Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 310, tiempo total: 0.006 segundos rss2

Se fue con el recuerdo

Olvidé tus besos junto a tus recuerdos,
y olvidé tu nombre y olvidé el amor
que nos unió en aquel amanecer,
cuando tus brazos rodeaban mi cuerpo
y nuestras almas volaban juntas en el tiempo.
Y se fue el amor y se fue el suspiro,
y se fue la caricia junto con la brisa.
Se fue la alegría y se llevó la risa,
y así de repente todo se esfumó.
Se fueron tus besos junto aquel recuerdo,
y aunque todo se haya ido
quisiera dormir tocada por la brisa,
con un beso de tus labios,
y de tus manos una suave caricia.
leer más   
7
sin comentarios 131 lecturas versolibre karma: 15

Racsodia bohemia

Tu ausencia me va quemando
y abrasando las entrañas
como el averno a mis ansias
de tenerte entre mis brazos.
Entre canes y serpientes
si tan siquiera escucharte
cuando Morfeo me alcanza
Y yo tan solo soñarte.
Vencedor salgo a tu encuentro
antes de la gran tormenta
mientras echarte de menos
no es paz, ni es vida, es guerra.
leer más   
9
1comentarios 99 lecturas versoclasico karma: 43

Usted

Usted que dibuja sonrisas con su mirada usted y sólo usted es el artista que sin necesidad de un lienzo ni un pincel provoca y hace lo que muchos no logran hacer, aún vestidos de payaso.

Usted sabe tocar mi alma sin ni siquiera ver la, usted que muerde mis sentidos y provoca en mí toda clase de malestares que al final terminan siendo buenos.

Usted que pinta la luna en mis noches. Usted es la que mueve las nubes en mis días tristes, hace que salga el sol y resplandezca aquel pedazo que muere de sombra.

Esas sombras que son provocadas en tu ausencia, esas sombras que nos alejan que crean nieblas, que nos separan uno del otro. ¿Cómo hacer sin usted si usted es usted? Me perdería en noches claras donde la mi luna es usted y las estrellas ese camino donde paso a paso trato de llegar hacia usted.

Oscar Mena.
Colombia ®
leer más   
10
2comentarios 374 lecturas prosapoetica karma: 45

Diré

Te diré la palabra que buscas,
en el silencio de mis labios.
Intentando expresar,
el murmullo de mis pensamientos.

Oscar Mena ®
Colombia
6
sin comentarios 294 lecturas versolibre karma: 48

Flor entre maleza

Acrecienta el resuello infatigable
tu presencia, florecida belleza
destacando por entre la espesura.
Flor pura, rodeada de maleza.
Razón, justicia ciega incontestable,
brisa cuerda entre viento de locura.
Fatiga que me apura,
desasosiego inerte,
de mirar y no verte,
tu radiante y poderoso contorno
incólume, virginal, sin adorno
que alivie mis codiciosos deseos.
Enfría el rusiente horno
de mi estancia en tu mundo de trofeos.

©Giliblogheces
leer más   
6
8comentarios 502 lecturas versoclasico karma: 48

Las cosas que nunca le dije

Ahí estaba él, sonriente, despreocupado,
sin sospechar siquiera
con que fuerza estremecía mi mundo
con solo levantar su mirada hacia mí.

-y lo quise-

No supe explicarle cuanto lo amé
y es que el amor no se explica,
nunca imaginó cuantas canciones de amor sonaron en mi cabeza
con su voz como melodía
y sus palabras como letra.

-Y lo quise aún más-

Quise contarle del terremoto de pasiones
que estremecía mi piel
cuando accidentalmente me rozaba,
quise decirle
como se me oscurecía el mundo
con su "hasta mañana"
y como se volvía de insignificante el sol
ante la luz su "buenos días"

-Lo juro, quise-

Quise amarlo para siempre
y quise mil veces dejarlo de amar,
quise devolver el tiempo hasta sus brazos
y también quise hacerlo eterno
mientras estaba en ellos;
Quise morir en su piel
y renacer en un beso.

