Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 231, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Ven

Ven a mis brazos, aquí es tu hogar.
cuando cansado de la vida
de la gente, de la calle
quieras descansar.

Ven a mi alma, aquí es tu paz
cuando el viento azote
la tormenta arrase
y la lluvia empape tu playa.

Ven a mis ojos, ellos son luz
luciérnagas brillantes
que tu sendero alumbren
cuando la noche te alcance.

Ven a mis labios aquí está la fuente
que sacia tu sed,
recobra el aliento
refresca tu ser.

Ven a mi cuerpo, aquí es tu puerto
cuando quieras anclar
y no surcar más
el océano desierto.

Ven amor mío
mi piel es tu abrigo
tu camino y destino
el final de tu día
el principio del mío.
leer más   
8
2comentarios 247 lecturas versolibre karma: 50

Soneto a los Reyes Magos

Queridos Reyes Magos de ese lejano Oriente:
Yo solo pido más para los que menos tienen,
¡Paz!, y ver la cara alegre de un niño sonriente,
y que no tengan que huir los que de allí vienen.

Sanidad excelente y un buen modelo docente,
no más mujeres que por manos machistas mueren,
ni ancianos sin recursos, ni pobre, ni indigente.
Iguales, negro o blanco, de aquí…o de donde fueren.

Políticos honrados, que triunfe la justicia,
proscrita la malicia y conmueva la caricia,
ser valientes, perdonar…y olvidar los rencores.

Envuelto en papel de regalo este alejandrino,
de deseos, sueños, utopías… Y el destino
de ver felices un mundo colmado de amores.
10
2comentarios 205 lecturas versoclasico karma: 58

Quizá

Quizá algún día
el hambre, la guerra
la pobreza y la miseria,
se acaben por suicidar.

Quizá algún día
la libertad
el amor, la paz
y la felicidad
no sean una utopía.

Quizá algún día
como colibrí
pueda yo volar.

Sólo quizás
algún otro día
tu me volverás
a amar.

Quizá, algún día
se vuelva una sonrisa
en mi cara a dibujar.
leer más   
13
4comentarios 203 lecturas versolibre karma: 53

Observación

Aprendo de la observación
porque me encantaría
traspasar
de cuerpo en cuerpo
volverme
peso pluma
color turquesa
piel escama.

Sentir por unos segundos
el corazón de otro
como propio.

Vaciar las migas de pan
en una centrifugadora
de sueños.

Iris Almenara
6
1comentarios 218 lecturas versolibre karma: 54

Corazón Vacío

Noche tras noche soñé contigo,
soñé como sería mi vida junto a ti,
mi corazón estaba entero,
para darte todo mi amor.
Al tenerte, todo era fuego,
las pasiones opacaron tu ser interno,
no percibí los peligros,
mi mente estaba cegada,
daba todo por ti...
y pensé: el hará lo mismo,
se enamorará de mi.
El amar tanto y estar condicionada era mi vivir,
me quedaba con el corazón vacío.
Para que estuvieras contento,
recibías todos tus anhelos.
Con el tiempo me cansé,
tome mis propias decisiones,
y tu dejaste de quererme
o al menos eso pensabas.
Si hacia algo a mi forma,
existía un descontrol en ti,
tu trato hacía mi era despreciable,
el cariño se había esfumado,
y por dentro yo estaba triste.
Era liberada cuando tu no estabas,
no era nada emocionante tenerte en casa.
No podía mas, deseaba estar tranquila
y recibir la paz que había perdido.

Mayita
leer más   
9
1comentarios 232 lecturas versolibre karma: 68

Esa paz antes del final

No confíes en el cielo estrellado después de la tormenta.
No confíes en su mirada radiante después de la lujuria.
Las estrellas y sus ojos seducen, te brindan la calma, justo como aquella que se suscita antes de la desolación.
leer más   
8
3comentarios 93 lecturas prosapoetica karma: 68

Haya paz...

Cuando la niebla se eleve y se atisbe
la claridad,
y sobre el campo de batalla quede
la soledad,
solo habrá víctimas, ni rastro de
humanidad.

Cuando en la retina quede la imagen
tan abismal,
de la infeliz madre sin consuelo, harta
de sollozar,
con su hijo inerte en su regazo, ¿quién
la ayudará?

¿Quedará el mundo vacío de gente
loca de atar,
por la que los demás no nos tengamos
que avergonzar?
Es mi esperanza, y a la vez mi duda
existencial.

¿Será en esta vida o en la otra, será en
el más allá?
En paraísos que locos prometen…
¿allí quizás?
Solo queremos vivir en un mundo
donde haya paz.
16
3comentarios 230 lecturas versoclasico karma: 80

Haikus

I
¿Acaso piensa
la flor en el otoño
mientras florece?

II
¿Intriga tal vez
el frío del invierno
al bello rosal?

III
Procurarán hoy
recibir la luz del sol
que reconforta…

IV
Florecen en paz:
el miedo siempre dará
lo que recibe.
leer más   
12
8comentarios 140 lecturas versoclasico karma: 80

La verdad siempre será libre

Se murió la carnada que invadía mis historias,
se fue con el orgullo roto y enfermizo.

