Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 610, tiempo total: 0.005 segundos rss2

Pudimos

Pudimos ser magia en los ojos de un niño y serpentina en año nuevo.
Pudimos ser río desembocando en el cielo.
Pudimos ser leña para calentar el invierno y letras para bebernos mirando el fuego.
Pudimos ser la fusión de la apasionada música y el amor más tierno.
Pudimos ser pisadas por las calles de Madrid y cafés con sabor a poesía de entretiempo.
Pudimos ser concha en mar ajeno.
Pudimos romper cuerdas de guitarra para acabar rompiéndonos los huesos.
Pudimos ser lo que ya nunca sabremos...
leer más   
10
sin comentarios 124 lecturas versolibre karma: 27

tiempo tópico

Te extraño siempre, pero ya no es solo una cuestión física, ahora extraño tu paciencia, tu sentido, tu mirada y tu risa; extraño tus miedos, tus caricias, sobretodo extraño esas ganas de vivir y de enseñarle al mundo que somos únicos; extraño tu inocencia, tus colores, tu vida.
Extraño tus pasillos, tus paredes, tu cuarto, tus bolsillos.
Extraño tus planes para con los míos, extraño tus deseos.
Extraño todo cuánto existes, extraño mi manera de ser cuándo estabas tú, extraño el cambio de colores en la tarde cuándo aparecías tú, extraño el rocío de las hojas cuándo tú las regabas, extraño la música que inventabas para mí, extraño tus labios frente a mi mirada, extraño tus manías, tus colores, tus deseos, tu inocencia, tus historias, extraño que me extrañes, extraño que no te des cuenta de lo que escribo.
Extraño que estas líneas sean para ti y no, para tu recuerdo.
Extraño tus costumbres,
Tus números,
Tus líneas, tus círculos, tus formas.

Extraño tu presencia,
Tu ausencia
Tus vacíos
Tus libros
Tus mentiras y Tus caídas.

Extraño tus planes, Tus pupilas Tus salidas.


…Extraño que estas palabras ya no te toquen…
Extraño tu casa,
Tus calles,
Tus manos
Tu cuerpo.

Extraño tus flores,
Tus alientos
Tus cortinas Tus cuadros Tus pinceles.

Extraño tu horizonte,
Tus vivencias,
Tus recuerdos compartidos con los míos.
Extraño tu cielo,
Tus nubes
Tus palabras Tu aliento.

Extraño tus días,
Tus noches
Tu calendario, Tus mañanas y Tus tardes.


Extraño tus discos,
Tu música
Tus melodías
Tu piel y
Tu respiración,

…tu respiración que despertaba mi poesía y mis flores…

Extraño tus pies,
Tus piernas
Tus formas Tus labios Tu boca.

Extraño los momentos que conocí contigo
Los lugares que inventamos
Los planes que hicimos
Los colores que surgieron
La música que despertó

Extraño tu cama,
Tus cobijas
Tus zapatos
Tu ambiente Tus olores.

…extraño tus manos, tus dedos, tu pelo, tu corazón, tu piel…
leer más   
6
2comentarios 114 lecturas versolibre karma: 8

Instantes de armonía

Contemplar otro amanecer dorado
tapiz y decorado
de una primavera que adelantada
muestra en las flores su bella armonía
un vergel de alegría
aire fresco y sosiego a la mirada

De blanco los almendros florecientes
las abejas pacientes
polinizan dando vida al frutal
generosas ejercen su tarea
el aroma moldea
el lienzo para un instante vital.


LA SEXTINA ROMÁNTICA O ESTROFA DE NÚÑEZ DE ARCE
9
2comentarios 225 lecturas versoclasico karma: 39

