Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 35, tiempo total: 0.006 segundos rss2

La muerte del sol

Cuando llegue el ayer,
entonces sabré enfrentarme
a los silencios,
a las huellas en la arena.

Despacio; envuelto en olores,
escuchando trenes vacíos,
con gramos de lluvia en estas
manos ajadas.

No desearé la muerte del sol.
No cambiaré la vida por
perdón.
No comprenderé a los
orgullosos poetas del amor.

Heredé un vientre hipotecado,
una soledad escueta y dañina,
un mar seco y lejano.

Dormiré después de una nana
fingida.
Despertaré entre cebollas y
dulces enamorados.

JulioElpuente
6
2comentarios 264 lecturas versolibre karma: 28

Ayer

Todo se va, todo se desvanece, todo queda atrás.

Todo vuelve, todo permanece, todo queda perenne.
Lo bueno y lo malo, lo triste y lo alegre.

Todo pervive sin que queramos ser conscientes.
Todo aflora y todo muere por instantes.
Lo bueno y lo malo, lo triste y lo alegre.

Todo se queda en un lugar, en un tiempo.
Todo está donde tiene que estar, durmiendo.

AYER
leer más   
13
6comentarios 122 lecturas versolibre karma: 51

La celda

Estoy atrapado en una celda de barrotes de oxígeno inoxidable. Mis carceleros son segundos mudos e implacables. Me cambian los carceleros a cada instante; cada que volteo a ver, se han ido los anteriores y vienen unos nuevos; más implacables y más mudos que sus predecesores.

Subyugado a la tiranía del presente, desde esta celda invisible; soy incapaz de caminar a la habitación contigua, la del ayer; sólo se me permite verla desde un cristal a prueba de balas atemporales.

Enfrente, observo constantemente, la habitación del mañana; pero no lo distingo claramente; hay una cortina de bruma que me la desdibuja. Por ratos la veo soleada, asombrosa y esperanzadora; por ratos la veo sombría, quejumbrosa y aterradora.

Cada vez que despierto, tengo la sensación de despertar en lo que parecía la habitación del mañana; pero la observo a detalle, veo el papel tapiz, los cuadros de arte abstracto que cuelgan de sus paredes, el color y textura del piso; el techo, esa misma mancha en una de sus esquinas, esa misma gotera que tanto me desespera; y concluyo, que sigue siendo la habitación del presente.

Durante el día, me siento en un banco de circunstancias; tiene tres patas desiguales; con mucho trabajo mantengo el equilibrio. Desde mi banco veo los segundos pasar; tan mudos, nunca me dicen nada, ni me saludan ni se despiden; tan implacables, de reojo me miran con desdén. Desfilan instante a instante frente a mí. La otra vez quise sujetar uno de ellos de una de sus piernas; era tan escurridizo y resbaloso; se me escapó en un segundo el muy taimado.

Tengo esta lista de cosas por hacer en este presente constante, y se me va la vida en hacer y hacer. A veces estoy tan ocupado en el hacer, que ni veo los segundos pasar; solo tengo esa sensación de que son multitud de ellos los que se han ido y han llegado, casi sin dejar huella en mi celda del ahora.

Después de un tiempo, empiezo a notar en carne propia, lo verdaderamente implacables que han sido (esa infinidad de segundos que han pasado).
¡Mira como me van dejando el cuerpo! Todo gastado, cada vez más marchito y mallugado; segundos desalmados.

Y sigo aquí, con mi lista del hacer; haciendo, deshaciendo y volviendo a hacer. Sin notar el ejercito de segundos que desfila frente a mi celda; sin sentir el daño que le hacen a mi cuerpo, a mi alma. Luego de un buen tiempo me doy cuenta, que la verdad; es que me están matando de a poquito, haciéndome pequeñito.

Un día desperté con esa sensación, clavada como puñal en el centro de mi corazón; ya no habrían más segundos para ver pasar, mi cuota estaba por alcanzar. La promesa contínua (que siempre se cumplió) de seguir viendo el mañana, se había acabado. Ese día quise contemplar el mañana a través de la bruma; mas una cortina de hierro me separaba de él. La cortina estaba recubierta de espadas de dos filos de distintos tamaños; en cada espada caminaban, a cada lado, escorpiones ponzoñosos de aspecto formidable. Infranqueable.

Me senté en mi banco de circunstancias. Miré mi lista de cosas por hacer, estaba vacía; del asombro casi me caigo de mi banco, al perder el equilibrio. Me parecía que los segundos pasaban más lento, casi se congelaban; y en ese momento observé sus rostros con todo detalle; cada uno tenía un rostro diferente, pero era obvio que todos, eran los rostros de la muerte.

