Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 129, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Amor, insisto

Del amor,
la astucia por servir y renunciar al dolor,
la frecuencia cardiaca del querer
se desliza al cielo profundo del ser.
Insisto,
te has vuelto tan ilusorio,
mi ideal,
se fragmenta entre seres nocturnos,
ansiosas franjas que dividen,
cuerpos frágiles que entre la sal reviven.
Insisto.
En ese beso recuperador,
momento oculto,
espectador amargo,
capturador sin filtro,
del instinto.
leer más   
9
1comentarios 157 lecturas versolibre karma: 50

Yo no quiero

Yo no quiero
hablar en pasado
ni en recuerdos

Yo no quiero
refrescarme en agua
que no limpia

Yo quiero sentir
la lágrima y la sonrisa
en el instante mismo
aunque rememore
historias que pudieran
no ser mías

Yo quiero sentirme
vivo ahora y no entonces

Quiero ser hoy
sin renunciar al pasado
recordando un futuro
inmediato que
me parece mentira
leer más   
10
2comentarios 100 lecturas versolibre karma: 57

Sombras del después

Después,
el futuro a nuestros pies,
armadura de besarnos al revés.

Me pides la hora,
regreso,
te alumbro el ahora.

Olvidamos nuestro futuro,
nos exiliamos,
pedimos un trago,
nos a-m-a-m-o-s.

Tiempo extinto,
poesía repleta de vacíos,
en versos de instintos.

¿Casualidad?

Nuestras pupilas en la oscuridad.
leer más   
13
2comentarios 265 lecturas versolibre karma: 50

Sinsabores de la melancolía

A veces me pasa. Otras, paso yo. Es como un círculo de destiempo girando en una noria sin viento a favor. Una sensación tan espantosa que los monstruos de debajo de mi cama salen a tomarme de las manos, me miran con ternura y suspiran apenados. Pensar que eternamente va a sentirse así lo hace más horroroso. El más horrible de los pesares, una aberración que ataca al corazón.
Y se siente el frío corriendo por los rincones, saltando hasta el techo con las manos vacías de todo; haciendo ruido en los silencios, arrastrando cadenas de pesadumbre que dejan marcas en mis pasos, no en mis pisos.
En ocasiones, lo he visto crecer tanto que tuve que mirar al cielo tratando de evitar las sombras para no temblar y demostrar mi miedo. Porque sí, tengo temores de todos los colores que combinan con la ocasión de mi tristeza y los tacones de mi melancolía,
Le pongo empeño al ser valiente, al tratar, al insistir. ¡Lo hago! ¡Carajo que sí lo hago! Hay días que tomo resignación en taza de té aunque esté helada y me sepa a desagradable hiel He llegado al colmo de dibujar paisajes diferentes cada hora para mudar mi piel, para quedarme sólo con el alma y su ceguera compasiva.
Tengo momentos, muchos, de esos que no quisiera convidar a nadie. Y no es egoísmo, es otra cosa. Es más de cuidar el hogar de tantas mariposas, los colores en los rostros, esas gemas que como encendidas estrellas brillan en las miradas. Son apenas unos pocos los que podrían comprenderlos antes de tocarlos con la lengua. Los sinsabores no maduran nunca y siempre saben amargo.
Al final, después del proceso, me subo a la cola de una esperanza pasajera, le pongo mi mejor cara y le pinto una sonrisa como prueba de mi buena fe. Ella me toma, en realidad nos tomamos. Y vuelta al inicio del círculo, a la veleta, al viento de frente, al ahora de siempre y mis monstruos preparados para el desastre.
leer más   
8
5comentarios 245 lecturas relato karma: 45

Ansiedad

El mundo agobia con su eterno gemir
Ansiedad que angustia a todos mis sueños
Emociones que calan inquietantes
Que abruman hasta querer desfallecer

Paz interior que grita con mi sufrir
Abismos que caen siempre a raudales
Como si el consuelo quisiera soñar
Y liberarse de mis inquietudes

Pensamientos que solo quieren vivir
Lejos del trauma que no deja salir
Y amar la luz de mis sentimientos
Antes que mi angustia vea el amanecer

Deja que el pasado evapore el dolor
Y que no te deprima hasta vencer
Ganaras esta guerra con el poder
De un amor que sobrevive con valor.

Poesía
Miguel Adame Vazquez
19/02/2017
13
2comentarios 633 lecturas versoclasico karma: 55

Luces del pasado

Una pluma roja en un infierno plata,
caballo desbocado en un mar de verdad,
navegando entre las olas como un gran pirata
cabalgando entre las luces de esta soledad.

