Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 35, tiempo total: 0.004 segundos rss2

¿Por qué escribo cuando escribo?

Hay un momento en que la palabra oral necesita ser escrita. Como si ocupara otro momento de la historia. Otro cantar, como el tango.

Un momento que allana las posibilidades más básicas desde la invención de la escritura. Desde que aprendimos que debemos anotar las cosas para no olvidarlas. ¿Realmente olvidamos todo lo que no anotamos? No, rotundamente no. Porque entran en juego acciones mentales que hacen que no nos olvidemos. La memoria selectiva, dicen.

Escribir es poner fin y dar comienzo. Es un punto de partida y llegada al mismo tiempo. Como un túnel íntergaláctico que vaya a saber a dónde nos conecta. Es terminar de hacer real lo verbalizado. Porque a las palabras se las lleva el viento, y el viento, sopla cada vez más fuerte.

Escribir implica escribir. Pasarlo a otro soporte, perder la inmediatez que tienen los días de invierno. La calidez que tiene la primavera. Bajarle la velocidad a la locución descontrolada. Saludar con palabras y besos, cruzar la frontera con el mensaje. ¿Besos? Sí, piensen en cuántas palabras se necesitan para un beso. Cientos, miles, algunas pocas. Da lo mismo. Se necesitan al menos dos: te amo.

Pero escribir también es dedicarte un momento único. Sentir los sentimientos desde la cabeza hasta el acto mismo. Es confesarnos, pedir perdón, declarar la guerra y rehacer constantemente la oración. Borrarla, mejorarla, no cometer los mismos errores, tomar distancia y volver a comenzar. La vida misma. La escritura.

No escribo para esconderme en mis palabras. Nada más errado, que pensar que un escritor se esconde. Se ponen en juego los sentimiento y las emociones, se construyen mundos que nunca existieron o se reviven otros que murieron. Se nutren historias de las historias, pero nunca se esconden. Jamás.

Esconderse en las palabras, o entre ellas, es tartamudear una carta de amor, no cantar en la ducha. Decirlo en voz bajita, aceptar con vehemencia lo que no estamos de acuerdo. Yo, prefiero la voz fuerte y clara, las palabras duras y escritas, mi amigo. Que la vida se nos pasa escribiendo.
leer más   
15
10comentarios 142 lecturas relato karma: 80

Se viene libro: Generación Rota

Tras meses y meses de preparación, rechazos, dudas y noches en vela, por fin puedo presentaros el sueño de una vida: Generación Rota.

Siempre he escrito como vía de escape, como forma de plasmar mi día a día, como la mejor herramienta para dar rienda suelta a mis sentimientos.

Años y años de escritura y poesía me han guiado hasta aquí, hasta el momento y lugar en que he decidido reivindicar los versos y construir con ellos la trinchera tras la que dar cobijo a tantos y tantos que se han sentido alguna vez desamparados bajo este sistema que no deja de ahogarnos.

Es la hora de transformar la realidad y unirnos, porque juntos somos más fuertes y ya era tiempo de que la poesía recuperase su lugar en esta batalla y gritase las cosas altas y claras.

Si este libro ayuda, aunque sea un poco, a resistir, soñar y mantener las esperanzas, habrá cumplido su cometido.

43 poemas y 131 páginas de amor, soledad, rebeldía y resistencia.

"Revolución es unidad, es independencia, es luchar por nuestros sueños."
10
7comentarios 108 lecturas prosapoetica karma: 106

Una mentira no es mentira si no te la crees

Te juro que no te vuelvo a molestar
(“te cuidaré como a mis ojos”/ te seguiré leyendo hasta la ceguera.)
Te lo juro por el arcoíris que me nació en la cara
de tanto llorar
/mis ojos cascadas de emojis tristes
/lágrimas tormenta
/suspiros huracanes
/el recuerdo de tus besos de tsunami
y un frío de la chingada
/se formó un arcoíris al final, es para ti.

Te lo juro por la I de mi nombre que suena como Y
Te lo juro por el músculo que hace que fluya mi torrente sanguíneo
Te lo juro por Kafka que al menos nos confundiría con insectos
Te lo juro por Chet Baker y la canción –“My funny Valentine”. No tiene que ver con esto, pero esa canción me gusta mucho y tú también me gustas mucho… allá tú si dices que tengo gustos bien culeros.
Te lo juro, no te vuelvo a molestar. Si me dices Te quiero una vez más.

Te juro que te creo, aunque sea una mentira.
2
sin comentarios 30 lecturas versolibre karma: 13
« anterior12