Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 71, tiempo total: 0.005 segundos rss2

366

Esta vez
se han chocado catastróficamente tu futuro y mi pasado,
han hecho que salten chispas para ocasionar un incendio que arrase con todo.

Para apagarlo han llovido pétalos
de lo que una vez fueron rosas,
manchados con la sangre que le regalé a todo el que me la pidió. Y dolió.
Pero se apagó, como todo lo que nace.

Me he visto mala cara y he salido a bailar con la pena para entretener a la alegría.
Luego me ha regalado un poema escrito con todas las palabras que algún día quise decir. Y me atraganté.

De camino a alguna parte creo que me han olvidado en algún rincón.
Como quien olvida detener al amor de su vida cuando se está subiendo a ese avión. A propósito.

Me he hecho con el amor de la poesía y la he hecho la red que me atrapa.
Para ver a la más guapa de mis musas cortarme la red y las alas, esperando a ver qué tal me sentaba la hostia.

He tenido que regalarme una fuerza que parecía no haber en ninguna parte, para poder aprender a lamerme yo sola las heridas.
Sin esperar a que lo haga nadie más.

No he podido evitar barrer bajo la alfombra todos los recuerdos de alguien que ya no está.
Para saber dónde encontrarlos por si los llego a necesitar.

Me he obligado a perder trenes, para evitar que me lleven a un sitio del que con esfuerzo logré escapar.
Aunque dentro estuviese el amor de mi vida gritándome que lo mejor era volver.

He dado mil medias vueltas al mundo para que me devolviesen las piezas que me faltan en el puzzle.
Y ha valido la pena tanto tiempo y tanto espacio.

Esta vez han pasado por mi cuerpo los fantasmas de unas cien primeras veces, y otras cuantas que no eran más que últimas.

Pero esta vez he aprendido que solo quedan unas cuantas veces más.
Que lo mejor que puedes hacer, es ser consciente de que esta es ahora.

(Y bailar, siempre bailar.)
10
2comentarios 205 lecturas prosapoetica karma: 31

Final

Terminó.
Las cuerdas del mundo dieron un tirón
y la maquinaria perfecta del tiempo
se rompió de golpe.
Las manos que alzaba para acariciarte
se quedaron quietas,
los dedos sin fuerzas,
sin vuelo mi aliento.
El reloj del pecho congeló las horas,
los ojos abiertos
sin un parpadeo motivando el aire
y el helado asombro llenando la calle
con el desaliento.

Afuera, el entorno extraño de alguien
tiene caracolas que susurran besos,
afuera, el aroma sigue perfumando
los lechos ajenos,
afuera, la risa entibia las almas
de cariños tiernos.

Yo tengo en el suelo
los pedazos rotos de mi llanto nuevo,
el jarrón de barro que estalló
en lamentos.

Bajo la cornisa,
escampando espero que la lluvia cese.
No le pido al cielo para que regreses
porque no hay camino.
Lo borró tu acento.
leer más   
14
7comentarios 132 lecturas versolibre karma: 59

Epílogo

La última carta me araña los ojos
y absorbe la esencia de mis días;
las palabras secas,
cansadas de esperarte,
se devienen infieles y se visten
de una preciosa coraza emocional.
Giro una esquina y entre los pasos,
encuentro escrito en el suelo mi destino;
recojo las palabras y en un vaso con hielo
me las bebo de un solo trago.
Alzo la cabeza, te veo los ojos
y un reflejo solitario me acaricia.
Me guardo el secreto para mí
y sigo caminando, haciendo pasos breves
para no sacudir demasiado el desánimo.

Ausente, entre mortales que me son extraños,
repaso mentalmente nuestra historia
y los recuerdos resbalan de mis dedos.

Y dices que tú quieres aportar el epílogo?
Deseo concedido, compañero.
leer más   
8
2comentarios 153 lecturas versolibre karma: 51

Eternidad

Eternidad,
significa nada
bullicio que tiñe
un manto de nieve
todo empieza
y aquí acaba
leer más   
5
sin comentarios 80 lecturas prosapoetica karma: 40

Y pasa a veces

Y pasa a veces, que los versos se van apagando uno a uno, como las estrellas que se despiden del concierto de la noche cuando llega la alborada.

Y pasa a veces, que se seca la fuente de la poesía. Ya no mana letras, ni rimas, ni prosa.

