Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 71, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Día inolvidable

Con risas y lagrimas compartidas se despidió el día, la espuma de una cerveza escuchaba atenta los lamentos de tres mujeres que el amor no les alcanzó y lo intentan recuperar, el amor de una de ellas se despidió de forma violenta bajo la confianza eterna de un amante "dispuesto a todo", la última piensa que ese sentimiento guardado no es amor, porque ese sentimiento rebasa lo que se conoce como amor, va más allá.
La risa lejana de un bufón disipaba los temores y les invitaba a contagiarse de la chispa de la alegría, mientras él, por dentro, lloraba.
leer más   
3
sin comentarios 143 lecturas relato karma: 28

Calma

Hoy no toca el amor, toca la calma,
la de una noche estrellada
la de Mozart mordiéndome el alma.
Dos grillos arrullándose bajo mi ventana.
El crujir del mar contra la cala,
tu silueta encima de la cama,
tu belleza de plata.
Hoy toca sentir el suspiro del viento
y la sal a migajas.
Hoy, hoy, lloro de emoción
porque no me falta nada.
leer más   
14
7comentarios 99 lecturas versolibre karma: 68

No quiero ser Humano (el mal)

El mal, el que habita en mi en ti, en los hombres, ese mal
que indefectiblemente baja por el cordón umbilical
y nos corrompe aún nonatos.
Ese que fecunda la sal de la tierra con la que nos alimentamos,
aunque se esconda en el fruto de la vid y la carne del cordero.
Ese mal que anida en nuestra carne y la pudre poco a poco,
barre de nosotros de unos más que de otros
cualquier atisbo de inocencia, condenándonos al absurdo.
Al surrealismo de ver cómo niños famélicos mueren de hambre mientras
degustamos las viandas de nuestra mesa
y tiramos las sobras a la basura con total impunidad.
Ese que nos lleva a una guerra civil como meros espectadores
de un partido de fútbol. Ese que ha equivocado nuestros objetivos
como seres humanos, y nos obliga a decidir
entre salsa rosa o gran hermano.
Ese que nos lleva a matar a nuestras mujeres a martillazos,
obligarlas a prostituirse, sacarlas de sus países
para que vivan un infierno como esclavas sexuales
y no puedan no denunciar su situación
porque en el otro lado sus familias corren peligro.
Quiero borrarme de hombre y convertirme en un delfín
o en cualquier otro ser.
Porque ser humano entraña una dificultad y unos valores,
sino no somos más que audaces carroñeros
asesinos devorándonos unos a otros y a nuestro planeta.
leer más   
13
5comentarios 232 lecturas prosapoetica karma: 88

Hasta la última salida

Hago maletas por si algún día el vacío se cansa de tanto esperar.
Y de pronto por el silencio tendencioso de la intolerancia tomo el camino del no regresar.
Hoy sigo disimulando que todo está más que perfecto.
Pero la verdad es que me sigue faltando el aire por las noches para poder respirar.

Ya no quiero seguir discutiendo con palabras banales y necias.
Es infructuosa el habla marchita que amaga con cortar las palabras que salen de mi boca.
Prefiero refugiarme en un momento perdido y solitario.
Que tener que vaciar una cólera que solo provoca amargura y maldad.

Tal vez sean los años que se acumulan sin mucha gloria.
Porque es más fácil cerrar los ojos con el cansancio de la misma intolerancia.
Que afrontar los problemas que ocasiona un hartazgo crónico e impersonal.

Hoy dejaré que los discursos que he pronunciado por muchos años se acumulen en una sola salida.
Poco a poco les prenderé el fuego de la indiferencia que no se apaga con la culpa.
Caminaré sin ningún arrepentimiento genuino.
Hasta la última salida que la imperfección me dejo a cambio de poder sobrevivir.

Poesía
Miguel Adame Vazquez.
28/03/2017
leer más   
13
3comentarios 197 lecturas versolibre karma: 74

De fango y sal

Del fango negro de la tierra,
de la sal, del líquido elemento,
del musgo y el hierro, estoy hecho,
pero sin ti o tu, no me completo.

Del fango, la carne y el cuerpo,
la sangre, del liquido elemento
el corazón del musgo y el hierro.

El alma, de la carne de tu cuerpo,
de las caricias de tus labios,
de tu voz, de las risas y silencios,

Y tu? Tu, de las flores, los perfumes
de la tierra, del oro. de tu cuerpo,
de los ángeles del cielo, de lo bello
de la sangre del codero, de lo bueno.

Y los dos, somos tormeta, somos viento,
somos rayo, somos lluvia, somos trueno,
y sobre todo, somos, lo blanco de lo negro.
leer más   
18
6comentarios 90 lecturas versolibre karma: 63

Atrapada

Noche negra y vacía,
Dónde esconderé tu tristeza,
Aunque los astros y estrellas
te iluminen, tu irradias penumbra.

