Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 342, tiempo total: 0.006 segundos rss2

Baila la tristeza

Baila la tristeza y, con ella, mis pensamientos,
sobre todo en las noches de luna llena,
cuando no hay lágrimas sino sangre en tus ojos.
Y tú bailas con ella, con tus recuerdos,
con todas esas veces que te has avergonzado
de tus pensamientos y con la mentira,
porque sin la mentira tu vida no existiría.

Quisieras escucharla pero sólo puedes sentirla
y, aunque a veces quisieras bailar con otra,
ella nunca dejará de seducirte colándose en tu eterna somnolencia.
Tu mundo de sueños rotos no tendría sentido sin ella.

Y todo el mundo te mira,
todos te hablan suavemente y te tratan con cuidado
como si fueras a romperte.
Te miran sólo porque tienen miedo,
No de ti, sino de las sombras
a las que te aferras con toda la alegría
que la tristeza es capaz de proporcionarte.

Y todos los veranos te sientes así,
porque todos tus pensamientos están compuestos de deshechos
y por tus venas sólo corre un veneno que,
sin ninguna clase de límite, año tras año,
te has ido inoculando suavemente.

Y si te quedas en casa otra noche más
te dejarás atrapar por ella.
Y ningún dolor será lo suficientemente fuerte
para hacer que dejes de bailar.
Porque la vida es mentira sin ella.

Y no podrás cometer ningún acto lo suficientemente atroz,
da igual lo que hagas, viejo amigo,
estás atrapado sin remedio en su macabra pista de baile.

Tiene un plan para ti, sólo que no dejes nunca de bailar,
pidiendo sin saber cómo una ayuda que los demás ignorarán,
no por falta de afecto sino porque tu mente es cada día más críptica,
tu carácter más oscuro.

Y el dolor te mueve a bailar
mientras tu carne se pudre
y tus ojos brillan a la luz de la luna,
persigues un sueño,
lo pierdes y continúas,
rodeado por seres demacrados como tú,
en una fiesta eterna, a la que todos hemos sido invitados
pero a la que sólo unos pocos decidimos entregarnos incondicionalmente.
13
3comentarios 80 lecturas versolibre karma: 87

Notas a pie de página (4)

[4]
Mi enfermedad consiste en intentar salir a la superficie,
en un mar cubierto de rocas que flotan a mi alrededor,
se cruzan en mi camino y arañan mi piel
recordándome que fui yo quien decidió tirarse al agua.
12
3comentarios 82 lecturas versolibre karma: 99

Universos de incomprensión

Te voy a escribir una carta para que no la entiendas.
Te voy a confiar mi salvación para condenarme.
Te voy a tratar mal cuando quieras ayudarme.
Te voy a hablar de las cosas de las que no se puede hablar.

Y es que parece que hubiesen pasado cientos de años o un solo segundo,
desde que la suciedad se apoderó de mí y se quedó conmigo para siempre.

Y, lo he pensado, que es mejor no escribir enfadado,
estándolo solo porque querías ayudarme.
Estoy enfadado porque tengo que decirte que no puedes hacerlo,
con tus palabras no
y,
sin embargo,
estoy convencido de que una muestra tuya de cariño bastaría para salvarme.

La culpa es parte de mí, la parte que no entiendes
La que hace que nos separen universos de incomprensión
a la vez que nos dejamos contaminar por ese sentimiento llamado amor
que todavía hemos sido incapaces de abandonar o comprender.

Dicen que la poesía nació para explicar lo inexplicable
y aún así no conseguiría explicártelo
aunque desgastara en ello las llamas de mis dedos,
tiñera las letras de rojo
y llegara hasta el esqueleto.

Y querría decirte que sólo me separo de ti para mantener un cordón sanitario.
A veces por miedo al rechazo, casi siempre porque no sé
si todo lo que me rodea es tóxico por naturaleza
o sólo por haber entrado en contacto conmigo.

Y subo el volumen del televisor para no escuchar tus palabras
para no sentirme culpable de sentirme culpable, de no sentirme bien
y me enfado,
y te embisto como un toro que se resiste a una muerte anunciada.