Ya no soy más un ciclón apagado
por un viento invadido en la discordia.

Se fue el odio que consumió a mis sueños,
nació poco a poco nuevamente el deseo
de sostener la mano de aquel que es presa
de la maldad de este mundo.

Nunca más el ocaso será un frío
que estalle sobre mi cabeza,
mis últimas lágrimas serán de una furia
que se libera de unas palabras
que se ahogan en la fuerza de la verdad.

Lo puedo decir.
El tiempo venció a la oscuridad marchita,
las noches y los días
ahora son tu última mirada eterna,
la vida se te va de las manos,
se escurre tu esperanza en un perdón
que nunca será lo suficientemente
para que vivas en paz.

Me robaste mi orgullo,
ahora es algo que he recuperado
con creces, quedaron cicatrices,
pero no hacen mella en mi interior.

La verdad siempre será libre,
como el clamor de justicia al ser escuchado,
mi voz es una palabra fuerte que cuida tu amor.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
06/07/2017
19
12comentarios 394 lecturas versolibre karma: 105

Sobre un rojo carmesi

Tu corazón es de rojo carmesí,
tan intenso en su fulgor
que emana una sensación
que sana mis plegarias.

Es como sentir el calor
de los rayos del sol
sin tener que preocuparme
de nada en absoluto.

Los ruidos del campo
no distraen mis sueños.
Tengo paz, esa útil sensación
a la espera de la calma.

Nunca imaginé que algún día,
respiraría sin miedos,
nunca pensé que estaría inerte
como lágrima muerta
en su magnífico brillo de luz,
sin emitir algún sentido
de urgencia que despertara mi ego.

Ahora descanso preparándolo todo,
escuchándolo todo,
sin prisas ni aspavientos,
sin dolor ni angustia pasajera.
Sin tener que estar alerta
protegiendo a mi corazón de la guerra,
de una lucha que de un tajo
me partiría en dos.

Sobre rojo carmesí descanso,
desnudo de remordimientos,
transcurriendo en mis sueños,
en una inmensa llanura de paz.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
19/07/2017.
20
20comentarios 1136 lecturas versolibre karma: 89

Mis mejores otoños están por venir

Un destello de luz se asoma tímidamente
por mi memoria apresurada,
por esa mirada que se incursiona
por la ventana de mis ilusiones
buscando a la luna y su esplendor.

Sé que está todavía allí,
reservando a mis mejores otoños por venir,
reposando a los días que pasan como apresurados porque simplemente ahora la mirada es más cautelosa,
ya no se extravía a la primera silueta escondida
de mi retórica por querer mucho vivir.

A estas alturas de mi vida he perdido el interés
por el halago que no es sincero,
me he alejado de aquella amistad convenenciera
por su gran ego de superficialidad.

En el pasado muchas veces me quisieron
robar la alegría, esa que se destella
y se contagia a la primera sonrisa,
quisieron amargar a mis intentos
por imitar a aquel que en el pasado
me enseñó todo con su ejemplo
y que ya no está para cuidar mi andar.

Como un cobarde muchas noches incontables
fui un barco de papel a la deriva,
extraviado en un mar de noche
en la oscuridad de un infinito frío
sobreviví en su inquietante profundidad.

Aqui estoy, sigo pregonando mis incontables alegrías nunca me perdí extraviado
en los sin sentidos de la vida,
queriendo agradar solo a los resentidos,
a esos que aman a la única maldad.

En la historia de mi vida
yo he sido mi rescate, en esa soledad de mi compañía,
que me ayudó a descubrir alegremente
que los gatos prefieren mi presencia
para acurrucarse en mi seguridad.

Nunca tendrán precio los desvelos
que a veces son más que necesarios,
para recuperar a esos días
que necesito para descansar soñando.

Ahora nadie me dirá lo que tengo que escribir
en las hojas de mi vida,
nunca volverán a ser solo simples palabras vacías
de una poesía trasnochada y rota.

Ahora solo me duele saber
que poco a poco se están muriendo
todos aquellos que marcaron mi vida.

El mundo se está quedando solo
siento mucha tristeza saber que nada volverá
a ser otra vez igual sin ellos.

Mis mejores otoños están por venir,
los espero reposando a todos los días
que aún quedan para poder escribir
con ese destello de luz que se asoma
tímidamente en un nuevo día por mi ventana.

La luna se fue con esa luz que alumbra
a la oscuridad impidiéndole salir una vez más.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
13/08/2017.
13
4comentarios 447 lecturas versolibre karma: 77

Almas rimadas. Segunda parte

Almas rimadas,
retozan abrazadas.
Suspiran,
respiran: éter de ambrosía.

Ella:
¿Por qué siento nostalgia?
¿Acaso hubo vida en distancia?

Él:
Mi bella, mi amada. No sé dónde andabas…
Mi alma era escarcha,
mi paz es tu aura.

