Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 111, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Ese momento

Ese momento en el que te das cuenta de que te sientes más acompañado por un cigarro que por tu pareja sentimental.
Que en tu vida hay muy pocas personas que merecen la pena, y los demás tienden a caerte mal.
Que lo que te hace sentir realizado es a veces incompatible con tu horario.
Y que probablemente estés escribiendo esto con una cerveza en la mano.
6
1comentarios 86 lecturas versolibre karma: 52

He completado mi mundo

Contigo luz y agua limpia.
Sábanas blancas,
sonrisa, risa y carcajada.
He completado mi mundo...
Es habitable, fértil.
Ha venido a mí tu miel,
tu verdad completa,
tu camisa planchada.
Te quiero.
Te quiere mi alma y mi mente.
Mi corazón te late.
La piel se reconstruye en tus caricias.
Era un árido desierto,
un sin sentido.
Contigo soy planeta.
Mi mundo está completo porque en él estas tú.
Si lloro, de alegría será,
con ella regaré las flores de este mundo que ya no es mío, sino nuestro.
leer más   
8
3comentarios 173 lecturas versolibre karma: 47

El camino de los cuerpos

Amanecida la noche
deseosa de escapar entre los astros;
absortas las estrellas,
sonrientes de luz,
se desperezan en bostezos fugaces...
El último rubí de la tarde, adormecido,
desaparece soñoliento
en la línea púrpura del horizonte...
Los sonidos nocturnos,
rapaces que somos en las sombras;
un gemido, la carne,
un mismo deseo convertido en acto..
El imposible camino de los cuerpos,
mi senda, tu paso...
amanecida la noche, nos amamos.
leer más   
8
1comentarios 120 lecturas versolibre karma: 47

07.02.2017

Tengo del amor el verso
brotando a cada momento.
No puedo sanar la herida
que mana del sentimiento.
Nace rio embravecido
ansiando encontrar tu cuerpo.
Arañando en las riberas
sin detenerse un momento.
Es quizás agua de llamas,
sin duda hierve sin fuego.
Todo límite que busca
el amplio mar de tu cuerpo.
Y no puedo contener
voy muriendo en el intento
este amor que brota río
y que sin más, se hace verso.

A.R.
leer más   
8
sin comentarios 85 lecturas versoclasico karma: 51

A largo plazo

Seamos sinceros,
nos pone buscar caricias de amor
en sexo de una noche,
que nos abracen fingiendo
un cariño que no existe.

Creemos sentir
mariposas en el estómago,
cuando solo hay impulsos
en nuestras partes bajas.

Formamos mil y una parejas
en veladas derrochando pasión,
hasta el amanecer.

Ahí, en ese momento,
todo se irá a la mierda,
y con suerte,
cruzaremos media palabra
al volvernos a encontrar.

Es divertido, no te lo niego,
pero a largo plazo,
aún no le he encontrado
una utilidad.
9
1comentarios 124 lecturas versolibre karma: 62

El día menos pensado

Si quieres,
me acompañas y andamos
el tiempo de mis días de la mano,
libres de cadenas invisibles,
exentos de pactos insalvables,
fundidos por la sal que emerja de la carne
e irrigados por el sudor
que, como llovizna en el desierto,
temple y cale nuestra piel.
Si quieres,
nos tomamos un café bien cargado de pasado.
Lo diluimos lentamente.
Lo destrabamos con palabras o con lágrimas.
Lo saboreamos sin remordimientos, digerimos las culpas.
Y si hallas cicatrices en mi espalda,
borras su tinta indeleble con la seda de tus palmas.
Me vistes con verdades transparentes
o me desnudo para que queden al descubierto mis recovecos.
Si quieres,
paseamos por las sendas de las dudas
y gritamos en la cima de los miedos
para que el eco nos devuelva limpias nuestras certezas.
Y cuando el Sol muestre todo su esplendor,
enterremos las promesas al pie de algún ciprés
para que no acaben ahogadas
en el pozo de la decepción.
De vuelta, con el ocaso,
cuando por la ventana infinita,
brillen destellos azafranados de decadencia y
fulgores violáceos que auguran finales,
si quieres, solo si quieres,
hacemos una guarida de paja al cansancio
para que lo devoren las fieras una noche de invierno.
Más como el tiempo es implacable y el amor efímero,
no olvidemos hacer hueco en el alma y en la casa
por si el desamor llega para quedarse
el día menos pensado.

