Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 358, tiempo total: 0.005 segundos rss2

Crecen y crecen

Desde el primer palpitar,
Comienza la melodía.
En el vientre a cantar ,
Así en sueños , como en su día .

Y me pregunto :
¿Qué es para ellos ?
Es la inocencia en conjunto ,
de momentos muy muy bellos .

Esa alarma que despierta
el alma con un susurro,
desde juegos muy alerta ,
hasta un dulce murmullo.

Y pasarán los días
Y la luz se va esparciendo,
Pero bellas melodías ,
Seguirán resplandeciendo.

Porque así generaciones ,
vengan y sigan creciendo,
Siempre estarán las lecciones
que ellos fueron aprendiendo.

Y esos cantos tan hermosos ,
que se les enseñaron ,
Seguirán tan dichosos ,
Con sus nombres y en sus prados.


– Joselyn De Luna
leer más   
10
2comentarios 104 lecturas versolibre karma: 86

Vivimos fingiendo

Vivimos fingiendo
siempre queriendo tener las mejores apariencias
las simulaciones más abstractas
engañando a la vista.

Solo conseguimos engañarnos a nosotros mismos
hasta a la vértebra
llenamos de mentiras y falsedades la dicha.
Somos unos imbéciles.

Siempre queriendo vender
nuestros propios pronósticos más exactos
nunca nos damos cuenta que solo tenemos lo que nunca falla
un montón de desdichas.

Amamos juzgarnos unos a los otros
sin ninguna piedad y remordimiento actuamos
¡que importa blasfemar a otros¡
qué más da, si solo es el prójimo.

No es nuestra vida
si fuera la nuestra
volveríamos a preferir
destruir la vida de otros.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
14/12/2016.
15
sin comentarios 249 lecturas versolibre karma: 10

Estoy dentro

Estoy dentro
mirándome los pies
a través del tiempo.
Y no hay espacio.
Yo misma soy la piedra en mi zapato;
en una mano llevo el mal, en la otra el bien,
y voy luchando contra mis propios pasos.

Anclada en un invierno de tres años,
trato de vivir como si siempre fuera
el último verano.
leer más   
7
sin comentarios 176 lecturas versolibre karma: 9

Soy

Yo soy el que llora
recordando su niñez;
cerca de su madre,
lejos de él mismo.

El que creció,
el que fue en busca de sí.

El que dejó de jugar
y se desataron las pasiones.

El ansioso,
el aturdido,
el peleado,
el que nunca llega.

Soy el que lo tuvo y lo perdió.

Soy el que busca…

Soy

Lisemelino
leer más   
13
2comentarios 284 lecturas versoclasico karma: 29

Estoy seguro que la querría vivir contigo

La vida contigo es como una película maravillosa que nunca tiene permanencia voluntaria.
En como saborear los segundos no son eternos.
Porque el único camino a un arrepentimiento seguro es cuando no puedo ver tus perfectos pretextos y mirar tu sonrisa burlona.

No existen coincidencias por haberme enlazado contigo.
Fue solo un caudal de amor.

Porque estoy seguro que en la esencia suprema de mi existencia.
Siempre encontré mi ecuador en la ecuación perfecta de tu corazón.

Y pasarán los años y los días en la diáspora de la vida.
Y tú me seguirás cautivando con tu esencia musical que es única porque a la vez es un poco antisocial.

La vida contigo seguirá siendo como como una sátira continua.
Donde siempre ganas a mi complicada forma de respirar.

Tu amor es disfrutar con todos los sentidos a aquello que te sacude.
Porque es más fácil andar por los sentimientos propios que en los sufrimientos ajenos.

Tu amor me hace sentir singular.
Porque tu manera de demostrar amor es con una buena esencia de tus poemas que son mejores que yo.

Amo tu frío corporal que contrasta con mis propios cálidos temores.
Amo el color claro de tus ojos al contacto con el cielo nocturno.
Y que decir de tu pasión por la melodía que da armonía a los nuevos mundos explorados.

Es por eso que si tuviera que vivir toda una vida varado en el universo.
Estoy seguro que la querría vivir contigo.

Poesía.
Miguel Adame Vazquez.
01/01/2017.
22
3comentarios 389 lecturas versolibre karma: 13

Princesa de las uvas

Soy sombra, luna, ciénaga estancada.
En los goznes del reloj hay una esmeralda
que sonríe, voluptuosa y ancha.
Suenan cascabeles a las horas,
relincha el tiempo,
jinete experto, fusta en mano,
mientras salvamos obstáculos
cada vez más altos.