Y aunque me sienta solo y tenga miedo
aunque sea incapaz de ver la luz al final del túnel
sé que estás ahí para salvarme,
que siempre vas a venir
y que me vas a querer incondicionalmente.

Y eso me confunde,
porque tal falta de fe resulta irritante.
Cómo te irritan mis discursos,
que unas veces son silencio
y otras jeroglíficos.

Esta noche tuve pesadillas terribles
y tenía que asegurarme de que estabais bien,
y ver como dormíais fue como un milagro.

Yo que siempre me creí indiferente a la palidez de la luna
creo que la echaré de menos el día en que mi cerebro se apague.
Cuando todo deje de estar dentro de mí y por fin consiga escapar.

Mientras tanto anhelo sólo aquel día en el campo.
La niña jugando, cubierta de tierra de principio a fin,
tú la vigilabas y me contabas historias con entusiasmo
de cuando eras joven,
aquellos diecinueve a los que volverías sin dudar.
Y yo, tumbado en aquel banco
te escuchaba con atención,
desearía haberte conocido entonces.
El Sol permanecía agazapado entre las ramas de los árboles.

Sólo sé que en aquel momento mi mente no tenía la necesidad de escapar.
Si pudiera elegir, me quedaría ahí para siempre.
Pero no puedo y, cuando todo está dentro de mí,
no puedo escapar,
sólo fugarme contigo.
leer más   
1
sin comentarios 81 lecturas versolibre karma: 12

Un beso tímido pero interminable

Mi universo es una ecuación,
y tú eres la incógnita.
Estoy prendado de ti
aunque a veces te mienta
y cometa pecados imperdonables,
mas mi amor,
aunque no ha sido siempre sincero,
es puro e incondicional.

Tú y yo caminamos discretamente en el silencio,
imaginando viajes que nunca vamos a hacer.
Viviendo vidas alternas,
grandes proyectos escondidos entre pequeñas cosas
como un te quiero dicho entre susurros,
tu sonrisa cálida desde el otro lado del sofá
o un beso tímido pero interminable cada vez que nos separamos.

Somos esclavos del tiempo,
como lo son el resto de habitantes del universo.
Al menos eso he podido constatar en mil múltiples viajes.
Somos todos seres que giramos alrededor de un sol
que cada día se acerca más a su final.
Somos polillas que saben que se quemarán al acercarse a la luz
pero que no pueden evitarlo
e irremediablemente esperan la destrucción.

Dime qué será de mí cuando los planetas exploten,
uno tras otro en una cadena infinita,
cuando sólo seamos polvo de estrellas.
¿Me seguirás queriendo cuando no quede ya nada de mí?
Y, si es el caso, ¿lo harás porque lo merezco
o sólo por lo bonita que era nuestra imagen en los escaparates.

Es preciso y precioso quererte en el vacío,
atrapado en las incógnitas del universo,
preguntándome cuántos errores serás capaz de personarme.
Si, cuando ya no esté, dejaré un recuerdo dulce o amargo.

Y en mis viajes en el universo,
me pregunto si encontraré
entre todas aquellas ruinas
el camino de vuelta hacia ti.

Y esperando volver,
me pregunto si seguirás ahí
cuando yo esté
donde nada está.

Cuando no puedas besarme,
ni pueda sacudirme de encima
todo el polvo y el cansancio
acumulados en mis viajes.

Y, algún día,
sentados,
observando el horizonte,
en alguna playa,
el día del fin de algún mundo,
entre el sonido de las olas
escucharé tu voz
preguntándome si ha merecido la pena
visitar todos aquellos lugares
en los que sólo encontré dolor.

Y yo, sentaré mi cabeza sobre tus piernas
pidiéndote así que acaricies mi pelo
y descubriré en cada instante de tu voz un trozo de verdad:
un sol que calienta pero no quema,
y una lluvia que junto él alimentará los campos
y volverá a hacer crecer las flores.
El milagro de la vida
que vuelve en pequeñas dosis
para traer una pizca de esperanza.

