Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 28, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Senryu (ruiseñor)

Un crepúsculo
inspira la canción
del ruiseñor.



@SolitarioAmnte
iv-2017
leer más   
11
2comentarios 147 lecturas versoclasico karma: 62

Aquí te recuerdo

Aquí te recuerdo. Era el crepúsculo,
y eras la barca anclada en mi puerto,
de aves nocturnas, de olas en celo.

Amarrada a mi cintura de palo
viejo, eras el crujido de las horas
que iba montada en el vaivén de un péndulo.

Ardían las corolas de tu piel.
Sosiego, para un navegante infiel.

Aquí te recuerdo, enrollando nubes
entre agónicos fulgores de fuego,
repitiendo ecos, empañando espejos.

En silencio… la costa se arropaba
en silencio, y un bote dormitaba
sobre su lecho de rizadas aguas.

Aquí te recuerdo en mi puerto gris,
remanso tibio de tardes de abril.

Ahora el otoño, llegó sin ti.


@mello
leer más   
11
5comentarios 188 lecturas versolibre karma: 73

Naufragio poético

Quiero saltar al agua para caer al cielo.
Pablo Neruda.



Me he sentado a esperarte
a la orilla de tu ausencia,
hilvanando soledades
con los restos de la arena
que me queda entre los dedos.

Puedo ver tu silueta aproximarse,
salpicada por el juego de las olas.
Puedo ver, también, tus ojos grandes,
del azul del horizonte.

Sé que estás aquí,
en las conchas quebradas junto a las rocas,
en los surcos que retratan la huella de tus pasos,
en la espuma que cubre mis rodillas,
en el verde de los pinos que ocupan el camino
de madera.

Sé que estás aquí.
Te respiro más aire que nunca,
recitando poemas de memoria
con la voz del levante,
sonriendo con tu boca de salitre y perla.

Sé que estás aquí.
Las gaviotas pronuncian tu nombre
mientras cae la noche sobre mis hombros,
al igual que se desploma el tiempo.

Sé que estás, pero no aquí, no ahora,
en la hora del crepúsculo,
cuando el faro enciende las preguntas
que nos quedan
y mis versos reconocen
que aún te lloran.
16
10comentarios 190 lecturas versolibre karma: 82

No estás sola

-No estás sola, mujer. La sociedad entera tiene la obligación de ser consciente, de que tu integridad física, debe de ser protegida como un derecho inalienable. Que la implicación y la cooperación es fundamental, para trabajar y educar en ese respeto que mereces, como mujer y como persona. No escatimemos la energía que sea necesaria. Que el crepúsculo de un nuevo amanecer, aporte la luz suficiente, para superar hechos de tal gravedad vergonzante.

El discurso desde la tribuna de oradores fue aplaudido con fervor por los asistentes.
Mientras, en otra sala, se cuestionaba si una mujer podría ser culpable de su propia violación.




Publicado en la Asociación solidaria cinco palabras:
cincopalabras.com/2017/11/12/escribe-tu-relato-de-noviembre-iii-helena
4
2comentarios 123 lecturas relato karma: 57

Tarde de camposanto

Ese cielo de humo rosado
gris por todas partes
un gris indeciso en lo del croma
desplomándose la tarde parda
en amarillos gastados
mientras a lo lejos ya arden
los tizones del crepúsculo.
¡Ah!, ¡Una tarde de camposanto!
¡Más otoñal, imposible!


@ChaneGarcia
...
leer más   
10
1comentarios 60 lecturas versolibre karma: 112

Lamerse las heridas

El crepúsculo es cera irritante
y el amanecer sólo una calavera lustrosa.

Poco antes de la total derrota
nos lamimos las heridas
ante el espejo social;
como gatos aterciopelados
o huesos carcomidos
por el hambre,
supusimos que el mañana
sería lo que es ahora
pero con menos ruido
y más esperanzas.

El mañana es un fuego intenso
que colapsa nuestras perspectivas.
leer más   
10
3comentarios 171 lecturas versolibre karma: 98

Müki (crepúsculo)

Luz recorriendo
el camino en la tarde.
Otro crepúsculo.






Hortensia Márquez



imagen sacada de internet
19
4comentarios 114 lecturas versoclasico karma: 114

Tanka (noche ajenjo)

Y se distiende
la seda del crepúsculo,
y va arropando
la tez de tus suspiros;
abrigo en noche ajenjo.



