Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 16, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Me está sobrando la angustia

Se quedó corta la cuota,
pensando en los excesos
cuando el martirio azota
en esos lapsos inmensos.

La tortura es necesaria
incluso puede ser buena
siempre que no sea eterna
y tampoco voluntaria.

No existen los optativos
escasos de los tesoros
prestos a abrir sus poros
y absorber los excesivos.

Cada cual con sus pesares,
indica la regla no escrita.
Con débito o superávit
aguantas o te marchitas.

Patrimonio personal
de esos que no se endosan,
partícipe de por vida
en calmas o borrascosas.

Mi anuncio clasificado
en el diario versaría:
--sin lucro y resignado,
ofrezco mi demasía--.

@MucioNacud (dr)
leer más   
16
19comentarios 210 lecturas versolibre karma: 100

Más allá de tu invierno

Me abandono
donde crecen flores amarillas
entre insensibles bloques de cemento.
Ese es mi espacio,
el que llena mis ojos
y me quita el frío de los años
perecederos.
Me quedo mirando el palmo de cielo
que se cierne sobre mí
con una oscuridad arrolladora.
No le temo a lo que hay más allá de mí misma;
soy infinita hasta que muera.
Y a los recuerdos que me asedian les repito
que aún me quedan más de siete vidas
más allá de tu invierno.


(Foto: Paul Neville, fineartamerica.com)
leer más   
13
4comentarios 113 lecturas versolibre karma: 46

Querido Hemingway  imagen

Leí no hace mucho tiempo tu Decálogo del escritor, curioso para mi entender el mandamiento número tres. Me hizo pensar un “Mézclate estrechamente con la vida”. Si somos parte de esa vida no tendríamos que parar para mezclarnos, atractivo es imaginar que hay un “todo” y luego estás “tú”, algo egocéntrico y atrevido, rozando el terrible hubris, palabra derivada del término heleno hibris. Fiebre de muchos dictadores y poderosos megalomaniacos causantes de tanto dolor a grandes naciones. No debemos olvidar que somos engranajes cada uno importante en su esencia formando parte de la vida en la que un sólo Dios podría elegir mezclarse o no. Nosotros sí podemos decidir abrir los ojos dentro de esa mezcla en la que estamos inmersos y no ser anoréxicos de emociones, no negarnos ni a tener miedos ni a sentir y respirar con la conciencia libre y tranquila todo lo que podamos.
4
2comentarios 120 lecturas relato karma: 53

¿Tú me amas ?

¿Tú me amas? Le pregunto a mi Dios
cada vez que quedo atrapado en la vorágine
de los enredos, en el fragor atiborrado
de los desaciertos y desencuentros,
cuando la tarde oscurece
y tantas veces como pueda.

Y siempre me responde que me ama
como la razón del mundo
como la tempestad ama la calma.
Me ama en las sandalias del pescador
que aún camina con paso cierto y seguro
sobre el mar de Galilea
y en la tribuna ancha de la esperanza.

Les amo a todos me reitera porque son mis retoños,
cada uno de ustedes late en mi conciencia.
Como cada grano de arena hace el mar
o cada hoja le da sentido al árbol.
Los amo porque están hechos a mi semejanza y gloria.
El problema radica en que ustedes no se lo creen;
pues el ego terrenal
Inoculado por la serpiente
actúa minimizando mi presencia.

De ahí que el libre albedrío que le he dado
para que reinen en esta colmena
no lo usan con acierto, envileciendo
el verdadero propósito de la vida.
¿ Cual es?


"Amarás tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma
y con toda tu mente por sobre todas las cosas
y amarás al prójimo como a ti mismo".
Mateo: 22:36-40 RVR 1960.
leer más   
15
12comentarios 213 lecturas versolibre karma: 104

Mariposas Cabalísticas

A mi amigo Pedro @Saltamontes.