Escuchando susurros de antiguo recuerdo,
reviviendo bocanadas de vieja ansiedad,
lamentando palabras que arrastró ya el viento,
brutalmente mostradas en toda su crueldad.

Llorando miras las estrellas del firmamento,
destilando lágrimas de arrepentimiento.
Todo tu pasado voló con el tiempo,
todo su tesoro lleva tiempo muerto.
leer más   
11
1comentarios 151 lecturas versoclasico karma: 44

Interpretaciones

¡Que difícil es interpretarnos! Ponernos en boca de otros es la parte fácil, pero en la cabeza y el pecho... eso es un desafío para cualquiera que acepte el reto.
Interpretarnos en las palabras, en los gestos, en las miradas. ¡Ni hablar de lo escrito!
Somos una enciclopedia de vanidades y objetivos. Me servís o no me servís. Y una que siempre fue servicial, queda desamparada intentando eso, interpretar qué parte se salteó de la historia.
El libre albedrío se nos dio para eso, para comprender que el mundo es enorme, que nadie es igual y que podemos parecernos pero, de iguales, nada.
Por eso debe ser tan complicada la interpretación, porque sólo nos mueve lo que nos mueve. Y no, no estoy reiterativa. En cambio estoy pensando.
leer más   
10
2comentarios 293 lecturas prosapoetica karma: 60

Las lágrimas y el libro

Dos lágrimas se cayeron en un libro abierto y se quedaron allí juntas, al principio pequeñitas, impregnadas en el papel. Sin embargo, cada vez que se abría el libro, otro par de lágrimas volvían a caer en el mismo sitio, uniéndose a las dos anteriores, y así año tras año hasta que de todas esas lágrimas impregnadas en las mismas dos páginas surgieron, radiantes, dos gotas brillantes que, juntas, formaban un corazón. Seguramente el mismo corazón desde el que surgieron todas esas lágrimas durante tantos y tantos años.
leer más   
4
1comentarios 126 lecturas relato karma: 63

No es nacer, es vivir


Yo no nací para rendirme.
No moriré rendido.
Que algo quede de tantas noches
De tantos días vividos:
Porque nada agradezco más
Que estar de vez en cuando roto,
Que ser destruido, que vivir varias muertes.

Se ha dicho, si esta vida es cruda
Es cruda la pluma que escribe.
Y si no es así, ¿Para qué vida?
Gustoso pelearé con mis demonios,
Con estas fieras salvajes que se han fijado en mí.
Gustoso, hasta la última gota de sangre,
Hasta el último aliento.

Si pudo el ave fénix renacer y surgir
Después de ser ceniza
¿Por qué yo no puedo?
Si puedo respirar,
¿Por qué no hacerlo?
Si puedo sentir, si puedo amar y llorar
Debo agradecer por ello.

La ciudad es mi volcán de fuego.
Y la luna mi fiel amante.
Seré leyenda, aunque hoy pequeño sea.
Y seguiré en la lucha
Aunque muera en el intento:
No hay que buscar razones por las que vivir,
Hay que encontrar motivos
Para que valga la pena morir.

Como el ave de fuego.
Que aunque muerto
Aún sigue siendo vida en sus cenizas,
Porque no es como te veas,
Es como te sientas.
No es el destino, es el camino.
No es la historia, es la leyenda.
No es el sacrificio, es la causa.
No es la mente, son las ideas.
No es el corazón,
Es lo que lo llena.
No es nacer...
Es vivir.

10
2comentarios 186 lecturas versolibre karma: 80

Alexitimia

Trato de explicarle a tus miedos
todas las emociones que me causan
si te veo temblando entre tus sábanas.
Intento por todos los medios
decirte, que por favor se detengan,
que frenes de golpe el temor,
que no avance
hasta el punto de devorar tus sueños.

Quisiera arroparte con palabras,
con verbos dulces y brillantes
para mecer tus ansias
por lanzarte al precipicio
y convertirlo en un hermoso ascenso,
igual que un águila imperial
cuando remonta el vuelo.

No sé lo que ha pasado,
se escapó de mi boca un sollozo
-te vi marchar, y salió solo-
cubriendo de oscuridad mis labios
y el cielo de mi voz.
Es tan espeso ese manto,
que a duras penas respiro
y por más que sople con fuerza,
me sigue asfixiando.

