usar.

Aunque vengas rápido
me parece eterno,
porque no voy como vos,
voy a paso lento.

El camino es largo y mis pasos cortos.
Mis días largos y mis noches cortas.
Ahora solo queda seguir esperando tu llegada.
Porque por mi cuenta tardaría más,
ya que estoy cansada.

Sería tarde, pero no de noche.
Una lástima, pero no tragedia.
Salvo si me acuesto,
salvo si me duermo.

Dicen que si te pierdo, si te dejo ir, no vas a volver.
Y otros dicen que ya te fuiste, para no volver.

Siempre a la misma hora te veo pasar,
a veces yendo, a veces volviendo.

La ansiedad me puede
Ya quiero verte,
quiero que llegues,
quiero que me lleves,
A veces pienso en sorprenderte,
tomar un atajo para verte.
Pero no,
tengo que quedarme a esperarte.

En frente mío estaría mi cama,
en frente tuyo sueño mi futuro,
aunque no haya ninguno.

Veo camas por doquier, todas a mi alcance, aunque no las puedo usar.
¿Por qué?
Porqué no me dejan, porqué no es correcto, porqué no está bien.
Sería una molestia para los demás y no se vería bien.
¿Por qué?
Si no va a importarme una vez que duerma apoyando mi sien.

A unos pasos frente a mí tengo una cama y no puedo alcanzarla.
¿Por qué?
Porqué estás acá y a la cama solo puedo imaginarla.

Cada mañana...
...esperándolo a él...
...esperándola a ella...
...esperando a mi tren.
leer más   
3
2comentarios 80 lecturas relato karma: 48

Derrotado

El rostro macilento,
el rictus apagado,
con un inmenso océano de lágrimas
los ojos anegados.

El ánimo enfermizo,
el cuerpo está agotado,
la débil sensación del que en la vida
se siente derrotado.

Las sombras del espejo
reflejan un ser lánguido,
la imagen del eterno sufridor
que vaga hasta el desmayo.

Naufragan en la ciénaga
del esplendor los años,
desfallecen los ecos del espíritu
de un hombre muy cansado.

Tristeza, desconsuelo,
dolor en trago amargo,
y el corazón, cariátide de penas,
latiendo involuntario.
22
10comentarios 117 lecturas versoclasico karma: 94

La conciencia...

Es la continuidad en el vacío.
es ese espacio escindido, a veces lúdico
en el que nos imaginamos que estamos …
sin estar, pero estando,
ese lugar, donde habitan las pasiones
nos engañan nos mienten , nos traicionan…

Se disfrazan, se desvisten de si mismas
al amparo de nadie,
o quizás al amparo de sus culpas,
de sus miserias nauseabundas...
para doler y agotarte hasta el cansancio.

Se mantienen vitalicias
porque el olvido no existe
siempre están ahí, pululando en el silencio
detrás de las cortinas...
a tu espalda,
recreándose en cada memoria
que creemos muerta...
ante lo inimaginable.

Se detienen saltando como sapos
desde un espacio elevado
a lo más bajo e impúdico abismos
Luego se regresan continuamente
a la lucidez efímera ...
que se evade de si misma.

Sin consistencia,
ahumadas en el vacío,
como la bruma del amanecer…
y tú, queriendo descubrir que existes..
detrás de esa opacidad imprecisa
así, como un absurdo.

Estados de júbilos devienen,
certeros, aparentes, inalterables
para caer al vacío de nuevo
en esa insoportable liviandad...
Como en un circo
donde ríes ante la adversidad del otro
para luego mirar atrás y ver que es triste
que es un absurdo todo
Y esto se atisba
cuando caes en la razón
que nos conduce hacia la otredad…

Doris Melo
4
3comentarios 93 lecturas prosapoetica karma: 66

El llanto de una estrella

Te entregué mi vida sin dudarlo:
¡Tú!, la aceptaste sin pensarlo.
Mas, ¿por qué me ilusionaste?

¿Por qué de dolor mi ser manchaste?
¿Por qué mi interior así lastimaste?
¿Por qué, por qué, por qué, por qué?

Cuando el amor es indudable:
ni mientes ni buscas el engaño.

De Sombras, 2012
leer más   
11
2comentarios 120 lecturas versolibre karma: 99

Estrés

He caminado con un crítico
dolor en las cienes,
con fatiga espiritual
con el peso de un futuro incierto

Me la he navegado serio
en ríos de tedio
entre lobos disfrazados,
en mis lagunas mentales

He escuchado a gente necia,
el estruendo de mis tormentas
el de mi sórdida existencia

He recurrido a llamarte,
para encontrar el equilibrio
para inundar mi cuerpo de tu alegría
contagiarme de tu despreocupación

Más, no ha habido respuesta;

Sé de antemano que no todo sale bien,
que tu silencio,
igual es un regalo
una invitación
un desafío

Sé que solo es,
un mal día no un mala vida,
eso me mantiene estable

Espero impaciente la inspiración
que trae consigo el insomnio
los estragos del mal día
de lo trágico que es escuchar,
que no estás disponible
5
sin comentarios 105 lecturas versolibre karma: 35

Solo esta vez

Duerme ingenuo hasta que el ruido te despierte.
Y de un sobresalto el corazón te haga dar un súbito brinco.
No es solo el cansancio quien te llama para darte un simple consuelo.

