Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 404, tiempo total: 0.004 segundos rss2

La ansiedad con la que te escribo

En esta molesta mañana,
donde tan solo me escolta tu recuerdo
y el encanto silencioso de unos versos,
donde la costumbre de un café
se convierte en mi anestesia,
en este infausto sitio,
donde lo único que me tranquiliza es,
la alusión de tus ojos,
una hoja en blanco y,
un pecho cargado de poesía.

Una jornada más,
desorientado entre el artificioso café
y un desagradable cigarro,
permanezco aquí,
petrificado,
asaltado de repeticiones y con el paladar amargo,
desubicado.
Continúo aquí,
preguntándome que puedo hacer
ante esta rutina ancestral
que me invade de cólera e inutilidad;
encadenado, sin más pretextos que,
estas consoladoras palabras
que deambulan a través de un oscuro teclado.

Hoy el cielo realza mi melancolía.

Miro atentamente a la ventana,
confiando a que lance alguna señal,
pero tan solo veo jaurías de lobos con corbatas
y mansas vacas con tacones agitándose en la rutina de cada día;
tan sólo me ampara la ansiedad con la que te escribo.

Canet
leer más   
13
4comentarios 211 lecturas versolibre karma: 43

La gente silenciosa

Me gusta la gente silenciosa
que esconden tras su mirada,
un velo,
una inmensidad de magia,
prefieren los diálogos internos,
ha perder el tiempo en la verborragia.
Sus pasos no emiten sonido,
sus voces no contienen ecos,
sus murmullos,
no son más que suspiros
un punto oculto,
en la intemperie.
Hojas que flotan,
suaves segundos,
nubes que atraviesan;
mares profundos.
Sus acciones,
detonan ideas,
trasgreden,
atraviesan fronteras,
derriban muros.
Por eso me agradan,
aunque cueste encontrarlas,
aunque duela no verlas
O no estén muy a menudo,
me gusta la gente silenciosa,
aunque sean muy pocas
en este mundo.
leer más   
11
5comentarios 234 lecturas versolibre karma: 11

El fantasma de cada café

Eres el fantasma de cada café en
Invierno
El silencio que me mira desde el otro lado de la mesa
Eres todo lo que perdí y todo lo que tengo
Como un sol que brilla mientras nieva
leer más   
11
2comentarios 88 lecturas versolibre karma: 59

Soledad

Soledad purpúrea, corpórea, trashumante
¿Por qué me abandonas en el deliquio inconstante?
¿Por qué te padezco y te busco? En la lejanía
De una promesa escrita en la más leve brisa
En una caricia en el tiempo soñada
Que ha venido siendo y que nunca fue nada
Solo te he hallado con estos ojos cegados
Que la luz no han visto y sí, lo que ha pasado
Que día tras día espero un mañana
Un momento incierto frente a mí ventana
Cuando vengas a mí y en un trémulo abrazo
Te cuente por qué sigo hecho pedazos
Y sienta que al fin ha valido la pena
Aunque te hayas ido, purgar mí condena
leer más   
10
1comentarios 123 lecturas versolibre karma: 61

Todos los futuros

Veo poetas remover cimientos del pasado.

Detener en el viento la flecha del tiempo. Darle vuelta y lanzarla de regreso a pretéritos condecorados, a momentos olvidados, fugaces instantes que se desmenuzan en sus manos.

Para anclarse el alma a puertos que ya han zarpado.

Pegar de vuelta las hojas del calendario, que fueron lloradas por tantos otoños grises, de ocres claroscuro dulce amargo matices.

Hacerse transfusiones de sangres filtradas desde arcanas eras en las entrañas de la Tierra.

Inyectar en sus ojos todas las lágrimas que han derramado.

Yo, por otro lado, quisiera hacer lo contrario; ser revolucionario. Revolver de otra forma el armario.

Poner la flecha del tiempo en el arco de Atenea, lanzarla por encima de la azotea; sujeta al hilo espiral de mis sueños.

Traer al presente los recuerdos de todos los futuros no vividos.

De todos los futuros: anchos, altos, largos, profundos, fuertes, densos, sobrios, ebrios, gordos, flacos, buenos, malos, agríos, amargos, sutiles, pueriles, obscenos, escalenos, sublimes, soberbios, humildes, excelsos, detallistas, fatalistas, cursis, aburridos, divertidos, orgásmicos, cósmicos, naúticos, terrenos.
Todos los futuros que siempre quise contigo.


@SolitarioAmnte
iv-2017
leer más   
7
4comentarios 309 lecturas prosapoetica karma: 72

Más versos tristes esta noche

Al igual que Neruda,yo también
puedo escribir los versos
más tristes esta noche.