No me queda más remedio,
que usar mi último cartucho
para espantar al silencio.
Del cajón de mi alma
saco un papel en blanco,
su filo es perfecto
para rasgarme las venas,
no temas, aunque sea una locura
no puede hacerme daño.

Es la mejor manera de que broten
los poemas, donde escribo todo
lo que no puedo y no me sale decirte.
-"...Quiero abrazarte, versarte,
mirarte callada, callada calmarte."-

Deja que vuele de esta forma
tan pasional y suicida,
mi voz hasta tus brazos,
aún hay viento...
aún no es tarde.
leer más   
15
16comentarios 398 lecturas versolibre karma: 101

Cuando soy tormenta

Solo escribo cuando soy tormenta,
cuando se desbordan mis muros de emociones
y en la corriente me arrastran las tinieblas.

Desgarrando heridas sobre las antiguas,
vía de escape a las decepciones,
cuando se consume la llama exigua,
cuando se me ensucian los callejones.

¡Simplemente siento!
La hiel de las noches en vela,
el paso de la vida que quema,
y lo escribo entre gritos de silencio.
leer más   
17
7comentarios 224 lecturas versoclasico karma: 69

Lecho de recuerdos

Mis dudas se convierten en desastre,
jugando con mi corazón cobarde,
no sé de que hago alarde,
si me deshago cada tarde
en tus recuerdos.

Y cada noche es un incendio
en este catre,
donde escribo en silencio
cada frase del sepelio
de la vida que nos parte.

Y ya no puedo más...
solo espero que no leas estos versos,
que no lleguen las notas de los lamentos
de los pasos tan lejanos en el tiempo,
de los besos que dejaron tantos huecos.

Y me arropo entre las sábanas
con cicatrices en mi pecho,
rodeada de todas mis máscaras,
abrazándome este corazón maltrecho,
vadeando los escombros de la catástrofe.
leer más   
2
sin comentarios 101 lecturas versoclasico karma: 60

Oleaje de emociones

Pierdo el norte a cada instanste
en que me ahogo en este río,
buscando entre el gentío,
una salida a este vacío,
que me cubre con su guante.

El problema es lo que siento,
que me arrastra sin cesar
una vorágine de pensamientos,
una lluvia de risas y pesar,
que no cabe en este cuerpo,
que me lleva a navegar
sin llegar nunca a buen puerto.

Cúmulo de emociones inefables,
que me empujan, inestable,
quizá es demasiado tarde,
no hay cobijo que resguarde
a mi alma de este sable.

Cada vez más vulnerable,
y se desata ya este cable,
que me une con la realidad...
Ya no encuentro la verdad
entre las olas del desastre,
y las luces negras de la ciudad
que me azotan incansables.
leer más   
6
2comentarios 131 lecturas versoclasico karma: 63

Piel a piel

Palpitante piel de seda,
indefensa y desnuda,
vibra con mis labios
emocionada y tensa;
saboreo con dulzura
lo salobre del sudor

La mirada perdida
el corazón al galope
el jadeante respirar,
contraído el cuerpo
hundida en la pasión
las ideas revueltas

Así es él, anhelo
de la sutil caricia
el sedoso consuelo
de un fervor febril
y del beso húmedo
en la piel trémula
leer más   
12
4comentarios 192 lecturas versolibre karma: 85

Camino

Vacio la mente
a la vez razono
Panorama nuevo tengo de frente
Divinidad dentro de la capa de ozono

No veo el aire pero siento su brisa
Por las estrellas queda decorado el cielo
Mis pies en el piso donde ando sin prisa
Si cierro los ojos poco a poco vuelo

Levito pero no paro de escuchar
Medito mientras doy pasos y amplifico mi sentir
Un enigma me acompana en mi paladar
Insisto en una contestacion para lo que no se puede definir
leer más   
5
sin comentarios 52 lecturas prosapoetica karma: 66

Bailemos al son

Acariciar el aire
al ritmo y voy
oyendo sueños
con otra voz.

Paso lento , giro
y mano a dos.
escucha el sonido
en tu interior.

Baila el motivo,
desborda ilusión
de ser energía,
danza, diversión.

El baile es la cura
de un gran dolor.
O la mejor muestra
de hermoso amor.

Es sincronía al son
sintiendo conexsión
es delicada estela,
sincera pasión.

En este mundo
bailamos amor.
El baile es simple
rítmica emoción.
leer más   
8
2comentarios 155 lecturas versoclasico karma: 98
« anterior123457