Soy sombra, luna, ciénaga estancada.
Soy extraña.
En cada paso atravieso una montaña
de granos de arena,
con los pies metidos en botas de escarcha.
¡Qué mágica luz me pinta las pestañas!
Bajo las miradas
mi sangre se evapora.

Ni siquiera deja mancha.
leer más   
9
sin comentarios 73 lecturas versolibre karma: 12

Tú, que te haces llamar poeta

Tú, que te haces llamar poeta, ¿acaso has vivido?
He bebido hasta caer rendido,
he bebido buscando el olvido,
he bebido tragos, uno tras otro,
he bebido porque tú has dolido
(y todavía dueles).
He bebido porque te has ido.
He bebido porque el dolor,
ese que palpita en cada vaso,
era sólo mío.

Tú, que te haces llamar poeta, ¿acaso conoces el sabor de la derrota?
Putas, travestis y fulanas
a todas las he amado.
Las he adorado.
En noches etilícas he vuelto
a sus balcones,
y bajo los girasoles muertos
les he cantado.
Llorado.
En las noches de verano,
y bajo la lluvia,
mi voz sonaba a un fado.
Ellas han sido la cuerda,
las que me han atado
cuando estaba a punto de caer.
Las que me han levantado
cuando mis pies han dicho basta,
y mi corazón, callado
ha traicionado mi canto.
Las he endiosado.
Porque es lo que ellas son,
Diosas.
Les beso los pies
como un santo,
como un loco
o como un paria,
simplemente porque las amo.

Tú que te haces llamar poeta, ¿acaso la calle te ha mirado a los ojos?
Si no conoces el dolor
de la vida.
Si no te has parado nunca a escuchar
a quien nadie escucha.
Si tus versos de trovador
no hurgan en la herida,
¿de qué escribes?
Si no has abierto tu alma
en canal,
si no has visto las estrellas de madrugada,
desnudo y ebrio de dolor y vino,
¿a quién escribes?
Si nunca antes has sido el apátrida
al que todos miran.
Si no eres de una minoría,
u homosexual,
o tullido.
¿Qué te inspira?
Sólo te queda una opción.
Duele,
Lacera,
Hiere.
Pero en el momento en que sientas
como te invade, sabrás que es la correcta.
Bebe,
hazte daño,
drógate,
piérdete en la calle y no recuerdes como llegar a casa.
Pégale a alguien.
O mejor, que te partan la cara
una noche.
Pero vive, joder.
Y luego, escribe.
Y hazte llamar poeta.

Porque la poesía,
cuando te mueves,
sientes como te mira.
Porque cuando algo duela,
allí estará ella.
Cuando no recuerdes que ocurrió,
allí estará ella.
Cuando llores,
allí estará ella.
Cuando sientas que no puedes más
Allí estará ella.
Y si no aparece,
sal en busca de su abrazo,
porque ella, siempre,


te estará esperando.
leer más   
9
2comentarios 165 lecturas versolibre karma: 31

Y me levanto

Hay días en los que no sé cantar.
De mi garganta escapan los graznidos incoherentes
que prenden fuego
a un subconsciente
que asoma por la puerta lateral.
Alerto a los sentidos del oscuro mal de los peligros
que tienden miedos como cepos en todos los caminos
que no van a ningún sitio,
ni reconocen tener
inicio ni final.

Y a pesar del sol que se empeña en regalar
mañanas de humo,
me levanto bajo un cielo de infortunios
con un desplante al mundo;
en una mano la palabra como espada,
en la otra la locura como escudo
y no dejar jamás nada al azar.

Por mi parte el juego
no ha hecho más que empezar.
leer más   
6
sin comentarios 112 lecturas versolibre karma: 37

Libertad de elección

Odio el sentimiento que transmitís
de que todo lo hago mal,
errar es humano,
si fallo
ya me tocará escarmentar.

Solo quiero disfrutar y cumplir mis sueños
por mucho que me los queráis destrozar,
mi felicidad es eso,
os duele,
pero hay que arriesgar.

¿Qué más da ingeniería, medicina
o bellas artes
mientras sea por mi propia voluntad?

De cualquier manera aprenderé
a ganarme la vida
aunque en ocasiones caiga.

Impotencia, gritos y discusiones
sin sentido y sin final,
conseguís el efecto contrario
al limitar mi autonomía.

El oxígeno no llega a mis pulmones,
me ahogo pensando que soy el mal
en esta absurda agonía.

Así que,

gritaré y romperé
todo lo que se cruce con mi ser,
por vivir, sentir y respirar
un poco de libertad.