El curso de los hechos ocurridos recientemente y el efecto inmediato de su observación a través del lente científico, primario y terriblemente empírico que dormita en el subconsciente de todo humano, a favor o en detrimento de este relato, me conducen a la siguiente conclusión:
Hay una relación directa entre los eventos controlado por el azar y una misteriosa conexión con los símbolos del sistema de numeración y algunas otras expresiones algebraicas de mayor complejidad expuestas en la naturaleza.
Hace algunas semanas atrás recibí, por vía epistolar, una misiva de un doblemente viejo amigo de la Habana. En la misma, entre otras cosas, hacía referencia a un suceso absolutamente casual y asintomático en su relación con alguna presunción lógica. Resultó la tarde de un viernes cualquiera de estos tiempos, justo antes de salir de su sitio de trabajo, osó una mariposa —yo presumo que debió ser de esas clasificadas como Búho Caligo— posarse sobre sus hombros. He aquí la concatenación de fenómenos de vinculación tendenciosa a casos paranormales.
Uno de sus compañeros activado un su más agudo sentido de percepción, fue capaz de captar en ese instante sobre los ocelos impresos en las alas del lepidóptero, una figura representativa de tres o cuatro cifras correspondientes a nuestro sistema de numeración decimal, sin un ápice de duda, inmediatamente aquel iluminado compañero de trabajo, le pidió con cierta insistencia unos pocos pesos a mi amigo Pedro y sin incurrir en mayores explicaciones que perturbaran o desviaran la atención de las alarmas encendidas por su sistema parasimpático. Inmediatamente después inscribía aquellas irrisorias monedas en los sorteos de lotería de la Habana. Esa noche —para fortuna de mi amigo— se conjugaron cuatro factores clásicos que constituyen una expresión algebraica compleja, las variables tiempo/espacio, la expansión intrínseca en la derivación de productos y potencias en números racionales y por último la materialización en el orden perfecto sugerido por una visión, —asunto sin vinculación pertinente a ninguna obediencia matemática— sino puramente resultante del azar originada en un acontecimiento biológico asociada al mimetismo sin nada que ver con esferas flotantes, ruletas ni leyes de probabilidad.
Lo cierto es que mi amigo Pedro y su compañero de trabajo resultaron ganadores de un jugoso primer premio de la lotería multiplicando exponencialmente su escaso patrimonio, gracias a la misteriosa interrelación existente entre la naturaleza, la lógica y el azar (vaya contradicción)
En ese orden de ideas y persiguiendo las huellas de la escurridiza fortuna, me di a la tarea durante mis diarias caminatas alrededor de la laguna con mis tres perros (Timoteo, Martita y Mándala) a observar con más detenimiento el vuelo de las coloridas y agiles mariposas que suelen encontrarse con regular precisión en los verdes márgenes que circundan este prodigioso reservorio natural de aguas salobres y azuladas. Sucedió en una tarde atestiguada por un ocaso naranja-fucsia, una enorme mariposa parda revoloteaba entre los troncos secos y en franco coqueteo con las fauces de Timoteo, se distinguía sobremanera entre los colores del atardecer y como parodiando una estrofa Sáfica en tiempos modernos, al abrir y cerrar sus alas sugería símbolos numéricos parecidos a los “Captcha” solicitados por los algoritmos de las computadoras para diferenciar a los humanos de un robot.
Me estrujé los ojos para verificar si aquella perspectiva era real o era un producto inconsciente de mis ansiedades, al cabo de unos segundos pude determinar con gran objetividad que las cifras figuraban un siete, dos cincos y un tres; acto seguido mentalmente hice mis cuentas y sustraje de ellas los montos estipulados para dos semanas de bohemia, obtuve por medio de una matriz bidimensional todas las combinaciones posibles de aquellos cuatro dígitos y en el kiosco de quinielas más cercano a mi domicilio emulando a un poeta paisano dije:—¡voy juagando a Rosalinda!—me entregaron una boleta con las combinaciones impresas la cual debía presentar en caso de acertar alguna de aquella docena de combinaciones resultantes.
Debo confesar sin los preámbulos cortados por mi frustración que la cábala no se cumplió en esas coordenadas y los números premiados durante los tres días siguientes, en nada se parecían a los sufragados por el exiguo estipendio de las copas de vino que los atentos hombres de las barras me ofrecen cortésmente en los bares de Buenos Aires; pero para mantener viva la fe mutua;—la suya vaya adelante distinguido lector — y después los retazos de lo que queda de la mía, se materializaba el efecto cabalístico de aquella serie de cuatro dígitos en el perfecto orden expresado en las alas de la inocente mariposa parda. Ignoro cuales son los elementos pseudocientíficos que sustentan estos hechos, pero los números se dan, lo determinante es descifrar en que objeto. La compañía de suministro de servicios de electricidad reprodujo sobre la atorrante facturación del mes pasado, exactamente la suma de siete mil quinientos cincuenta y tres pesos. !Como para no perder la fe en las mariposas¡.
14
18comentarios 228 lecturas relato karma: 116

Compás

Soy pulsión de vida y pulsión de muerte
Soy belleza que brilla y perece
Soy ello
Soy vida que nace y muere
Soy mariposa que revolotea cerca de la serpiente.
Adoro su piel, sus colmillos, su peligro reluciente
Su mordedura y lamer me estremecen
Allí anida mi sexo
Veneno y antídoto contra la muerte
leer más   
16
13comentarios 117 lecturas versolibre karma: 110

Ruego

Antes de que acabe el año
Quisiera rogar a Él
Que se invierta el papel
Causante de tanto daño
Porque dentro del rebaño
Algunas ovejas locas
Han descarriado a no pocas
Y ahora todo es confusión
Se ha perdido la razón
Llevan en el pecho rocas.