Viernes

¡Que instante maravilloso el de tu piel sobre la cama!
Ahí recostado, dejando la vida en manos de los poetas aburridos
Yo, aquí soñando con morirme en ti, en tu sudor.
Es un toque casi divino el de tus labios al tocar la almohada,
El de tus manos al tocar tu cintura. ¡Me desgastas¡
Tu mañana, tu inmensa mañana, deshojada y desnuda.
Yo contaba los minutos a través de tus pestañas
Y tu, ahí con la respiración jadeante, me hacías temblar una a una mis emociones.
Tu espacio apretado a la silueta de tu cuerpo
Es el final suspensivo de una de las novelas de Capote.
He viajado mil años luz recorriendo desde tu cintura, hasta tus muslos.
A pasado todo el tiempo – pasado, presente y futuro - al recorrer a tientas tu boca y tus encarnados labios
Estoy a la disposición – incluso la más absurda - con tal de permitirme otro instante eterno de ti.
leer más   
5
2comentarios 186 lecturas versolibre karma: 25

Amar a un caparazón

Amar a un caparazón no es fácil.
Está cosido con la supuración de las heridas y anclado en las cicatrices que encajan unas con otras cómo piezas.
Piezas de un metal resistente a los cuatro elementos y casi impenetrable.
Casi, porque sin quererlo pudiste derribarlo sin esfuerzo.
Esfuerzo del que todos huyen cuando atisban el muro que me recubre los pensamientos.
Pensamientos que nadie quiere escuchar para no tener que cargar con ellos.
Que con ellos sólo cargo yo y a veces ni yo misma los entiendo.
Entiendo que te hayas marchado y no hayas querido seguir escarbando dentro.
Dentro, dónde hay un caparazón difícil de querer, difícil de amar, difícil de mantener abierto...
leer más   
5
2comentarios 195 lecturas versolibre karma: 29

Ahora escribo

Ahora me salen las letras a borbotones cómo si la sangre coagulada recorriera por primera vez las venas de mi cuerpo.
Ahora me duele el amor cómo nunca antes lo había hecho pero me siento más ser y más luz, quizás porque ha conseguido salir por las grietas de mis adentros.
Ahora siento y me estremezco; y siento que puedo volver a sentir a pesar del resentimiento.
Ahora escribo, que tengo algo que contar sobre mis recelos y mis velos; que he salido de la burbuja y el vendaval me ha tocado de lleno.
Ahora que he sudado vida y me he entregado por completo, quizá por eso no me arrepiento.
Porque es mejor sentir mal de amores, que vacío por no ser capaz de amar ni empañar con tu propio aliento
leer más   
6
1comentarios 170 lecturas versolibre karma: 43

El reloj y otras historias

¿Cuántas veces me paré frente al reloj?,
quería saber si tenía alguna historia
que contarme, pero sus manecillas,
sus manecillas aún permanecen calladas
como si estuvieran atadas a un tiempo perdido.

Recorrí las calles de mi ciudad buscándote,
pero también debía encontrar la paz
y las horas escaseaban en mis bolsillos descosidos de felicidad y sueños.

Los minutos relamían impacientes los segundos,
y gasté cada céntimo en postales
que jamás me atreví a enviarte.

Subestimé miradas desconocidas
intentando apartar la tuya,
en una esquina insignificante.

Admiré los escaparates absorbiendo
los detalles de aquellos maniquíes ataviados
con ilusión y magia; a todos les sobraba ropa,
pero les faltaba tu rostro.

Imaginarte me sabía a poco,
y poco nunca había sido suficiente.

La plaza sonaba a violines y a guitarras,
los pianos se contagiaron de una sublime melodía, las cuales, acordaron un pacto, traspasarme el alma hasta sentirte en mi propio silencio.

Caían los pasos —del gentío—a mis espaldas; hacía frío en mi corazón,
pero acontecían vivencias idílicas frente
a mis ojos, que calmaron mis ansias infinitas
de abrazarte.

Arrojé una moneda al aire,
no había otra opción que no fuera cara o cruz,
sin embargo, tras precipitarse al suelo pude apreciar tu fulgente sonrisa.

Tu nombre respiraba al otro lado,
así que no me quedó más remedio
que guardármela en la eternidad
donde habita la esperanza...

.............................. Allí, quizá,
algún día te encuentre
tan despierto como yo.


Fátima Rojo
11
2comentarios 180 lecturas versolibre karma: 46

Otro tiempo y otro espacio

Estoy pensando todas las razones
por las que no fuiste otra
en otro cuerpo
o no fui yo en otro tiempo.

Será porque tú llegaste tempestad en tiempo de calma.
Y me encontraste preparada para una guerra en la que no tienen lugar las treguas.

