Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 11, tiempo total: 0.003 segundos rss2

No te enamores de un poeta

Atención, peligro, warning:
no te enamores de un poeta.

Te invitará a cerveza si lo deseas,
te hará creer que eres la mujer más hermosa del planeta
y jugará con tus sentimientos a través de su mirada,
esa que sabe apartarse a tiempo,
para que no te des cuenta de que
ya está buscando su próximo objetivo.

Te encandilará su sensibilidad,
su forma de ver el mundo,
y te hará sentir importante confesándote sus cicatrices,
esas que ya superó hace milenios.

Y tú,
falta de visión,
seguirás sus pasos.

Pero,
¿qué queda más allá del orgasmo,
de unas palabras bonitas
y de una cama desconocida?

Vacío.

Te pedirá que le abraces como si no hubiese un mañana,
aguantará sus ganas de largarse fingiendo que las tiene de quedarse,
en tu vida.

Creará esperanzas en tu pequeño gran corazón
de que te puede querer alguien así,
pero ten en cuenta que si lo hace tan bien
es que tiene experiencia,
de engañar a ilusas como tú
para tener un momento de placer
y sentirse con poder.

Y no te volverá a llamar tras la función,
ya has caído en sus redes,
ya puedes darte por atrapada en un falso amor,
en una noche de arte que utilizará para
escribir poemas y seguir jugando a ser Dios.

Por favor,
no te enamores de un poeta.

O acabarás en ruinas.
11
sin comentarios 537 lecturas versolibre karma: 23

Apresúrate

Me apresuro a resguardar mi cuerpo.
Pues estoy seguro de que pronto llegará el viento con el frío en sus brazos.

No se detendrá pues a la oscuridad le gusta acariciar el poco calor que todavía conserva la vida como su bien más preciado.

El viento del norte querrá colapsar mis pulmones llenándolos de una tristeza que nunca termina.

No me restarán con ello las palabras para poder pronunciar de alguna forma algo del vacío que a veces en mi interior siento.

Porque a veces prefiero mantenerme solo observando y quieto.
Solo con el silencio que contempla a todo lo que le sucede a su alrededor.

Es mejor así que vivir del bullicio de un montón de palabras vacías y necias que no se procesan un poco antes de salir a la intemperie.

Me apresuro a resguardar mi cuerpo.

Antes de que llegue el frío con su noche y arrase con todas mis palabras.
Y mudo tenga que volver a dormir.


Poesía.
Miguel Adame Vazquez
20/03/2017.
leer más   
12
sin comentarios 289 lecturas versolibre karma: 57

Arista

Vivo en una arista. Mi camino es estrecho como dos líneas continuas en autopista, peligrosas en sí mismas…
Siempre transito el mismo sendero, es una línea blanca infinita; es una arista. Separa mundos; mundos antagonistas: los sueños y el tedio.
No hay vértices entre ellos; son insurrectos al consenso.
Debo transitar, sin dejarme apresar, ambos quieren atraparme sin piedad.
Los sueños drenan el aire de un delirante misterio que dirigen mis pasos hacia ellos. Cálidos y bellos deseos: aquella casa que tanto anhelo rodeada de árboles frutales donde el aire almibarado me besa a su paso. Buganvilla lila cayendo en cascada sobre mi pérgola amada. Mientras contemplo mi estanque enamorada; flores de loto moteando el verde ramaje pretencioso que emerge del fondo.
¡Ay! ¡Qué feliz me siento allí! Y más al verlo venir a lomos de su corcel gris…
El tedio me embota la mente, advierte que aquello no será para siempre, mostrando un rictus de muerte si acato y voy con el oponente.
Resuenan sus villanerías, creen que mis sueños son meras bufonerías. Sus risotadas sabotean mi paz, giro sobre mis talones y una protuberante faz me asesta el fétido aliento de la orfandad.
Estoy agotada, caeré postrada en una morada. La arista se estrecha, el horizonte se niebla. Palpo la densidad brumosa en mis manos temblorosas… Aullidos silbantes y voces cavernosas inyectando miedo en mi ser pusilánime y tambaleante.
Miro al suelo, pero no veo nada, quiero volver a mi arista; allí en indiferencia era artista.
Ahora el suelo es cenagoso, hay lucha y alboroto; ya no crecen flores de loto.
¿Me hallo en el tedio? ¡Los sueños no pueden ser tan horrendos! En el tedio estaban inertes, no reinaba esta desazón permanente.
Creo que mi ser inconsciente se fue a la pérgola, y ahora llora su pérdida.
Oigo un lisonjero gorjeo, atiendo, pero no lo entiendo. Avanzo y yerro en mis pasos.
Postrada ante una losa aguzo la vista para ver la inscripción borrosa. La bruma se condensa en relojes de arena y pierdo la pisa.
Extiendo la mano, puedo palpar los trazos… Y en ese momento un ser afelpado se apoya en mi hombro, y en tono armonioso susurra: <<Fueron los ecos del tedio que en lodo hundieron tus propios sueños. ¡Despierta!>>


Marisa Béjar,
leer más   
8
6comentarios 260 lecturas prosapoetica karma: 89

Salir a luchar

Llaman peligro
a abrir los ojos.
Pavor a observar
las mentiras tras las máscaras.
Ellos.
En su zona de tranquilidad,
en su conformidad, su monotonía,
su asentir contínuo, su triste acomodamiento.

