Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 3, tiempo total: 0.003 segundos rss2

Cuentan que morí de frío

Fue la última noche de febrero, algunos la recuerdan como la más fría en muchos años. Tras un largo invierno regresaste a oscuras y en silencio. Posaste tu gélido cuerpo sobre el mío y yo... Yo me encendí con todo el fuego acumulado en tu ausencia.

Cuentan que morí de frío, no saben lo que dicen.

Foto y texto @nuria_sobrino
leer más   
19
6comentarios 141 lecturas relato karma: 85

Desde que te respiro

Desde que te respiro
ando mejor de lo mío

El médico me ha dicho que los delirios
han desaparecido.
No hay restos de intoxicación,
y trago mejor las dichas,
incluso tras las desdichas.
Ya no necesito reposo,
ni guardar los milagros
para otro mejor momento.
Ahora, tan sólo vivo
de mirarte cada mañana
cuando me despierto,
cada noche cuando me acuesto,
y pensarte en los momentos de vacío.

Dejé las pastillas
y el viejo tratamiento
de evitar los disgustos.
Hay días que aún me pierdo
-dios me libre de encontrar el camino-
y hasta me parece divertido.
Nunca entendí la diferencia
entre analgésicos y antiinflamatorios,
pero cuando te tomo despacio
y a pequeños sorbos
no hay culpa que me duela
en el pecho.
La cabeza ya ni te cuento,
se me perdió aquella noche
que te miré a los ojos,
creo que aún me anda buscando
la cordura del cuento,
en alguna esquina
de la vieja historia de los locos.

Si de enfermedad he de morir todavía
que sea de la tuya,
pero ya te digo,
desde que te respiro
ando mejor de lo mío.
4
3comentarios 59 lecturas versolibre karma: 53

Olvidar

Olvidar,
oh quisiera,
todas mis vidas.
Centrarme,
sólo en esta
en la que me miras, y de pronto,
la bruma
se disipa.

Olvidar,
los recuerdos de niña,
cuando el miedo me invadía
de pesadillas
que asustaban
(y asustan),
a la pequeña pecosa
de las trenzas y las coletas
que valiente príncipe
se creía.

Olvidar los juegos infantiles,
cerrar heridas,
crecer,
aumentar en perspectivas
y hacer altas
las miras.
Soñar
con tocar el cielo
y volar.
Caminar por el arco iris,
navegar sin velas
al lado de los delfines,
saltar
tan
alto
que las vallas
no puedan frenar al viento.

Por qué no...


Olvidar las limitaciones
impuestas por costumbre.
Las lenguas
que hablan y reptan
entre palabras
convertidas en
moribundas,
echadas en los discursos
sin gloria ni pena.
Arrojadas
como
fieras hambrientas
que horadan
las almas en vela,
porque las vidas
ya no les alimentan.


Olvidar
todas las modas
con las que vestí
mi subsistencia.
Desnudarme.
Robarte una mirada,
y quedarme a vivir
en ella.
leer más   
3
2comentarios 59 lecturas versolibre karma: 56