Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 180, tiempo total: 0.005 segundos rss2

Delicada fragancia

De tallo frágil
y esquilmado de caricias,
huele a ternura y compasión.
Sacudido y apartado,
a falta de calor.

Pétalos de luna
como plateadas alas,
hacen poderosos los sueños
que nacen
en su corola de nácar.

En la noche azul
donde parece que nada queda,
adorna su cáliz oscuro,
abrazo de las estrellas.
Sopla el viento...
y derrama su esencia
sobre el manto de la tierra.
leer más   
10
3comentarios 116 lecturas versolibre karma: 37

Jardín

Ligero como ese ramo de fresias
que perfuma todos los rincones.
Bello como mi planta de jazmines
cuando se abre para la cosecha.
Prolífico como las rosas
que nada escriben y todo dicen con su color.
Pródigo como esa única margarita
que pronunció el sí oportunamente.
Delicado como las orquídeas
más salvajes en boca de la selva.
Extravagante como la pasionaria
brillando sutilezas antes de ser fruto.
Grandioso como cuando florecen los cactus
y todo se confunde.
Igual al cosmos
cuando descubre una mota de tierra y la fecunda.
Así, como el corazón
cuando se alza sembrando idílicos jardines con tu voz.
leer más   
7
sin comentarios 172 lecturas versolibre karma: 51

Polvo

Te guardo aquí,
junto al sabor a mar de mis mejillas.

Te quedas para marcharte lejos,
con tu sonrisa desplegada de lluvia y viento.

Te quedas,
y entre estas frías mañanas
te vas alejando
hacia donde ya no duele
recordarme y sonreír.

Una vez te confesé
que vestías de verdes intensos,
de azules oceánicos.

Y paseaste por mis paisajes
como quien sabe a donde quiere llegar.

Contemplaste a diez centímetros de todos los sueños
cada mota de locura que se colaba
entre las grietas de aquellas rocas
que nos vieron ser fugaces.

Ahora huelen a otoño tus abrazos,
y tapizas esta última nueva despedida
con colores de olvido.

Y te miro a los ojos
y te juro que volveré a ser
flor en el almendro.

que cuidaran de mi los jilgueros,
que volverán las lluvias de abril
a abrazar mis montañas.

Que el poniente volverá
a despeinarme las alas,
que volveré a ser una canción
de grillos en tu memoria.

Sé que dejarás de doler,
que este peso entre las costillas
será el trampolín
que me eleve
hacia el olvido que también yo te debo.

Sé que abandonaré esta manía mía
de volverte palabras,
Que olvidaré cerrar los ojos
cuando la urgencia necesite recordarte.

Y te advierto, mientras irrumpe
esta lluvia de meteoritos sobre tu verdad desnuda,
que esta vez mi sombra se viene conmigo.

Bastó una sola vez
para ser aquella torpe funambulista coja
bailando en el filo de tus pestañas.

Y ya no te culpo,
Y ya no me culpo.

Ni el cielo pudo cobijarnos.

Ni el polvo pudo sacudirnos.
leer más   
12
4comentarios 192 lecturas versolibre karma: 55

El olor de una flor marchita

En busca de una reliquia
penetro en aquella estancia,
vestigio de amor añejo
olvidado en la distancia.

La habitación del dolor,
escena de discrepancia,
donde tanto nos quisimos
hoy carente de importancia.

Allí donde te amé al límite,
los besos en abundancia,
esquivando al centinela
y toda su vigilancia.

Ahora…, engreída y vana,
tratándome con jactancia...
¿Dónde quedó tu cariño,
dónde marchó tu elegancia?

Del amor creé una diosa,
solo viví en la ignorancia,
de las pasiones eternas
despojadas de sustancia.

Tanto ardor se marchitó
por alguna circunstancia,
sobre la cama en el cuarto
solo quedó una flor rancia.

Aún se percibe su esencia,
se desprende su fragancia,
aroma de aquel desprecio,
perfume...de su arrogancia.
14
sin comentarios 82 lecturas versoclasico karma: 56

Requiem

Soy un hombre al que llaman Hun.
En el pozo del eco tenebroso
donde mi nombre no hablará más,
repaso cada movimiento de las flores.
Las fresas salvajes condenan al entierro prematuro.
Prendiendo el cohete, acariciando el gusano,
salgo temblando por el ansia
de erguirme fuera del vacío.
Soy un hombre al que llaman Hun.
leer más   
12
4comentarios 104 lecturas versolibre karma: 52

Máscara

Cayó el acero de mi cara,
como sobre la noche, cae la madrugada,
como hombre ya no llevo máscara,
lo que soy y lo que he sido, si fui cruel,
si bebí, si maltraté, si vejé, si me drogué,
todo ha quedado a flor de piel.