@AljndroPoetry
2018-feb-19
leer más   
22
10comentarios 146 lecturas versoclasico karma: 97

Haiku (lila y amarillo)

Lila y amarillo
el estival crepúsculo.
En la arena, aves.




@AljndroPoetry
2018-abr-2
leer más   
18
12comentarios 140 lecturas versolibre karma: 114

¿Haiku 1? (imporvisado "in situ")

Tarde de oro
crepúsculo ardido
rosa naranja.


@ChaneGarcia
...
leer más   
13
1comentarios 114 lecturas versolibre karma: 103

Selene al rapsoda

He venido a decirte que conozco cada recóndita palabra,

que las sombras y su diosa no colaboran si no elaboran,

esos sueños alcanzables que quizá no conquisten la luminiscencia.

Sabedores de lo efímero,

conscientes de la materia,

celadores del crepúsculo,

hemos nacido en la cara del amor que nunca será visible.

Pero elegimos la espesura ,

el verbo frondoso,

las aguas abisales del ánima

y creamos bálsamo de todo lo destruido.

Antes de que el mundo fuera insomne,

ya guardábamos secretos.

Anónimos de un cometido perenne y silencioso.


Lo más estremecedor para la luna es su propio aullido.
13
6comentarios 92 lecturas versolibre karma: 86

Del mar y la roca (Colaboración con @sarrd8r )

En todos sus mares de roca se abrieron fisuras
por donde se filtraba cada gota de melancolía.

Escondiéndose del sol en una periferia de estrellas ya apagadas,
certezas tintinean en silencio,
el rumor de recuerdos súbitamente inalcanzables.
Globos que se escapan entre mis sueños,
volviendo a su cosmos,
ilusiones de azules y blancos
de su falda al viento.

Dime norte,aire de runas,
eres aliento del pasado labrado en mi roca?

Soy lo que escribiste en la arena
y el mar no quiso borrar.


Lloraré hasta vaciar la sal de cuantos océanos nos distan,
cada ola será latido de reloj acercando nuestras manos.
Voltearé crepúsculos en la yema de mi lengua
por pronunciar tu nombre.
No quedarán valles ni cimas sin bautizar,
tallaré tu figura en cada cumbre,
en mi roca,
en tu ausencia.

Entre aullidos desbordados,
alcanzarán mis ojos a tus ojos
y a través de tu mirada,
regresaré a tu alma.

Amen.
leer más   
13
17comentarios 194 lecturas versoclasico karma: 118

El cielo crepuscular después de la lluvia

El cielo crepuscular después de la lluvia, tan tranquilo como
una oración en el pecho de una mujer, las hojas del mar que
fluye, donde el cuerpo caliente se baña.

Nos protegimos de la lluvia bajo el árbol de Banyan, nos
sentamos observando las nubes después de la lluvia,
observando cómo se alejaba el atardecer, observando la marcha nocturna, observando el primer destello del bosque.
Ella esta acostada larga sobre el lecho de sabanas blancas.


Con la mano puede tocar su pecho ligeramente convexo.
Un vientre plano como una gacela del Kalahari.
Delgada de nuevo, pensó: "Soy delgada y siempre me gusta que empiecen desde la parte inferior del abdomen"
Más abajo está el hueso púbico, ligeramente convexo, como
una suave ladera, discurriendo agua de manantial.
Ella esta sentada en el viento, mirando al hombre bajo las lágrimas del cerezo, la cintura del sauce delgado, las cejas
ruborizadas por los labios rojos rouge.


Ella esta sentada con los ojos oyendo el viento
soplar en mi sangre, escucharlo a gorgoteos, canción que sopla desde el otro lado de los altos juncos.
Me puse el pañuelo en el estómago, un sentimiento cálido
Un día del año pasado, presiona sobre mi entrepierna.
Era tarde, en la noche, y la lluvia nos rodea
como una palabra pura en las letras, que
transmitía preguntas distantes, las cosas fugaces
bajo la lluvia, una experiencia feliz en un estado original.


Siempre estoy escuchando como una mariposa se convierte,
en un sueño, en una novela nostálgica. Nos reunimos en una
noche lluviosa.
¿qué tengo que hacer para mantenerme romántico?
Los que envejecen en los hábitos y se apresuran con
los recuerdos perdidos en la emoción, de armar estas
piezas. En el mundo interior donde el viento no puede
controlar, esta lluvia es un entretenimiento noble.


