Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 257, tiempo total: 0.005 segundos rss2

Rey

Rey del óbito
camuflado entre nuestras sombras
acosador de vida
déjame encontrarte

para que me despojes de este aliento mal herido
de las ganas tiradas en el piso
y los charcos de lágrimas;
déjame mirarte fijamente

reencontrarme en el limbo de tus pupilas
hacer de este corazón herido
tu sirviente
para ver si siente algo diferente.

-R. Vela.
leer más   
8
1comentarios 310 lecturas versolibre karma: 9

Malditos ojos

Malditos ojos son
los que espían
por el ojo de la cerradura,
los ojos de aquel cuadro
que parecen mirarte
desde cualquier ángulo,
los ojos de Nabokov
al tocar a Lolita
y esos ojos profundos
que detrás no tienen sonrisa.

Malditos eran
tus ojos de gata
en una noche sin Luna
y los de aquel
que busca fortuna
jugando a la ruleta
y acaba encontrando la muerte
en el ojo de un revólver
por jugar a la rusa.

Malditos eran los de Bukowski
cuando se bebía
la máquina de escribir
y escribía en la botella.

Fijaos en la inocencia
de los ojos de un niño,
pues cuando veáis malicia
ya será adulto.

Malditos tus ojos cuando decías:
-La apatía mata.
Y yo te contestaba:
-Tus ojos del color del whisky
también.

Y es que no estoy
seguro
de cuál es peor veneno
si tus ojos malditos
o su maldito recuerdo.

Maldita sea besar
sin cerrar los ojos
para no ver los tuyos
tatuados
en el reverso de mis párpados.

Maldita sea dormir
con los ojos abiertos para no soñar(te).

Malditos los ojos
de quien se da cuenta de la belleza
pues brillan distinto a los del resto.

Malditos los ojos
que te desnudan el alma
y te dejan así.

Aún recuerdo
el reflejo de mis ojos
en tus ojos,
maldita sea.

Poco amaste
Van Gogh
si en vez de un ojo
te arrancaste
una maldita oreja.
11
4comentarios 506 lecturas versolibre karma: 13

Tu mirada es precipicio

Lo siento.

Atenté contra tus brazos,
propulsándome cual kamikaze.

Y desde hace un tiempo me lanzo,
sin frenos ni miedos
hacia tu mirada.

Yo me tiro de cabeza
pero nunca muero

porque tú me salvas.


Lo siento.

Soy el mejor de tus desastres
soy la mayor de las suicidas
y tú,
que te empeñas en matarme,
siempre vuelves a salvarme.

Lo siento.

Pero ya no tengo nada que decirte,
ahora prefiero vivirte.
10
sin comentarios 173 lecturas versolibre karma: 40

Solo te pido que sostengas la mirada

Hoy planté en mi jardín a una pequeña higuera
junto a la sombra de un durazno triste
que nunca da fruto.

Vivo con la esperanza
de que su raíz débil
pronto sostenga a la tierra que le dará vida.

Solo te pido que sostengas la mirada
y no dudes en seguir adelante,
solo a los cobardes
se les rompen los pies de una vida marchita.

Podrás no tener como la higuera
ni una sola hoja.
mientras tengas vida
tendrás la oportunidad de reverdecer de nuevo.

Sostén la mirada.
Y acompaña al pequeño limón
que en sus hojas lleva un montón de botones de flores.

A él no le importa las inclemencias del tiempo
tampoco el frío o el invierno dobla su sueño
luchará buscando su triunfo.

Solo te pido que sostengas la mirada.


Poesía
Miguel Adame Vázquez
17/12/2016.
18
4comentarios 215 lecturas versolibre karma: 28

Nuestra poesía

Tu cara era un poema, y yo lo escribí.

Lo escribí intentando describir
hasta el más ínfimo detalle.

Con preciso cuidado,
pues era el poema más bonito
que había leído en alguien.

Lo leí en tu mirada, que,
aunque no emita sonidos,
me dijo que este recuerdo
no quedaría en el olvido.

Participó hasta la música,
con esa increíble melodía
de tus piernas junto a las mías.