Y nos veré a los dos, renaciendo,
desnudos,
intactas todas las cicatrices
y defectos de nuestros débiles cuerpos.
Observaré con detalle cómo se conjugan nuestros defectos
para llegar a la conclusión de que no quiero ninguna atadura
excepto la que me une contigo,
porque son las pizcas de amor
de nuestras desbordadas almas
la respuesta a aquella incógnita
capaz de resolver todas las ecuaciones
que desbordan infinitos universos.
1
sin comentarios 71 lecturas versolibre karma: 13

Notas a pie de página (2)

No es más que otra imagen,
una de tantas,
de las que hacen que me tambalee
planteándome la eterna pregunta de quién soy
y qué es lo que queda de mí
después de tantos lugares abandonados
y nuevos comienzos.
4
sin comentarios 72 lecturas versolibre karma: 68

Primer pensamiento, tú...

Me despierta el Alba
abro mis ojos
aún adormecida
primer pensamiento

segundo pensamiento

tercer pensamiento
tú...

Y tú...

Y tú...

Y no consigo evadirlo
por que no quiero
porque si abro mi ojos
tú estás primero.

Lo mismo pasa
cuando mis ojos cierro.

Me tienes subyugada a ti
en ocaso o en Alba
mi amor
se embriaga de ti...

se impregna de ti..

se somete a ti...

se ensalza contigo...

Se apronta
El ocaso
cierro mis ojos
Primer pensamiento
Tú...

Segundo pensamiento
¿Quién más?

Solo tú mi amor.

Claudia Viviana Molina
19
17comentarios 228 lecturas versolibre karma: 131

Dulces pensamientos

Dulces pensamientos que tenéis enjaulado al hombre sin remedio,
dejad libre sus manos, dejad volar su inventiva.
En los llanos prados
voy sin rumbo al ocaso,
desde este balcón alado.
Mis dulces pensamientos
enjaulados.
leer más   
13
sin comentarios 153 lecturas versolibre karma: 101

Hola, Soledad...

Cuando la nube de mi mundo se torna gris, Cuando la Flores se marchitan, Cuando solo puedo escuchar el eco de mis pensamientos, Cuando puedo escuchar el viento… sé que has llegado.

Vienes y me abrazas sin tocarme. Me hablas sin juzgarme. Puedo ser quien soy porque no vas a criticarme. Mis ideas de alas cortadas vuelan. Mis más oscuros pensamientos encadenados, son libres.

El tiempo no para, porque eres realidad. Para algunos eres terror, para otros, necesidad. Mis pensamientos vuelan como aves sin parar, sin miedo de ser descubierto porque nunca lo hablaras. Cada noche te espero, ¡Hola, Soledad!
leer más   
13
6comentarios 180 lecturas versolibre karma: 80

Pensamientos Crepusculares

Me gusta quedarme inmóvil, sin pestañear ni rebobinar una lágrima mientras observo un atardecer. Es como si una parte de mí, muriese en las ondas crepusculares que emite el horizonte y, volviese a vivir en la penumbra reluciente que existe entre la miseria de los transeúntes y la mía.
Y es que en los ocasos muere el alba, agonizan mis ganas de seguir en este camino tan áspero y lleno de altibajos.
Escucho a los árboles abrazándose entre sí, escucho a los búhos despertando del sueño profundo, escucho el quejido de mi alma y aún así, sonrío postrada en mi ventana.
Escucho mi prosa pavonearse en mi mente, escucho mi silencio gritar y lo veo confabularse con la tranquilidad que me acompaña siempre.

Mi tarde se pinto de noche y mis pensamientos persisten.
11
2comentarios 112 lecturas prosapoetica karma: 107

Pensamiento

Has venido a despertar en tu silencio de murmullo
un nido revoltoso de canciones oscuras,
cadenas con voz que anuncian paisajes sin salida,
laberinto caprichoso, hilos contenidos en mi estar.

Fugaz, inesperado pensamiento,
de señales malditas te proteges,
sin límite y palabra te aventuras
hacia la certeza de tu envuelto saber.