Alicia Fdez
leer más   
10
9comentarios 141 lecturas versolibre karma: 76

Te Amo

A veces, sólo a veces,
oigo una voz en mis recuerdos lejana, fría, como una dura piedra percutiendo en mi cabeza.
A veces, sólo a veces,
me llegan imágenes de fuego que incendian mi retina y se meten muy adentro, en las grandes llanuras del silencio.
A veces, sólo a veces,
quiero vomitar conejos y candiles encendidos, pero sólo consigo que surjan gatos de mi hombro.
A veces, sólo a veces,
escribo sobre mujeres muertas ya en mi recuerdo y me olvido de que tú estás aquí, en mi momento.

Es entonces, sólo entonces,
cuando empieza el sabor del cotidiano amor que me regalas desde tu alma desnuda, sin vestidos ni collares que disfracen esa esencia.
Es entonces, sólo entonces,
cuando descubro que no importa que vomite conejos o encendidos candiles, que da igual si los gatos de mi hombro se me duermen muy despacio.
Es entonces, sólo entonces,
cuando comprendo el amor tan absoluto que me das, que compartes conmigo en el más mínimo detalle.

Y veo que tú eres todas esas cosas que imagino en el viento, que eres todo lo que escribo, mi verso más perfecto, que me miras con la inocencia de la vida, con la frescura de los árboles en primavera.
Y me sigues mirando y desarmas mi andamiaje, me dejas desnudo, sin pluma ni papel, sin argumentos dialectales donde esconderme.
Y así abres los portales de mi alma y lloro de rodillas ante ti, pues te me descubres así, como el dulce sol de la mañana, como la brisa fresca que entra por la ventana, como un infantil asombro.

Sólo necesito dos palabras que salen de lo más profundo del corazón que tú has abierto, que son principio y final al mismo tiempo, que me suben como flores por el pecho:

Te Amo.
leer más   
6
6comentarios 112 lecturas prosapoetica karma: 62

Error

Para Gender

El peor error de un individuo es antojarse de pareja:
Llegan las torpezas del lenguaje
(¿cuándo es "nos", cuándo es "tú"?),
los excesos de saliva y de sal,
y el arte de (des)aprender
que, a veces, signos iguales no suman.

Escucha:
—Enfilar a Roma puede hacer
que acabes de rodillas en París.
Créeme:
Tu dedo medio puede ser el gatillo de una sonrisa.

*

Ser dos supone
el deporte extremo de volverse pulpo:
manejar tres corazones,
el tuyo,
el mío,
y el que nos queda, por si acaso...

*

Tu grito será la extensión de mi gemido.
Se nos multiplicarán los dedos para ejercer la torpeza
de las almas libres.
Nunca podré prometerte que saldrás ileso de mí.

*
Sé que no estás listo.
Entre tú y yo, más de un chivo perderá la nuca.
La equivocación será nuestra ley de vida.
Lo dicho: un error,
grande, terrible,
de esos en los que no es suficiente vida y media para arrepentirse.
Por suerte, nos queda tu media vida
para volver a apostar.
leer más   
14
11comentarios 188 lecturas prosapoetica karma: 65

Canto del hogar

Dos gatas hay en mi cama.
La una mi mano busca,
la otra mi brazo agarra,
las dos caricias demandan.
Y yo componiendo el verso
no puedo afilar guadaña,
pues estas dos zahoríes
de risas cubren mi almohada.
En el pecho una esfinge
y a mi lado una corona.
Reina de Egipto la una,
reina de Java la otra.
Y allá en la lejanía
de la entrada al hogar
se oye el bramido fiero
de otra reina al dormitar.
¡Que tres ángeles me guardan!
¡Que tres amores me dan!
¡Ay virgencita del Pino,
líbralas de todo mal!
leer más   
11
2comentarios 95 lecturas versoclasico karma: 76

Feardom

Tengo miedo de que entres
a la oscuridad donde yo resido.
Miedo a encadenarnos
y perder el brillo de nuestros ojos.

Miedo a que tu sonrisa sea fingida
y que mi aburrimiento esté disfrazado.

Miedo a que mis anhelos se congelen
y yo congelar tus sueños.
Miedo a no dejarte ir cuando lo necesites,
miedo a que me retengas.

