Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 8, tiempo total: 0.003 segundos rss2

El viento empuja

Gota que baja,
rocío en llamas,
cenizas en personas
con las luces apagadas,
caen escombros
peligro sin aviso
de derrumbe existencial.

El viento empuja
las ideas sin labia,
las miradas sin alma,
las vidas calladas.
El viento empuja
sin ganas, sin gracia.

Tiritan los recuerdos
que ya olvidamos,
se enciende la memoria
con locuras y palabras,
son inmunes al canto
de la historia sin habla.

Las plazas gritan
las nuevas enseñanzas,
caminamos alienados
perdimos el "humano"
de nuestro ser común,
especie extinta
anunciando su propio fin,

Potencia en acto,
perder el don de las letras
para encontrarse
en el barrio de todos,
donde todo sucede,
la semilla se vuelve árbol,
la revolución sale del papel,
y la sonrisa sabe aparecer.

El viento empuja
los corazones sin sangre,
las banderas sin color,
el mundo con hambre.
El viento empuja
sin queja, sin lastre.

Hoja que baila
bosque ululante,
sueños en párpados
con las ventanas abiertas,
vuelan proyectos
y mentes sin cuerda,
en un cartel se lee:
"Construyendo Vida".

Entré y me vi,
ya no estoy perdida.
9
sin comentarios 218 lecturas versoclasico karma: 13

Ruinas construidas

Construimos nuestro castillo
a base de
abrazos encapuchados
y besos llenos de barreras.

Sus ventanas eran pequeñas
para que su amor no se esparciera por el aire,
pero sus corazones eran grandes
para que cogieran todos los sentimientos posibles
antes de que la torre se destruyera.

Ellos vivían con fuerza para que el frío ni el calor les pudiera,
pero por mucho que su amor aguantara todas las murallas construidas,

sus esperanzas por salir juntos
estaban en ruinas.

Porque ese amor realmente,
murió antes de que pudiera volver a vivir.
leer más   
4
1comentarios 38 lecturas prosapoetica karma: 59

Síndrome "sinestésico".

Ahora ya lo veo, y siento como agonizan cientos de miocitos, de impotencia, alrededor del haz de His muriendo en la red de Purkinje, en cada una de las paredes de mi corazón.

Ahora me doy cuenta de que en cada sístole, siempre pude decirte, confesarte, gritarte y callarte con todos y cada uno de tantos miedos escamados y temores despojados de raciocinio alguno que corrían, sin permiso, a través de cada una de mis vertebras llegando incluso a hasta mi Atlas, cada vez que mirabas de esa forma.

No habría tenido sentido de no haber sido así.

Sin embargo, no tuve el sentido de darme cuenta de que era yo el que restaba, que nunca supe valorar cuando era hora de soltar todas las miserias, que quisiera o no, al final hacían por hacerme pensar que no valía la pena seguir.

Y el tiempo se me escapó, al igual que a quién padece Alzheimer, o más bien lo dejé escapar al mismo tiempo que abría los ojos.

Y ahora que los he vuelto a cerrar, no es más que porque se que es algo que, jamás podré arreglar de ninguna estúpida forma, pues si aún no lo he hecho, no lo haré nunca.

Es un sin sentido, lo fue, elegir estar así.

Mintiéndome día a día, a la cara, casi sin darme cuenta, por tal de no reconocer que si lo dejé.
Fue por miedo a que fuera real.
leer más   
2
sin comentarios 64 lecturas versolibre karma: 26

Errores

En la vida te darás cuenta
de las decisiones que vas a tomar
y justo después de tomarlas
debes saber, no habrá vuelta atrás
teniendo que aceptar consecuencias de estas
sabiendo el error que has cometido
y todo lo que has construido estará perdido
leer más   
4
2comentarios 55 lecturas versolibre karma: 38

Que molesta puede resultar

Que molesta puede resultar
La incomodidad
de no pertenecer ni encajar,
la incomodidad,
de estar rodeado de miles de personas
y aún así sentirse solo.

Las risas y miradas sobre tu soledad,
las ideas a raíz de tu actitud

No es una intención de autoexclusión

La culpa de no estar
siquiera con quién más quieres
sin saber porque,
no recae sobre mis hombros.

La culpa de quedar en aquel rincón
lejano a todo lo demás,
No recae sobre mis hombros.

La culpa de no saber ser y estar,
De no poder convivir ni hablar
De no poder el silencio controlar,
No recae sobre mis hombros.

Que molesta puede resultar
la necesidad
de alguien que nos ayude
a mantener la luz encendida.

Ese alguien construido desde un sueño,
en el que deseamos
manos que nos comprendan
y nos sostengan.

Pero ese mismo sueño
debe enfrentarse a la realidad
de que no hay quien pueda,
la realidad en la que debemos aprender
que debemos ser capaces de valernos
por nuestra voluntad,
ser capaces de construirnos
con la misma fortaleza con la que soñamos.

Debemos aprender
que no podremos tener a alguien
en los tiempos donde las tormentas
ataquen en nuestro interior, no en todos.

Para escapar de esa realidad,
me hundo en un mundo que no existe,
forjado de simples deseos...
En los que mi suspiro es tan grande,
que todos los sienten.
En los que el grito mas estruendoso
ahogado en silencio, es escuchado.
En los que una mano me ayuda a levantar
cada vez que el suelo se vuelve mi amigo,
y se queda con una parte de mi.
En los que una voz me dice, "todo estará bien".
leer más   
3
3comentarios 72 lecturas versolibre karma: 37

La Poesía Construye

LA POESÍA CONSTRUYE

La poesía construye puentes
tumba muros
la poesía transmite amor
esperanza
alegría
paz y bendiciones
la poesía forma parte de nuestra esencia
de nosotros.

Autor: Robert Allen Goodrich Valderrama
Panamá
Marzo 2020
Derechos Reservados
leer más   
2
sin comentarios 45 lecturas versolibre karma: 28