Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 43, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Miedo a no tener ganas de escribir

Ganas de escribir, de escribirte.

De cantarte todo lo que siento, de enamorarte.

Ganas de estabilidad, pero solo si es contigo.

También de besarte hasta que los labios dejen de existir, como un hielo que se funde, como una rama que se quema.

Apareciste de la nada, convirtiéndote en todo.

Me trajiste la magia que necesitaba para realizar mi truco, ese en el que vuelvo a ser yo, con menos inocencia y más cicatrices.

Desgraciadamente, también está presente el miedo, ese en el que te vas tal y como has venido, ese en el que no me amas, en el que no encuentras en mí la musa para tus canciones.

Miedo a quererte, por perderte.

A no ser capaz, a desaprovechar.

Miedo a que encuentres mi monstruo interior mirándote fijamente mientras acaricias mi alma con los dedos.

Miedo a tener que volver a buscar, a la soledad.

A fallarte y a fallarme a mí.

A que otra vea lo que yo me encontré por casualidad.

Miedo a que mi inspiración no tenga por quien salir.

Pero, sobre todo, miedo a no tener ganas de escribir.
9
sin comentarios 281 lecturas versolibre karma: 10

Ausencia elegida

Apagas tu sed pensando que no existo.
Sólo me sueñas.
Y tú... gastando tus horas
a pesar de que podrías estar aquí, recostado con tu cabeza
sobre mis muslos desnudos,
mientras acaricio tu cabello.

Marisa Sánchez
4
1comentarios 230 lecturas versolibre karma: 40

Tengo ganas al miedo

Tengo miedo a no sentir, y a sentir demasiado,
a saber de más y a no saber nada,
al qué dirán y a que no digan nada,
a ser yo misma y a esconderme,
a que no me quieran y a que me amen,
a no decir y a decir demasiado,
a que el tiempo vuele y a que vaya demasiado lento,
a dormir para siempre y a quedarme despierta,
a soñar y a que sea todo real,
a dejarme llevar y a ser guía de alguien,
a creer en ti y a que creas en mí,
a defraudar y a que confíen demasiado,
a triunfar y a fracasar,
a reír hasta que duela y a llorar hasta que se calme el dolor,
a vivir y también a la muerte.

Cuánto temor camuflado,
qué sinsentido más grande tener miedo
al miedo de no tenerlo,
pero sufrir también si tienes demasiado.

Qué estúpido tener miedo a las ganas y ganas al miedo.

Tengo ganas de sentir el miedo
que se siente al sentir demasiado,
al no sentir nada, al saber de más,
al no saber nada,cuando no me quieran,
cuando me amen, al ser yo, al esconderme,
al callarme, y al gritar lo primero que piense,
al que el tiempo se detenga, al que sea muy rápido,
al dormir, al despertar, al triunfar, al fracasar, al defraudar,
al que me defrauden, al reír,
al que se me acaben las lágrimas...

Tengo ganas de vivir y a veces, incluso, de sentir la muerte.
11
6comentarios 173 lecturas versolibre karma: 59

Ábreme

Ábreme tus sonrisas de par en par
y sellaré todas las salidas de emergencia.
Ábreme las manos y haz que nazcan flores de ellas.
Ábreme tu vida y seremos eternos.
Pero no dejes de abrirme tus brazos
que tengo ganas de no soñar más contigo.

Marisa Sánchez.
6
2comentarios 122 lecturas versolibre karma: 57

Ahogando las ganas de primavera en el café

El sol entra por la ventana y advierte la primavera.

Pero tú te guareces bajo la vieja bata, el pijama de franela y esos gastados calcetines de lana.

Amanece la calle que enciende radiante y cálida.

Pero tú te cubres el rostro tras las gafas oscuras.

La piel se baña en el tacto suave de los primeros rayos. Se avivan los colores vestidos.

Pero tú te apagas bajo el gris del jersey.

Se descubren los primeros paseos reposados, los primeros bancos dorados y las primeras páginas de libros abiertos al sol.

Tú te cobijas en el interior.

Huele a tiempo nuevo y floración. Brotan camelias y claveles, y los balcones de la ciudad siembran de petunias sus macetas.

