Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 61, tiempo total: 0.005 segundos rss2

Hoy puse en mi puerta un pequeño atrapa sueños

El nombre se enferma
el alma se cansa y solo pide un poco de amor que deje fluir
a el agua que alguna vez fue cristalina u que se siente estancada,
se enturbian los intentos fallidos por ganar la última batalla.

Solo se necesita un pequeño puñado de alegrías
como aquellas que has dado a manos llenas,
solo se necesita un poco de calor que aliente a un corazón atribulado,
solo se necesita un abrazo tibio
que impulse la fuerza para soltar el lastre que ata a el cuerpo
y lo mantiene anclado en un río de aguas frías y oscuras.

Duele la humanidad que poco a poco carcome la esencia,
duele saber que solo queda un par de ojos tristes que no sabe mentir,
duele la sonrisa tenue que sale a la vida
sin poder ocultar el sufrimiento que siente en sus propias entrañas.

Duele la fragilidad del aliento que se detiene en el tiempo
y que no puede distraer el vaivén de los momentos lúcidos y agitados,
duele saber que tienes que estar ahí
deteniendo al universo cíclico y cósmico que nunca parpadea.

Duele saber que tú estás ahí
observando los segundos pasar uno a uno
y tú solo sigues pensando en todo el mundo menos en ti.

Duele saber que sigues sintiendo la balanza de la vida
como si se tambaleara con cualquier movimiento del viento
Duele pedir que no te abandones en estos momentos más oscuros
Y que la misericordia sin rencor y engaño
envuelva como una manta blanca tu cuerpo paralizado.

Duele oler el miedo de la luna ensangrentada implorando venganza
tú estás ahí,
solo pidiendo un poco de paz para tu casa,
ten calma porque la vida no se acaba
tu nombre esta escrito en el árbol de la vida.
Tu verdor retoñara con las semillas sembradas en el pasado
Y volverá el ruiseñor a tu ventana
Te veré cantar y sonreír a la vida que tanto amas
A cántaros rebosarán los ríos del alma
que traerán consigo un montón de esperanzas.

Son muchos los corazones que aún laten a tu lado
date cuenta de las muchas luces que son prendidas a tu paso
y que no dejarán que pierdas tu sendero.

Hoy puse en mi puerta un pequeño atrapa sueños.
lo puse para ti
y en esos sueños
siempre estarás tú como siempre.
Sonriendo.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
27/09/2015.
14
sin comentarios 262 lecturas versolibre karma: 28

Puerto

No busco más horizonte
que tus brazos
ni más luz
que la de tus ojos.
Sola en la tarde
fría y transparente,
mi alma es brújula
que hacia ti me guía,
puerto seguro
en tierras cálidas.
leer más   
13
2comentarios 517 lecturas versolibre karma: 41

Muñeca rota

Muñeca rota, mi niña herida
inocencia perdida, !ay mi amor!,
amor de mi vida.
Te traicionó, el te traicionó
quien debía guardar tu castillo,
te traicionó.

Abrió la puerta y mató,
a tu pequeño corazón,
era tu amigo y protector
el vicio lo corrompió.

Borró la sonrisa de tu cara sonrosada
rompió en mil pedazos tu gracia,
a tu alma, la privó de su pureza,
puso la venganza en tu cabeza,
se dibujó en tu mirada la tristeza.


¿Cómo pudo someter,
a aquella que vio nacer?
A la sangre de su sangre,
las alas le cortó, !ay, mi niña bonita!
!Ay, mi perdido gorrión!
Con tu historia de dolor,
me partiste el corazón.
leer más   
9
1comentarios 137 lecturas versolibre karma: 62

Haiku I

Y cada noche
soy un barco en tu puerto
de aguas morenas.
leer más   
7
2comentarios 95 lecturas versoclasico karma: 72

Cada vez

Cada vez que recorro tu cuerpo
me recuerdas que te pertenezco.
Tú eres mi puerto, y yo soy un barco
flanqueado por fuegos y cantos.

Cada vez que me amarro a tus piernas
me meces en tus aguas morenas,
y libero a los vientos que tienes
cautivos en la piel de tu vientre.

Cada noche me amarro a tu lecho,
reposo mi cansancio en tu pecho,
mi ausencia se aviene con tu cuerpo

y mis dedos encienden las llamas,
pulsando bocinas que me llaman.
Y luego… sellas tu nombre en mi alma.