Momento tras momento en mi mente, tu recuerdo,
instante de miradas punzantes,
impresión, fija imagen revelada,
déjame no ser presa de paso en el tiempo,
suéltame suavemente en tu camino.

Siento que proclamas sobre mí una torre de aciertos,
subirme a lo alto, no tocarte, no tocarme,
duermen tantos sentidos en mi cuerpo
lugar donde habite el sentimiento.

Mira hacia dentro,
un movimiento sabio contigo nace,
es impulso constante, fuente transparente,
desconocido acontecer, volar del laberinto.
leer más   
8
2comentarios 223 lecturas versolibre karma: 6

El peso fatal de nuestros pensamientos

Ah, el peso fatal
de nuestros pensamientos
adiós miseria, adiós perdición
__________mira
donde se han quedado
los tiempos y los días.

No quiero soltarte
no quiero
que te escapes
de mis corrientes.

No quiero
que naufragues
en otro aliento...
no quiero
perderme en tu recuerdo.

Aunque tú no lo creas
es fácil engancharse a ti,
tienes magia oscura
clavada en tus ojos.

No abandono el barco
solo he salido a tomar
un poco de aire
y un poco
de humo negro
para calentar
las manos.

Surcadas
manos
que se
engarrotan
en las cuerdas
del barco
que viaja
a la deriva
en caída libre.

Pero en la marea alta
la nave se enrumba
con la química de un cielo azul
y vuelve a tomar las coordenadas
y las matemáticas de sus nudos
de este mar infranqueable

según tú

que lo dibujaste en los anaqueles
de tu tardío tiempo.

www.youtube.com/watch?v=dLAhG51uz-o
www.youtube.com/watch?v=G_1LP3Z6pW4


Ramón Pérez
@rayperez
Venezuela
14/10/2018
leer más   
17
14comentarios 196 lecturas versolibre karma: 144

El río de mis pensamientos

Despertar en sueños
es lo que anhela el desvelo,
quisiera llevarte a volar
hasta tocar el cielo.

Quisiera ser un ángel,
que te contempla
desde las alturas de las cornisas,
solo para ser el guardián
que cuida de tus sonrisas.

Mi deseo es arrojarme a tu amor,
como si fuese el pozo más hondo,
y sentir que tu dulzura para mí,
no tiene fondo.

Pensarte es verte navegar
por los ríos de mis pensamientos,
donde las aguas son claras y profundas,
como mis sentimientos.
leer más   
17
17comentarios 110 lecturas versolibre karma: 140

Confusión

Siento que mis palabras se atragantan, no salen de mi boca, se quedan en pensamientos.
Mis pensamientos están ahí, mi cabeza es una confusión no se como expresarlos, mi mente se niega a darme el privilegio de escribir, de expresar tanto sentimiento.
Trato de calmarme, mi cuerpo está en éxtasis total, pronto llegará la calma y las palabras afloraran cual magia de cuentos de hadas.
leer más   
4
sin comentarios 67 lecturas prosapoetica karma: 59

En sus pensamientos, Él, te puso

Él fue el creador,
de tan sublimes bellezas,
y en la tierra es su nobleza.

Más no es un rey soberano,
por que, Él, es un rey cercano,
que da su mano a un amigo.

Pues Dios es el testigo,
que su amor es el encanto,
donando su luz al hermano,
cuando aquel lo busca.

Para que no ande en penumbras,
te toma de su mano,
siendo Dios se hizo humano,
para enseñarte el camino.

Que descubras el sentido,
para el cuál fuiste creado,
que lo descubras temprano,
para dar tus mejores frutos.

Porque en sus pensamientos, Él, te puso,
antes que seas un grano,
Y tu vida es el legado,
de su amor más profundo.
16
14comentarios 242 lecturas versolibre karma: 106

Son solo sueños

Con vívidos colores son mis sueño; algunos tan claros como la más pura de las aguas, otros tan extraños, difíciles de interpretar.
Me gustan mis sueños, los quiero, por eso los escribo para volverlos a soñar, solo los aromas no los puedo recoger.
Y cuando arranca el día y vuelve a mi la conciencia sigo soñando y lo mismo me gustan y quiero esos sueños, A ellos los llamo „Mis Pensamientos“.