Tú aún retiras la nieve del porche y recoges las hojas secas de la hiedra en el jardín.

La brisa acaricia. Tú sientes que el viento golpea.

A mediodía apremia el calor. Se sudan los zapatos. Sobran abrigos y fulares. Se cuelgan las americanas al hombro, se remangan las camisas y se lucen las piernas de las primeras faldas.

Tú te abotonas la chaqueta.

Los primeros cuerpos se estiran en los parques. Las películas se mudan al autocine. Se emplazan las primeras terrazas sobre las aceras y el recogimiento de las tardes de invierno evoluciona a las primeras tardes desvestidas y agitadas.

La tarde invita al recreo a la intemperie. Tú te ocultas en el asilo del trabajo.

Se sirven las primeras cervezas frías. Tú reclamas un humeante café.

La luz se resiste y el día se hace más largo. A ti te pesa la jornada y te deslumbra el ocaso.

La noche despide las heladas. A ti te hiela el rocío.

El tiempo anuncia las ganas. Tú previenes el apetito.

Reprendes el cambio de estación y dilatas el tiempo por no destapar el cuerpo ni calzar sandalias.

Enfrentas el día, te ciegas ante la luz, te cobijas bajo el techo, ‘desperfumas’ las flores y apagas el color, enciendes el viento y te resistes al calor, rechazas el asueto y asolas las tardes.

Y te convences.

Escribirías un poema si conocieses las rimas de los versos.

Pintarías un lienzo si supieses manejar el pincel.

Compondrías una canción si no ignorases las notas.

Sonreirías si atinases a esbozar el gesto.

Hablarías si no se te quebrase la voz.

Irías a buscarle si se revelase su encuentro.

Y mientras te adoctrinas bajo ese paraguas abierto y tu deseo encogido, mareas la cuchara removiendo la primavera y ahogando las ganas en el café.
10
4comentarios 143 lecturas prosapoetica karma: 55

Traes ganas

Traes ganas que se extinguieron en ceniceros sin tiempo.

Traes ganas pretéritas arañando la espalda de un futuro pluscuamperfectamente incierto.

Traes ganas en ropa interior abandonada en un gavetero viejo.

Traes ganas en sueños que se acostaron con pesadillas.

Traes ganas desveladas que remojas en un café con tostadas.

Traes ganas hechizadas por Merlín.

Traes ganas congeladas por la bruja del norte.

Traes ganas mojadas por los inviernos de ayeres olvidados.

Traes ganas en jaquecas ahogadas en aspirina.

Traes ganas en migrañas punzantes que hibernaron todas tus vidas pasadas.

Traes ganas en copos de nieve que esculpieron muñecas rotas de hielo.

Traes ganas descocidas que perdieron su aguja en un pajar.

Traes ganas mordidas por fieros amores perros.

Y cuando tus ganas se encuentren con las mías...

Pintaremos al carboncillo en lienzos de pieles de zorro plateado y de hurones en calzoncillos.

Nos deslizaremos en estrellas fugaces por los anillos de Saturno.

Remojaremos las galletas en leche tibia recién ordeñada de la Vía Láctea.

Trenzaré tu pelo en constelaciones desconocidas.

Hundiremos nuestras carrozas de fuego en el Nilo en rojo.

Ahogaremos el llanto en mares de deseo.

Plantaremos nuestra bandera en todas las lunas nuevas.

Aullaremos a todas las lunas llenas.

Escalaremos el Everest en bicicleta.

Y cuando tus ganas se encuentren con las mías...

Ganarás tú, ganaré yo, ganarán nuestras ganas.

@SolitarioAmnte
iv-2017
leer más   
9
8comentarios 102 lecturas prosapoetica karma: 63

Haiku

En la canícula
aprieta fuertemente.
Deshace ganas.
6
sin comentarios 150 lecturas versolibre karma: 68

La alegría no sólo pertenece al ganador

La alegría no sólo pertenece al ganador.

Yo estuve vencido en un espacio sucesivo de dolor
y seguía siendo positivo,
no me importó que la paz estuviera callada,
sin sobresaltos y luces en un escaparate de gloria
luché por tener cariño.

