Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 295, tiempo total: 0.006 segundos rss2

Mierda de vida

Ahora cuando todos duermen,
es cuando mis neuronas
vacían su pestilencia de mierda,
locura, enfermedad y muerte.
Mi personalidad deformada
escudriña con su mirada
las sombras angustiadas de mi cara
mi nariz se vanagloria de no sentir nada,
y el olor de mis ideas alcholizadas
se extiende por mi cama,
mi jergón ya no se aguanta,
lo sudores me corroen la cabeza
el cuerpo y el alma.
El sueño me acorralará hoy,
antes de despuntar el alba.
Y yo no me dormiré
antes de la madrugada.
leer más   
7
sin comentarios 85 lecturas versolibre karma: 6

Si me alcanza la poesía

Si me alcanza la poesía
Haré una bomba atómica de versos
Que se expanda por mi cielo.
Si la poesía me alcanza,
Si la locura no me traiciona
Y Dios y el diablo se ponen de acuerdo,
Podría ver la noche como un instrumento para dormir.

Si me alcanza la poesía.
Si un día muero que se diga de mí
Que morí escribiendo.
Que mi cabeza patinaba sobre lodo,
Humo y cerveza.
Que morí peleando,
Que mis rodillas quedaron ilesas.

Si la poesía me alcanza.
Que pueda un día ver hasta dónde me llevó
Porque un día dormí cobijado de frío
Y al siguiente amanecí con alguna dulce princesa.

Que fui preso de la venganza,
De la lujuria, de la gula,
De la ira, de la soledad y la tristeza,
Si es que pecados son, y quien sepa
Si también la locura lo és:
Ojalá me vieran tan señor en la calle
E ignoraran mi puta cabeza descarriada.

Si me alcanza la poesía.
Que ella hablé en mi nombre
Porque yo no puedo, ya,
Apenas y me sonrojo si escucho mi nombre.
Pienso en quienes me aman
Y me siento miserable.
Pienso en mis contradicciones
Si siempre he hablado de respeto
Y soy el primero en faltarlo.
Si pienso en mis conflictos
Cuando discuten mis cojones,
Mi mente y mi corazón.

Si la poesía me alcanza, y alguien la lee.
Ojalá supieran que mis ojos negros tienen fuego.
Que mi boca besa mordiendo.
Que mis manos saben comer.

Si la poesía me alcanza.
Ella sabe que me las he arreglado para vivir
Aunque viva en quiebra.
Aunque sea un bruto soñador.
Aunque crea que el dinero paleará mi sufrimiento:
Vaya yo a saber si de tenerlo
No me duela la otra conciencia.

Si la poesía me alcanzara para describir mi nombre,
No sería poeta,
Sería un ser humano como cualquiera.
leer más   
14
2comentarios 320 lecturas versolibre karma: 49

Delirio

Entonces bajo mi delirio
escribo sobre el martirio
que vivo día a día,
que vivo noche a noche.

Y en la oscuridad,
espero la voluntad
de quien me quiera buscar,
de quien me quiera encontrar.

Y bajo mis pestañas
encuentro vista clara,
bajo todas las marañas
del viejo patrón de casa.

Y bajo mi locura,
me veo en situación muda
de este mi día a día,
de esta mi noche a noche.

Sigo buscando las razones
al compás de varios sones
de quién me puso aquí
y no me dejó allá.

Y bajo las cortinas
se encuentran mil vitrinas
de quien no quiere ver
porque no quiere ser.

Entonces bajo mi delirio
escribo sobre el martirio
que vivo día a día,
y muero noche a noche.
12
5comentarios 105 lecturas versoclasico karma: 55

La Niña

Ella era su preferida. Le gustaba cuando jugaban las dos y todas las noches la miraba dormir.

—Aún no es tiempo, no está preparada, pero llegará su hora. —decía mientras la miraba desde el estante de los juguetes.