Llaman peligro
a arriesgar la vida,
¡cómo si no fueramos a morir algun día!
Peligro el salir al mundo y huir a lo desconocido,
a enfrentar lo mórbido, lo cruel, lo injusto,
lo que nos escondieron tras una simple cortina.

¡Peligro!, gritan si destapas el velo,
si no te agachas y sellas tus labios.
¡Peligro!, al descuidar la futilidad,
lo inútil, lo estúpido, lo vulgar.
Pues peligro, yo te abrazo.
Yo te ansío con mi alma.
No me importa enfrentarte, luchar,
si eso supone no sentarse,
siendo ciego y sordo.

No quiero vivir más engañado;
por mí, mi conciencia,
mis vicios y mi embobamiento.
Adiós, antiguo yo.

¡Peligro!… ven.
4
1comentarios 50 lecturas prosapoetica karma: 49

Tarifa por peligrosidad

Echando de menos hasta poder echar de menos,
todo lo que siento creo que está demás...
iado lejos de la frontera que no quiero cruzar.
Tengo al cielo bebiendo de mis manos.
Esto merece una tarifa por peligrosidad,
no tiene buen sueldo.
Caer y rescatarte y encontrar el punto medio
para llamarlo arte.
Paracaidismo rezando al viento,
puenting sin cuerda ni puente.
Una huida hacia delante.
11
8comentarios 102 lecturas versolibre karma: 91

Añagaza... (Experimental Latín-español)

AÑAGAZA
(Experimental Latín-español)

I…CITIUS VENIT PERICULUM CUM CONTEMNITUR
Las pestañas de seda marmórea tapizando,
donde queda preso el sueño pequeño,
cuando la razón injurian lúbricas pasiones
¡Pendientes lágrimas brillarán después!.
En roja lumbre tempestad obscura fruto.

II…CITO FIT QUOD DII VOLUNT
Yerra desvelos inútil la envidia torpe,
al celeste pavimento el rápido momento.
Rosas y claveles de insólita hermosura,
el viejo pergamino es herido torbellino.
¡Jamás es terrenal la silueta exagerada!.

III…CAUSA PATROCINIO NON BONA PEIOR ERIT
En sangre crepuscular y rebeldía sensual,
por bien pequeño ignora el grande. ¡Ahora!.
En un florecimiento después violento. ¡Expira!.
En la inquietud callada versos de cristal,
con llanto arcano despedaza el alma.

IV…NIHIL DUBITAT QUEM NULLA SCIENTIA DICTAT
El tiempo en su férrea mano corre,
con fiebres delirantes la tarde desolada.
En su última hora el siglo soberano,
oculto insiste al fuego eterno atar.
Con la voz de turbias balas. ¡Sin dudar!.

****

POST DATA:
I.- Mas pronto llega el peligro cuando se lo desprecia.
II.- Las cosas van de prisa cuando los dioses quieren.
III.- La causa mala se deteriora aún más si se intenta defenderla.
IV.- Nada duda el que nada sabe.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez
(Tanto del texto como de la imagen)

Lea más: www.latino-poemas.net/modules/publisher/article.php?storyid=25717 © Latino-Poemas
leer más   
13
7comentarios 151 lecturas versolibre karma: 107

Terco y alocado

Así es mi corazón, luce como un caracol terco y alocado.

Sembró alas en un suspiro distante,
alojado en abismo de luciérnagas.
Equis distantes a nubes sin dueño.
Adormecido entre atalayas desguarnecidas.
Ahorrando poemas en el redoma para su tálamo.

Así es mi corazón.

Algún día, colocará pardas semillas en otro corazón
tan extraño como el mío.

Tan necios por entregarse a una corazonada
suicida y peligrosa,

llamada, Amor…
leer más   
12
10comentarios 130 lecturas prosapoetica karma: 102

El mundo de hoy

Aveces pienso ¿que pasa con el mundo?,
en mi corazón hay un vació profundo,
por que el planeta no sigue un buen rumbo,
por eso, por dentro yo me derrumbo.

no entiendo porque tanta corrupción,
policías y delincuentes en persecución,
la gente no analiza acaso no tiene corazón,
soy solo yo que tiene esta sensación?.

Ahora escuchan el llamado trap,
pero se olvidaron que los poemas se tienen que recitar,
cuando con los poemas es lo mejor para expresar,
y sentirte bien por las rimas utilizar.