Realmente el resplandor de la vida
me fue borrando los rostros tristes,
y como una nueva criatura que nace
amé a la luz y abandoné a los martirios.

La piedad mostró su bondad
Y gracias a eso nunca renuncié
a lo justo y verdadero,
en mi jardín estaba el cielo azul
repleto de esperanzas y sueños.

Hoy disfruto escuchar las palabras dulces,
las buenas noticias que hacen brillar
a cada uno de mis más tiernos deseos.

Sé que a veces el amor es invadido
y como una plaga de langostas
las interminables mentiras calumnian mi gozo.

Pero esta noche nada impedirá que sea libre,
nada impedirá que esté completo.
Te tengo a ti.
Me tengo de nuevo.
La alegría no sólo pertenece al ganador.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
30/06/2017
10
12comentarios 439 lecturas versolibre karma: 85

Me conformo con todo (lo que pensaba y no dije cuando subí a la montaña rusa).

Dejé que el corazón tuviera tanto,
latidos abundantes, manantiales,
viví sin precaución, sin mirar cuáles
serían los castigos de su encanto.

Mezclado el fuego intenso con el llanto
presté poca atención a las señales.
Debí quedarme ciega y sin modales,
bebí mentiras y respiré amianto.

Preguntas no quería y no las quiero.
Sabías que elegir no era lo mío.
Perder iba a perder de cualquier modo.

Confórmate, dijiste en plan severo.
Jamás cumplí, venero mi albedrío.
¿Por qué perder si puedo tener todo?
14
4comentarios 271 lecturas versoclasico karma: 81

Las ilusiones no se manchan

Carlitos disfrutaba jugando al fútbol y siempre salía al campo a ganar. Todos en el equipo compartían la misma ilusión.
El balón rodaba por el campo y aunque la mañana estaba fría, los ánimos iban caldeándose. Algunos padres, descontentos con el árbitro, pronto empezaron con gritos e insultos.
El balón entró en la portería, y del equipo contrario gritaron... ¡GOOOOL!
Suficiente para que varios padres se enzarzan en una fuerte discusión, que acabó en una batalla campal, mientras los niños asistían atónitos y avergonzados a la escena.
De vuelta a casa, Carlitos lloró desconsoladamente, jurándose… que nunca volvería a jugar.




Microrrelato de 100 palabras, publicado en la Asociación solidaria cinco palabras:
cincopalabras.com/2017/09/17/escribe-tu-relato-de-septiembre-iii-con-g
3
1comentarios 92 lecturas versoclasico karma: 40

Soneto No.11 "A su sexo"

Soneto No.11 "A su sexo"

Tan viril, tan enhiesto en las mañanas
sin pudores su carne complacía
provocaba en el cuerpo tantas ganas
mi pereza, rebelde se encendía.

Arrancarnos a tiras el pellejo
agotar arrebatos con derroche
nuestras formas riñendo en el espejo
y augurar conclusiones en la noche.

Sensaciones, desnudos y descorches.
Sombras, cuerdas, fetiches, disfrutamos
aflojando mampara y cabecero,

lencería de negro en su liguero
de las bragas, sofás, nos olvidamos
¡y que suden las lunas de los coches!


Copyright 2017
leer más   
7
1comentarios 139 lecturas versoclasico karma: 80

Papel y pegatinas (colaboración @sarrd8r y @JanaRivera)

Entre bamboleos de lunares y bombillas pequeñitas, pasa la vida envuelta en papel y pegatinas.

Entre mis zapatillas de paño,
mi alma de cola,
las castañuelas de mis risas,
festejando los versos
alumbrados entre la planta
noble del presente
y el ático del futuro.

Una vida de trabajo, de sacrificio, de carmín en los labios aunque acabe de saltar al precipicio.

Sin dejar que el fango
en el que baila
le ensucie los latidos,
con la barbilla rota
de tanto levantarla,
su pecho, cada mañana,
se llena del ansia
por recordar su horizonte.

¡Y vuelve a la carga! A comerse los días, a jugar con la falda, a sentir que aún puede cumplir sueños, a volar cuando sopla levante.

Vida de canasta de mimbre,
llena de insomnios volátiles,
remango de sentidos como martillos
rompiendo el dolor, la fatiga,
subida en la noria de la certeza
que no hay estación,
solo papel y pegatinas.