Mientras tanto, peinando su cabello, la niña miraba detenidamente su reflejo mientras éste le respondía:

— Aún no, no estoy preparada…Pero llegará su hora.

P.E.S.S
leer más   
9
6comentarios 176 lecturas relato karma: 45

No estoy loca

Llevo dos horas aquí sentada en el sofá, tomándome el café que, normalmente, apuro en dos minutos. Queda el poso, una suerte. Todavía podré aferrarme a la taza un rato más mientras te observo, hablándome de nada en particular, captando mi atención de todos modos. No pienses que estoy loca, ya sé que no estás aquí realmente. Lo que no entiendo es por qué no he ido entonces a buscarte, en lugar de conformarme a diario con un café frío y la evocación desgastada de una imagen que es ausencia todo el tiempo; por muy capaz que sea de imaginarte sonriendo, disfrutando de una infusión humeante, acariciándome el oído con tu voz, señalándome la luna recién aparecida en el cielo, mirándome con esos ojos encantadores de serpientes y de locas como yo, bueno, como yo no, es un decir, no pienses que estoy loca. Tal vez, idiota, pero loca no. Si estuviera loca, no contemplaría el poso del café agarrándome a todas las esquinas de tu recuerdo. Si estuviera loca me levantaría ahora mismo del sofá, dejaría la taza sobre la mesa, cogería la cartera e iría a tu encuentro. Todos los días lo pienso. Ninguno lo hago, porque no estoy loca. Aunque deseo estarlo. Quizá este sea el comienzo.
13
3comentarios 216 lecturas prosapoetica karma: 46

Vos y yo. Nosotros. Esos

Viento y firmamento.
Historia y retórica.
Puerto y desierto.
Norte y horizonte.
Recuerdos y tuertos.
Locura y ternura.
Alas y balas.
Esencia y consecuencia.
Tristeza y crudeza.
Misterio y cautiverio.
Corazón y tropezón.
Ventanas y mañanas.
Idénticos y polémicos.
Dulzura y aventura.
Sombras y trombas.
Desvelo y vuelo.
Sueño y leño.
Vacío y silencio.
Portales y cristales.
Eternidad y verdad.
Aire y donaire.
Gloria y condenatoria.
Furtivos y explosivos.
Podría seguir...
Pero ya nos viste.
leer más   
9
4comentarios 245 lecturas versolibre karma: 62

Violentos besos  imagen

¿Quieres un beso sutil, pequeño,
Delicado, sensitivo y tierno?
¿Lo quieres?
No, ¡no lo busques en mí!
No soy de esos besos pequeños
Y predeciblemente aburridos.
De esos que son de costumbre,
De esos que se olvidan.

Me gustan los besos salvajes.
Los que te toman por la espalda,
Y mientras te apega a mi cintura
Te desnuda con miradas pervetidas.
Los mejores besos comienzan en los ojos.
Y yo beso así:
Como los lobos o los perros callejeros,
Que, mientras besan
Lamen y muerden.
Como la lluvia, que te moja toda.
Como el cielo, que te hace soñar.
Como el infierno, que te quema por dentro.

Me gustan los besos violentos.
Sorpresivos y febriles,
Besos que destrozan hasta el orgullo,
Que le dan vida a la lengua,
Fuerza a los dientes,
Y música en el pecho.

No me pidas besos.
Yo te los daré cuando menos los esperas.
Cuando menos los imaginas.
No me pidas besos, que,
No hay nada mejor que los besos de sorpresa.
Que aquellos que te revuelcan las entrañas.
Y te dan arritmia al corazón.

Me gusta intercambiar de lenguas.
Que nos quememos, que
Nuestra respiración se escuche con gran fuerza.
Que el futuro se vaya a la basura,
Y el segundo que viene, y el siguiente:
Solamente que sea importante
Quedarnos en el beso presente.
Refugiarnos en lo hondo de nuestras locuras.
Vivir ese presente, y morir ahí.
¡Qué importa el mundo afuera!