Y, ahora, no sé si el poema
era tu cara, tu mirada,
o el abismo de nuestros cuerpos
entrelazados en la cama.

Ya no recuerdo aquella melodía,
pero pongo la mano en el fuego
por que no se alejaba de la poesía.
leer más   
5
1comentarios 144 lecturas versolibre karma: 36

A veces necesitas el poder de la mirada para nacer de nuevo

Reconstrucción.
A veces necesitas el poder de la mirada para nacer de nuevo.
Porque la voz se acaba en un silencio incómodo que duele.
Te vas consumiendo en las dudas sobre la existencia del verdadero amor en este mundo.

Es muy fácil titubear.
Con titubeos caminas por la verdad.
Extinguiendo las palabras jamás dichas.

Quisiera poder disimular y así poder disuadir al que te trata con escarnio.
Pero no renunciarán a su propia voluntad de acabarte.

Quisiera poder refugiarme en todos aquellos que me aman.
Que me reconocen y que me valoran.
No por lo que soy o merezco ser.
Solo porque lo creen y les nace hacerlo.
Simplemente porque sienten que es lo correcto.

Pero mis problemas no son problemas de ellos.
Ellos también tienen que lidiar con sus propios demonios que los asechan.
Que los acorralan.
Que los conducen a la miopía de querer ser sus propios protagonistas estériles.

A veces necesitas el poder de la mirada para nacer de nuevo.
Y que viva la voz que ahora es un sonido dormido en la noche de tu vida.
Quisiera poder disimular y así poder disuadir al que te trata con escarnio.

Poesía.

Miguel Adame Vazquez.
22/12/2016.
19
sin comentarios 346 lecturas versolibre karma: 60

El amor es eterno mientras dura

Si entre dos nace el amor
La eternidad es el sueño
Que guardan en su interior
Sin imaginar lo negro
Que se esconde allá a lo lejos
Entre los pliegues del tiempo

Y en una tarde de otoño
Ella confesó sus miedos:
Si me miran tus pupilas
Nunca cesan de contarme
Algunas nuevas mentiras.

Sin pudor a traicionarte
Van desnudando verdades
Van arrojando al abismo
Los resquicios de deidades
Q hace tiempo fueron sismos
Q abrían la carne en partes.
Removiendo los cimientos
De una locura temprana
Que encerraba el universo

Los ojos ciegos los ojos
Por el polvo hipnotizante
De huellas de labios rojos
En cartas de dos amantes.
Polvo que se torna barro
Al toparse con las lágrimas
Por las que el dolor respira
Y así comienza lo malo.

No me mires a los ojos
Que tus pupilas no saben
Cómo ocultarme los odios
Cuando quieres engañarme.
leer más   
16
1comentarios 279 lecturas versoclasico karma: 33

Su mirada

Podrá ser
cualquier día
y a cualquier hora.

Pero sin duda alguna
será frente a un café:
su mirada.
leer más   
6
1comentarios 230 lecturas versolibre karma: 44

Postcard (XII/03)

Antes de venir no te imaginaba así.

Antes de venir imaginaba
el vuelo de las águilas
sobre tus prepotentes iglesias.

Antes de venir esperaba
tus sucios monumentos
y la humedad de tus fuentes,
y también el eterno retorno del tráfico
a través de tus puertas.

Pero no sabía que me mirarías
tan diferentemente,
y tampoco que me hablarías
tanto, en tantas lenguas.

Y ahora eres demasiado bella.

Demasiado bella para esconderte
detrás de tu rostro colorido,
turístico e inmigrante,
popular y cinematográfico.

Demasiado bella para que pueda
esconderme de tu mirada
turbia y miope,
nublada e internacional.

Foto: Daniele Testa (flic.kr/p/4rCX55).
leer más   
18
6comentarios 197 lecturas versolibre karma: 46

¿Cómo apareciste?

Amo poder encontrarte sin saberlo,
pero no veo el momento,
donde el imaginarte con una camiseta en mi sofá
no sea más, que lo que grita un texto.

Me encanta cambiar, y que me desorienten
pero me aterra la idea de ti
de todo eso que tienes
y que no lo tengas conmigo.