Tan solo quiero escapar
de esta puta situación
que me oprime.

Necesito salir y correr,
deambular por la realidad
sin nadie que me pare los pies.

Posdata:

padres y madres de esta sociedad,
la libertad de elección es esencial,
dad alas a vuestros hijos para que alcancen su felicidad,
pues cuando uno hace lo que ama vive de verdad,
llevad la vida que tenéis en vuestras manos
lejos de la amargura y la culpabilidad.

Por favor.

No deis más espacio del necesario al miedo.
6
sin comentarios 194 lecturas versolibre karma: 11

Poética emocional

Si viviera ajena,
probablemente los tumultos de recuerdos
y las imágenes en blanco y negro
no me supondrían ningún escalofrío.
Pero vivo inmersa
en ese mundo de poemas,
en ese rictus de amargura,
y en la ira que destilan unos ojos
cuando la madrugada
es demasiado dura.

La opción es clara:
si me mantiene en pie
cuando todo se derrumba,
si se afinca en mi alma vagabunda,
será que es algo grande
aunque el sentimiento sea deforme
y, de alguna manera,
amenazante.
Y que me trague el desastre emocional
que me inyecto a conciencia;
que el llanto inhumano me alegre la tristeza.
Que todo pase sin darme cuenta
aun sabiendo que no hay bien
que por mal no venga.
leer más   
6
4comentarios 77 lecturas versolibre karma: 58

Todos empezamos a morir desde que nacemos

Estoy muriendo.
Y no sé porque.
La luz de la vida se apaga poco a poco.
Torturando mi esperanza, ahogando mi voz.

Yo no sé porque estoy muriendo.
Amo la vida.
Amo los sabores del viento trémulo de la dicha.
Amo la caricia suave del mar con su brisa fresca.
Amo ayudar a otros a poder cruzar el camino pedregoso de la enfermedad.
Amo acompañarte todas las mañanas por un paseo en el bosque magnífico de tus palabras.

Solo sé que moriré.
Y no me llevaré ninguno de tus besos.
Tampoco alguna caricia suprema de tus manos.
Ya no escucharé los pasos lentos de tu corazón cuando me ama.
Ningún aroma que cautiva mi esperanza se impregnará en mi memoria.
Porque no recordaré nada de todo lo que he vivido.
Ningún recuerdo será mío porque estaré dormido.
Seré solo un montón de cenizas tibias en una caja negra.
Solo mis letras, cada una de ellas.
Serán mis heraldos vagabundos que discurrirán por la tierra y vivirán por mí.
Todos empezamos a morir desde que nacemos.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
20/01/2017.
21
2comentarios 566 lecturas versolibre karma: 47

Más allá de tu invierno

Me abandono
donde crecen flores amarillas
entre insensibles bloques de cemento.
Ese es mi espacio,
el que llena mis ojos
y me quita el frío de los años
perecederos.
Me quedo mirando el palmo de cielo
que se cierne sobre mí
con una oscuridad arrolladora.
No le temo a lo que hay más allá de mí misma;
soy infinita hasta que muera.
Y a los recuerdos que me asedian les repito
que aún me quedan más de siete vidas
más allá de tu invierno.


(Foto: Paul Neville, fineartamerica.com)
leer más   
13
4comentarios 113 lecturas versolibre karma: 46

Los segundos que me faltan por vivir

Un nuevo amanecer se asoma por la ventana de mis días.
Reflexiono sobre los minutos que escurridizos han pasado.
No me detengo a saborear con alegría todo lo que al vivir he dejado.
Solo trato de sentir todas aquellas veces que mi pluma sencillamente me ha transportado.

Seguiré viviendo sobre una realidad que a veces es más que inquietante.

Luchando por un júbilo irreversible y que transporta a un pasado que nunca quiere morir.

Voy caminando sin ningún arrepentimiento.
Regresando siempre a los instantes que una memoria colecciona.

Redimiré todos mis pensamientos al tope y estaré contigo celebrando.
Cómo no festejar que puedo alejarme de las desdichas siempre infames.
Ignorar la burla donde el viento solo te cambia el derrotero.
Celebraré airoso y ecuánime.
Casi tan íntegro como todas las estupideces que a veces escribo.

Celebraré poder amarte sin delirios y razonamientos abstractos.
Sin la apariencia increíble que se aguarda para poder seguir con el cambio.
Solo con una tenue luz que se descubre en su noche y alumbra.

Quiero un nuevo amanecer.
Y suspirar por el poder de soportar el llanto que aparece cada vez que llega mi tiempo marcado.
Que nada me cuente los segundos que me faltan por vivir.