Ella:
El pozo: insigne y glorioso,
deviene el frío en estío.
Mi vida ¿dónde está?
¿Aquí o allá?

Él:
Sólo tú lo sabrás.

Un halo espartano
atrapa el espanto.
En el claustro
las flores germinan
divinos mantos policromados,
lecho prodigioso,
sueños deleitosos…
No regresan,
se besan.
Náyade sella la estancia.

Marisa Béjar, 08/06/2017.
leer más   
13
9comentarios 348 lecturas versoclasico karma: 98

En Llanes...

En la senda de San Pedro,
me he sentado frente al mar,
y mis ojos, por la vista,
tan solo quieren llorar.

En este infinito abismo,
de frente la inmensidad,
una fuerza poderosa,
océano en libertad.

Como pupilas de Bécquer
que intentaban arrancar
a las cantábricas peñas
de la costa vertical.

Y desafiando a la lluvia,
la tormenta y tempestad,
que me cala y que me embiste
de una forma tan brutal.

Hasta aquí llega la espuma
del salado manantial,
ascendiendo por la roca
como fuego al flamear.

Debajo del cielo gris,
insistiéndose en nublar,
el alma se está calmando,
me estoy llenando de paz.
15
5comentarios 110 lecturas versoclasico karma: 94

El Cristal Con El Que Miras

Caminaba por la vida,
buscando a la poesía,
él, mortal no reparó,
que le acompañó por su vida.

La llevaba en sus oídos,
tal oír una melodía
cuando estremecía
al causarle nostalgia.

Cuando su nombre escuchaba
en los labios de su amada
o en los seres que quería.

La llevaba en su mirada
cada ves que la veía
de verla no llenaba
la dulzura le escurría.

No se percató el iluso
que poesía llevaba
en el corazón clavada
por esa razón dolía
cuando él se enamoraba
y no le correspondía.

Pero cuando le amaban
mariposas revoloteaba
que a escribir lo incitaban
notas de amor a su amadada

Y en esos amaneceres
de bellísimo arrebol,
o en esas puestas de sol
y en esos anocheceres.

En el campo en la ciudad
en la misma humanidad
que hacen el amor la paz
la vida estaba formada
de infinita poesía.

Sólo que no descubrió,
el detalle radicaba,
con que cristal la veía.

MMM
Malu Mora
leer más   
13
2comentarios 153 lecturas versoclasico karma: 89

Sin título

Temo por mi, temo por todas las mujeres de mi vida,
No me siento segura ni a la luz ni a oscuras,
Por las calles hay cuerpos inertes que cedieron en la lucha,
otras almas que nunca se enteraron que llegaron al final.

¿Qué culpa tenemos de haber nacido con este género?
¿Qué culpa tienen nuestros padres?
¿Por qué me odias a mi monstruo de la noche?
Silencio…no me respondes, entonces que sea Dios el que te juzgue.

Hoy, este llanto quema mi ser como el aguardiente,
Es tan fuerte y tan alto que hasta el ave matutina esconde su canto.
Ya no quiero ser más el blanco de tus vituperios
Solo quiero la tranquilidad y equidad,
Quiero la bondad y la paz.

Tenemos que alzar nuestro canto al unísono.
Gritar que somos muchas
Somos la vida
Somos amor.
Porque la mujer tiene valor, ¡si!, el mismo que tienes vos.

@lirokalia @liakarachuri @liapoesia
leer más   
15
7comentarios 602 lecturas versolibre karma: 95

Catástrofe

Cerramos la puerta
y empañamos los vidrios,
como si mañana sonará la séptima trompeta
y el cielo se fuera a desgajar

Yo
era un solo nervio

el rictus en la faz
Nosotros
los pronombres entrelazados
de Octavio Paz
envueltos entre paréntesis de cortinas
para no mirar atrás

Cuando salimos,
el asteroide
había caído
El diluvio
ya había esterilizado la maldad
leer más   
12
5comentarios 150 lecturas versolibre karma: 81

Batahola

Los gritos hervían la calle.
Cacerolas poniendo sus culos
a los mamporros de cucharones.
Abrí el balcón y una batahola
apabulló todos mis sentidos.
La fuerza del ruido frente
al poder de la palabra,
la intimidación contra la sensatez,
la ira expandida, iracunda, mordaz.
Bajo el dintel de la justicia
algazara, el silencio callado.
Armonía quebrada, sangra la paz.
4
sin comentarios 110 lecturas relato karma: 58

Espíritu de paz

Espíritu de paz
No te escondas entre las sombras
Mira que el pueblo llora
en esta neblina
de insertidunbre
y desesperanza.

Espíritu de paz
penetra aqui en el tiempo
pues tiemblan las almas
en este frío invierno
banderas ondean
y el grito es inquieto.

Perfecta luz
Ilumina bien mi rostro
mira que lo anhelan los latidos
en esta plegaria de labios,
de corazón ante tus ojos.
leer más   
9
3comentarios 119 lecturas versolibre karma: 105
« anterior1234512