-Quise que fuéramos eternidad-

Fue tanto lo que lo quise
que aunque al final se fue,
nunca quise decirle adiós.
19
sin comentarios 1103 lecturas prosapoetica karma: 54

Los tres deseos

I
Nostalgia ya que llegaste espérame un minuto y busco en el ático el traje preciso,
hoy lo necesito, volver a verte exige mi mejor vestido, el del olvido.

II
Hay días soleados otros grises,
hay días que son un regalo otros quizás un asco,
hay días que te siento y en esos días respiro.

III
Me paso la vida aferrado al aire, al amanecer inhalo el sueño de ser lo que en vida quiero,
me paso la vida aferrado al aire y al final del día exhalo rutina aliento de miedo.
leer más   
8
sin comentarios 115 lecturas versolibre karma: 53

Las cosas que no debiera tener (pero que quizás aún tenga)

Yo no tengo voz.
O al menos no debiera tenerla.
Es que he gritado tanto en silencio.

Yo no tengo pecho.
O al menos no debiera tenerlo.
Es que tengo un hueco de dolor tan grande.

Yo no tengo recuerdos tuyos.
O al menos no debiera tenerlos.
Es que te he empujado tanto hasta el borde de mi conciencia.

Yo no tengo nada.
O al menos no debiera tenerlo si no es con vos.
12
sin comentarios 141 lecturas versolibre karma: 60

Me asomo a tus ojos

Te miro de los pies a la cabeza
Me pierdo a la altura de tus ojos
Mirarte fijamente me marea
Abismos de esas miras no conozco.

Me asomo con cautela, muy despacio
No quiero resbalar a la primera
El fondo no se ve; está muy abajo
Tan solo veo restos de una hoguera.

El viento balancea las cenizas
y páginas de historias, cuentos chinos
planean rebotando en las esquinas
Mostrando a plena luz los desatinos.

Algunos sueños rotos en la almohada
almohadas que son plaza de una noche
La tierra ya se ve y está mojada
Y llueve sin parar en el cogote.

Si solo me he asomado a tu mirada
y he visto más historias que en un libro
No necesito que me cuentes nada
Las palabras sobran, pierdo el equilibrio.

Alicia F.
leer más   
12
3comentarios 243 lecturas versoclasico karma: 55

Antes que yo...

Antes que yo morirán mis sueños
cerraré la puerta y echaré afuera
los adioses que nunca dije
Detendré el reloj de los recuerdos
que me asaltan, me acostare en silencio

Una lágrima brotará,
y me iré suspirando
Como llegue a este mundo
sin más compañía que el llanto
Un cuervo cruzara el espacio
graznando el mensaje lastimero
Proclamándole a las musas
que han sucumbido mis sueños

No habrá versos ni palabras
Todo quedará en silencio
Esfumados los recuerdos
como al tamo esfuma el viento

La parca estará mirando,
de calavera sus ojos
Esperando vieja, siniestra
recaudarse mis despojos

Si antes que yo morirán mis sueños
Es menester que con ellos
También fallezca mi cuerpo
leer más   
13
5comentarios 127 lecturas versolibre karma: 68

El pulso en tus labios

Me he hartado de ver las manecillas pasar
quiero coger las agujas y coser mi tiempo.
Por querer, diría que te quiero
y si te preguntas por cuánto:
Te besaré con la infinidad de un momento.
Prometo subir a los caimanes
y sumergirme en las aguas templadas
que tienen como advertencia el pulso en tus labios.
leer más   
12
5comentarios 170 lecturas versolibre karma: 84

Y qué importa

¿Y cómo te digo
ahora que te quiero?
¿Cómo expresarte
lo que ha dolido
el haberte perdido
en esa lejana vida
de tierna juventud
que me parece
haber vivido
en un mundo paralelo?
Que diviso
entre la bruma del tiempo
casi como un sueño.

Y qué importan
todas las hojas
que han llorado
docenas de otoños
(por nosotros).
Y qué importa
el profundizar de raices
de las acacias
y los almendros
mientras esperaban
el reencuentro
(el nuestro).
Y qué importa
el amor platónico
de jaurías de lobos
por constelaciones
de lunas llenas
que para oirlos aullar
salían de sus cuartos
menguantes.
Y qué importa
el desespero de los ríos
por desembocar
en todos sus mares.
Y qué importan
todos los cometas
que brillan de ilusión
mientras recorren
distancias estelares.