@mello
leer más   
11
4comentarios 163 lecturas versoclasico karma: 69

La puerta (poema de @elreflejoderox & @SolitarioAmnte)

Toqué a esa puerta, a la que todos temen, la más desvencijada. Y no, no era una mansión abandonada en medio de ningún bosque, ni las ruinas fantasmagóricas de un castillo de otros siglos ya sin vida. Fue la peor, esa en la que antes de llamar se cierran los ojos apretando entre los dientes una oración para palear el frío que provoca el temblar de miedos. Sí, de miedos porque son muchos. Me enfrenté a mi misma en el último rincón, el escondido a los ojos.

Era la puerta del sótano de mi alma. Especificamente la del subconsciente. Allí donde se guardan temores, inseguridades, rencores, fobias, odios, afectos y anhelos ocultos. De hecho todo lo que permanece oculto al proceso consciente de la razón. Lo que nos mueve en modo automático sin saberlo. Lo que nos hace reaccionar de cual o tal manera ante una situación inesperada. Lo que nos hace preguntarnos más tarde: ¿Por qué demonios le respondí de esa manera? O hace que el agresor se cuestione el haber golpeado así a la pareja que tanto ama.

Aún al borde de quebrarse en pedazos, llena de telarañas y alimañas a modo de guardia, siempre tiene un sinfín de cerraduras oxidadas por los años y los daños, por el saturado interior y la humedad de las dudas amohosando en penas. Y aunque solo existe una llave, los bolsillos pesan y suenan como si fuesen miles y pesaran la vida entera. Por eso los pasos siempre son lentos, cautelosos al ir y profundos para poder regresar. Ese sonido al abrirse es único, el más real y aterrador. Nada, nunca, supera ese erizar de la piel y el corazón cuando hallan en el valor la fragilidad que sostiene el reconocerse, aceptarse sin rendirse y superarse para continuar, pero mejor. Abriéndose a los misterios que a la larga no son tales porque nadie nació para ser perfecto, sino para aprender a convivir con los demonios que son nuestros.

Tomé la antorcha a medio encender que estaba en la entrada y pude divisar un larguísimo pasillo, un sinnúmero de puertas a ambos lados se revelaron a mis ojos. Di los primeros pasos y asomé la cabeza a la primera, en la izquierda; para descubrir una multitud de enanos, más bien gnomos malformes, apocados, que se notaban más empequeñecidos de lo usual. Uno a uno fueron recitando sus nombres, todos eran sinónimos de inseguridad, baja autoestima, complejos de inferioridad, recuerdos de menosprecios sufridos por seres amados y otros sentimientos similares. Sentí un profundo dolor al contemplar su estampa. Me alejé a pasos apresurados hasta la siguiente puerta, a la derecha; donde me encontré con unos seres obesos, con expresiones en sus redondos rostros que reflejaban odio, rencillas, envidia, rabia, todo tipo de malos deseos, egoísmo, egocentrismo y otras bajezas por el estilo. Me sentí embargada por una ira como nunca antes había experimentado. En otro cuarto, unos seres sin forma definida, languidecían en el piso; rapidamente distinguí que representaban la pereza, holgazanería, desidia, procrastinación y tantos vicios parecidos; me provocaron un bostezo profundo, y me alejé.

Puerta por puerta fui repasando mis días desde que la razón comenzó a darme cuerdas. Algunas para sujetarme fuerte, otras para que me sirvan de hamaca en épocas de liebres brincando por los rincones y en las de vacas con síndrome de locura antes de comerse los mocos de la introspección. Asustada y confusa, respiré el valor de haber llegado hasta ahí desde acá, desde la que sobrevivió hasta hoy con los contra a favor y el favor de distinguirlos. No sé bien hacia dónde me conducirán las siguientes, porque sé que existen muchas más que aún no alcanzo a ver. Sí, estoy segura de ello, la última será para el gran final, el único que existe y por el que puedo presentir todas las demás.