El último segundo que llegó, tenebrosamente enmudecido; tenía los mil rostros de la muerte. Llevaba una túnica negra muy larga, parecía tan antigua. Su cuerpo parecía totalmente atemporal, desprovisto de temperatura; sin embargo, daba la sensación de estar envuelto en llamas ancestrales; pero las llamas no abrasaban, todo lo contrario, eran tan terriblemente frías; como salidas de un invierno recalcitrante, desde el origen de los tiempos de todos los universos. Llevaba un aro muy grande de plata, del cual pendían miles de millones de llaves de eternidad (no sé como le cabían tantas). Tomó una, la introdujo en el cerrojo de mi celda del ahora y la abrió.

─Eres libre ─me dijo─ ¡Todo ha terminado!

@SolitarioAmnte
iii-17
leer más   
11
15comentarios 247 lecturas prosapoetica karma: 70

Volver al olvido

Fui a buscarte más allá
del recuerdo, del epílogo
de nuestra historia fugaz.
A redibujar tu rostro
impreciso en mi memoria,
a recrear los pasajes
tiznados por el ayer,
y a sacudir el glosario
de aquellas palabras claves
que habíamos inventado.

Atrás quedaron tan lejos
como historias del colegio:
los instantes con latidos
de horas en cámara lenta,
los interminables besos
en los salones de cines,
caminatas alcahuetas
por las oscuras aceras,
y espumas en copetines
con las luces psicodélicas.

Fui a buscarte más allá
del recuerdo… en el olvido,
con la taza del café
a poco de terminar,
un pan de gluten y almendras,
y la sección del periódico
de avisos…de las exequias
leer más   
9
6comentarios 143 lecturas versoclasico karma: 61

Recuerdo del ayer

Saboreo mis labios deprimida
aún guardo nostalgia de tu ser,
aún siento que en mi carne vives,
y me aferro a lo que ya no es.

Aún en mi piel hay rastros de ti,
aun siento añoranza las noches,
aún mi sábanas huele a ti,
y al acostarme el deseo huele a ti.

Aún hay suspiros en mi habitación,
aún mi cuerpo revive tu pasión,
aún siento que tu cuerpo me pertenece,
y aún mis bragas tu recuerdo humedece.

Aún está tu perfume en mi casa,
aún La foto sigue puesta en la sala,
aún deseo que entres y me beses,
pero sé que es un sueño, que regreses.

Aún recorro cada espacio de mi vida,
aún no entiendo por qué todo se enfrió
aún se que tú piensas en mi,
pero el frío nuestro lecho cubrió.

Las letras de mi alma.
10
7comentarios 129 lecturas versolibre karma: 101

Instante del ayer

El ayer me persigue,
como la hoja peregrina
obstinada
persigue al viento
que persistente e insistente
la derrota,
derribándola de su rama.
¿O es el viento
quien persigue a la hoja?
y no la halla
o la encuentra ausente
aletargada ensimismada
ocupada
en su sueño de muerte...

el sueño de muerte
que me persigue
obstinado
persistente e insistente,
mas las ganas de vivir
me brotan desde las raíces
hacia el tronco
a las ramas
a las hojas
a la copa,
hasta el cielo;
alienándome con su esencia.

Nada es más
que un minuto
en un grado
en un ángulo
en una perspectiva
desde una lente
que observa
un instante
ralentizante
que se esfuma
en un ayer cualquiera.



@AljndroPoetry
2018-mar-22
leer más   
15
17comentarios 175 lecturas versolibre karma: 117

Soy, pero éramos ayer

Eramos dos ayer, para el mundo recorrer
en barco, avión o islotes ser..

Eramos dos siendo y sintiendo a la vez
lo que el mundo nos dio a beber...

Eramos dos con un futuro
que había que ganarse cada mes.

Eramos dos ayer, y ahora somos
yo y él , y el futuro llora por la ausencia
de la ilusión del ayer,


Íbamos a ser siempre yo y él,
ahora a veces lo veo aparecer,
pero ya no somos dos como ayer...

Somos amigo, amiga y recuerdos del ayer.