Y qué importa
si todos los decimales
de PI contienen toda la poesía
que jamás podré escribirte
(y que nunca leerías).

Y qué importa
que el universo
haya llegado
a entenderse a si mismo.
Si tú no me entiendes a mí.
Si no encuentro
los grafos,
ni las pinceladas,
ni los mares de lágrimas
en incontables almohadas,
ni las auroras boreales,
ni las alboradas,
que te hagan entender;
que te necesito conmigo,
que necesito
que nos inventemos
otra vez una vida
que sea nuestra,
un sueño para soñarlo juntos,
unas sábanas
para incendiarlas
en los cuartos
crecientes de luna.

O si nada de eso es posible,
que necesito al menos
la chispa de tu mirada;
esa que tenías,
cuando en una vida pasada,
parecía que me amabas.


@SolitarioAmnte / vii-17
18
22comentarios 354 lecturas versolibre karma: 88

Del amor yo sé...

Del amor yo sé,
que el azúcar arruina un buen moccachino,
que su espalda es la única boya
que puede socorrerme cuando sube el mar.
Del amor yo sé,
que solo puedo sumar si atrapo sus dedos
entre mis manos,
y que le resto estrellas al firmamento
si no me ve.
Sé que la naturaleza se cambia
a punta de empeño de Sísifo,
y que la palabra aguja
(te) duele en cada fonema.
Del amor yo sé,
que no hay amor si no es contigo,
porque inventarlo
solo es posible -dinámico,
acántido, -maleático,
a partir de cada paso
que (me)
-des.
leer más   
12
8comentarios 185 lecturas versolibre karma: 89

A tus pestañas

Pedí un deseo
por cada una de tus pestañas caídas.

Tus pestañas de medialuna
donde se enredó la noche sin estrellas.

Tus pestañas —largas
como los suspiros que penan en los corazones desolados.
Una a una las vi,
pendiendo de mi pulgar,
tan finas como el corte de un cuchillo. —Tus pestañas

breves
como el adiós de tus ojos entrecerrados
que no dan segunda vida
cuando te bajas del tren.
leer más   
9
1comentarios 840 lecturas versolibre karma: 71

Eso tan terrible que solía llamar amor

Quiero escapar
de este sentimiento
intransigente;

de este dolor
irrefrenable;

de este constante
andar descalzo
sobre cristales rotos;

de eso tan terrible
que solía llamar amor.

De este querer
que devora
con la ansiedad
de un hambriento:
Como si no hubiera mañana,
como si no hubiera otro;

de este sentir famélico
y mezquino,
y a la vez
amedrentado,
que no sabe dar;

de estas míseras migajas
que no nutren;

de este sentir
que una y otra vez revive
el matrimonio
de mis padres,
y también de aquel amor
resignado,
que todavía no sabe
decir "no",
pero tampoco "sí".

Quiero amar
y sólo consigo
asirme a la corriente
de los ríos,
al ir y venir de las mareas,
ensimismarme
todavía más
en mis catástrofes.

Tan sólo quiero
hallar algo distinto
a todo aquello
que conozco:

Ni siquiera
una vida
totalmente plena,
o la quimérica
armonía,
que al tocar
una misma
melodía,
logran dos instrumentos
diversos.

Tan sólo quiero
un corazón
que camine
junto al mío,
sin desgarrarnos
uno al otro.
20
4comentarios 241 lecturas versolibre karma: 86

No dejes para mañana lo que puede doler hoy

Quien quisiera dejar parapléjico al recuerdo,
Que no se moviese más de la cama
Y poder avanzar sin un corazón tan hermético.
Afecto.
El afecto vendrá cuando todos mis canales estén abiertos.

No dejes para mañana lo que puede doler hoy.

No tengas asignaturas pendientes,
En una ocasión hablando con un superviviente de cáncer
Me comentó que:
Al enfermo se le ha de dejar estar enfermo,
Y estoy de acuerdo.
¿De qué sirve teñir tu cara con una sonrisa mientras cargas toneladas y toneladas de piedras?
Podrás avanzar unos metros, pero tarde o temprano tus manos vencerán frente a la carga.
El ver todos tus males por el suelo será un trauma.
Escucha.
Si tienes que llorar llora,
No te lo guardes para dentro,
Si reprimes todo y lo escondes bajo la tierra,
Te crecerá una planta de guerras internas.
¿Cómo combates eso?