(Dedicado a aquellas madres que tienen sueños todavía)
leer más   
12
12comentarios 145 lecturas colaboracion karma: 104

Ahí os quedáis

Hoy exorcizo mis males
cambiando mis guerras
por zonas neutrales.

Harta de embaucadores del pueblo
con mierda en las tripas.
Piratas, enfermos de ambición,
infames ratas, odiosos impostores.

Simuladores de odios gangrenados,
sembrando distancias entre adiestrados.

Me asquean las dietas milagro;
charlatanes vendiendo humo envasado,
remedios placebo de engaño enlatado.

Cansada de vidas escaparate,
que esconden podridas trastiendas
sin humildad ni decoro.

Sacrificio mudo de aquel
que lucha por ganar batallas,
que antes fueron amañadas
para ser perdidas.

No hay equipo posible,
pues vas solo en esta guerra
de la que yo me apeo.
Ahí os quedáis.
No estoy en venta.
Me voy a mis zonas neutrales.




Publicado en la Asociación solidaria cinco palabras:
cincopalabras.com/2018/07/01/escribe-tu-relato-de-julio-i-con-las-pala
19
13comentarios 226 lecturas versoclasico karma: 98

Preguntó ( no es necesario que lo voten tenía esas ganas de reeditarlo)

Preguntó:

Como te sientes?
A veces optimista otras decaigo.
Cuando menos lo espero
el miedo me toman por sorpresa
a cualquier hora del día o en cualquier oscura esquina

No le importa que el sol brille,
o si la tarde está fría, me toma donde se le antoja,
donde se le da la gana, hasta hacerme toda suya.

Muchas ocasiones me despierta por las noches
con la mente a oscuras, buscando a tientas un camino
en el que pueda vislumbrar una chispa de futuro,
pero la incertidumbre gana, va anulando mi sueño
y sumo a mis noches una noche muy larga
una más de desvelo.

Y no me dejan nutrirme las interrogantes,
y los pensamientos que como ejambre de abejas
zumban y hacen preguntas
dentro de mi ya cansada mente,
me asustan y no me dejan hacer nada,
a tal grado que me inmovilizan en algunas ocasiones,
y por segundos vuelve a tomar mi voluntad.

Y el cansancio prematuro que se siente,
que te abraza, donde el peso se acumula
y ese cansancio de meses de años,
el cansancio de un cuerpo que ya no puede más
que ya no sabes si te pertenece,
ha sido tan maltrecho que cuando te miras al espejo,
otro rostro ves en su reflejo.

Y te buscas y no te encuentras
no sabes en que sección de ese laberinto de consultorios
y decenas de cuartos ambulatorios
o en que tratamiento casi obligatorio
por tu vida, allí se quedó hundido en ese negro sofá frío.

Dónde se acabaron las ganas?
Dónde se acabó la voluntad?
Donde un lastimado y herido cuerpo
no pudo dar una muestra de fortaleza más?

Y no aguantó en su carretera de venas
una pincha más, y un grito ensordecedor
pero silencioso disfrazado de sollozo
se rebela y quisiera desvaneserse
hasta quedar liso transparente, inexistente

y como novios al final de una relación,
balbuceando dices a la enfermera,
para que no se sienta mal cuando ya no puede más.

" No eres tú , soy yo"

Pero la más dolorosas son esas agujas de muerte
que atraviesan el corazón sin piedad
que esa gente sin sentimientos,inhumanos
que sin conciencia como gusanos

sin tocarse el corazón ni detenerse
a pensar un segundo te apuñalan
con sus comentarios y deseos mortales
como si ellos fueran de una raza aparte
que nunca el infortunio les fuera a tocar
y creyendóse dioses te condenan

Y el cansancio de una mente
que no para y no deja de dar vueltas
pensando lo que vive, por más que lo intente,
con desesperación busca una salida
a tan grande círculo de zozobra y dolor.

Y allí está! Claro que aparece
y no cualquiera lo tiene
las sonrisas, la alegría
de esas caras que te miran con amor,
las que te vuelven a la vida,
las que te dan medallas de vencedor.