Mi vida misma hace
una combinación con la tuya,
Aunque perciba muchas sonrisas,
Noche tras noche es una pesadilla.

Mi vida es un triste vacío
Escondido en mis sueños,
Días obscuros suelen nacer,
Días felices por segundos se van.

Un fuerte viento detiene mi voz,
No puedo gritar, atrapada estoy.
Sin ilusiones y sin salida es lo que existe,
Oportunidades se van,
y no regresan jamás.


Mayita
8
5comentarios 125 lecturas prosapoetica karma: 60

Mediterráneo

Tierra, mi tierra,
aquella que me vio nacer,
en las arenas de sus playas
y en su azul mediterráneo
me crié, sus huellas,
quedan en mi piel.

Siempre te sueño,
tu sol acariciando mi cara,
mis hermano y yo pescando,
mi pequeño Ezequiel,
en la orilla jugando.

El viento y las nubes
están a su cuidado,
será que Dios le está mirando.

El día llega a su ocaso,
las olas nos mecen,
se acerca la niña morena
de pelo largo, la recuerdo
como una diosa,
huele al azul de la mañana,
al rocío, a los pinos y a la sal
de mi adorado mediterráneo.

La luna nos acaricia
con su blanco manto,
el sonido de las olas,
aventuras de marineros
murmura a nuestro lado.
Ay, mi querido mediterráneo,
ay, que lejos te he dejado,
una lágrima, es lo único salado
que en tu ausencia me ha quedado.
leer más   
15
5comentarios 71 lecturas versolibre karma: 79

Silencios de sal

"Con mi lengua y mis ojos y mis manos
te sé, sabes a amor, a dulce amor, a carne,
a siembra , a flor, hueles a amor, a ti,
hueles a sal, sabes a sal" ~ Jaime Sabines


Llueven las notas
de un silencio
que entre dientes
murmura tu nombre.
Suave murmullo
de acordes
en cuerdas
que reverberan
el dulce recuerdo
de tu fragancia.

Y al retumbar
de un tambor
que fuerte golpea
éste mi corazón,
gotas de sangre
con sabor de tu piel
se bombean a chorro
en mi torrente sanguíneo
a presión estridente.

Y en la sal
de este mar
de remembranzas,
un grito te grita:
¡Sal y ven a verme!
Y sales con tus ojos
de ceguera de sal
que ya no quieren ni olerme.

Me dejas a pies descalzos,
y el suelo mojado
es un campo minado
por un sinnúmero
de trozos puntiagudos
que formaban
tu hermoso corazón de cristal.
Mis manos se ajan,
se rajan
y se quiebran
cuando intento
─sin éxito─
pegar los cristales rotos.

Y en tu vientre vacío
reposa la bola de cristal
que adivina
todos tus pretéritos futuros;
donde apareces tú y estoy yo,
pero ya no se vislumbra jamás...
un nosotros.


@SolitarioAmnte / vii-17
15
11comentarios 252 lecturas versolibre karma: 85

Coyotes en mi alma

Sal, tierra y ancla:
coyotes en mi alma.
Anexión de aullidos:
libélula y colmillo.
Ya no suspiro,
tampoco gravito en el vacío…

Marisa Béjar.
leer más   
13
6comentarios 216 lecturas versolibre karma: 80

Notas de sal y arena

Como el agua entre las rocas
se escapan los días claros
Y yo quisiera tener
un bolsillito en la ropa

Para guardar los olores
el sabor y los acordes
de las aguas danzarinas
y las arenas salobres.

Ni bolsillo ni costal
pueden guardar tanta gracia
Solo la ha de sustentar
el alma de una guitarra.

Alicia Fernández
leer más   
11
sin comentarios 135 lecturas versoclasico karma: 88

Ahogada

Cada que vez que vuelvo me quedo hundida
me siento perdida,
no veo nada aquí que me indique la salida
y esto se esta inundando,
me ahogo
y mis salvavidas
están a varios kilómetros por la autovía.
15
1comentarios 104 lecturas versolibre karma: 93

Que está pasando

¿Que está pasando?

¿Que pasa con los sacerdotes obreros que no se levantan?
¿Que pasa con las religiones que no ayudan al hombre?
¿Que pasa con esas voces que siempre gritaron?
¿Que pasa con los católicos que no venden todo y lo siguen?
¿Que pasa con la palabra amor que no se práctica?
¿Que pasa con los valientes que no dan un paso al frente?
¿Que pasa con la justicia que solo dedican horas en entenderla?
¿Que pasa con el dolor y el hambre que cada día tenemos más?
¿Que pasa con la solidaridad y la tolerancia?
¿Que pasa con los silencios tantos silencios que nos abruma?
¿Qué pasa con los que sí creemos en un mundo sin yugos?