Tal vez sean las lágrimas que molestan a tus ojos los que te ordenan cerrarlos ante la realidad que abruma.

Tal vez solo es ese pequeño dolor quien te anuncia las pocas horas que dedicas al dormir y no es tu conciencia quien traiciona con una historia de remordimientos.

Tal vez existe algo más de todo esto y no quiero darme cuenta.
Es más sencillo simplemente negarlo.

¿Para quién trabajas cuando en vela le niegas a tus sueños emprender el vuelo?

Sigo siendo solo un impulso al destierro.
Así nadie percibirá que estoy solo en este único momento.

Nadie te dirá que detrás de esa máscara de hierro ocultas una gran soledad que desea estar acompañada en cada respiro.

Duerme ingenuo hasta que el ruido te despierte.
Y de un sobresalto el corazón te haga dar un súbito brinco al precipicio del eterno amor.

Poesía
Miguel Adame Vazquez
09/03/2017.
3
sin comentarios 401 lecturas versolibre karma: 31

Un poema pintado por ti

Que te puedo contar entre poesías que no sea más que solo una melancolía un poco rota.
Que te puedo ofrecer si solo tengo un par de ideas cansadas que ya no quieren asomarse en la penumbra.
Es difícil quemarse las pestañas en una noche en donde solo quiero poder cerrar los ojos y dormir.
A veces es tanto lo que deseo desconectarme que me olvido que tengo que seguir.

Estoy cansado de intentar dar la batalla a quien no distingue las lealtades.
Nunca existirán suficientes mecanismos de defensa que sean inmunes a las mentiras de otros.
A ese juego interminable de tener que esconder la verdad porque duele por ser cierta.
No existen mentiras piadosas.

Siempre serán mentiras pequeñas que crecen al tocarse unas a otras al producir solo dolor.
Pero tal vez eso ya lo sabes.
Y tengo que esforzarme por mantenerme sereno.
Ecuánime como una estampa perfecta que es más que una imagen que es sabía.

Es por eso que extrañaré tus cuadros de pintura fresca.
Tu pasión por combinar esos colores tan vivos en tus sueños fantásticos.
No puedo cambiar tu memoria por otra que no ame el dibujar.
No se puede eliminar de un solo tajo ese derecho a iluminar a mis ojos con tu absoluta belleza en un trazo.

Nunca debiste dejar la poesía.
Ahora ya no te importa más la escritura.
Unos cuantos trazos tuyos son ahora suficientes para saber que lo tuyo es pintar para amar.
Que te puedo contar si solo tengo para ti un manojo de poesías que nunca podrán mentir para solo ganar.

Tú tienes tus lienzos y pinceles para vencer a todos los secretos rotos.
Yo solo me tendré que conformar con un par de versos que aspiren a poder convertirse en un poema pintado por ti.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
03/05/2017.
3
2comentarios 290 lecturas versolibre karma: 42

Atardecer locamente desolador

Cae la tarde y con ella mi ánimo se despedaza
Ya no me dispongo a levantarme de la cama,
El escritorio se ha vuelto mi hombro
El espaldar de mi silla ya no aguanta mis migrañas,
Ya no consigo vislumbrar asombro
En lo único que me mantiene vivo,
Ya no consigo propósito en activar alarmas.

Mi dolor de espalda está blindado
A cualquier masaje, a cualquier pastill
Duermo tan poco que cuando lo logro
No quiero despertar,
El antidepresivo sigue sin surtir efecto
Las glándulas suprarrenales trabajan a todo dar
Ya no vale de nada afeitarme,
Ya no vale de nada medicarme.

La tarde cae y espero...
Que mi cama no se vuelva ajena,
Que el paisaje no sea desconocido,
Que el aire no se vuelva frío,
Que las venas no se llenen de sondas
Y el tic-tac del reloj
No se convierta en el pulso de mi corazón.

Aspiro no estar desnudo y despeinado
Aspiro no usar ningún tipo de bata,
Quisiera no estar del todo sedado
Y estar un poco consciente todavía.
No quiero mucho...
Sólo quiero estar en mis adentros
Quizás en templos profanos
Pero que al menos sean seguros.
3
sin comentarios 104 lecturas versolibre karma: 24

Cansancio

Oh, alma imperecedera
ya tantas veces pisada
a tan tierna edad.

El perro y el carro que siguen
andando por valles de sal,
cansados y repetidos,
hasta que el carro se rompe
por los lados desgastados
y el perro muere de sed.

Que sea lo que deba ser,
no estoy preparado para aguantar
otro golpe de mazo
horadando la cruz de cristal.

pero no me queda más.
leer más   
2
1comentarios 73 lecturas versolibre karma: 31
« anterior12