Será porque trajiste un brillo en los ojos que me contaba mil historias.
Y siempre se me ha dado fatal lo de hacer oídos sordos a voces tan bonitas.

Será porque tienes las manos que un día soñé que me agarrarían con fuerza el corazón.
Y me sacarían las espinas que un día clavé yo misma.

Será porque viste un enorme caos de gente huyendo.
Y aún así preferiste entrar a bailar un vals en el incendio.

Será porque yo que soy de gritar estoy susurrando,
para que no se asusten las flores que traen contigo la primavera.
Aún cuando dicen que fuera hay heladas.

Será porque contigo se me está escapando el tiempo mientras me deja una nota de despedida.
Y yo me he propuesto dejar que se marche y rehaga su vida.

Será porque estaba suplicando de rodillas que alguien acabase conmigo.
Y tú te decidiste mejor por hacerme comienzo.

Será porque en algún momento
alguien escribió que seríamos aquí y ahora.

En estos cuerpos,
este tiempo
y este espacio.

Que van justo después de todo el que nunca pudo ser. De ese que no hacía falta.
Porque no podía ni por asomo ser de otra forma.

Porque veo que es aquí y ahora cuando estás.
Y por primera vez: no me veo llevando la contraria.
9
3comentarios 298 lecturas versolibre karma: 48

Lo enterrado

No quiero recordarte.
amor,
Como algo que perdí,
si no como a alguien
que vino a buscarme y me encontró.

No quiero recordarte,
amor,
como aquello que llegó a mi vida
ha hacerme sudar lagrimas,
si no como aquello que me hizo
escupir carcajadas.

Y ahora,
Por el mismo camino,
volvemos recogiendo momentos felices
que dejamos caer.

Y tu abres los brazos mientras caen las hojas,
como si quisieras abrazar el otoño,
y girando sobre tu propio eje
cierras los ojos y sonries
recordando el ultimo dia de verano
que pasamos lamiendonos la pena
de no volver a mirarnos en lo mas profundo.
leer más   
51
11comentarios 233 lecturas versolibre karma: 56

Golondrinas

Mirar las golondrinas volando
y al bajar la mirada,
verte a ti a mi lado.
Paseando.
Cogidos de la mano.
Y que, en ese momento tengan envidia de vernos volar tan alto.
leer más   
10
6comentarios 123 lecturas versolibre karma: 53

'Que el para siempre nos pille confesados'

Ya que conocemos los tics de nuestros vicios,
las treguas entre nuestros humos,
la rendición de la carne,
la declaración de la renta de besos
abiertos en canal
y la redención in nomine patris,
que aquí en la tierra como en el cielo,
nos va a dar igual.

Vengo a decirte que estas sábanas
piden barricadas en la pasión.

Y tengo las manos alistadas
en el pelotón de combate.

No valen excusas,
sé mi capitán en el avance.

Debo un torniquete a cada grieta del hogar,
un seguro a terceros que cubra la luna
los días de aniversario,
inventar un rosario donde los pezones
sean las primeras cuentas que rezar,
poner a tiro de vacuna los cariños
en vía de garganta del ahorcado.

La rutina no ocupa lugar
si consta en acta
que los orgasmos son partidarios.
Como la burocracia cuando termina relegada
a las crayolas de un infante a rienda suelta.

Vuelvo a decirte que,
a mis endorfinas pongo por testigos,
la felicidad se pone digna cuando hablo de ti.

Y no eres ausencia.

Quiero un cuerpo a tierra en la alcoba
donde dar por buena mi candidatura a refugio,
una adrenalina fuera de serie
con andares de killer,
mientras un para siempre en ciernes
cuelga el cartel
nunca
de fuera de servicio.

Vengo a decirte que soy tu ofrenda,
sin complejo de sierva.
La vena que hay que encontrar a tientas
para saber qué esconde este alma
que no te suelta.

Y, mi vida, puedo ser todo lo que te pasa,
pero que siempre se queda.

