Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 1609, tiempo total: 0.006 segundos rss2

Mi batalla

Eran las 5 de la mañana y, sin seguir
el ritmo de la canción, todo estalló.

Estalló y se estrelló como lo hacen
aquellas relaciones con extremos.

Extremos de verse demasiado pidiendo
no verse, de no verse pidiendo atención.

Atención que se va perdiendo poco a poco como
el amor construido sobre cimientos de cera.

Cera que se derrite cada vez que se
enciende la llama de una discusión.

Discusión que crea dudas, lágrimas,
insultos y noches de dolor.

Dolor que nos consume por dentro
insensibilizando el corazón.

Corazón que no aguanta más golpes,
que se ha cansado de perder la batalla.

Batalla de la que no sé salir.
7
2comentarios 231 lecturas versolibre karma: 8

Podría. Pero, ¿quiero?

Podría descorcharte las mejillas
Color bermellón y pedirte que no te vayas
Dejando contigo una ausencia y un dolor infatigable.

Podría lamerte las heridas,
Envenenando con ello mis ganas de abandonarte,
De irme, libre como soy,
Un adúltero de tus piernas.

Podría despostillarme el alma
Y encadenarla a una joya circular
En el dedo anular de tus pulmones, rotos de amor.

Podría, claro que podría encarcelarme,
Tirar la llave al mar de tus olas, tus caderas,
Montar un puestecito permanente en los albores de tu piel.

Podría apalabrar un piso,
Primera línea de almohada con despertares incluidos,
Y así bostezar en tu socarrona risa enmudecida.

Podría desbotonarme la camisa
Cada día al llegar a casa y descalzar frente
A la pantalla del televisor,
Mis emociones.

Podría arrebatarte la sensación de comodidad
Y adentrarme en tu mundo.
Quedarme, como una vez te prometí,
Y arreglar la luz del espejo de tus ojos.

Podría, claro que podría manejar la situación
De ser padre de tus hijos, tus errores o reproches,
Podría calmarte en las noches de invierno
Cuando tengas miedo, y quedarme al borde de la cama,
Sostenido por el suave tintineo de tu voz.
Podría… pero, ¿quiero?
8
3comentarios 231 lecturas versolibre karma: 4

Mide tus palabras

Mide tus palabras
que pueden acabar
con todo lo que has conseguido
en un minuto, de verdad.

Hoy estoy aquí sentada
intentando remediar
aquello que dije enfadada
y no pude controlar.

Quise ser la reina
de tu mundo de cristal,
sin saber que podría
romperlo y helarlo más.

No te vayas corazón,
pues nunca quise tan fuerte,
no podría soportar
la soledad una vez más.

Nunca quise hacerte daño
ni verte llorar,
aunque sé que a veces
soy el mismo mal.
6
sin comentarios 273 lecturas versolibre karma: 16

Un peón ganador o simplemente un perdedor

Si fueras un rey yo sería la torre que hiciera la jugada maestra.
Pero eres un peón con cara de alfil que no tiene vida extra.

No serás el caballo que no salte sin cometer el fallo.
Siempre serás el peón que no llegó ni a ser caballo.

Qué pena que no sepas que el peón puede ser ganador al cruzar el tablero con absoluto fervor.

Qué pena que no sepas que la vida es un juego y que para ganar hay que arriesgar sin pensar.
Sigue pensando y te verás rodeado sin nadie esperando.
Porque no hay mayor soledad que la que uno se busca sin querer ver la verdad.

No hay paliativo para un ser altivo y no hay pena para quien de orgullo su vida llena.
Aun así, hay algo bueno en ti. La inocencia de quien no se da cuenta que a partir de ahora volarás sólo sin mí.

Porque llegará un día en que te des cuenta de ese día y ese día yo estaré ahí para decirte que no hay figura en el tablero para ti.

LM @homenajea
10
4comentarios 203 lecturas versolibre karma: 45

El tornado Irene

Se pasea por los bares de poesía
recitando la historia que sufrió,
improvisa borracho cada día
en la más decadente situación.

El tornado Irene se llevó
su novela más preciada,
y su humilde corazón
acabó yendo a terapia.

No quedaron ni los lápices,
solo quebraderos de cabeza,
ella negaba lo innegable
haciéndole dudar de lo que era.
13
1comentarios 344 lecturas versoclasico karma: 27

.... ( no he sabido ponerle título )

Me doy cuenta que soñar contigo es como pedir peras al olmo
que las noches de borrachera son para mis musas el colmo
y para ti cloroformo

pero que está bien así,con eso me conformo
los sueños , sueños son el fondo
lo importante mi vida , es saber , como de hondo
es el agujero que deja tu abandono

que si tú te vas yo me arrincono
me acojono, me transformo en bobo
todo pierde su sentido poco a poco

por eso mi vida
quédate a mi lado,acurrucado
y veras como mi corazón esperanzado
saca la mejor sonrisa de este tonto enamorado

@algova82
8
6comentarios 340 lecturas versoclasico karma: 11

Para Siempre

Fui alma, fui más que piel,
fui salvación y condena
y fui quien te hacía el amor
cuando para amarte bien
no alcanzaban las palabras
ni bastaban los poemas.