Miedo a quebrarte en pedazos
y que me mires con rencor.
Miedo a desgarrarnos sin piedad
y olvidar nuestro pacto.

Miedo a que no me sueñes.
Miedo de soñarte tanto...

Tengo miedo de enviarte al destierro
y obligarte habitar en una tierra desierta.
Miedo a despojarte de todo
y convertirte en un vagabundo.

Miedo a volar contigo,
terror a volar sin ti.

-Aria Nahual
(2014)
Fotografía: en algún lugar de Chiapas
9
2comentarios 129 lecturas versolibre karma: 77

Me perdí

Me perdí
entre letras,
comas y puntos

Me perdí
entre días,
meses y años

Me perdí
en ritmos,
subidas y bajadas
de tonos

También
en sabores
colores y sensaciones

Me he perdido
tantas veces
siempre queriendo encontrarme
descubrirme y terminar
queriéndome

Entre tantas cosas,
hay una
que es mi favorita
para perderme,
ahora y
por siempre,
esa es
tu mirada

Porque es ahí
donde
te encuentro
y quién lo diría
también
me encuentro a mí.
leer más   
12
3comentarios 602 lecturas versolibre karma: 77

Bruja de bosque

Una lluvia de bendiciones con deseos almendrados causando una sonrisa en almíbar.

Mi cabellera de hojarasca ahora se encuentra confitada y revolotea ansiosa como medusa en el agua.

Los arándanos provocan el arrebol en mis mejillas, me perfumo de azahares, y me visto de jade con notas de alegría.

Una poción de hierbabuena, romero y albahaca difumina mis pesares.

Mi coleóptero corazón se nutre del néctar que bebo por las noches, fruto de la esperanza y recolectado por pequeños seres de luz.

Pizcas de canela caen sobre mis tardes de quimera.
La sombra negra siempre nocturna es cercada por un ejército de luciérnagas.

A lo lejos una voz de amaranto me recita poemas.
Yo le respondo con cuentos hasta que nace la noche…
Incorpóreos noctámbulos danzamos con fulgor.
Vibramos jadeantes en éxtasis crispando nuestro ser.
La magia indómita de mía-tuya esencia disfruta anidarse y dormirse en nuestra alma.

Mis manos buscan presurosas encender el incienso de los rituales y preservar el límpido secreto.
Mis pies se posan sobre la hierba fresca listos para iniciar un anhelante sendero.

Envuelta en un capullo hilo mis sueños
mientras el ébano de mis ojos titila lustroso agradeciendo la exaltación de mis emociones,
el palpitar fogoso de mi salvaje espíritu,
que se aviva al alba,
y se enjuaga con el rocío…

(Junio 2015)

Imagen de la artista Tamara Adams
leer más   
7
6comentarios 183 lecturas versolibre karma: 78

Comunión

Deja que me funda contigo
despacio, muy despacito,
que mi sangre hirviendo
te queme la piel.

Deja que mis manos
te aprieten fuerte, muy fuerte,
y que el néctar de mi boca sane tus heridas.

Deja que mi lengua
limpie tu alma
para recibirte en la mía
como agua.

Yo dejaré que tus brazos
me sostengan con firmeza,
que tus dedos dejen huellas
por toda mi piel.

Dejaré que tu sudor
enjuague mis llagas.

Dejaré que tu olor
sea mi nueva fragancia.

Dejaré, y siempre desearé
que tu fuego
me consuma viva.

-Aria Nahual

Sab/ Marzo 29/ 2014
leer más   
9
6comentarios 79 lecturas versolibre karma: 80

El hombre de tus sueños


Yo sé que estoy lejos de ser
El hombre con el que soñaste.
Sé que has visto mis tantos e innumerables defectos
Y te has preguntado
Qué haces conmigo.
Sé que a veces te arrepientes, me aborreces,
A veces incluso dudas si me amas,
Y quisieras salir lejos, y no verme más.

Yo quiero sentir tu amor.
Quiero que sepas que me he esforzado,
Que he sentido el tedio en tus palabras,
He sentido tu distancia y
He debido callar el hecho de que sienta
Que tu amor por mí se ha ido muriendo.