~María Donoso~
leer más   
9
3comentarios 141 lecturas versolibre karma: 62

Yo y mi yo conmigo

Controlar los sentimientos es una cualidad que muy pocos mortales tienen.
Y yo creo que me aproximo mucho a Zeus.
leer más   
9
4comentarios 144 lecturas relato karma: 49

Cocinámame

~

Hazme la comida,
mientras yo preparo el amor.
Te espero en la cocina,
con hambre de tu corazón.

Rima el azúcar de mis labios
con el picante de tu mirada,
para hacer versos traviesos,
poemándonos a cucharadas.

Calentemos nuestras ganas
en una olla a presión,
que explote cada mañana
degustándonos sobre el colchón.

Cocinámame a fuego lento,
probándome a cada instante
y recuerda que tus besos
dejan mi piel humeante.

El arte de cocinar con amor y de amarse en la cocina siempre han ido de la mano.
leer más   
10
7comentarios 129 lecturas versolibre karma: 65

La Luna y tú.

Quise bajarte la luna,
quise contarte esa locura,
quise demostrarte como perdí mi cordura
cuando ella me contestó sin perder la compostura
que no podía bajar por no estar a tu altura.
leer más   
9
4comentarios 203 lecturas relato karma: 56

Aquella tarde

Aquella tarde se puso los labios de besar, los ojos de ver y los oídos de escuchar.

Aquella tarde se puso sus tacones, aquellos de las ocasiones especiales y preparó sus brazos para abrazar, una vez más.

Aquella tarde se entrenó para dar besos, abrazos y mirar con mirada tierna y tímida a la vez.

Aquella tarde estaba dispuesta a escuchar.

Aquella tarde se puso las mejores galas, las de los grandes momentos y las citas importantes.

Aquella tarde se acicaló el pelo, respiró hondo y salió...

Aquella tarde traspasó la puerta, transformada y dispuesta a recuperar lo que había perdido, o tal vez, nunca perdió, porque nunca se pierde lo que nunca se ha tenido.

Aquella tarde, se recompuso, sonrió y se reconoció.
Una vez más había conseguido recomponer, su cuerpo, su alma y su corazón.

Aquella tarde quiso de nuevo, ver, escuchar y hablarle al amor.
leer más   
7
4comentarios 156 lecturas prosapoetica karma: 53

El aire oculto de los espejos

Tiempo escondido por tréboles,
bajo el abismo mental creciente;
huellas de nubes dimensionales
junto al viento agónico y primario.

Lógica circular del pensamiento,
hermetiza lo sombrío con nostalgia;
explorando el símil de tu alma
en la esencia triste de las ánimas.

Bajo la sombra fluyen incesantes
perfectos seres interminables;
tras sus máscaras de fina ausencia
se cristalizan fugaces sus reflejos.

Entre el aire oculto de los espejos
las sombras alumbran mis palabras;
excéntricas formas me revelan
el misterio de escribir sin la mirada.
7
2comentarios 339 lecturas versolibre karma: 46

Ausentes

A solas con tu destino,
encarnado en caricias ocultas
bajo un manto de sublime deseo;
fusiono tu yo en el mío.

Escucho en silencio
cuál es el siguiente latido;
abandonado...
en las tersas llanuras de tu cuerpo,
soy esclavo de mi mismo.

Descubre tu alma mi oscuro secreto,
de ser quien no soy
cuando las lágrimas brotan
agrietando el camino
que formamos entre beso y beso...
5
1comentarios 105 lecturas versolibre karma: 49

Que mis letras

Que cada letra que te escriba,
entre por tu mirada,
y viaje como escalofrío,
por todo tu cuerpo.

Que cada poro de tu piel
se erice al leerlas,
que derrames gotas de sudor,
y resbalen por tus curvas.

Que cada gota de sangre,
lleve un poco de mi aliento,
que al llegar a tu boca,
salga en forma de suspiro.
leer más   
5
3comentarios 175 lecturas versolibre karma: 59

los jueves

No llueve aquí, los jueves.

Muy por el contrario
llueve en mí.

Son tontas las palabras que me mojan
Y son fuertes los lazos que no nos unen.

Grita y muere tan lento
en mis pupilas
en mis cordones
...debajo de ellos.
leer más   
9
5comentarios 116 lecturas versolibre karma: 65
« anterior1234531