He desnudado mi cuerpo y mi ser,
he desnudado mi alma,
llevo limpia la mirada,
ojos llenos de esperanza
porto estigmas en la cara.

Voy con mochila de recuerdos,
a manos llenas, llevo los silencios,
con la lista de errores y de arrepentimientos,
voy cabalgando, cabalgando los sueños
muerto de miedo, ante ti, me presento.
Ayer yo vivía, pero hoy, ya fui muerto.
leer más   
15
7comentarios 76 lecturas versolibre karma: 67

Llovizn(ana).

Contacto de pupilas y mi apocalipsis
se congela.
Las agujas del reloj se atrancan,
mi invierno se para
y me plantas primavera en la tierra de mis lunares.
Floreces de antemano en mis semillas
más estériles y muertas;
previenes mi sequía.

Pintas paisajes sobre mis hojas de otoño
apunto de resquebrajarse
y así das color a una estación que creía perpetua.
Mientras tanto nuestras raíces se entrelazan,
una arrebolada nos abraza
y me siento inefable.

Yo intento compensar tus chubascos
llevándote unos cuantos sobre mis hombros
—como tú con los míos—,
ya que el fuego compartido causa menos incendio.
Te escribo poesía desde los tallos
hasta los pétalos;
lluvia de ósculos,
poco a poco,
aún con ese reloj estático,
dejando que la tormenta truene lo que quiera
porque ahora mandan más nuestras fuerzas.

Amor, gracias por ser llovizna en plena ola de calor.
Juro que siempre seré rocío en cualquiera
de tus desiertos.
13
6comentarios 326 lecturas versolibre karma: 79

Flores de asfalto

Cada día piso flores de asfalto sin olor,
sus pétalos surcos en el suelo
el color se lo pinto yo y lamento,
al mirar mis pies, la soledad
de no ver mi sombra cruzándose
con la tuya en este jardín de cemento.
leer más   
13
1comentarios 38 lecturas versolibre karma: 66

El dolor sigue ahí.

El dolor sigue ahí
Intacto.
Punzando en las heridas más frescas de una desdicha.
Sin olvidar el trauma que causó a la memoria que nunca olvida.

El dolor sigue ahí
Viviendo de la imagen que grabó en cada una de tus palabras.
Conservando cada golpe que sembró a tus emociones.

El dolor sigue ahí
Con el mismo fulgor que lastima a tu tierno amor propio.
Jugando con cada momento que marcó a tus sueños.

El dolor sigue ahí
Es tan real y vivo como cuando tus manos eran pequeñas y no podían sujetar la manija de la puerta del mismo tiempo.

El dolor sigue ahí
Merodeando a las calumnias que sepultaron tu ego.
Esperando devorar los restos de tu última esperanza de lograr algo bueno.

El dolor sigue ahí
Pecaminoso
Evitando la bondad que nace en tus adentros.

El dolor sigue ahí
Matando poco a poco y en silencio a todas tus expectativas de poder nacer de nuevo.

El dolor sigue ahí
Sin ocultar las verdaderas intenciones contigo.
Nunca le ha importado el tener que dañarte.
Para el dolor nada de ti es nuevo.

Venzamos el dolor con un poco de amor y comencemos de nuevo.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
25/05/2017.
leer más   
17
12comentarios 773 lecturas versolibre karma: 78

Las sombras que llevan la noche

Las sombras que llevan la noche
en dorados charcos caen
no habrán terminaciones
colmándose de nervios
tampoco caras tristes
en los ruegos del silencio
solo flores leves
respirando en el incendio.
leer más   
5
sin comentarios 36 lecturas versolibre karma: 63

Colores perdidos en flores

Te imaginé a ti,
corriendo entre las flores,
buscando en ellas tus colores,
y reír al encontrarlos todos.

Te escuché reír y yo lloré.

Había olvidado que ya no estás aquí.
11
sin comentarios 58 lecturas prosapoetica karma: 87

Senryu (caracol)

Un caracol
la besa con dulzura.
Amor florece.


@SolitarioAmnte / vi-2017
leer más   
19
7comentarios 157 lecturas versoclasico karma: 72

Flor encendida

Flor encendida,
semilla,
en un hálito contenida.
Peregrina,
germen ambulante,
casi divina.
Te disemina un soplo
y se apagan tus estrellas,
pero fluye la vida.
14
2comentarios 157 lecturas prosapoetica karma: 72

Flores y rayas

Todo ha terminado ya,
tu has vuelto a tu rutina,
yo, a mi ciudad natal.