Poesía
Miguel Adame Vazquez.
15/07/2014.
12
sin comentarios 362 lecturas versolibre karma: 47

Credo

Creo que nunca dejas de vivir aunque estés muerto,
creo que nunca dejas de morir cuando estás vivo.

Creo más allá de una mirada, besos o caricias,
más allá de los versos de tus besos cuando me mimas.

Creo que la palabra lleva al olvido
que los hechos siempre permanecen contigo.

Creo que busco algo que no tendré
que si llega tarde será porque me lo mereceré.

Creen que soy feliz,
pero lo que no saben es que
se me da bien fingir.
4
1comentarios 144 lecturas versolibre karma: 44

Bendita esperanza

La bendita esperanza.
No me canso de escribir por ella.
Tal vez lo he escrito un millón de veces.
Cada vez que perdemos toda la luz que nos queda.
Todo el calor.
Toda la esperanza.
Y solo terminamos siendo testigos de cómo el frío se apodera poco a poco de toda nuestra vital respiración.
Desfallecemos.
Lloramos.
Terminando siendo solo pequeños seres oscuros.
Tristes con nuestras historias pérdidas y miserables.
Olvidando por un instante que todo puede cambiar de la noche a la mañana.

Olvidamos que la bendita esperanza nunca nos olvida.
Es esa última chispa de la oportunidad que llega con el cambio.
Aquella que sabe distraer a la maldad que siempre esta ahí como un cancer de nuestras mejores dichas.

La bendita esperanza nunca se cansa.
Nunca se rinde.
Siempre estará ahí esperándote con toda su benigna perseverancia.
Estando siempre seguro que pronto te vencerás de nuevo.
Y querrás vencerte, lo sabes.
Buscando los pretextos para vacilar en el intento.
Y ahí estará la bendita esperanza que nuevamente peleará la guerra por ti.

Poesía.
Miguel Adame Vazquez
20/03/2017.
14
4comentarios 482 lecturas versolibre karma: 55

Descalza #2

Bajo las escaleras sin zapatos;
así es como el mundo me enseñó a hacerlo.
Por propia elección, la voz callada,
y entrando siempre con el frío en los pies
y el calor en el alma.

Sé que el camino es largo
y que hay cristales tirados por las esquinas;
que las camas se doblan cuando les das la espalda,
y que la muerte se pinta los labios
esperando que la bese
aquel que la desafía.

Pero a fuerza de los días,
estoy aprendiendo a ser la loba
que cubre su piel con lana virgen;
y que nunca se atrevan a rozarme la esperanza,
porque soy de las que saben adónde se dirige,
aunque vaya descalza.
leer más   
15
7comentarios 237 lecturas versolibre karma: 62

No pienso detenerme

Ha llegado el momento en que desde el andén
dejo de ver pasar los trenes.
Y no me afecta,
porque sé que tampoco tienen intención
de detenerse
aquí,
donde resumo los años
en cuatro palabras breves.
Sostengo la mirada fija en las agujas del reloj,
el tiempo a punto de detonar esta espera tan absurda;
me escondo detrás del ruido de mis pensamientos
y me sumerjo en las alcantarillas de mi conciencia
para descifrar
en qué punto caí de rodillas
frente al altar que yo misma había levantado.
Sigue en la pira ardiendo la hoguera
que la lluvia no fue capaz de apagar.

Pero no hay peligro.
Es sólo el interior lo que se quiebra;
todos los días siguen apostados en mis manos
y se resisten a irse.
Ni sacudiendo la cabeza consigo
que se desparrame por el suelo
lo que queda del miedo.

Tengo unas ganas de vivir bajo la piel
que no conozco ni comprendo
y aunque anegue el alma en la indiferencia,
no hay voz que me levante de este banco de piedra
desde donde ya no veo los trenes pasar.

Y aunque parezca una mentira vestida de verdad,
ni siquiera he pensado
en detenerme.
leer más   
13
11comentarios 107 lecturas versolibre karma: 47

Lo que nos queda

Al final, ¿qué nos queda?
¿una foto? ¿una canción?
¿una persona? ¿un momento?
varios pensamientos,
de miles de cosas
que luego olvidaremos.
Nos queda el presente,
nos queda un futuro,
nos quedan ganas de vivir,
de luchar, de lograr,
afrontar lo que nos venga,
nos queda todo lo que queramos.
Si estamos dispuestos
vamos a superarlo.
10
sin comentarios 116 lecturas versolibre karma: 53
« anterior1234518