Andy López
leer más   
14
6comentarios 69 lecturas versolibre karma: 94

Seremos

Seremos eternamente esa mirada perdida entre los cuerpos
guardada en la memoria, llorando en el recuerdo
recuerdo de no haber podido amar…

Seremos el silencio de ningún inocente
de pensamientos que escaparon indecentes
sin poderlos callar…

Seremos cada letra dicha, escrita
cada verso, cada cuento, cada canción
medio nuestra inventada en el oído
para recordarnos voz…

Seremos el deseo
de hoy y de ayer
pero sin mañana amor
porque seremos recuerdo…

Recuerdo y recuerdos que ríen y lloran
que anhelan y extrañan, que cortan por dentro
al corazón que llama…

Seremos el todo
que respiro y se escapa del alma
envolviéndote en mi aura
para hacerte abrazo
para que me lleves a volar
con tu mente por cualquier esquina
esa esquina donde nos dobló la mentira
mentira de sueños que nos amó…

Seremos amor, y eso importa…

Ser en el corazón sentimiento
deseos, pasión aunque queden en tiempo
de algún borrador…

Seremos aunque nadie sepa tu y yo
siempre bailando esa, nuestra lejana canción
mi amor…


soundcloud.com/lola-bracco/seremos-eternamente-esa-mirada (Lola)
32
16comentarios 434 lecturas versolibre karma: 132

Me amaste

Me amaste, te amé

y cayendo las manos

mirándonos lado a lado

tu mirada no solté…


Me amaste como nadie,

como sólo vos, como quise yo,

y en mi cuerpo tus besos

sellaron mi piel,

en latidos de sangre…


Y en silencios

sólo recobrar el respiro,

porque las ganas de vivir

estaban en cada suspiro,

queriendo volver y volver…


Como amarte

si no sé de otra forma,

cuando mis ojos al verte

te llaman, te nombran,

te desean y en la boca muda

espera besos en tu idioma…


Me amaste amante

me amaste amor

me amaste dulce

me poseíste obsceno

y mas te desee…


Ámame entonces como ayer

como ahora, como la última vez

en que probemos nuestros cuerpos

y conviden nuestras bocas

Ámame…

(Lola)
.
25
10comentarios 218 lecturas versolibre karma: 111

Ayer

Ayer me volví a acordar de ti.

No sé si fue ese chico,
que llevaba la misma chaqueta
que tu tanto solías ponerte,
la canción que sonaba
y que todas las parejas bailaban,
o simplemente fue beber ron
sin compañía,
pero algo hizo
que volvieras a mi mente.

Y lo hiciste
como siempre te gustó aparecer:
a lo grande
y con mucho ruido.

Te colaste dentro de mí,
y no hubo manera de sacarte de ahí.

Fíjate que lo intenté:
aparté al chico de la chaqueta,
me tapé los oídos
hasta que la canción terminó,
y el ron me lo terminé
(al igual que me terminé los siguientes cinco o seis).

Fue entonces cuando caí,
cuando por fin entendí
porque seguías dentro de mí,
porque no te marchabas,
y es que no eran las cosas
las que te volvían a acercar a mí,
sino que era que tu
nunca me habías dejado
leer más   
15
1comentarios 135 lecturas prosapoetica karma: 97

~ Ayer, hoy o mañana, mirando sin ver… ~

.
Como si fuera ayer que no existió
como si hubiera sido hoy y no pasó
como si fuera mañana, otra tarde
con su día tras del sol se marcha
sin saber de los dos…

Y por más largo el día en los veranos
o más cortos cuando llega el invierno
las horas marcan el principio y el fin
dejando a la madrugada y su desvelo
muchas veces escribiendo
y otras sin tinta ni papel…

Voy mirar hacia atrás
quizás repasando la historia
recuerde en que lugar, a que hora
te vi sin mirar, y te deje pasar
para ver si puedo en el camino
ya sin huellas más que la misma memoria
guiada por latidos regresar, aún sin saber
si existe ese ayer, y con la ilusión
de que exista nuestro hoy…


soundcloud.com/lola-bracco/ayer-hoy-o-manana-tres-versos (Lola)

.
8
4comentarios 104 lecturas versolibre karma: 95

Calles empedradas

Algún día
caminaremos de la mano
sobre calles empedradas,
bajo un radiante cielo azul
y unas nubes de algodón rosa;
como lo hicimos ayer,
como lo haremos mañana,
como lo hacemos hoy.

Las manos del viento
sujetarán tu rostro,
los dedos del sol
se enredarán en tu pelo,
los labios del tiempo
te susurrarán
que te quiero;
como lo hice ayer,
como lo haré mañana,
como lo hago hoy.