Lo sé, yo sé de antemano
Que no soy el hombre con el que soñaste.
Probablemente no sea inteligente,
Puede que ni siquiera llegue a ser
muy atento a los detalles como tú.
Probablemente parezca, a veces, estar abatido,
O que mi sobreesfuerzo por trabajar
Y conseguir dinero me haga estar ausente,
Muchas veces.

Pero quiero que sepas que me esfuerzo,
Que quiero ser el hombre de tu vida.
Quiero hacerte feliz,
Quiero que seas mi familia, mi motivo,
Mi fuerza y mi vida entera.
Soy consciente de mis fallas
Pero trato de corregirlas para ti,
Incluso más que por mí mismo:
Un hombre sabe que cuando se entrega
Hasta de sí mismo se olvida,
Porque después de Dios
Solamente está su mujer y sus hijos,
Aunque casi nunca, ni nadie lo vea.

No soy el hombre de tus sueños,
Pero créeme, estoy intentando ser
El hombre que sobre todos
Haga honor a tu nombre,
Haga valor de tu grandeza de ser mujer.
Haga mérito de ser el que escogiste por voluntad.
Dé sentido a tu vida,
Dé impulso a tus otros sueños.

Yo sé, porque aunque no lo diga siempre,
Estoy seguro de que lo que hago
Puede ser muchas veces desagradable para ti:
Quiero que sepas que lo siento.
Reconozco que soy más torpe de lo que quisiera,
Y no tan eficiente como tú
En las cosas de la casa, o los niños.

Yo sé que no soy el hombre de tus sueños.
Pero quiero que sepas que te amo más que a nada.
Que me estoy esforzando por hacerte feliz.
No sé si pueda conseguirlo al final,
Pero créeme, lo estoy intentando.

leer más   
4
sin comentarios 1716 lecturas prosapoetica karma: 40

Caminando en círculos

Hay algo que me impide perdonarte,
y no soy yo, que aún te ama y quiere
empezar de nuevo.

Puede que sea la violenta certidumbre
de que contigo o sin ti
ya sólo espera la tristeza. Porque ha llegado
la primavera vestida de largo deshielo
y nuestros días de luz
estallaron en el olvido.

Hay algo que me impide perdonarte,
y nos está volviendo locos,

mientras Quique González nos canta la historia
de esa pareja que avanza
caminando en círculos, como fieras
afilando los colmillos.

Hay algo que me impide perdonarte.

Y es el tiempo,
que por una vez en su vida
lo daña todo.
12
4comentarios 206 lecturas versolibre karma: 73

Sin Prisas

Lo mejor de ir a ver estrellas junto a él, fue no mirar al cielo en ningún momento. En sus ojos café ya lo tenía todo; nuestro universo completo a flor de piel robándole protagonismo a la Luna, que nos miraba reír y correr maratones de besos lentos.

Sin prisas, porque despacio sobra el tiempo. Sin ganas de llegar a la meta, porque darnos el sí guiñando los ojos fue mi premio, su premio. Nuestro, cuando ni siquiera su nombre estaba en mi lista o el mío en la suya. Pero me animé a hacerle una foto ajustando mis pupilas.

Porque el cielo seguirá estando ahí. El Sol sale como cada mañana y luego desviste la noche a su antojo, en cambio la estabilidad del nuestro es incierto.

Somos instantes de luz con interruptores defectuosos que quizás se apaguen mañana, quizás hoy, ¿quién sabe?

Así que cada segundo que me pierda en tus ojos, será una eternidad que tendré para amarte. Cuando me faltes o cuando te falte, en mis ojos te tendré y en los tuyos estaré. Por siempre, por instantes fugaces en recuerdos que ericen tu piel y marquen una media luna en tus labios que bien saben, esos que conozco bien.

-Jisell Flete.
leer más   
11
10comentarios 179 lecturas relato karma: 85

Querernos sin querer saber

No llamemos al mal tiempo.
Puede -y lo hará-
venir solo.

Me paro a mirarte.
Vas linda como un sol.

Nos arrimamos.
Tú eres fuego.
Yo soy un loco.

Con mi sonrisa de hombre bueno
te dices que soy
distinto a todos.

Pero amar es una leyenda:
parte es verdad,
parte es ficción.

Por ver si esto funciona
nos romperemos
el corazón.



IMAGEN: Los amantes, de René Magritte
leer más   
14
sin comentarios 179 lecturas versolibre karma: 79
« anterior123456