Fue un aliciente encontrar, en tantas otras habitaciones, a seres que me transmitían cosas bellas como fe, esperanza, valor, bondad, templanza y otras cosas buenas. No sé cuantos años imaginarios transcurrieron en ese instante de introspección mientras caminaba por ese larguísimo pasillo descubriéndome a mi misma. Al final llegué a una arena colosal, cual coliseo romano. Allí se libraban titánicas batallas, según la ocasión. Fue sorprendente descubrir que se daban interesantes alianzas temporales; como al ver una bondad iracunda pelear con fiereza, y vencer, a la frialdad de un egoismo pasivo. Y de pronto, a través de algún tunel sonoro interdimensional, alguien llamaba mi nombre. El Dr. Chopra, mi sicólogo, ya podía recibirme ahora, me dijo una voz. Me sentí como abducida por un haz de luz que había viajado desde los confines del espacio tiempo. El trance autohipnótico en el que había caido durante los minutos de breve espera en la salita del consultorio, había concluido.


@elreflejoderox & @SolitarioAmnte
vi-2017
leer más   
12
21comentarios 258 lecturas prosapoetica karma: 86

Puertas y ventanas

Puertas y Ventanas.

Abrirlas siempre con valentía y coraje
nuestros cuerpos altares con dignidad
que todo ser es único y sagrado.
Puertas del alma abiertas para dar y nunca rechazar el amor.

Ventanas soleadas de cristales esperanzas de luz
abiertas a la libertad y la tolerancia
buscando y encontrando la paz.

Puertas, ventanas de solidaridad abiertas a la compresión
la cultura, mentes prodigiosas del hombre en el Planeta
ríos creativos, inventos del cerebro humano sin fin. Des- alambrar el cuerpo para gozar, y nuestras mentes para ser feliz.

Sed valientes
abrir puertas y ventanas
de nuestros cuerpos
y amar.


Doors and Windows.

Always open them with bravery and courage
our bodies altars with dignity
that every person is unique and sacred.
Doors open soul and never refuse to give love.

Sunny windows crystal light hopes
open to freedom and tolerance
seeking and finding peace.

Doors, windows open Solidarity Compressive
culture, prodigious minds of man on the Planet
rivers creative inventions of the human brain without end. Des-wire the body to enjoy, and our minds to be happy.

Be brave
open doors and windows
our bodies
and love.
leer más   
4
1comentarios 56 lecturas relato karma: 49

El día y la noche

Amaneceres y atardeceres,
son puertas transitorias
entre dos mundos paralelos,
el día y la noche.

El mismo lugar se transforma
en otro distinto según el punto
del movimiento de rotación
en el que te encuentres.

No son las calles,
no es la gente,
son sensaciones,
es el ambiente.
9
sin comentarios 129 lecturas versolibre karma: 70

Contracorriente

Soy un barco contracorriente,
que no tiene
ni puerto
ni
mar.
Que navega
muy cerca
cerca
de
ti.
leer más   
14
1comentarios 140 lecturas versolibre karma: 127

Puertas

Hay puertas que no se pueden cerrar porque hay una cuña impidiéndolo.

Si no es contigo no es con nadie.
leer más   
5
2comentarios 88 lecturas prosapoetica karma: 58

Permutable inveterado...(Neosurrealista experimental)

PERMUTABLE INVETERADO
(Neosurrealista experimental)


Pasan por las calles toda una noche por delante,
una calesa caduca, y la luz de los cielos que bebí en los ojos,
sonrisa de los vientos, bañada,
en la dulzura de sus labios rojos, bajo la amenaza de ser cosa sin concepto.

Guardado, escondido en su oscuridad, en la oscuridad propia,
mientras todo da vueltas, en la nada incomprensible,
y más vueltas da, muchas veces, y donde van los cuerpos,
camino de un ensoñador antojo, como milagro,
mientras yo, invisible, soy la promesa de la espina.

Con la fidelidad de claros remolinos, donde navego,
celebrando los puntos cardinales,
que mudarán mi origen, en la predera del mundo dormido,
porque sucede el naufragio que debe,
en la vida, que es el barco del paisajista,
que sabe oír y ver, las caprichosas letras,
siempre entre líneas,
y reconoce a solas su destino, en los devaneos del rocío,
y se insinúa en las palmas de una gélida caricia.

Seré para el cuerpo el lino apaciguante, brío prolífico.
Y ya no más mi ruego sollozante, devorará lo recibido,
ni irá a turbar la indiferente calma...

Ya nada sana, ni perdona.
Donde pasan semanas, en la pared sentadas,
como una sola y libre flor del prado,
dejando preciosas piedras,
y sólo un milagro más entre la hierba.