Me gusta destrozarte a besos.
Que me memorices a lamidas.
Memorizar tu piel a mordiditas.
Desnudarte con la boca,
Y comerte, literalmente.
11
3comentarios 112 lecturas versolibre karma: 60

A medias...

Me gustaba verla a la luz de la luna, sentada con media espalda vestida o media espalda desnuda... no entraré en el juego de ser un pudoroso optimista o un libidinoso desesperado...

Me gustaba verla recostada en la cama con su rostro medio serio o medio sonriente... no es de mi interés ser un reservado con miras bohemias o un soñador con tendencias a la realidad...

Me gustaba verla con su mirada perdida a cualquier parte o tal vez a un punto fijo... no pienso ser un juez con tendencias universales o un optometrista con manías adivinatorias...

Me gustaba verla medio enojada o medio contenta... no seré yo un psicólogo que determina acciones o un lingüista de cuerpos livianos...

Me gustaba ver como pasaban los días a su lado, medio nublados, medio soleados... no pienso ser un climatólogo de sentimientos ni un meteorólogo inexacto...

Me gustaba cuando me amaba a medias o me odiaba a medias... no es que sepa yo de medios corazones o de medios descorazones...

Me gustaba aún en su ausencia, medio con ella, medio conmigo... no es que pretenda ser un idilio de soledades ni un amante seductor...

Me gustaba imaginarla en mi vida, medio acompañándome, medio a solas... no es que sea un romántico falaz ni un verdadero enamorado... ¿o sí?
5
2comentarios 112 lecturas prosapoetica karma: 43

Casi te nombro

Casi que estoy.
Casi que no.

Casi que llego.
Casi que voy.

Casi que puedo.
Casi que cedo.

Casi que encuentro.
Casi que pierdo.

Casi que pienso.
Casi que ceso.

Casi que duermo.
Casi que sueño.

Casi que prometo.
Casi que cometo.

Casi que grito.
Casi que evito.

Casi que callo.
Casi que fallo.

Casi que invento.
Casi que cuento.

Casi que trastabillo.
Casi que acuclillo.

Casi que escucho.
Casi que mucho.

Casi que no.
Casi que vos.
leer más   
10
6comentarios 88 lecturas versolibre karma: 75

Las cadenas de la locura

Ojos que miráis ciegos en un mar de niebla.
Manos torpes que palpáis insensibles la oscuridad.
Cuerpos zozobrantes en la angustia de vuestros pecados.

Decidme,
¿Cuáles son vuestras cadenas?

Mostrad esos labios babeantes,
y desenmascarad al mundo vuestra verdad.
Esa que os duele, araña y os muerde por dentro.
La que poseéis y en vuestra locura nos escondéis.

Decidme,
¿Cuáles son vuestras cadenas?

Mostrad esa verdad
que es tan nuestra como vuestra.
Esa que al vivirla de cerca,
en la piel,
os dejó el desgarro del horror.
Un horror que palpita en vuestro cerebro
y que machaca el pensamiento.

Decidme,
¿Cuáles son vuestras cadenas?

Solos lleváis una pesada carga
y se os llama, locos.
Locos por mirar de frente sin esquivar la mirada.
¡Valientes!
que en busca de la verdad perdisteis la cordura.
Y en un sentir desordenado de miradas vacías,
ocultáis el horror que os tocó el fondo
del Alma y de la piel.

No calléis pues,
Despojaros de esa carga,
repartid vuestro dolor.
Y gritadle a ese mundo que os arrincona…
cuáles son vuestras cadenas.
6
2comentarios 196 lecturas versolibre karma: 75

Se me escapa la cordura

Se me escapa la cordura.
Una sensación extraña
llena de ansia y amargura
me trepa como una araña,
agujereando mis entrañas
como una lenta tortura.

Se me escapa la cordura.
Como si se descordara
esa leve atadura,
el delirio desbloqueara
y en mi mente provocara
una lacra de locura.