Conduces y miras a tu derecha,
en ese asiento hace una semana
cantaba una loca
todas las canciones que salían de la radio,
inventando la letra en la mayoría de los casos.

Con mi vestido de flores.
Con tu camisa de rayas.

Recorriendo el mapa,
inventando historias.

Miro en mi móvil las fotografías
que hice esa semana
y en la mitad de ellas
sale tu sonrisa.

Con mi vestido de flores.
Con tu camisa de rayas.

Sonríes al ver que me he olvidado
mis gafas de sol en tu guantera
Tendremos que volvernos a ver
si quiero recuperarlas.

Me llamas a las tres de la mañana
para que escuche que suena esa canción
con la que nos besamos.

Respondo que estoy sentada en la playa
con tu camisa de rayas
viendo pasar las olas
metiendo los pies en el agua.

Me dices que te quedas de vacaciones,
justo cuando yo quiero irme de viaje
no tengo destino, pero ya tengo planes.

Y en mi maleta ya está mi vestido de flores,
y tu camisa de rayas.
9
2comentarios 155 lecturas prosapoetica karma: 71

Ganas de quererte

No hay nada mejor
que derrochar primaveras,
ante la mirada temible
de un invierno avaro
que no quiere agasajar
de colores los recuerdos.

Por eso,
cada vez que te pienso
la melancolía florece
entre lilas y espejismos,
perfuma el sudor frío
y serena los temblores.

Abro la boca,
los pétalos me buscan
para poblarme de caricias
el alma abatida, los besos,
y la claridad de mis palabras.

Seré rebelde,
como las flores sepultadas
que agrietan el asfalto
y se asoman ante el mundo
con valentía y belleza.

Ni el sempiterno invierno
-dueño y señor del olvido-
será capaz de marchitar
estas ganas de quererte
que aún me quedan.
leer más   
14
21comentarios 248 lecturas versolibre karma: 78

Detrás-delante

Detrás de cada acción
que inspira el diablo
aparece una primavera muerta.
Rota el ala de una mariposa y
perdido el sol de la mañana,
se incendia el bosque encantado.

Delante de la esperanza
camina un verso de amor.
Galopa el corcel de los deseos,
enmudecen los lirios de rubor.
Una lluvia de luz
empapa todos los sentidos.

Detrás, duerme el pasado.
Delante, un cielo limpio.
13
2comentarios 143 lecturas relato karma: 82

Diphylleia Grayi

Me siento como flor de esqueleto cuando me abrazo
Y a cada lágrima, se le asoma un recuerdo de cristal
No pretendo que el cielo amortigüe un sentimiento
Tan roto
Que ni la primavera puede ocultar
Pero si necesitas respuestas,
Sigo a un cielo que es capaz de recordarme
Que sigo buscando formas en las nubes
Y los dientes de león bailan como respuesta
Por cada deseo que les pido.
No hay un mal día si el polen de esta estación revive
Mis ganas de quererme
Porque sí,
Me quiero.
Aunque esté rota,
Y aunque no estés conmigo.
Encontré otra mano a la que sostenerme,
La mía.
No hay flor que no riegue y no vuelva a nacer,
Los vientos soplan a mi favor.
leer más   
12
sin comentarios 154 lecturas versolibre karma: 98

Cajas de rotuladores

Como yemas de árboles que germinan al revés, cae la lluvia en la luna del coche. Acelero entre sábanas de cristales que dejan ver el mundo en primavera.

Subo la música y se acopla al tintineo en la chapa metálica. Mientras, los sépalos del asfalto vuelan.

Brillos y destellos en gris pizarra envuelven los campos, cartulinas verdes y cajas de rotuladores.

Diluvia con fuerza, pero se abren paso los cerezos nuevos, botones rosas en cortezas viejas.

Flores como fogonazos entre hierba mojada. Me derriten las ganas. Se me olvidan las penas.
leer más   
13
6comentarios 82 lecturas versolibre karma: 94

Abejas

El bagaje del tiempo se ha vuelo intenso
Las nubes se han hecho espesas
Como rosas obesas
Cuyos pétalos ya les quedan ajustados
Por amoríos del pasado
Por el aleteo de esta nueva abeja
Que las poliniza cada mañana
Por los zumbidos rítmicos
Que se sincronizan a los latidos de la flor
Para dar calor y dulzura a la miel
Que esta a punto de ser creada.
12
6comentarios 147 lecturas versolibre karma: 86
« anterior123459