¡Tenemos que salir del letargo y

Gritar. Gritar. Gritar...!
leer más   
4
sin comentarios 145 lecturas prosapoetica karma: 60

A Miguel Hernández

A Miguel Hernández

Al poeta encerrado en una jaula,
con alas de águila y perfume a romero
caminando entre olas imaginarias de libertad.
Atado al yugo de la ignorancia
pasó las horas creando caminos de esperanza
llenos de lluvias y metralla.

Cuerpo apaleado de sangre y sudor
lágrimas de rosas rojas, en sus pupilas
hambre física entre los dientes.

Tubérculo canción
Dolor
Mar caliente
Sal
Yodo
Muerte.
leer más   
12
3comentarios 183 lecturas versolibre karma: 98

Noviembre

Dice Noviembre que sus mañanas están hechas de cristal,

que vive en un espacio en transición,

que le arrastra a el invierno,

aunque arda por dentro.

Resiste,

Se le olvida que es aguacero de hojas cálidas,

y arrecia a veces como vórtice sin piedad.

Hieren sus ráfagas como agujas dispuestas para la maldición,

pero no puede ocultar su cielo estrellado,

desbordándose por sus ojos,

invadiendo su pecho,

dejando estelas en sus palabras.

Condensa en su voz toda la sal,

como si toda estatua se hubiese diluido en el mar.

Cuando se oscurece su transparencia,

yo le hablo de un roble para que recuerde.
14
8comentarios 115 lecturas versolibre karma: 93

Noches de agua salada

Noche, oscura noche. Confidente y espía, guardando secretos de aquellos que no conoces. Paño de lágrimas, de sonrisas secretas y miradas perdidas que buscan una respuesta en tu resplandor mediante el brillo de la luna y estrellas.
Medianoche, momento del día donde la coraza se rompe, donde las compuertas que retienen las aguas en nuestro interior se abren y deja en libertad al manantial que tenemos guardado, sin filtro.
Lloramos porque tenemos fisuras, lloramos porque ya no podemos mantenernos en pie, seguir luchando por caminar un día más hacia el sol, ese que nos invita a ir hacia él con su calor y brillo, apartando las sombras que nos acechan.
Mírala a ella, llora mirando a la luna, pidiendo algo que ni ella misma sabe. Solo quiere que todo se acabe, pero no sabe como conseguirlo. Ella contra el mundo, ¿qué puede perder cuando ya ha perdido todo? Su almohada su refugio, su cama su escondite, su peluche…su protector.
Escudándose de las voces en un mundo donde no pueden alcanzarla. Lejos, ella se va lejos cuando las voces empiezan a increparle, cuando se cuelan por sus oídos e intentan atraparla. Palabras vacías, pero aun así dañinas solo de escucharlas.
Noche, tú que estás ahí con ella en sus momentos de debilidad, momentos de lágrimas y desolación, ¿qué le ocurre a la chica? Tú que estás ahí cuando deja su coraza de caballero y baja la espada, porque llega un momento en que le pesa demasiado la carga que lleva.
Noche cálida, noche fría…noches de agua salada por las lágrimas que se escapan de sus preciosos ojos contra su voluntad.
Noches de agua salada que muestra sus heridas.
7
3comentarios 127 lecturas relato karma: 50

Allá

Allá donde el hombre llora
donde se reconoce ser
viajando a través del tiempo
sin horas,
Allá en las nubes donde sueña
sin sueños,
donde llora sus horas
en tumbas de fiestas y flores
hombre invisible quedando huellas
en el aire.
Lejos, paso a paso sin caminar,
huyendo del miedo, ese que le resta
hasta la muerte,
Allá en la barca sin remo ni
agua,
arañando la tierra con sus uñas y manos,
ojos cristalizados de sal
acuosos y bañado, miserias, dolor y dudas.
Hombre, desnudo carne apaleada,
esclavo manipulado,
sin desarrollarse,
allá en el horizonte vacío.
leer más   
11
4comentarios 132 lecturas versolibre karma: 88

La cura siempre es el mar

Si tu alma besa el suelo,
y ha dejado de brillar,
para remontar el vuelo,
y surcar de nuevo el cielo,
sigue las huellas del mar.

Túmbate sobre la arena,
teje lazos con su sal,
no existe mejor condena,
que ir a desbrozar la pena,
desnudo mirando al mar.

Si el eco de lo vivido,
no te permite avanzar,
si tus sueños malheridos,
cayeron en el olvido,
ven y cuéntaselo al mar.

Si perdiste las agallas,
si has llegado a tu final,
ven a remendar tus alas,
curtidas en mil batallas,
la cura siempre es el mar.
leer más   
6
1comentarios 108 lecturas versoclasico karma: 81
« anterior1234