Sueños y pensamientos los escribo así: exactos, sencillos, sin acomodo de palabras o ideas. Son expresiones de mi alma, que ama a la luna y el mar, la pinta de color, que el canto de los pájaros trata de imitar; que ríe, pero también teme y nunca está sola, la acompaña la siempre soledad y tiene dos grandes amigos: El Cielo y La Noche.
leer más   
16
12comentarios 180 lecturas prosapoetica karma: 95

Por tus manos

.

Cuanta reserva, reserva tu mente sin compartir con nadie, y nadie se entera, y no me entero yo, y yo quisiera saber que quiere tu corazón de mi, y de mi para vos mi amor, amor sin frontera ni tiempo, y el tiempo tirano nos guia a la ruta, a la orilla, a los vuelos, vuelos en sueños, sueños despiertos donde mirarnos se hace caricia y la caricia se hace abrigo, y al abrigo de tus ojos me hipnotiza, y te cuento sin callarme cada y todo detalle de tus viajes de mis manos por el plano de mi cuerpo, cuerpo que riega tu aliento, tu aliento que hace viento, viento que me desnuda, y desnuda vuelvo y sigo siendo más tuya que mía, pero en mis manos, manos que tu guias, manos que te aman, manos que me aman y desenfrenadas húmedas a mi boca susurros le sacan, temblores que erizan la piel añorando la mezcla de nuestros sudores, del aroma de tu piel sin perfume impregnando el momento e invadiendo mis sentidos, sentidos consentidos y perdidos, perdidos en tu cuerpo que baila en el mío, que se apodera de mi pensamiento, pensamiento sin reservas a corazón abierto, y abierto en tus manos, se entrega entero.

soundcloud.com/lola-bracco/cuanta-reserva-reserva-tu (Lola)

.
12
4comentarios 253 lecturas versolibre karma: 97

Arde mi ser...

Este incendio,
que me arrasa por dentro,
quema, mata y destroza,
parte de mi ser y de mi pensamiento.

Avivado con el viento de tu boca,
donde antes había besos,
ahora solo encuentro llamas,
y heridas sin consuelo.

Llamas que calcinan mi alma,
mi semblante y conocimiento,
reduciendo a cenizas,
mil sueños de amor y de sentimiento.
leer más   
13
sin comentarios 112 lecturas versolibre karma: 86

Colillas

Luces encendidas
y corazones encerrados,
brillando y latiendo
bajo un cielo estrellado

calma natural
en un clima helado,
mente saturada
en un lugar despejado.

Vestigio de algo,
luz brillante pasajera.
Pensamiento efímero,
oculto en su madriguera.

sentimiento calido
que llena el pecho,
humo bocanado
que llega al techo.

Lluvia de luces
caída desde arriba,
deseo a estrellas fugaces
que solo son colillas.
leer más   
9
6comentarios 83 lecturas versolibre karma: 82

Distancias

Irrumpes
por los márgenes
de esta ventana
desde la que observo el mundo
Te filtras
como una brisa
con tus dulces galanterías
me invades
como un vendaval de calor

Causas un terremoto
que me desestabiliza
Cuando te acercas
y me abrazas...
no sé mantener
mis pies en tierra firme
todo mi cuerpo tiembla
al roce de tus manos

Susurras versos
que germinan en mis pensamientos
Siento como tus enredaderas
trepan conquistandome
llenando mi jardín
de un nuevo perfume
Plantando besos
en mi campo minado

Las cicatrices de mis heridas
son punzantes espinas
que tú sorteas una a una
con tus arropadas palabras
Vas venciendo mi resistencia
desmoronando mi coraza
para estar
en cada minuto de mis días

...tan cerca que te respiro
leer más   
19
7comentarios 115 lecturas versolibre karma: 95
« anterior1234518