Puedo escribir sobre todo lo
que faltó por decir,los besos que
quedaron por dar y los momentos
imposibles de olvidar.

Sobre la forma en la que me miras.
Sentir que tus pupilas
no transmiten nada ya.

Del masoquismo que
recorre mi cuerpo.
No te puedo dejar de observar.

Podría escribir tantas cosas.

De la melancolía;
al sentir que todo lo que querías,
se aleja cada vez más.

Versos que se alejan de la felicidad.

Yo también veo más distancia
con tus lunares.
No me hubiese importado
tenerlos cerca una vez más.

Como a tí,a tu aliento.
Un tú completo que
no dejo de extrañar.

¿Es triste verdad?Puedo escribir
los versos más tristes esta noche
y unas cuantas más.


Da rabia pensar en el olvido y
ser consciente de que así
uno no puede olvidar.

Tanto reflexionar de noche
solo ayuda a recordar.

Así que al igual que Neruda,
yo tampoco pienso escribirte más
leer más   
13
5comentarios 142 lecturas versolibre karma: 72

Mensajes (sin)des(ti)no

Cartas te escribo.

Te extraño.

No te olvido.

Pensé en acudir a ti,
decirte todo aquello que
desde hace tiempo debías oír.

Rabia.

Los sentimientos no se van a ir,
apartados se quedan en mí.

Impotencia.

Despertar día tras otro
y no saber si te quedas.

Increíblemente lo haces,
de forma insoportable,
simplemente a tu manera.

Angustia.

Culpo por ello a la distancia,
que siempre solía importar.

Sin ser jurado,
dictaste tu propia libertad.

Hiciste de víctima,
jugaste (con) fuego a(migo).
Sin darte cuenta
te puedes quemar.

Me reencuentro.

Mientras,
tú,
te sientes perdido.

Sin rumbo;

Y yo,
aquí.
(Sin) sen(ti)do;

(Ojalá) para (no)s(otros)
nunca haya un destino.
leer más   
11
8comentarios 111 lecturas prosapoetica karma: 77

La palpitación

"La melancolía es la felicidad de estar triste."
Victor Hugo

La palpitación que existe
entre decir te amo o te detesto.
Los vínculos ocultos que nos atan
a una estructura de indiferencia, a unos muslos,
al nombre que se graba en una tumba.
Se acumulan recibos, croquis deteriorados
de un Madriz despedazado,
amuletos de escaparate que nos observan
con la mansa amargura de saberse humo.

La palpitación que existe
entre el que vuela y el que se arrastra,
la vida que explota en las burbujas
del café de las siete.
El sistema en que los destellos dibujan sombras,
estallidos silenciosos,
la ortografía disparatada de todos estos otoños.

Es atrayente saber que de nada servirá,
aunque tenemos la melancolía y
su insólita naturaleza,
este modo estúpido de adorar al mundo,
todo lo que conoces inútil
y que no querrás olvidar
y olvidarás.

La melancolía que todo amor necesita
para ser auténtico y efímero.

Canet
leer más   
19
4comentarios 169 lecturas versolibre karma: 78

Insignificante

"Cuando uno deja de crecer empieza a morir."
William Burroughs.

Podéis advertir que no me apetece nada.
Cuando escribes te das cuenta de
que existen todos los deterioros
y ocurren las cosas mundanas,
como la vida y la muerte,
y miro los pinos detrás del supermercado
y me entristezco pensando en la cama fría de los solitarios,
y me subo a la bicicleta,
y mientras voy silbando una melodía espantosa y pegadiza,
me asalta la evidencia
de que hay humanos insensibilizados
y me entristezco de nuevo frente al semáforo,
que pestañea.

Podéis advertir que no, que no me apetece nada,
se advierte que me envenena el olor a óleo de esta estancia,
las frases a medias en la libreta,
se advierte que le añado más sal a los espárragos,
y condimentos a los garbanzos
porque la comida no sabe como antes.
Se me nota demasiado,
que al igual que vosotros me encuentro de paso,
"siempre le miro la nariz cuando la estoy besando"

La completa nada es una oficina, encumbrada hacia las nubes,
de luz postiza y corbatas de color.
Somos nimios, sobre todo yo,
que no sabe medrar ni quiere.

Canet
leer más   
16
6comentarios 93 lecturas versolibre karma: 93

saudade

Paseando por un boulevard de París las hojas bailan con el viento, se escucha un grito a lo lejos. Meto las manos en mis bolsillos y escucho un llanto por dentro.

Entro en un viejo y ruidoso pub y el camarero me sirve un whiskey con hielo. Solo estoy y solo me siento.