Las personas dicen ser cocientes,
aunque para mi es diferente,
por que no veo a gente con futuro comúnmente,
yo vivo en Venezuela y no he crecido adecuadamente
leer más   
6
sin comentarios 90 lecturas versolibre karma: 60

¿Qué importa? Yo te acepto

Eres el contenedor humano del inframundo
Lo noté aquella tarde en que mis ojos curiosos
indagaron de más en los tuyos.
En tu pupila oscura cancerbero indomable habita,
y con cólera funesta me amenaza con rugidos.
¿Que importa si en tu interior demonios infernales juegan deslizándose en tus intestinos?
¿O si lo indecible, corrompido, y repugnante es tu mejor amigo?
¿Que relevante puede ser que compartas tus cigarros con lo sombrío y que seas un hombre lobo parcial obsesionado con la luna y lo mustio?
Nada de eso importa, pues tu infierno interior me calienta si hace frio,
Y si un dia pierdes el control, y te da complejo de Emily Rose
no te preocupes, que se hacer exorcismos.
No le temo a la oscuridad, perfiles psiquiátricos o defectos humanos.
Acepto tu naturaleza tempestuosa, porque me entiendo bien
con el peligro de tu caos.
2
sin comentarios 62 lecturas prosapoetica karma: 16

Pescado Blanco

¡Ayuda, . . . me extingo!

Pintada de origen,
tatuada en mí nuca,
yo llevo a la Virgen,
no la olvido nunca.

Señora de la Salud,
te brindo mi gratitud,
Patrona de la región,
te rezaré una oración.

Me idearon Dioses,
con cantos y voces,
mi sangre es su llanto,
las olas mi encanto.

Nací en las entrañas
de un lago imponente,
mis cruces y hazañas
me llenan la frente.

Pátzcuaro mi orgullo,
mi cuna, mi arrullo,
de húmedo linaje,
mi casta, mi clase.

Fui bien bautizado
con agua bendita,
me siento agraciado,
mi reina es Mintzita.

Me llaman Pescado,
me apellido Blanco,
soy muy educado,
sobre todo franco.

Fui criado entre lirios,
con velas y cirios,
crecí entre las piedras,
el plancton, las hierbas.

Busco lo profundo,
adoro este mundo,
mis fuertes aletas
son dignas de atletas.

Mi color plateado,
siempre enamorado,
corazón sensible,
tranquilo, apacible.

De escamas brillosas,
láminas acuosas,
que cortan con filo,
de la red, el hilo.

Sensibles mis branquias,
de ilusiones amplias,
respiro nostalgias
de hechizos, de magias.

Me gusta nadar,
jugar y amar,
fondo de Janitzio
para ello es propicio.

Soy oro lacustre,
soy de mina ilustre,
no me han valorado,
me han mucho explotado.

Frágil de osamenta,
rosario de espinas,
presagio tormenta,
¿mi fin adivinas?

Con cuerpo pequeño,
soy feliz, risueño,
mi honor es isleño,
¡qué grande es mi empeño!

Por más existir,
por sobrevivir,
quiero ser su sueño
y vivir mi ensueño.

¡Ayuda, me extingo!,
por eso respingo,
no me desatiendan,
espero me entiendan.

Cazonci Tariácuri,
protección le ruego,
Señor Huitziméngari,
muéstreme su apego.

¿Recuerdan mi amigo “Achoque”?,
su muerte fue un duro choque,
en mi alma y sentimiento,
¿imaginan lo que siento?

¿Qué pensarán sus abuelos,
que cuidaban mis anhelos?,
¿qué dirán sus nietos?,
¡sáquenme de aprietos!

Una acción con seriedad,
le exijo a la autoridad,
resuelvan mi situación,
los premiará la Nación.

Mi hábitat decente,
le pido a la gente,
¡venga nube negra!,
la lluvia me alegra.

Requiero de aguas aseadas,
transparentes, cristalinas,
piscinas de hermosas hadas,
¿tú por qué las contaminas?

Que me siembren pido,
busquen mi cultivo,
intenten reproducirme,
ya existe técnica en firme.

La piscicultura
les dará esa ayuda,
estudios de altura,
moderna apertura.

Banco de genoma,
de la vida aroma,
¡qué viva mi especie!,
que no se desprecie.

Soy de tipo endémico,
exclusivo, ¡soy único!,
pa’l enfermo este refrán:
“pescado blanco con afán”.

Mi cabeza piensa
y a ustedes dispensa,
que apoye la ciencia
actos de conciencia.

Podrán más pescarme,
comercializarme,
me cotizo caro,
quiero ser su amparo.

Cuando a mí me apresan,
los viejos me besan,
porque soy sagrado,
debo ser deseado.

Déjenme bailar la danza
que interpreta Don Aurelio,
casi no tengo confianza,
escucharé el evangelio.

¡Aquí no hay secreto!,
mi veda es respeto,
mi crianza es bonanza,
futuro, esperanza.

Con la boca expreso
un triste lamento,
también mando un beso,
mis penas al viento.

Yo, Kurucha Urápiti,
abogo por mí . . . para ti,
pido que mi desventura,
no se torne en tu amargura.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Isla de Janitzio, Michoacán, México, 21 de abril del 2011
Dedicado al Maestro Don Aurelio de la Cruz Campos
Reg. INDAUTOR 03-2011-090913353800-14
leer más   
3
sin comentarios 33 lecturas versoclasico karma: 42