No me asustó la distancia,
no me venció tu silencio
y es que si una mujer ama
soportará con constancia
lo eterno de un para siempre
y la ausencia de un te quiero.

Y te esperaré callada
rezando a Dios por tu suerte
y alguna una noche estrellada,
meciéndome en tus recuerdos,
al aceptar que no vuelves
me sorprenderá la muerte.
leer más   
23
4comentarios 858 lecturas versoclasico karma: 6

Pudimos

Pudimos ser magia en los ojos de un niño y serpentina en año nuevo.
Pudimos ser río desembocando en el cielo.
Pudimos ser leña para calentar el invierno y letras para bebernos mirando el fuego.
Pudimos ser la fusión de la apasionada música y el amor más tierno.
Pudimos ser pisadas por las calles de Madrid y cafés con sabor a poesía de entretiempo.
Pudimos ser concha en mar ajeno.
Pudimos romper cuerdas de guitarra para acabar rompiéndonos los huesos.
Pudimos ser lo que ya nunca sabremos...
leer más   
10
sin comentarios 114 lecturas versolibre karma: 27

Show de Ripios VI

Disturbios de alcoba amarga,
regazos que enmarcan cuadros
que entre recuerdo y taladros
besan los muros de carga.

Barricadas de interior,
escuálidas negras larvas
que brotan entre las barbas
que nunca afeitó este amor.

Piden auxilio las zarpas
que un día fueron regentes
de un país bajo las carpas
del circo del sol muriente.

Y arrodillada la carta
tras el impacto en su pecho,
llega la sangre hasta el techo
de su corazón maltrecho
que fuera escudo de Esparta.
9
sin comentarios 236 lecturas versoclasico karma: 10

El amor es eterno mientras dura

Si entre dos nace el amor
La eternidad es el sueño
Que guardan en su interior
Sin imaginar lo negro
Que se esconde allá a lo lejos
Entre los pliegues del tiempo

Y en una tarde de otoño
Ella confesó sus miedos:
Si me miran tus pupilas
Nunca cesan de contarme
Algunas nuevas mentiras.

Sin pudor a traicionarte
Van desnudando verdades
Van arrojando al abismo
Los resquicios de deidades
Q hace tiempo fueron sismos
Q abrían la carne en partes.
Removiendo los cimientos
De una locura temprana
Que encerraba el universo

Los ojos ciegos los ojos
Por el polvo hipnotizante
De huellas de labios rojos
En cartas de dos amantes.
Polvo que se torna barro
Al toparse con las lágrimas
Por las que el dolor respira
Y así comienza lo malo.

No me mires a los ojos
Que tus pupilas no saben
Cómo ocultarme los odios
Cuando quieres engañarme.
leer más   
16
1comentarios 265 lecturas versoclasico karma: 33

Y entonces, vuelves

Y de repente cuando ya creía que te había olvidado,
cuando ya había cambiado de página,
de libro, incluso de autor,
vuelves.

Vuelves a enviar un mensaje,
a mirarme me desde el otro lado de la calle,
desde un bar, desde tu coche.

Vuelves acelerar mi corazón,
a ponerme nerviosa,
a hacer trabajar a mi memoria
para recordarme
que no pude deshacerme de todas tus cosas,
porque aún no has vuelto a por ellas.

Es un "tira y afloja" de esos
en que una parte de mi se traga el orgullo
y reconoce que te echa de menos
pero otra parte prefiere atragantarse con él.

Me repito una y otra vez
que este libro tenía el final sin acabar
pero que no sé ni por dónde empezar
y que tampoco sé si quiero volver a abrirlo
y mucho menos a leer la primera página.

Me gusta mi vida ahora,
el libro que escribo en el que no aparece tu nombre,
[...]

Continúa en : huyendodelmundo7.blogspot.com.es/2016/12/y-entonces-vuelves.html
4
1comentarios 222 lecturas versolibre karma: 11

No me quieras tanto

No me quieras tanto
que me duele
ver ilusión en tus ojos y no corresponderles.

No preguntes cuándo
en ti me perderé
me hiere la esperanza que te da el no querer ver.

No esperes más ese milagro que nunca ha de suceder,
no estrelles en mí tu pasión
no me roces, no me halagues, no me tomes de la mano
insúltame, ódiame, arráncame la piel
pero por favor
no me quieras tanto.
leer más   
10
6comentarios 269 lecturas versolibre karma: 30

Giros

Aguanta impasible,
voces que no cesan.
Con baile invisible
mostrando pereza.