Mentiría si dijera que no adoro notarte
y que prefiero no tenerte cerca
y que no derrumbaría corazas por eso
de ilusionarme sin quererlo.

Y me enamora como sonríes de lejos
pero me odio al saberme que tarde o temprano
nos perderemos
o bien en un historia infinita
o en un avergonzado matiz histórico.

Pero es obvio que la vorágine de mi cabeza no se ordena
y que entre las pocas ideas que concibo como felicidad
te hiciste un hueco,
pero entre tanto disimulo,
disimulo que contigo podría perder la vista
pero nunca perdería la mirada
y esa forma de usarla en tu silueta.

Y yo, que nunca supe redactar
no consigo dejar de escribirte,
y tú, que nunca supe como apareciste
trastocas mis planes de ser un cobarde.
8
7comentarios 242 lecturas versolibre karma: 46

Usted

Usted que dibuja sonrisas con su mirada usted y sólo usted es el artista que sin necesidad de un lienzo ni un pincel provoca y hace lo que muchos no logran hacer, aún vestidos de payaso.

Usted sabe tocar mi alma sin ni siquiera ver la, usted que muerde mis sentidos y provoca en mí toda clase de malestares que al final terminan siendo buenos.

Usted que pinta la luna en mis noches. Usted es la que mueve las nubes en mis días tristes, hace que salga el sol y resplandezca aquel pedazo que muere de sombra.

Esas sombras que son provocadas en tu ausencia, esas sombras que nos alejan que crean nieblas, que nos separan uno del otro. ¿Cómo hacer sin usted si usted es usted? Me perdería en noches claras donde la mi luna es usted y las estrellas ese camino donde paso a paso trato de llegar hacia usted.

Oscar Mena.
Colombia ®
leer más   
10
2comentarios 363 lecturas prosapoetica karma: 45

Fundidos en un beso

Dos nubes algodonales
en un cielo despejado.
Dos estrellas celestiales
en un ocaso dorado.

Dos miradas pasionales
de ojos que han amado.
Dos imágenes frugales
de futuros anhelados.

Dos alientos invernales,
húmedos y acalorados.
Dos brisas infernales
de vientos huracanados.

Dos ecos abismales,
jadeantes y ahogados.
Dos suspiros corales
de un lamento turbado.

Dos sueños ideales
de vidas que has soñado.
Dos ideas ancestrales,
unidas desde el pasado.

Espíritus labiales
fundidos en besos licuados,
lascivos y carnales,
de almas que se han besado.
10
2comentarios 179 lecturas versoclasico karma: 48

Yo quiero

Quisiera ver como reposa un amanecer
sobre tus párpados cerrados,
como se abruma el día cuando lo miras.
Quisiera ver como llega el ocaso cansado
de correr por horas a sumergirse en tus pupilas
para descansar sus colores.
Quisiera ver como despierta después la noche
para abrigarte mientras va repasando los sueños
que en tu almohada va a dejar.
Quisiera ver tus pestañas al filo de las mías a todas horas
y así, de cerca, observar la vida
abanicando mi eternidad en tus ojos.
Quisiera revocar el cielo con tu mirada,
construir el mundo más perfecto para el universo;
el mío por lo menos.
leer más   
9
2comentarios 129 lecturas versolibre karma: 57

Su mirada me pertenece

Somos guerreros en esta vida, nacimos para pelearla, para poder llegar a ser Reyes en la otra.
La memoria es selectiva y corta, solo guarda instantes, momentos, pero nosotros elegimos cuales. Un aroma, un color, una textura, nos trae recuerdos, nos hace volver a ese momento, el de la foto. La memoria no tiene tiempo, no entiende de distancias, todo lo trae acá y ahora; es una manera de regalarnos unos minutos extras de vida.
Recuerdos que se hacen tangibles, miradas que nunca se fueron, caricias que permanecen, que se sienten y que nos provocan sonreír. Recuerdos que nublan la vista, que desatan ternura, los ojos de mi papá por ejemplo. Creo que por sus ojos aprendí a leer los de los demás, a ver hasta el fondo, a llegar hasta donde nadie más ve. Creo que por sus ojos enloquecí y se me hizo obsesión conocer todos los demás, hasta los míos. Por sus ojos veía el mundo con los colores que él lo pintaba para mí, con la luz que le agregaba con su sonrisa. Por esos ojos, descubrí que no todos vemos igual, que hay matices distintos, que no significan error, solo diferencias. Por esos ojos, aprendí que seguro mañana se ve mucho mejor que hoy, que nada permanece igual, que siempre hay cambios, como las estaciones. Por esos ojos, jamás dejé de sonreír; que una sonrisa cambia gritos y dolor por palabras, eso también me lo enseñó.
Por esos ojos, todavía ven los míos.
leer más   
4
sin comentarios 370 lecturas relato karma: 58

