Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 8, tiempo total: 0.003 segundos rss2

Triste (y breve) poema de amor

Somos el cielo amor
Y más que eso
Y menos que eso

¡Somos el sol, cielo!
¡Somos la luna, sol!

Brillando en nuestro oscuro resplandor
Condenados a vagar separados
Condenados a compartir los dos
Este triste poema de amor
11
1comentarios 232 lecturas versolibre karma: 59

Deslumbrado

Hoy contemplé tu imagen cegadora,
nimbo de luz en tu cuerpo radiante,
claro fulgor de un neón delirante,
flama del sol cuando asoma la aurora.

El ardor de una efigie embaucadora,
el cálido contorno deslumbrante,
la aureola candente de un diamante,
luciérnaga febril que me enamora.

Vi el tórrido candil incandescente,
el halo que irradiabas cual centella,
la corona que llevas permanente.

El resplandor brillante de una estrella,
un quinqué que chispea fluorescente,
vislumbré entre todas..., a la más bella.
23
10comentarios 107 lecturas versoclasico karma: 130

Azul

¿recuerdas lo salones fríos?
¿los pasillos en la mañana?

¿recuerdas nuestros pasos primerizos?
¿el mural dónde me besabas?

¿recuerdas la vida en ese tiempo?
¿a esa edad?

pues aún te veo
siempre te espero ahí

te visito en esos recuerdos
nos miro de lejos

y soy el más feliz...
10
3comentarios 160 lecturas versoclasico karma: 90

Deseo

En estas estancias grises donde vivo
me pesan las horas, deseando veo a veces
las puertas cerradas, esperando un milagro
se abra una de ellas y estés.

Quizás no existe ella, o no llegue a
encontrarla. Será aun mejor así.

Ese deseo resplandor
sea para mi triturable.

Ese deseo dentro, no se
que cosas expondría de
nuevo.
Otro descalabro, otro adiós no pensado,
brusco, huracanado encima sobre nosotros,
ése no es nuestro camino.

Buscando abrigo en la huida.
leer más   
4
sin comentarios 117 lecturas versolibre karma: 56

Satélites de esperanza. (Interferencia)

Y no puedo parar
no hay tiempo de detenerse
uno aprende a atar sus zapatos
al mismo tiempo que corre

y vamos
sobre la línea punteada
de la geometría invisible
de las cosas
de los humanos
de las torres que nos indican muerte
destrucción
erotismo sano
poesía en la vida del demente

y no paro
me imagino perdido
pero sumerjo entre los monolitos
son estas venas de colores
las que me hacen
tratar de desangrarme a propósito
de vomitar las palabras ulceradas
olvidadas

cómo un astronauta
que viaja entre los espacios
de las líneas de los poemas
donde se logra mirar
y se pierde,
se aleja.

No hay tiempo de parar
sólo de emitir el grito más fuerte
en la ciudad de la grave sonoridad
levantar la mano
marcar el eje desde cualquier plano
a contratiempo

a travesando las horas
olas que nos desvalidan
pero que debemos afrontar sin movernos
firmes
como raíces,
raíces que nos identifican

gritar desde la cima
desde abajo
desde cualquier lado
desde el espacio
desde las torres de verdad

justo dónde todos dicen
que nadie nos escuchara,
solo para después demostrarles
con el cambio
que seguimos escuchando...

aún,
en/con el trafico
de está ciudad...
8
sin comentarios 100 lecturas versolibre karma: 71

Melancolía

escombrando mi cuarto,
descubrí que guardo cajas vacías
vacías de cosas
pero llenas de anécdotas
en dónde alguna vez
tuvieron algún contenido.

También tengo libros,
jamás pensé tener tantos
y tan leídos.
Me doy cuenta que
bajo el polvo de las cosas
permanecen los recuerdos
siempre estoy
y estás...

también encontré
mis pastillas para la depresión
nuestra lista de cosas
un montón de hojas sueltas
y parte de tus listones coloridos,

el collar que te ponías
las hojas con tus recortes
y los sobres que me entregabas
hasta una carta de poker
que no recuerdo por qué rompí
pero que ya mismo he pegado.

y ahí estamos
y ahí están nuestras historias
los días
las horas
ya nos estoy escuchando...
4
sin comentarios 139 lecturas versolibre karma: 47

Sentimiento

Para la otra mitad del cielo:

Suspiro incandescente a media luz.
Después,
una bocanada de aire
que casi puede dejarte sin aliento,
sin oxigeno,
sin respiración...

como la llama en el pecho
que te oprime,
que no sale,
que se queda

como en las inmersas aguas
de tu cuerpo navegante,
oscuridad dónde solo pretendo
reconocer tu nombre
tu voz
y tus ojos

esos ojos que se encojen
cuando sonríes,
cuando la cubres por pena,
cuando en verdad eres feliz...

Quisiera que fueras feliz
que no te encontraras
tan sola en ese jardín
con ese oso y esos cabellos

quisiera aprender a yo estar ahí
me hubiera gustado bastante
haber yo estado ahí
en esa foto
contigo...

la inocencia pura
plasmada en un flashazo
como llama en el pecho
o el recuerdo de una mente,
de un hecho
en dónde las aves
no saben nuestros nombre.

Ojalá brilles
ojalá brilles como tú sabes
y como hasta ahora
solo tu brillas en mi pecho

ojalá brilles y te incendies
deseo que te quemes en la nieve
y conviertas los vidrios en arte
en dulces...
dulces que te comes.

Eres arte
eres la poesía andante,
la niña azul
y una persona tan fugaz
que son las estrellas
quienes te piden deseos.

Eres Venus,
y desde lo más hondo
de mi universo
espero que algún día te mires
en verdad te mires...


y no te eches de menos...
4
sin comentarios 41 lecturas versolibre karma: 37