Escucha con sordera
ruidosas palabras.
Que inspiran chirigoteras
sus consecuentes ideas.

Suma reproches,
horas en su coche.
Whiskys en sus noches,
y se siente un fantoche.

Busca besos sin amor,
ama los versos.
Sed complacida.
Olvida la vida.
leer más   
7
sin comentarios 195 lecturas versolibre karma: 20

Amar a un caparazón

Amar a un caparazón no es fácil.
Está cosido con la supuración de las heridas y anclado en las cicatrices que encajan unas con otras cómo piezas.
Piezas de un metal resistente a los cuatro elementos y casi impenetrable.
Casi, porque sin quererlo pudiste derribarlo sin esfuerzo.
Esfuerzo del que todos huyen cuando atisban el muro que me recubre los pensamientos.
Pensamientos que nadie quiere escuchar para no tener que cargar con ellos.
Que con ellos sólo cargo yo y a veces ni yo misma los entiendo.
Entiendo que te hayas marchado y no hayas querido seguir escarbando dentro.
Dentro, dónde hay un caparazón difícil de querer, difícil de amar, difícil de mantener abierto...
leer más   
5
2comentarios 178 lecturas versolibre karma: 29

El letargo de los ojos amargos

No busca para no encontrar.
Prefiere vivir en su letargo fingido llamado felicidad.
Un alma limpia que hace de su sueño una realidad.
Amando a un hombre que nunca le llegó a amar.
Sufriendo en silencio los desprecios de un absoluto patán.
Es su elección, la elección de quien no quiere ver la verdad.
Vive muriendo y muere por no vivir mientras se consume toda su luminosidad.
Vacía, sin fuerzas para seguir, así empieza a deteriorarse su blanca majestuosidad.
Piernas que lloran y ojos que muerden sin poder disparar.
Así comienza la historia de Lola Girón, una mujer sin igual.
leer más   
9
7comentarios 195 lecturas versolibre karma: 37

Ahora escribo

Ahora me salen las letras a borbotones cómo si la sangre coagulada recorriera por primera vez las venas de mi cuerpo.
Ahora me duele el amor cómo nunca antes lo había hecho pero me siento más ser y más luz, quizás porque ha conseguido salir por las grietas de mis adentros.
Ahora siento y me estremezco; y siento que puedo volver a sentir a pesar del resentimiento.
Ahora escribo, que tengo algo que contar sobre mis recelos y mis velos; que he salido de la burbuja y el vendaval me ha tocado de lleno.
Ahora que he sudado vida y me he entregado por completo, quizá por eso no me arrepiento.
Porque es mejor sentir mal de amores, que vacío por no ser capaz de amar ni empañar con tu propio aliento
leer más   
6
1comentarios 165 lecturas versolibre karma: 43

Madrugadas y candil

Me sigue doliendo tanto...
que no consigo consuelo,
agarrado a este pañuelo
seco de todo mi llanto.
No me puede este quebranto
postillón de mi camino.
Soy un triste camerino
sin espejo a quién mirar,
soy barra en un viejo bar
agrietado y blanquecino.

Me sigue doliendo tanto...
que me siento de pecado,
sufriendo solo y callado
pensando en tu desencanto.
Imagen de ser espanto
entre las hojas de un diario.
Soy un triste recetario
de meriendas en barbecho.
Transeúnte de tu lecho
acabado en un poemario.
leer más   
9
4comentarios 231 lecturas versoclasico karma: 46

Eres mi infierno. Mi dulce infierno

Contando tus lunares nacieron mil constelaciones;
mil y una las noches que soñé con alcanzarlas,
condenada,
cómo Tántalo,
a nunca calmar mi sed.
Contando tus pestañas
perdí el rumbo a las estrellas.
Y tú,
cruel,
te llevaste a golpe de sonrisa
mi norte y mi cordura.
Tú, desalmada.
Y yo, condenada,
cómo Tántalo,
a tenerte tan cerca y no poderte tener.

N.M.
leer más   
11
7comentarios 274 lecturas versolibre karma: 44

2 a.m

Tantas palabras a mi espalda
susurradas en noches de verano,
tu voz en la madrugada,
que ahora sólo sueño,
sueños malditos que me embriagan.
No quiero despertar.
Porque ya las madrugadas no son dignas de deseo,
porque las garras de Morfeo
son menos crueles que tú.
Y de tus ojos, un suspiro,
y una sombra que se apaga;
de tu sonrisa, un sollozo herido,
mi sangre derramada.
Creímos controlar el destino,
prendimos fuego y ardimos,
y ahora que se ha consumido la llama
las madrugadas son demasiado oscuras,
los sueños no son suficiente,
y ya no susurramos,
gritamos,
la sangre se derrama,
muertas en vida esperando la muerte.
leer más   
12
3comentarios 99 lecturas versolibre karma: 58
« anterior1234550