Y pasa a veces, que un amor se va apagando, tras cada mirada, tras cada despedida, tras cada grito ahogado en la almohada.

Y pasa a veces, que se seca la fuente de las ganas, y nos vemos, y quisieramos, pero ya no somos lo que fuimos, ya no hay chispas al roce de la piel, ya los sexos no buscan su rima, ya los orgasmos no son prosa.

Y pasa a veces, que se apagan imperios, que se hunden continentes, que se extinguen universos... y toda la vida que en ellos brilló.

Y pasa a veces, que te pierdo.



@SolitarioAmnte
v-2017
leer más   
15
15comentarios 211 lecturas prosapoetica karma: 74

Principio y fin

El trino en la mañana,
fulgor que alumbra el día,
aullidos en la noche,
sombras que la liquidan.

Despiertas con el sol
que sobre el cielo brilla,
y duermes con la luna
que luce si es crecida.

Jardines florecidos,
de gama colorista,
se apagan en otoño,
queda la flor marchita.

La yerba verde y fresca
se mece con la brisa,
y en el invierno cruel,
se consume aterida.

El fuego del amor,
la llama enardecida,
se extingue con la cera
que en humo la disipa.

El gesto de la cara,
que enciende una sonrisa,
se borra con la pena,
y el rictus desanima.

La pluma que en papel
en versos se desliza,
se seca de tristeza
y olvida toda rima.

Aquel rayo de luz
que marca la salida,
de la caverna oscura
sepulcro de la vida,

aquella luminaria,
faro que te ilumina,
se pierde en la negrura,
y oculta toda guía.

Lo que eran al principio
motivos de alegría,
al fin quedan extintos
en muerte y en ceniza.
15
3comentarios 139 lecturas versoclasico karma: 63

El fin de alguna eternidad

Y descubres de repente
que se te han acabado
los incontables segundos
de alguna eternidad.
En mi mente siempre fuiste
inacabable, inagotable,
más que infinita.
De repente,
los relojes de arena
se han quedado
sin sus desiertos,
sin sus dunas
(hasta sin sus escorpiones)
y sin sus granitos
de perpetuidad.

De repente,
tu imagen emerge del cristal
y se desdibuja,
y no es la misma efigie platónica
que contemplé inmutable
en cada despertar del ayer.
Los linderos de la realidad
escurren la infinitud
del amor que nos profesamos
(en mis sueños)
y me inunda una verdad
que asfixia y sofoca
los anhelos cultivados
a lo largo, lo ancho y lo profundo
de ubérrimos veranos.

Ojalá me supieras
a la angustia
de despertar de una pesadilla
en la cual no me anhelas.
¡Ojalá!
Mas me sabes
a la congoja
de despertar de un sueño
en el que me sueñas,
a la realidad de pesadilla
en la que soy descartable
(ni siquiera reciclable).

Y descubres de repente,
que has llegado
al fin de alguna eternidad.



@SolitarioAmnte / vii-17
17
13comentarios 198 lecturas versolibre karma: 79

Siempre decimos adiós

El tiempo
que estuve contigo
puede ser algo que, perfectamente,
sólo he soñado despierto.

Igual que el solitario
regresa siempre a viejas canciones
cuántas veces he oído
esta lluvia
que empieza a caer.

Sí, el verano,
el suave y cálido verano
casi ha muerto
a nuestros pies,

y nos ha dejado su enigma,
como en un sueño.
18
15comentarios 290 lecturas versolibre karma: 94

Poemas para un adiós

I

PASARÉ POR LOS MISMOS SITIOS
pero habrán cambiado.
Escucharé nuestras canciones
con oído distinto.
Mi habitación
ya no es mi habitación.
Mis libros
no son mis libros.
El atardecer
no parece el mismo atardecer
y yo ya no soy el mismo.

II

NO DEBEMOS VOLVER A LOS LUGARES
en que fuimos felices hace tiempo.
Los jardines se agostaron para siempre;
sólo quedan hojas secas de recuerdos.