Esto el tiempo no lo cura.
Al contrario, lo que pienso,
así hago mi lectura,
es que esto va en ascenso,
y cualquier día me captura.

No atenderle, se procura.
Aunque si eres propenso
como yo, con desmesura,
vuelve el pensamiento intenso
y pierdes la compostura.
leer más   
11
9comentarios 127 lecturas versoclasico karma: 70

Amor en prosa

Hoy os voy a hablar del amor. De él,de la locura que produce en mi ser. Inconstante como la lluvia,nunca se sabe cuando va a aparecer.A veces parece un cuchillo,nada más acercarse,una se percata de lo mucho que va a doler. En mí produce confusión; mientras a la vez,puedo sentir en mi interior esas conocidas mariposas que revolotean sin cesar y sin saber que tarde o temprano, las deberé de mi vida eliminar. También se puede definir como distante.No sólo me refiero a kilómetros,los cuales también incluyen bastante. Cada vez que amor me viese,me gustaría que mi mano no soltase. Que nada ni nadie,ni incluso el orgullo,en ese momento nos separase.Dice ser perfecto pero eso sólo se puede ver a través de mis ojos. Si solo ese simple hecho supiera,no tendría necesidad ni de ni siquiera mirarse el rosto. Amor,al igual que yo,tampoco es adivino,ni tampoco sabe que va a pasar. Ahí sólo influye el destino. El cuál tarde o temprano nos pondrá a cada uno en su lugar.Espero que el mío esté contigo y que nunca te deje de extrañar. Ya que a pesar de la distancia y de que nunca te sueles mostrar. Quiero que sepas,amor,que aún no he conseguido dejarte de amar.
leer más   
2
sin comentarios 111 lecturas prosapoetica karma: 55

Diez gramos de locura

Sólo necesito
diez gramos
más de locura,
para aturdir
tu corazón,
nublar tu razón y
llevarte conmigo
en un vuelo a la luna.


@SolitarioAmnte (vi-17)
leer más   
18
2comentarios 118 lecturas versolibre karma: 75

Suicidio

¿Para qué despertar del sueño?
Entre brumas y cristales rotos
se siente segura.
Aunque parezca un suicidio.
[Sí, quizá lo sea...]

¿Despertar?
No, no es posible.

Mejor acunar las promesas
que disparan a su vientre
la oscuridad y el letargo.

Para qué despertar...
si todo es en vano.
Para qué hablar con la cordura
ahora, que ya es tarde.

Ya no, ya no, ya no...

Ya no sabe decirle a sus ojos,
que las alas negras de la noche
eran vestigios de su locura.
Ya no caben más destinos,
más ilusiones,
más sueños,
si no es con los ojos cerrados.

Déjala sola,
que ya vendrá la muerte
vestida de domingo
para quitarle la venda
que sostenía el latido
de su corazón cansado.

Vendrá, estoy segura.
Y con un beso frío,
con sus labios eternos
acariciando sus ojos,
despertará sin llanto.

Sí, es un suicidio.
Lo es... pero necesario.
leer más   
14
23comentarios 283 lecturas versolibre karma: 86

Y ocurre que es de noche

Y ocurre que es noche
de astros encelados
que en fluidos metálicos
se desnuda, ocurre
que en esta noche lacia,
se ovillan las hebras
arácnidas y caemos
reclusos como moscas.

Rutilante mordisquear
el de las estrellas alterando el firmamento
en un perseverante parpadeo
de eternas pestañas.

Temblor de la estrella
que consigue guiñar el ojo a la luna.

La puericia es un presente
evaporado en pasado,
confundimos el cierzo
por brisa, al balancear
en coreografía las hojas.

Utilizamos el vientre como
cobertizo,
y como colofón
la muerte,
y cuando se presenta
suponemos más.
Solamente es un instante
una línea imperceptible
que traspasamos cual equilibristas.

Canet
leer más   
14
9comentarios 115 lecturas versolibre karma: 83
« anterior1234515