Me dueles,
carbón del breve engaño, no es nada del vespertino bostezo,
en el cuerpo,
antes que muera de amor la prisa,
y en otra carta, la propia consistencia,
pensándolo bien, no endulce,
aquello que quiero a las diez.

Se hace lentamente eso que pintamos, muchas veces,
en el suave vuelo de la huerta, con sus puertas,
sin saber cómo es, ni cómo será mañana,
el baluarte de la noche.

Las polillas en la ventana, anudan el delirio,
corriendo entre las piernas.
En cuanto se fecunden sus resquicios,
la primavera endulza y endurece,
eso que si se ensalza hiere.

Porque el mundo quedará alumbrado de un horizonte,
donde perderse parece inevitable, en el duelo del andén,
que hiere con un rayo que despierta más allá de lo sostenible,
al silencio, una voz en cada paso, gozoso de la mirada de la luz,
rojo nace, y podría nacer, entre los amarillos un gris.
Porque ha nacido una y otra vez, en un pensamiento sin memoria,
de sentir la fuerza del polvo.

Que solo ciñe los rosales de pura eternidad, en la permanencia inmóvil,
al quedarse vacías, las vidas ajenas,
y otras, como puños enfebrecidas,
prisioneras,
que no conservan nada,
de lo que debieron,
y no hicieron al destino,
en su canto eterno.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez
leer más   
12
9comentarios 144 lecturas versolibre karma: 128

Disuasión inusitada...(Experimental Neosurrealista)

DISUASIÓN INUSITADA
( Experimental Neosurrealista )

Ahora que la ventana está
sentada con la mañana
el cristal viene cargando
las miserias de la noche cansada.

Pues el pronóstico de riesgos carece de exactitud,
habiendo cobrado gran auge el engaño que enriquece
endulzando las pérdidas sin precedentes con el olvido
indefenso, con el sufrimiento rojo oscuro de bajas
tarifas que valora el porcentaje de suspiros endeudados,
debido a su camuflaje, los desempleados son difíciles de
encontrar en una esquina redonda, de manchas, rayas y
flequillos imitando lechos de algas para emboscar a su
presa con la mirada, la piel suave, y el ritmo lento que
niegan el olvido de las aletas pectorales y el caudal tibio.

Allá donde la casa corre
frescas las cortinas ligeras
una silla se levanta
esperando largas horas parada.

En busca de oro cerca del cañón de agua, fluyendo en
suaves ondulaciones en las barreras de fuego verde,
siendo joven y esbelto, adaptado al vehículo para la
nieve que duerme con abrazaderas a una lanza de
acero tímida y llena de dudas sobre la imagen doble
apasionada por la flor que nace inadvertida silbando
entre las linternas apagadas y los viejos calcetines
de la llanura en el lodazal, veterano administrador
convertido en un desastre glorioso, formando nubes
remolinos y mostrándose reluciente en lo tortuoso.

Porque la luz inquieta
la sombra de la mesa
sin esperanza en los platos
con el desempleo sedienta.

Para un ojo no entrenado, el desempeño parece mejor
cuando se tiene niveles de oxígeno menor en la raíz del
cabello, y las células del alma pidiendo limosna a los
talones insultados por las prótesis del espíritu infestado.
Luego de tomar fotografías a los vidrios desnudos que
mastican una puerta escondida en un florero, pues casi
todas llevan ropa como parte de un rentable negocio
cuando una nueva momia es encontrada, padeciendo
catalepsia y que despertó cuando ya había sido enterrada
la controversia del rigor mortis de memorable pobreza.

Aunque la calle calla sola
la tarde reposa lejana
entre campanas sangrientas
las nubes ocultan el llanto.

Autor tanto del texto como de la imagen.
Alle Rechte an diesem Beitrag liegen beim Autoren. Der Beitrag wurde auf e-Stories.org vom Autor eingeschickt Joel Fortunato Reyes Pérez.
Veröffentlicht auf e-Stories.org am 16.12.2014.
leer más   
14
13comentarios 172 lecturas versolibre karma: 133

Sirvo mudando... (Experimental en Castellano Medieval)

SIRVO MUDANDO
(Experimental en Castellano Medieval)

Manavan cada canto fuentes
claras corrientes bien olientes
en verano bien frias
en ivierno calientes.

Podrie vevir el omne con aquellos olores.
Afeitando los campos de diverssas colores.
Ca son las noches luengas,
los dias non tan grandes.
De ceressas maduras los ceressos cargados.
Tenie niebla escura,
sienpre per la mañana.