III

CUANDO UN AMOR SE ACABA
es como si un mundo
se hubiera destruido.
En el espacio quedan
flotando en el vacío
los restos del ocaso
y una nostalgia de recuerdos
que antes eran de los dos
y ahora son de cada uno.
12
10comentarios 100 lecturas versolibre karma: 103

Llegando lentamente

De los recuerdos
solo me acompañan tus suaves manos.
Con el pasado
me quedan muchos pendientes.
Besos que olvidé,
caricias en los metales empavonados.
Dibujos ordenados
en los libros de la escuela.
El ayer permaneció envejecido
de herrumbre y de hoy, ¡qué sé yo!
Barro con la mirada las horas que no sé contar.
Y de tanto esperar,
cansado, perdido,
me he encontrado una perla de agua
en el cauce de mis arrugas.
Un tul desvela luces humeantes a mis ojos.
¡Cuánta soledad inesperada!
Llegando lentamente, a dónde no quiero.
leer más   
5
2comentarios 109 lecturas prosapoetica karma: 72

Hola, bailamos hasta siempre, y luego te vas

Acércate,
siéntete libre..
escuchemos las olas en el arrecife.

Susúrrame
que eres mía,
una mano en el hombro, la otra en la mejilla.

……


Dame todo amor,
mientras siento el cosquilleo de tu voz,
con ese color
que el alba pinta en la luna.

Ay ay ay ay ayaayaayy

Ven y dime amor,
por qué noto burbujearme el corazón,
y un cierto temblor
al agarrar tu cintura.

Ay ay ay ay ayaayaayy

Que yo sepa entre tu y yo,
ya no queda ni un espacio de dolor,
sólo está el calor
de mis labios en tu nuca..

Bailemos hasta que..
se nos acabe la luz de las estrellas…
desparramando su lumbre todas ellas,
uoohh oohh.. quedando la más bella
cerca de mí.

Hasta que…
se rinda el cielo por fin a tus encantos,
que se enamore de ti, y yo entre tanto,
uoohh ohh bailando aquí a tu lado..
viajando en ti.

……..


Abrázame…
si te despides,
recuerda que en mis labios tu encanto vertiste.

Aléjate…
como viniste,
intenta que no sienta que al fin ya te fuiste.
leer más   
12
12comentarios 125 lecturas versoclasico karma: 101

Ruptura Post mortem

….

Hoy, un día como tantos otros,
de sufrimiento y dolores,
tus fantasmas y mis demonios
han vuelto, sin honores,
a batallar como leones.

Basiliscos furiosos,
de sangre hervida y negruzca
que aimentan y despiertan
la ira contenida,
de unas vidas
pasadas y olvidadas.
Así, a dentelladas y con saña
han devorado como alimañas,
nuestras frágiles alas.

Hoy, como lo pudiera haber sido
el día más azulado y luminoso
en la mañana de un reencuentro,
esos monstruos incontenibles
han derrotado la esperanza eterna,
aplastado con su dedo sucio
el deseado anhelo de nuestra unión.

Por sus bocas groseras,
abiertas, babosas, hambrientas
han volado saetas de hielo y de fuego
que, precisas, se han clavado
en los corazones vulnerables,
al tuyo, helándole,
al mío, abrasándolo.

Hoy, como lo sería un día de amapolas
temblando al paso
de un nuevo amor,
han derribado
nuestras frágiles defensas.

Como locos ventrílocuos
hemos lanzado,
hurgando en secas heridas,
duras palabras
en aludes nivosos
sepultando para siempre
el fértil sembrado
de un futuro maravillosamente
mejor.

Ahora, la oscuridad del dolor diurno.

Después, el cegador insomnio
de mil y una noches en vela
soñando impotentes
que alcanzamos ingenuos
el último tren de los sueños.

Ahora, que todo terminó
al cabo de tantos años
de orgullo y pasión,
con los corazones sangrantes
lameremos de nuevo
como perros sin dueño
las insanas heridas
de nuestro invariable,
cíclico
y pertinaz
error.




@Inmalitia, Andrés García. © Agosto, 2018
Imagen: Mosaico con máscaras teatrales
leer más   
17
23comentarios 368 lecturas versolibre karma: 120

GrAciAs por el viAje...

Cuando de pronto despiertas del sueño
y es la realidad quien te mira de frente
...
Cuando ves ese tren
que de pronto se pierde

que te bajas de él
aún queriendo ese viaje

Cuándo las vías se cruzan
Y después se desvían

Y ya
no hay retorno <~~~~~~

Porque ya no hay ojos

ni vida qué alcance

Su Luz
de
Ya ha pasado ...