La lluvia, que fluye en nuestros cuerpos desnudos, es
como el jugo de las plantas, es la noche lluviosa.
Parece que estoy jugando un juego, jugando con una llave, alrededor de la llama del diamante, ahumado y con una sonrisa fría y dura, pago suficiente dinero pero no puedo
comprar el ídolo en mi corazón.
En la mañana, cuando una mujer cantaba a una dama mariposa, tenía garras brillantes y se reía como un zorra legendaria.
Estas mujeres agitan la bolsa de piel de serpiente, retuercen los muslos calientes y hablan sobre el lenguaje del gato.
El ascensor sube lentamente y admiro mi rostro en la vista nocturna de la ciudad.





Che-Bazan, España
www.youtube.com/watch?v=G8MGiPo5IxU
leer más   
9
2comentarios 72 lecturas versolibre karma: 101

10.Senryu al búho

Casi amanece;
se oye el canto del búho
en el crepúsculo
.
leer más   
6
11comentarios 114 lecturas japonesa karma: 73

Crepúsculo

Buscando en la tarde un mundo,
Sobre una piedra y sobre palos.
Encontré un simple regalo
En aquellos ojos profundos.

Se ha vuelto a abrir la dulce rosa
Buscando, quizás, un latido
De algún poeta peregrino
Cansado de pisar baldosas.

Aquí se encuentra esa memoria,
Prisionera del destino.
Me marcó en mi camino
Con esa flor y su historia.

Hay un brasero en mi pecho
Y mis manos, como hojas
Se están volviendo rojas
De tanto apretar su pecho.


Oscar Antonio Bernal Albernez
leer más   
11
10comentarios 152 lecturas versoclasico karma: 105

Haiku (narcisos)

Verde, amarillo;
narcisos al crepúsculo.
El suelo blanco.



~~~~~~~~~~~~
(c)
Haiku
Poesía Japonesa

@AljndroPoetry
2019-12-19
leer más   
21
14comentarios 237 lecturas japonesa karma: 121

Crepúsculo y amanecer

Atardeció;
crepúsculo de poesía,
el sol se escondió
tras la colina,
y absorbió en sus rayos
las horas del día...

La sombra entra
en la habitación,
se recuesta
en todo lo que encuentra,
satura cada ángulo
con numerosos grises,
envolviendo a la flor
que espera y contempla,
beber de sus matices.

La obscuridad me baña,
acaricia mi cuerpo,
incansable penumbra
siempre en movimiento,
eres, de la noche,
velero al viento...
Todavía no hay luz,
tu figura,
entre la opacidad
no aparece,
cuantos días,
cuantas horas hasta ver el día,
en nueva luz,
en la que tu te meces.

Amo la sombra,
la amo cada día,
porque me acerca
al mañana,
porque me acerca a ti
luz que me dará vida...
leer más   
20
26comentarios 210 lecturas versolibre karma: 122

Crepúsculo - imayõ -

Es en el lunar vientre
que los destellos
palidecen ingenuos.
Y su cadencia,
inquieto diapasón
va despidiendo
el arrebol efluvio
crepuscular.

~Senpai Marta~

Imayõ: poema japonés de 8 versos, con métrica
7-5-7-5-7-5-7-5.
leer más   
23
20comentarios 155 lecturas japonesa karma: 106

Y contar todas la estrellas

Ese sabor a crepúsculo
los rizos dorados de la tarde
los azahares de tu sonrisa,
el perfume de las hojas enredadas
en el otoño de tu pelo.

Bebernos el viento a bocanadas,
despeinarme
con la seda de tus dedos,
degustar la menta de tu risa.
Asirme de tu mano
y caminar y caminar
los senderos de los tiempos,
la brisa de los años.

Perderme
al doblar la esquina de tu cuello
al bajar la pendiente de tu nuca,
deslizarme en las arenas movedizas
de tu espalda,
retozar en el nácar de tus piernas
en el zafiro de tus pies
en el turquesa de tus dedos.

Y vivir en el sueño de tus días
y soñar en el cosmos de tu esencia
y contar todas las estrellas
en el firmamento de tu mirada.


~~~~~~~~~~~~
@AljndroPoetry
2020-Ene-31
leer más   
25
37comentarios 229 lecturas versolibre karma: 125

Me atardeces ~ shadorma

Fragmentos
de atardecer.
Preñados
corales.
Sugiriendo hospedarte
a borbotones.

Postulas,
el tierno labio
hambriento,
sin calma.
Tambores de algodón,
harán tu lecho.



( Imagen de internet )
leer más   
21
17comentarios 178 lecturas versolibre karma: 135
« anterior12