Así la batalla a la lucha
por la vida diaria,no es nada comparada
con su decicación, hoy te lo digo, las mejores armas,
las que vencen, las que razgan y cauterizan el dolor
es la más grande, es sólo una , llamada amor.


MMM
Malu Mora



foto tomada en alguna clínica de cualquier parte del mundo
leer más   
13
12comentarios 308 lecturas versolibre karma: 97

A pesar de todo

A pesar de todo y de todos
lograste sobrevivir.

Navegaste entre bruma
en la orilla oscura del tiempo
en la profundidad del miedo
en el dolor de no saberse
si se está vivo o muerto.

De la cicatriz caminaste por su arista,
unas noches dormías en crucifixión
por los días vivías en penitencia
castigo de los que se entregan
con el más puro sentimiento

El tiempo benévolo al verte estoica
ultrajada y ante el peso de tu carga
apiadóse de tu ser ofendido
fue aligerando el peso de tu fardo
llevándose por estaciones lo padecido.

Hoy te encontrará y te encontraran,
plasmando tu voz en nuevos versos

Sigues siendo tú misma un poco más sagaz,
se perdió la inocencia en esos laberintos
sin puentes ni escaleras que a veces es la vida .
la esencia no se pierde, esa se mantiene intacta

Y pesar de la ausencia,
das incondicional tu presencia
a pesar del intenso frío,
abrigas brindando calor
a pesar de la maldad,
aún puedes dar amor

A pesar de todo, a pesar de todos
aquí estás, aquí te encontrará,
aquí te encontrarán
plasmando tu voz con nuevos versos.

MMM
Malu Mora
leer más   
26
23comentarios 483 lecturas versolibre karma: 140

Espera

Siguen las ganas intactas en el gozoso blanco pintado de verde,
vuelan las mariposas en ese hilo del tiempo
que se alarga por las sombras y se acorta por los pasos.
Me columpio en los interrogantes hasta que el cielo rasgue su velo y anuncie la noticia.
6
3comentarios 79 lecturas prosapoetica karma: 64

Estas ganas de Besarte

ESTAS GANAS DE BESARTE

A veces quisiera besar tus labios
contengo la mirada para que no sepas lo que siento
pero me abstengo de no tenerte
y me conformo con tu sonrisa
esa sonrisa que transforma mi alma
que me atormenta y me domina
llevando estas ganas de besarte
a los sueños sobre mi almohada.

Autor: Robert Allen Goodrich Valderrama
Panamá
Derechos Reservados
Febrero 2019
leer más   
16
7comentarios 279 lecturas versolibre karma: 103

Sólo cuando me miras, soy yo

Tengo en el estómago
un sentimiento de anticipación,
porque cuando llegue el momento,
sonreiré al susurrar en tu oído
mil secretos que ya sabes.

Confío en que para entonces
estén vacías las copas de vino
para que podamos llenarlas
de ganas de bebernos,
a pequeños sorbos,
a grandes tragos.

Entonces,
aprovechando la cercanía,
besaré tu cuello para guardar
los matices de tu bouquet,
mientras dibujo suavemente
con mis uñas la forma de tu espalda.

En ese momento,
la imaginación dejará
de una vez, por fin,
su espacio al deseo,
arrancándonos gemidos
entrelazando nuestras piernas
y nuestras lenguas,
aprovechando nuestros labios
también para basarnos.
9
2comentarios 170 lecturas versolibre karma: 86

Mi cama está vacía

Tengo la cama
llena de todas las palabras
que aún no nos hemos dicho,
de las caricias que no hemos dado,
de los orgasmos que nos faltan.

Enfría mi espalda cada beso no dado,
la puta ausencia de tus manos,
la triste soledad de mis te quieros,
la sensualidad de tus silencios.

Sola, mi almohada
busca la boca con la que suspiras,
las uñas alejadas de mi espalda,
el aroma de tu cuello
y esos labios besones
que sonríen por todo el deseo
que me provocan.

Ahora intentaré dormir
con la extraña sensación
de que echo de menos mil cosas,
mil palabras, mil besos,
mil historias que no he vivido.
17
8comentarios 135 lecturas versolibre karma: 107
« anterior123