Cuando te das cuenta que el suspiro del viento
Ya no llega a tu boca

que el aire te falta
y el silencio se abre

Ella...
Hoy acaricia la vida

Mientras en sus labios
Qué “Puta”

Cómo jode a veces...—


Pero/y, a pesar de todo...
Qué Bella es la vida ...

GrAciAs por el viAje

@rebktd

youtu.be/SHEGijhWbTw
leer más   
32
14comentarios 293 lecturas versolibre karma: 129

Que más?

!Si doy todo lo que soy¡
¿ Que más puedo dar ?
¡Dime tú!
Malu Mora
leer más   
19
10comentarios 206 lecturas versolibre karma: 133

Deuda De Sangre

Ni las sombras del árbol
que provoca la incertidumbre
de caer en el olvido.

Ni la ausencia ausente
por ya no quedar nada,
al querer destruir
el más mínimo
de tu posible recuerdo.

Ni el silencio apagado
tras las grietas que provocan
tus gritos de silencio,
podrán hacer que pase inadvertido,
ese pasado tuyo depravado
de tu indigna inmoralidad.

Tienes una deuda de sangre
y ya he venido a cobrarla.

Iván A.
7
3comentarios 102 lecturas prosapoetica karma: 72

Ví mi lid sin fin... (Lipograma Monovocálico)

VÍ MI LID SIN FIN
((Lipograma Monovocálico))

¡ Sí, sí !
Ví, mi lid, sin fin...
Y... Ni mi iris inhibí,
¡ Y ví... Mi lid, vivir !
Y sin tí... Viví mi fin.
*
¡ Id sin mí !
¡ Id...Y vivid sin mi lid !
___ Viví mi fin...
Id sin mí, ni mi lid.
¡ Insistid... Y vivid !
**
¡ Vivid, vivid !
Sin mi fin inhibir.
___ Mi lid ví vivir...
Insistí... ¡ Y ví mi fin !
¡ Viví mi lid... Sin tí !
*
___ Sin mí...
Ví ir, mi lid.
Dí___ ¡ Sin tí, viví !
Dí___ ¡ Insistí y viví !
Sin mí... ¡ Vivid !.
**
Imprimid mi lid...
Si ví mi fin... ¡ Y viví !
¡ Mil iris, ví, ir...!
Y mil bilis viví.
Y mil iris, sin vivir.
***
___ ¡ Ví, mi vil símil !.
Y mi vil lid, incivil.
Sin infringir mi iritis.
Sin insistir
Sin ring, ni vid.
****
Id... Id.
¡ Id sin mí !
Sin mi lid...
¡ Id y vivid !
___ Y vivid, vivid, sin mí.

Autor: Del texto y la imagen.
Ha sido publicado en e-Stories.org a solicitud de Joel Fortunato Reyes Pérez
Publicado en e-Stories.org el 05.02.2014.


Lea más: www.latino-poemas.net/modules/publisher/article.php?storyid=16102 © Latino-Poemas
leer más   
18
16comentarios 318 lecturas versolibre karma: 148

“Dolor Imborrable” (2 Jotabé dodecasílabo)

Ella puso fin a una inclemente vida
reiteradas veces se vio sin salida

cada día, en un frio rincón lloraba
no comprendía todo lo que pasaba
solo con oír los pasos se angustiaba
a su memoria el pasado regresaba

esta vez, su mente no resistiría
las vulneraciones que ella enfrentaría

su alma, aquella tarde quedó adolorida
mientras su cuerpo marcas acumulaba
que nunca nadie se las advertiría.

II
¡Quien ha provocado en ti, bestial dolor!
no hubo respuesta solo un fuerte clamor

que resonó en las paredes del mutismo
mientras poco a poco caía a un abismo
que jamás podría salir por sí mismo
no sería parte de ella, el optimismo.

En una fría madrugada de invierno
sin nadie que le diera un abrazo tierno

puso fin al capítulo aterrador
y sin ningún atisbo de nerviosismo
dijo adiós... a este, su gran ¡protervo infierno!





Clementina Bravo Rivera
Cleme_Eternamente
18 de noviembre de 2018
Arica – Chile.
leer más   
21
21comentarios 133 lecturas versoclasico karma: 124
« anterior1234