Tiene las yervas nuevas en el prado ansiano.
El que viene non alcanza al otro que l´espera.
Anda muy mas lozano que pavon en floresta.

Por do yo entendiese que era o que non.
Ca poco e bien dicho finca en el corazon.
¡Pocas palabras cunplen al buen entendedor!.

Doled vos de mi, que bivo en tristura.
En la cueva pobre de la grant llanura.
Falla el leal las puertas cerradas.
Ya los inorantes andan disputando.

Siguiendo las boses pissava camino.
De nuestras virtudes e muy abundante.
En todos sus auctos sea asentado.
E non aya el sesso muy arrebatado.

Non en tanto, nin cuánto, nin en cómo,
del ver non sea al desir diferencia.
Por escudarse, cuando el golpe viene.
Mira prudencia como faz lozana.
Conprensión, Enseñamiento, Cautela,
Soledat, Acatamiento...

E la Templanza et la Libertat.

Si son las que an un nonbre diferentes
son commo cadena
por donde un omme
nonbra.

El su espirar el aire todo encona.
Pero no tanto que quien unas mira
¡Non vea de las otras las pisadas!

E cantemos gracias en alto el amor.
Sobervia, orgullosa, su llama encendida,
con grant abstinencia e duro cilicio
con aspera, fuerte, cruel deciplina
¡ Convierte en virtudes !
Que bive alunbrado
mas que dolencia nin enfermedat
tristeza e amargura, pesar afanoso.
¡ Es su grant fortaleza !

Ca estas virtudes le ponen riquesa.

All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Joel Fortunato Reyes Pérez.
Published on e-Stories.org on 10/16/2016.

Autor: Tanto del texto como de la imagen.

POST DATA:
Referencias útiles

www.youtube.com/watch?v=VZr52zWCEX4
Y...
es.wikipedia.org/wiki/Español_medieval
leer más   
13
8comentarios 104 lecturas versolibre karma: 120

Secreteándose... (Experimental Posmoderno)

SECRETEÁNDOSE

Se oía un momento en el péndulo triste
aquel viejo reloj yerto en el tiempo
forjando el cortejo al soplo del polvo
con la nueva angustia en flor...

***
Cuando el aliento se viste de blanco
en el fondo del alma viaja un cisne
de flores de verano con la nieve
entre las jaulas de los nidos ;
esperando los espejos a un reflejo,
del valle, aprisionado por amores, ligeros,
deshilando los collares entre libros.

***
Del fiero desierto la arena desdeña
la estrofa vibrante del labio sereno
una esfinge ilusa de fiebre abrumada
del amor quebrantado en las rocas...

***
Más, ya no pienso en ello, me lo dicen
tus pupilas fértiles de ensueños,
de atardeceres bajo una almohada,
sin el hambre de la lluvia, bajo
la playa en la ventana, cuando ladran
las últimas estrellas en la puerta,
sacando de la esquina un arroyo.

***
Ven y reposa la tierra clama dócil
al que la frente inclina con humildad
del dolor huésped que le dice calla
por las nubes que oprimen la balanza...

***
Ahora dicen, que fría cae la luna
con el fuego, en las entrañas de las dunas
y el ritmo tenue de los gatos, acariciando
los relojes al ondear la brisa con los ecos,
clavando la madera del silencio del encino
por las sombras que se mueven, que se
mueren por la seda, cubierta en miniatura.

Autor : Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)

POST DATA:
Información útil

es.wikipedia.org/wiki/Posmodernidad
leer más   
13
13comentarios 168 lecturas versolibre karma: 133

Abre...

Déjame entrar, yo sé que estás tras la puerta
que tiemblan las manos y que temes quemarlas
de amor al tocarme, de tantos deseos guardados, como yo…

Déjame pasar, abre las puertas
que mis manos ya están heridas y sin fuerzas
que el cuerpo arde y yo muero de frío…

Abre, porque ya el tiempo se ha perdido
nuestro olvido, y sólo nos queda el encuentro
sin mirar atrás, porque mi corazón quiere entrar
sin dejarte salida…

Tú, deja de temblarle a la vida
y yo palpitaré respirando en tu pecho
a partir del primer abrazo, cada noche
cada día…

soundcloud.com/lola-bracco/dejame-entrar-1 (Lola)
.
18
6comentarios 244 lecturas versolibre karma: 137

Emulación Empírea (Experimental Latín-español)

EMULACIÓN EMPÍREA
(Experimental Latín-español)

I-CITO RUMPES ARCUM, SEMPER SI TENSUM HABUERIS
¡Ay, dolor!. De una pira tu roja túnica yace,
del viento al insensible soplo estrofa,
de compasión movido el sumergido rostro.
¡Oh, fantasma!. El milagro ensancha manchas,
con la irremediable herida tensa frágil,
devorando tensa, flecha y arcos desprendidos.