Y encenderemos luceros
en la bóveda del cielo,
nacerán lunas
en los suspiros de tus ojos,
estallarán soles
en mis palabras de amor,
y seremos uno;
como ayer,
como mañana,
como hoy.




~~~~~~~~~~~~~~~~
@AljndroPoetry
2019-Oct-26
leer más   
16
16comentarios 216 lecturas versolibre karma: 126

" Insatisfecha..."

.

Ayer te vi partir
perdido en la niebla
de todos los sueños
donde alguna vez
fui tuya, y te amé
y te dejé partir
sin una lágrima
sin un reproche
en el mismo silencio
donde nunca fue…

Sólo quedaba
tendida la cama
testigo ciega de cada desvelo
de despertares ausentes
de sueños incumplidos
del frío insatisfecho
del lado donde nunca
has dormido conmigo…

Y la dejé también
cerré la puerta de cada recuerdo
con su fría niebla, con su noche eterna
y escapé a la vida, envuelta en sonrisas
reales, de colores, y te dejé partir
una vez más con la tristeza
de saberte irreal…


soundcloud.com/lola-bracco/insatisfecha (Lola)
19
4comentarios 160 lecturas versolibre karma: 109

El olvido en mi ventana

Estoy en casa,
Contemplando
Desde el rincón:
Esa ventana.
Y el rayo furtivo
De sol que
Hace su entrada.
Triste pero hermoso,
En su traje
de destellos melancólicos
Flotan partículas
De polvo;
De abandono.
Y de pronto
Me doy cuenta
que estoy en casa;

Pero estoy solo.

Catalina Inés
leer más   
19
sin comentarios 96 lecturas versolibre karma: 106

Hoy

Cuenta atrás interminable,
hojas rotas de eterno calendario,
deseo y ansia en el aire,
fuego y nervio en las cuentas
de este rosario,
en el ábaco indescifrable,
de restar mis miedos a diario...

Dolor y pena en la despedida,
el ayer se lleva sus recuerdos
a una isla perdida,
donde viajan mis lamentos,
las lágrimas bebidas
de vasos vacíos y secos,
de batallas rendidas
en la líneas vacías
de aquellos viejos cuentos...

Despejo el camino de mi desierto,
borro huellas del pasado,
compruebo que estoy despierto,
que todo ésto no es soñado,
que no es un truco del intelecto,
no es un pacto con el diablo,
que tengo los ojos abiertos,
y el corazón acelerado,
que ya se acerca el momento,
la magia de que vueles a mi lado...

Trompetas afinadas
quiebran el silencio de mi espera,
hoy anuncian tu llegada,
y el final de mi condena;
recitan tu nombre las hadas,
las que dibujé en mis poemas,
para que hicieran unas alas,
y te trajeran a mi vera...

Y por fin se abren
las puertas de la vida,
asoma entre la niebla
tu incomparable sonrisa,
un halo te rodea,
un horizonte se divisa,
hay paz en las mareas,
y calidez en la brisa;
tus manos se acercan,
la piel se me eriza,
la musa se hizo mujer,
la Diosa ya no es una quimera,
la Diosa está viva...


Fran Renda
@Fran44Sombras
leer más   
36
44comentarios 359 lecturas versolibre karma: 113

Vivencias (trova)

Y es ahora ese mañana,
el de aquel ayer vencido,
el que toca la campana
celebrando lo vivido.


Mi primera trova.

Asunción Alcoceba
(28-1-2020)
leer más   
16
18comentarios 122 lecturas versoclasico karma: 96

Miradas de ayer

¡Cómo pasa el tiempo…, querido amigo!
Ocupo mi mente, cada vez más repleta
de recuerdos, que en ocasiones olvido
y otras veces a un momento lejano me relega.

Cada vez que me miro al espejo,
me veo con tristeza, más manido,
me digo a mí mismo: ¡estás viejo!
¡Cómo pasa el tiempo…, querido amigo!

Y yo que pensé que esto no iba conmigo
pero se nota en las arrugas y heridas,
que dejan en tu piel los años vividos
y vidriosos se tornan tus ojos cuando me miras.

Y vidriosos se me tornan los ojos cuando te miro
y al mirarte veo en tu rostro que no estoy solo,
que me has acompañado a lo largo del camino,
¡cómo pasa el tiempo…, querido amigo!



SafeCrative/Copyright ©
Imagen recopilada de internet, cuya fuente es: www.google.com/url?sa=i&url=https://www.batiburrillo.net/ser-mayor
21
10comentarios 155 lecturas versolibre karma: 95
« anterior12