Sigo andando sin saber realmente hacia dónde. Sigo andando hasta encontrar un sitio en el que no retumben las voces.

Empieza a llover mientras caes en el olvido. Ya me da igual, sé que yo no he sido.

Desabrocho mi americana y vuelves mi mente. En realidad te detesto, aunque a cabeza siempre vuelves.

¿Tanto mi cuerpo te extraña? ¿Tanto el tuyo te engaña?

Flores en diciembre, en agosto chocolate caliente; eso es lo que eres.

Páginas y páginas, letras y letras, pero solo tú mis pensamientos ahogas.
3
sin comentarios 88 lecturas prosapoetica karma: 42

061

Podría liberar mi alma de su jaula en la primera de las madrugadas,
empapar de sol las palabras que el corazón me envía,
hacerlas semilla, cultivarlas y abastecerlas con mi sangre savia
para convertirlas en flor llamada anhelo,

pero hay una sombra en el tallo,

no la ves,

pero hay una sombra en el tallo
y desliza su guadaña como una aguja
que corta elegante y ligeramente el hielo.

No sé cuántas vidas necesito para silenciar esta pulsión,
este golpe melancólico de histeria que vaticina la jungla,
que congela el instante áspero de imaginación desmesurada.
8
1comentarios 125 lecturas versolibre karma: 76

En las hojas que...

Quise ir por ti
casi en seguida, quise ir,
por si aún quedaban dudas;
por si algo no te era claro.

En las hojas que de pronto me sobraron,
quise resumirte los segundos de mi vida,
las horas sin contar y los tantos días
que en profundo silencio yo te he amado.
5
4comentarios 121 lecturas versoclasico karma: 60

Diluvios en vaso de agua

Grises diluvios
perturban la quietud
de un vaso de agua en calma;
llora aguaceros
de plomiza tristeza
la nube melancólica.


@SolitarioAmnte / viii-17
leer más   
10
6comentarios 153 lecturas versoclasico karma: 84

Una vez tuve un sueño

Trepé al pino
para alcanzar la luna,
el cuervo cruzó el cielo- traía malas noticias.
las cigarras se volvieron mudas,
los árboles sangraban,
las aves perdieron sus plumas.

Los arrecifes se tornaron pálidos,
los océanos en obscuridad,
el arco iris vistió solo dos colores;
los animales lloraban.

El hombre perdió la fe,
las sirenas cazaban a los niños,
los padres fueron desafiados y vencidos;
los monstruos debajo de las camas eran reales.

¿Los ojos de las personas? Sin esperanza,
sus corazones estaban vacíos.

La tierra se partió de pronto,
cada criatura intentó escapar;
todos cayeron a un negro pozo.

Miré a la luna,
estaba tan lejos.

El pozo empezó a tragar el pino.

Le sonreí a la luna,
pero la luna no me devolvió la sonrisa,
mientras que las cigarras comenzaron a cantar
con notas de melancolía.

-Aria Nahual
V 22/07/2016

Versión en Inglés (primera)

Once I had a dream

I climbed the pine
to reach the moon
the crow crossed the sky- brought bad news.
grasshoppers became silent
trees started bleeding
birds lost their wings.

Coral reefs were pale
oceans became darkness
the rainbow were bicolor
animals cried.

Man had no more faith
mermaids hunt children
parents were defeated
monsters under beds were real.

People's eyes were hopeless
their hearts empty.

The Earth suddenly cracked
every creature tried to scape.
They all fell into the black well.

I looked at the moon
it was miles away.

The hole began to swallow the pine
I smile to the moon
no smile in return
while grasshoppers sang a creepy melody.

-Aria Nahual
V 22/07/2016
leer más   
9
18comentarios 197 lecturas prosapoetica karma: 84

Bajo la Luna

Observa
al alud de la luna
cómo llueve
sobre tus sueños.
Nubes
que se difuminan
y tu mente va
hacia una supernova.

Te bronceas
con la luz de la luna
y conservas
nívea tu piel.
Ecos
que se atenúan
y mi alma busca
un viaje astral.

No creo
que encontremos
al viejo conejo.
Más su rostro palidece
ante tu juventud.

Cerezas
sobre tus mejillas,
corre el río
del nerviosismo.
Certezas
para la premonición.
Con la sonrisa
en otra dimensión.

Estrellas
que nacieron sin pensar
y detesto
el amanecer.
Almas
que anhelan un lugar
y mi corazón
busca el anochecer.