Así que siéntate, escúchate
Las personas no solo tenemos derecho a estar bien,
También lo tenemos a estar mal, concédete ese derecho.
Busca la paz.
Entiende que todo duelo conlleva varias fases.
Desahógate.
Piensa en como llevaras tantas piedras,
Cuales te llevaras y cuál será la manera,
Y cuantas despeñaras ladera abajo.

Es irónico, nos enseñan la teoría de la gravedad
Pero no nos enseñan que las lágrimas han de caer,
Parece que lo lógico es arrestarlas en el lagrimal.
Cuántas de ellas viven en cautiverio por el que dirán,
O por el
“los hombres no lloran”
O el
“tenemos que ser fuertes porque tendremos que aguantar un parto”
O aquellos hipócritas que dicen “sé tú mismo” para más tarde decirte “deberías sonreír más”

Ya basta de criminalizar a quien no se siente abrazado
por alegría.


Disfruta mañana lo que no puedas disfrutar hoy.
Mientras pases el duelo grábate estas palabras:

Hay que dejar de ver la vida como una balanza
Donde pesa más lo malo y verlo como una catapulta;
Donde lo bueno sea un contrapeso y lo malo
Sea la munición que se lanza.


Si lo consigues tal vez nunca más necesites este poema.

LGR
leer más   
18
6comentarios 316 lecturas prosapoetica karma: 101

Odio, a pesar del amor y la razón

Un tazón de odio con cereal
en la mañana,
dos vasos de odio con hielo
en el almuerzo,
tres copas de odio tinto
para la cena.

¿Está acaso el odiar
codificado en la programación
de algunas de las hélices
de nuestro ácido desoxirribonucleico
o viene empacado en las micropartículas
de antimateria que conforman nuestra alma
persistentemente imaginaria
(científicamente indemostrable)?

El simio primigenio
en la cuasi cúspide de la evolución
(a años luz de accidentes genéticos
del primer organismo unicelular
que la no-vida concibió - ¿en serio? - )

golpeando su pecho con brutalidad
no era capaz de odiar...

mostraba su enojo, sí,
marcaba su terreno,
demostraba ser el alfa
de los machos,
exigía su derecho inalienable
a las hembras de su elección...

pero ¿odiar?

Ese contraste entre las enseñanzas
y cavilaciones de Platón, Confucio,
Mahoma, Jesucristo, Gandhi...

y el actuar impregnado de odio
de Servando, Alicia, Fernando y Magalí
(ponga usted los nombres que guste según
nacionalidad y raza que le sea significativa)
.

Esa oscura esfera infinita
que contiene la colosal guerra perpetua
entre oscura energía y oscura materia
entre luz y oscuridad
entre real materia versus real energía
entre electrones y protones
entre leyes cuánticas y macrouniversales...

no sabe de odio...

solo sabe de la armonía perfecta
entre cada uno de sus componentes
mágicamente dispuestos dentro
de su sidéreo espacio esferoidal.

¿Acaso odia la roca
que cada día es arremetida
con vehemencia por las fieras olas?

Mas nosotros:
odiamos al vecino al otro lado de la verja
porque nos mira feo
odiamos al vecino al otro lado de la frontera
porque su piel es de otro color
o porque le ora a dioses
distintos de los nuestros
o porque sus demonios internos
no hablan las mismas lenguas que los nuestros...

hasta nos odiamos a nosotros mismos
por razones que ni el simio primigenio
(aunque lo dotarán de razón)
podría comprender.

Detestable y rabioso odio que odia
que se regocija en el fervor del rencor...

¿y no nos dicta acaso la razón
y la lógica vulcana y humana
que seríamos más prosperos
si abandonáramos el odio
y en armonía persiguiéramos
nuestros fines sublimes?

Detestable y rabioso odio que odia
regocijándose en el fervor de su rencor...

a pesar de la fuerza de la razón
a pesar de la fuerza del amor.



@AljndroPoetry / xi-17
14
20comentarios 320 lecturas versolibre karma: 98
« anterior1234516