En vez de escoger pastores
Que arríen como “Él manda”
Equivocan la demanda
Y obtienen daños, no flores
Son esos los sinsabores
Que en el año que transcurre
Lo peor que nos ocurre
Es que nos cambia la risa
Nos molesta hasta la brisa
Y todo cuanto discurre



En todas partes del Mundo
Ocurren las mismas cosas
Han aumentado las fosas
Porque cualquier iracundo
Sin sentimientos, inmundo
Haciéndose del poder
El no hace más que joder
Pensando en su beneficio
No le importa el sacrificio
Ni del pueblo el merecer.

A Él bien rogarle debemos
Que el año que ya se arrima
Lleve la paz a la cima
Y que en todo el Mundo estemos
Felices y transitemos
Sin importar diferencia
Amándonos a conciencia
Porque en nuestra madre tierra
No necesitamos guerra
Y sí el amor como esencia

Saltamontes
10
8comentarios 128 lecturas versoclasico karma: 97

En honor a Rama por su: Relación al punto

Esos culinarios versos
Comenzaron con adobos
Que impregnaron su valía
Para fijar la sazón
Resultante del poema
Cuyo atrayente aroma
Nos atrae a su lectura
Para dar gracias a Rama
Por la exquisitez del mismo
Su magnífica textura
Denota su gran altruismo.
@Saltamontes
16
16comentarios 171 lecturas versolibre karma: 102

Motivos

.

Nos sobran los motivos, nos faltan las excusas
nos gritan nuestras voces a lo lejos desde el corazón el nombre
y se hacen silencio al llegar la noche donde se detienen los caminos de la vida
pero nada puede evitar que en esta vida nos amemos…

Nos sobran y faltan, nos llaman y callan
nos abraza el frío en la distancia, que nunca llega
que a veces ilusiona y nunca alcanza…


soundcloud.com/lola-bracco/nos-sobran-y-faltan (Lola)

.
17
1comentarios 156 lecturas versolibre karma: 101

Utopía

Y un día ella dejo de ser princesa
Le cambiaron sus vestidos por trapos
Su sonrisa por lagrimas
Ocultaron su dolor bien en el fondo de su corazón
Le cambiaron su felicidad por una tormenta
Su amor se convirtió en pesadilla
Oculto sus marcas bajo maquillaje
Le cambiaron su libertad bajo cuatro paredes
Le quitaron sus sueños
Hace tanto que no sonríe que ya no sabe como se siente
Hace tanto que no ve el sol que ya no sabe como es
El miedo la consumió
Prisionera de un ser oscuro
Que cambio su vida de arco iris por días llenos de oscuridad
Pero que jamas pudo apagar esa pequeña luz de esperanza en su interior
Porque ella a pesar de todo; sigue de pie, intentando cada día ser mas fuerte
Y porque aun así, ella sigue creyendo en el amor...
leer más   
7
1comentarios 77 lecturas relato karma: 70

Dichos de Basho:

Todos, los que logran sobresalir
siendo buenos en las ramas del arte,
en sus mentes comunión tienen parte
con la naturaleza al compartir

(Como Matsuo Basho supo decir
en su diario) con las cuatro estaciones...
Y las mentes así, en sus visiones
por todas partes lo que ven son flores.

Matsuo Basho de Japón, con firmeza
fielmente amo a la gran naturaleza
y a las flores: de la tierra fortuna.

Actuaba así, cual hombre diligente
y afirmaba a sus alumnos sonriente
¡Lo que una mente así sueña... es la luna!

@Saltamontes: (13/05/2020)
16
16comentarios 123 lecturas versoclasico karma: 98

Poco sobre mi

Cada noche voy a escribir algunas partes de mi vida, voy a recordar de mi infancia, recuerdo que jamás conocía la tristeza, mi mente me lleva al pasado, mis padres enseñándome las cosas del mundo, dándome valor, para no tener miedo a nada, recogiendo flores de los parques para regalar y agradezco la paciencia que tuvieron conmigo nunca tuve buenos regalos, tan sólo una camisa y pantalón y zapato, no tenía amigos ni familiares cada semana, sentados mirando las películas mexicanas, escuchábamos a Pedro infante.

El tiempo pasa, la vida te golpea perdí a mis padres, me quede sólo en este mundo, cada momento los extraños, sé que me miran, me cuidan desde el cielo, todos los que nos visitaban sé desapareciendo, cuando caminando por las calle, no me conocen, para ellos son un extraño un don nadie. Pero pronto estaremos juntos en el cielo y jamás nos separaremos
leer más   
2
sin comentarios 43 lecturas versoclasico karma: 26

Duérmeme

Duérmeme en tu regazo
y juega con mi cabello.
Suaviza mis dudas con tus manos.
leer más   
4
sin comentarios 72 lecturas versolibre karma: 70