Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 15, tiempo total: 0.003 segundos rss2

Natura muerta

Tengo poesía amarga,
como un trago de vodka
a palo seco,
entre las costillas,
ardiente.
Y miedos echando raíces allí,
dando lugar a rosas con sus respectivas espinas
clavándose en los miedos
y derramando su jugo radioactivo por mi organismo.

Me he convertido en un trozo de grava
metiéndome a modo de chinita
en zapatos ajenos,
sin preguntar primero si quieren arriesgarse
a que les infecte con mi veneno.
Soy material auto-corrosivo
y mientras me oxido en el vacío
arrastro a los demás conmigo.
Me hago lapa en sus vidas
y mi mente
me juega malas pasadas
cuando me hace creer
que están intentando despegarme de sus pieles
con violencia,
navaja en mano.

Mis yemas piden a gritos
tierra firme,
porque los miedos no paran de golpearme
las paredes del estómago
entre tanta cima y valle.
Cima cima cima
valle valle valle.

Y cuando consigo tener los pies quietos
en un solo lugar,
cuando creo haber conseguido nubes,
en vez de sol o tormenta,
mil toneladas se posan sobre mis párpados
pero no me dejan dormir.
Y gritas callada,
lloras seca
y sangras sana.
Esperando con anhelo,
quién lo diría,
la cima la cima
y el valle y el valle.
8
4comentarios 157 lecturas versolibre karma: 78

Valle del herte

Blanca flor que despiertas al alba
bruma blanca en la madrugada
paisaje alpino lleno de montañas,
desde mi ventana sólo veo,
algodonada nieve blanca.

Valle acicalado,
llevas blanca capa,
con ribetes rojos,
rojas tus guirnaldas.

Se mecen en el aire
perfumes y sonidos
miles de abejas
de negro y amarillo,
vuelan en tu cielo anacarado,
de azul brillo.
Liban de tus flores
el dulce néctar, lo divino.

Duelenme todos los sentidos.
pues colores y sonidos
ciegan mis ojos y aturden mis oídos.
Valle de la luz, cielo de los vivos,
Herte te llaman de nombre
y cerezo de apellido.
leer más   
12
5comentarios 74 lecturas versoclasico karma: 92

"El peor demonio soy yo"

Esa cabaña era el mejor lugar para esconderse. Junto a la chimenea, su guardaespaldas preparaba las brasas para asar un jabalí. Hacía tiempo que Rachel, no se sentía tan segura como ahora lo estaba con Frank. Incluso mientras él dormía, se alejó hasta la playa disfrutando de un hermoso amanecer.
Observándole añadir más madera al fuego, pensó que sería mejor no decirle que estuvo caminando sola por el valle.
Un guion dictaba que se enamorarían y que él, no permitiría que nadie le hiciera daño.
En el guion de la vida de Whitney, faltó quién la protegiese de sí misma.



Publicado en:
cincopalabras.com/2017/08/13/escribe-tu-relato-de-agosto-iii-desde-la-
10
13comentarios 204 lecturas relato karma: 75

Labios de suave brisa (con @Angeles_Torres_Torres)

Me enseñaron a dibujar
Sonrisas de verdes valles
en labios de suave brisa,
rosas y amarillas,
asidos a la cornisa
de tu comisura.

De ti aprendí
a sorber la savia
que reverdece mis días,
robándole pétalos arcoíris
a las mariposas de besos
en la pradera de tu boca.


Lluvias que se fabrican
de miradas dispersas,
de color púrpura,
en labios que nunca
se encuentran.

Vendaval
de retazos de alegría
que inunda mi alma
desde cascadas celestes,
manantial del cosmos de tus ojos.


Caminos de ojos azules,
que beben en cúpulas
de sol y agua,
arena y espuma
de miradas que doran
mi suave brisa,
de isobaras e isotermas,
y coquetean
moviendo su cintura escapular,
empecinada en saborear
imágenes tridimensionales,
que se expanden,
en nubes de aerosoles evaporados,
líquidos y sólidos
que se conjugan
con cuerpos metéreológicos
de alfombras que arropan
pieles de nubes,
salpicando mis sentidos,
dejando caer
lluvia en color pastel,
en la cumbre de mis ojos.

Hilos de luz
traslúcida y diáfana
de los luceros
en las yemas de tus dedos,
de las caricias
subrepticias
en el susurro
de alboradas en el horizonte
de tus párpados;
bamboleo y danza
ante pupilas enamoradas,
ante pálpitos de fuego
en el sol de tu silueta,
y latidos argénteos de luna
en el destello etéreo
de la noche de tu cuello,
en los caminos violeta,
naranja e índigo
del límpido crepúsculo
guirnalda de tu pelo,
corona en tus sienes,
sendero de tu anhelo,
lienzo de tus sueños.







@Angeles_Torres_Torres & @AljndroPoetry
2018-abr-3
leer más   
21
35comentarios 373 lecturas versolibre karma: 109

Loba solitaria...

Permanece quieta y callada
divinamente emocionada
bajo la luz de la luna
eres una loba solitaria.
Que en las noches de plenilunio
un halo de arrebato
enerva tu alma,
aúllas y tu voz me alcanza
y me embeleso
y se me atropellan las palabras
tú poesía encantada
haces vibrar los corazones
y trasmutas cual viento
congelado en el tiempo
mi calma y solas compartir.

Pero las tenues caricias
que me llegan
de tu alejado confinamiento
se cuelan por los anillos silbantes
de mi mazmorra.
Tú encantado aullido
me desata las cadenas
dulce Minerva de lejanas tierras,
mi poetisa que viaja
en una procesión de nubes
llevando la lluvia
a mi valle azul celeste.