II-CLAUSIS THESAURIS INCUBAT
La claridad recoge su postrer dulzura,
de súbito formada en indignación descarga.
La consciencia pierde consistencia blanda,
perdiendo la razón, sus parientes eslabones,
al verter en las ruinas perlas argentadas.
De las cañas registros graves. ¡Sal y azúcar!.

III-CLAUSAE SUNT AURES OBSTREPENTE IRA
Los siglos dúos con evidente espanto,
las campanadas sublimes punzan ácidas,
leyendo cataratas en la penumbra hostil.
Y arde opacando al camino infiernos,
entre el ramaje umbrío prófugo fuego.
¡La puerta salvaje en desnudez pagana!.

IV-COLUBRA RESTEM NON PARIT
Las estrellas del bárbaro secan nieve láctea,
con bondad florida pétalo pretérito abrojo.
Espinas en la intimidad del espejo. ¡Siempre!.
Los vidrios cuentan su escalofrío. ¡Siempre!.
El néctar yerto fragante humea. ¡Siempre!.
Con malignidad la fiebre propagan. ¡Siempre!.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)

Lea más: www.latino-poemas.net/modules/publisher/article.php?storyid=23435 © Latino-Poemas

POST DATA:
I- Pronto se rompe el arco si siempre se mantiene tenso.
II- Duerme sobre tesoros cerrados.
III-Los oídos están cerrados cuando ruge la ira.
IV-Una serpiente no pare una cuerda.
leer más   
12
8comentarios 153 lecturas versolibre karma: 114

Puertas

Puertas que se abren y otras que se cierran
Puertas quejumbrosas y puertas silenciosas
Puertas que cruzamos y puertas que evitamos
Puertas de esperanza y puertas de agonía

Esa puerta que cuando niños nos llevaba a la alegría
Esa puerta que celosamente guardaba secretos
Esa puerta que una vez cruzamos llorando
Esa puerta que no se abrió cuando llamamos

Aquellas puertas que nos provocaron miedo
Aquellas puertas que dividieron nuestra vida
Aquellas puertas que un día abandonamos
Aquellas puertas que una vez odiamos

La puerta del colegio donde estudiamos
La puerta de mi casa donde nos besamos
La puerta oscura de los momentos malos
La puerta que estuvo cerrada por tantos años

Nuestra puerta de la casa de barrio
Nuestra puerta del tiempo olvidado
Nuestra puerta de los sueños frustrados
Nuestra puerta de los años cansados

Tu puerta que para mí nunca se abrió
Tu puerta que me separaba de tu amor
Tu puerta que se cerró con dolor
Tu puerta donde el amor murió

Esa puerta donde te esperaba tu madre
Esa puerta por donde se fue tu padre
Esa puerta que aún tiene grabada tu mente
Esa puerta que cruzarás el día de tu muerte
leer más   
14
5comentarios 132 lecturas versolibre karma: 128

No te veo

Siempre, ya sabes regreso a aquél, nuestro paisaje
y su horizonte, donde eres puerto de mis mejores recuerdos
que aunque colgué en un bello marco para hacernos eternos
ya casi no te veo…

Y es alivio y castigo, cuando olvido mirarlo más allá de las olas
soñando en volar a buscarte, en ahogarme en ese mar de olvido
hacerte pasado y mirar sólo el presente…

Pero siempre lo miro, cada mañana, cada noche
dejando alguna palabra entrelineas de mi mente
que nadie sabrá, que se queda en la distancia
sin medir de nuestras miradas
de el paisaje a mi cama
del silencio embravecido
de aquel mar que ahora
está en calma…



soundcloud.com/lola-bracco/siempre-regreso (Lola)
.
20
9comentarios 216 lecturas versolibre karma: 121
« anterior1234