No creo
que encontremos
al viejo conejo.
Más su rostro palidece
ante tu juventud.
leer más   
15
9comentarios 180 lecturas versolibre karma: 90

Araña  imagen

Soy una araña en mi agujero
oscuro y pegajoso.
Aquí estoy condenadamente a salvo
esperando pacientemente a mis víctimas.
No estoy hecho para andar libre bajo el cielo, no,
pues el mundo es bello sin mi asquerosa presencia,
sin mis largas patas en los ojos de nadie.
Los seres como yo vivimos en oscuros agujeros.
Pero tenemos hambre y sed como cualquiera.
Estamos hechos para tejer y esperar,
mover despacio las mandíbulas
y mirar con diez pares de ojos negros.

No tengo prisa porque no se acaba mi belleza,
no se acaba porque no la tengo.
Tejer, mi condena es tejer,
cuando mis pensamientos ocupan mi abultado vientre,
que segrego en seda de palabras,
palabras grises salidas de mis tripas,
mi interior amargo que atrae a hormigas curiosas,
polillas o mariposas,
pequeñas, atrevidas, extraviadas.

Cada cien o mil años una cae en mis redes.
Mi bilis negra es el veneno
que le va disolviendo las entrañas
para bebérmela dulce y lentamente.
Y cuando no quede más que una carcasa vacía,
cuando en mis redes no quede más que su recuerdo,
entonces, destilando hilos de pena
seguiré tejiendo mi trampa de melancolía.

Foto: www.verpueblos.com/castilla+la+mancha/ciudad+real/solanilla+del+tamara
13
9comentarios 236 lecturas versolibre karma: 77

Lágrimas en la lluvia  imagen

Todo lo que tengo de ti está arrancado,
sin vida.

Todo lo tuyo que me queda es macabro
como un miembro amputado contrayéndose,
o flores cortadas, arrancadas.
Es como el cuerpo antes vivo
ahora convertido en cadáver.
El cuerpo querido que sigue siendo, existiendo
grotescamente inmóvil,
horriblemente ciego para siempre,
insensible a mi llanto y mi llamada.
Tu frialdad no da lugar a dudas;
ni un soplo de vida sale de tu boca,
tu boca amada.

Ya no eres tú,
ya eres diferente.
Ya no eres la persona que me amaba
y ya no sé qué hago yo amándote.
Pensar en lo vivido tan reciente
es tocar tu rostro lívido.
Pensar en el calor de tu mirada
es mirar los ojos glaucos de la muerte.
Ya no estás, ya no habitas
el cuerpo que aún veo en nuevas fotos,
que era mío y parece ya mirarme con distancia,
soberbia ante mi pena y mi amargura.

Estás espléndida, eso sí, como si nunca hubieras muerto.
Querías libertad: ya la tienes,
gracias a mis estúpidos errores.
Ahora ya serás de otro,
o de uno detrás de otro.
No puedo negar los celos, la impotencia
de saber que otros tienen lo que yo más quise.
Debe ser por eso que tu suave y tibia piel
ya no me recuerda.
Otro contacto borra mi recuerdo
en tus muslos suaves y calientes,
tus pechos de fuego tierno,
el manantial de vida de tu boca.

Yo cuidé tu rosal lo mejor que pude.
Te lo di vivo cuando me lo reclamaste.
No habrá otro que lo cuide tanto como yo.

No es la primera vez que me cierran una puerta
que intento abrir en vano,
que empapo con llanto.
No es la primera vez que me dicen fríamente
“Adiós, Eduardo”,
pero me duele más que nunca.
Me duele porque me han robado el mes de abril,
porque se ha despedido de mí la primavera.

De nuestra torre blanca sólo queda polvo.
Besos y caricias y un imperio
de momentos felices ya se borran
con las olas del olvido.
Un océano de olvido
y espuma de olas de tristeza
de un mundo estúpido y absurdo.

Se acaba mi tiempo.
Vuela una paloma blanca.
Todos estos momentos se perderán en el tiempo
como lágrimas en la lluvia.
19
9comentarios 248 lecturas versolibre karma: 84

Eres bienvenida

La melancolía, una de las más lindas bellezas. No tiene porque ser triste siempre. La melancolía puede recordar tantos bellos momentos.... El recuerdo de tu primer baile de fin de curso, o el primer vestido que te hizo tu madrina, la muñeca que no soltabas ni a sol ni a sombra. Los atardeceres de una playa lejana, los besos de tu madre en la frente, el primer beso y el primer olvido.
Melancolía, ahora lo entiendo, eres importante, inolvidable, y parte de la vida.
Melancolía ven cuando quieras, eres bienvenida.
leer más   
10
5comentarios 161 lecturas relato karma: 82
« anterior1234521