La cervantina luna se acuesta
en las márgenes de tu río
tus hiladas letras
mecen el horizonte de perlas
y tus ojos como salidos
de los molinos antiguos
se clava en mi hoguera
y con tus manos
hilas tu larga cabellera.

Oh, suaves murmullos
y a veces agreste riscos
dejas caer en el papel
cuando la pasión
se enardece
en el acantilado azul
del lecho marino
pasión y cólera refulgente.
leer más   
14
12comentarios 305 lecturas versolibre karma: 137

Flor de ortiga...

Mil violines para mi flor de ortiga
esencia de vainilla, dulce prado
corazón latido y emulsionado
en mi pecho tu candor se abriga.

En el cerúleo valle de nácar
bajo el fulgor desprevenido
quisiera respirar ese latido
que brota de tu fogoso hablar.

Y así desbordar los ríos y ocasos 
que salen de tu aliento fresco
que limitan tus fronteras y abrazos.

Con mis pasiones boyantes
dibujadas en surcos de plata
y destellos de luceros errantes.
leer más   
22
13comentarios 214 lecturas versoclasico karma: 223

"El escarchado"


Hay una escarcha tornasol
que te cubre de pies a cabeza
Pues protege tu caminar en este valle
de espinas y lágrimas
Donde las almas fácilmente se arrojan
a un abismo de tristeza
¡Oh peregrino del amor!
aunque vayas descalzo en tu andanza
Miras al cielo y cantas con el cenzontle
una alabanza de esperanza
Su amor te cobija como a todos esos peces
y esas flores que te maravillan
Es la misma presencia perfumada
que huele como a una rosa mística.
leer más   
17
17comentarios 327 lecturas versolibre karma: 100

Mariposa

Del cielo cayó
de lluvia una gota,
y se convirtió en mariposa.
De seda sus alas
el oro del trigal rozaban,
y soñaba...

Voló hacia el río
vio fuente y cascada,
sus alas
humedeció en rocío,
y soñaba...

Etéria en el aire
surcó caminos
por el viento ya trazados,
vio valle y montaña,
colinas, que la primavera
bañaba,
y soñaba...

Sus alas sublimes
hasta el mar la llevaron,
navegó con las olas,
se sentía sola,
la espuma acariciaba,
y soñaba...

Sobrevoló un caserío
de blancas paredes
y techos de rosa,
contempló como el sol
sus angostas calles besaba,
allí, descubrió tu mirada,
y quedó prendada...

Sutil mariposa
dulce, primorosa,
eres de nuevo gota,
en vago azul te evaporas,
alza hacia el cielo vuelo,
piérdete en sus ojos,
y suéñalos...
leer más   
25
30comentarios 288 lecturas versolibre karma: 100

In memoriam

No me obliguen...
ni me pidan
que me olvide del pasado
que sustenta la memoria.

Flores muertas
en la orilla del camino
dieron vida a los recuerdos.

Que las losas
que la aplastan se levanten.

¡Que entre el aire
por el centro de la calle!

Que se cierre
en los anales de la historia
ese tiempo que perdimos...




María Prieto
Septiembre 2019
22
26comentarios 209 lecturas versolibre karma: 115

No debemos dejar que se olvide el olvido

Negras rosas cayeron
al jardín del olvido
golpeando conciencias.

Mirar al pasado.

Cerrar las heridas
que sangran acíbar.

Sin odio,
el recuerdo
mirará hacia
el futuro.

La memoria está viva.

Y hoy...
por fin,
se arrancó
sin loores
(cargada de espinas)
la flor más siniestra,
la flor más oscura.

La maleza la cubra
en lo eterno.

Es otoño.

Y en la orilla...
reclaman la vida
otras flores muertas.

(Una senda se abre
y otra senda se cierra).



María Prieto
Octubre 2019
26
32comentarios 250 lecturas versolibre karma: 123

Mare Nostrum

Sangro banderas mudas que no callan.
Por favor, haz que callen.
En el acantilado sólo fallan
los que no miran hacia el valle.

Se atisban recuerdos a través de ventanales translúcidos,
me han forjado como al anillo único:
en un lugar de corazones pútridos,
que sólo responden al estímulo lúdico.

Mi Mare Nostrum es más mío que nostrum, queridos.
De nada por protegeros.
Y es que aquí es mejor no compartir el filo,
que Narsil no perdona a los cuervos.

Háganse escuchar si precisan susurrar,
el ciego no oye lo que no quiere ver.
Al Leviatán se le escucha murmurar
sólo cuando todos saben lo que va a hacer.
3
sin comentarios 61 lecturas versoclasico karma: 38

Desde dentro

Desde dentro.

No importa, trataremos de llegar lo antes posible juntos.
Los dos al unísono de un pentagrama musical actualizado.

Las agridulces fresas
Por la boca,
La mejor música
Por el oído
Y la mejor caricia por la piel,
El rumor no importa,
Lo perdemos en el bosque
Exiliado al olvido,
Manos, corazón y bocas
Frente al álamo,
El hondo valle,
Acariciándonos.
Desde dentro.
leer más   
3
1comentarios 87 lecturas versolibre karma: 22

El valle

El roble enraizado en la roca viva
asomado al vacío de un precipicio
se inclina pero no desiste ante el vacío
en un intento desesperado por seguir vivo.
El buitre leonado amarillea como el trigo
vive de la muerte, se nutre de la vida
en muladares, donde piel y hueso
se funden como ceniza y lava.
El valle condena a los débiles
empodera a los reyes sin más corona
que comer o ser comido.
leer más   
3
sin comentarios 50 lecturas versolibre karma: 45