Cuanto vale el amor

¿Cuanto vale el amor?
¿Se puede comprar?
A veces sólo vale cien euros
y unas copas de más.
Lo malo es que es efímero
y al día siguiente
se tiene que acabar

A veces una vida
y al principio
un poco de felicidad,
el resto atado a alguién
con quien no te quieres atar.

Y a veces sólo algunas veces
cuesta unas miradas
unos besos, algo de química
y un poco de complicidad.
Y es este amor verdadero
el que dura para toda una eternidad.
leer más   
10
sin comentarios 102 lecturas versolibre karma: 50

Me asomo a tus ojos

Te miro de los pies a la cabeza
Me pierdo a la altura de tus ojos
Mirarte fijamente me marea
Abismos de esas miras no conozco.

Me asomo con cautela, muy despacio
No quiero resbalar a la primera
El fondo no se ve; está muy abajo
Tan solo veo restos de una hoguera.

El viento balancea las cenizas
y páginas de historias, cuentos chinos
planean rebotando en las esquinas
Mostrando a plena luz los desatinos.

Algunos sueños rotos en la almohada
almohadas que son plaza de una noche
La tierra ya se ve y está mojada
Y llueve sin parar en el cogote.

Si solo me he asomado a tu mirada
y he visto más historias que en un libro
No necesito que me cuentes nada
Las palabras sobran, pierdo el equilibrio.

Alicia F.
leer más   
12
3comentarios 235 lecturas versoclasico karma: 55

Sus ojos

Yo no siento el aleteo de las mariposas en mi estómago,
lo que yo siento es el crujido del mundo fragmentándose en dos.
Quién me lo iba a decir hace unos meses…
Este estigma que tengo en el zurdo, esta dicha diferente y enérgica.
Hincaría si pudiera una pausa perpetua en la cascara lunar
con una bandera en la que se agitaran sus ojos.

Sus ojos:

Un instante antes de besarnos, de electrificarme con su boca,
de embrujarme con sus ojos.
Un mañana de ánimo caliente, de resplandor en la retina, de ansias por comérmela.
No…
Yo no siento el aleteo de las mariposas,
pero veo el colorido tras su mirada, tras su propósito;
y sus alas parpadean recogiendo lágrimas de agua cristalina y dulce.

El pecho oprimido, tierno y puro amor que brota desde adentro…
A sus ojos, a su observar; deleitoso, sublime.
-¿Dónde se ideó el más vasto pestañeo? ¿Por qué siento latir hasta mis rígidos huesos?
Miro su geografía entera en la oscuridad de nuestro cuarto,
veo un retrato suyo y me absorbe, me domino en la larga espera,
mido el salto empicado para zambullirme en su esencia, para derramarme en fuego y alma sobre su carne atezada.
Y quebrar el sonido, anclar en sus océanos abismales, besarla en los párpados.
Mis labios tan sólo pueden tocarla, no pueden dialogar dinámicamente porque mi lengua deambula desnuda,
mis dedos son albergue del sudor de su espalda.
Los cuadros paisajistas cobran sentido si es ella quien los representa.
Las marcas de sus manos cuan fantasmas que sacuden con una leve caricia,
conservando encantos y felicidad… brisas… piel…
Mientras observo fijamente sus ojos.

A S.R.L


Canet
leer más   
15
11comentarios 286 lecturas versolibre karma: 56

Mi mirada y yo

Y es que no puedo hacer silencio indefinido en mis ojos, no tengo tanto control sobre mi mirada. Se pierde y no puede callarse, si hasta deja sin voz alguna canción cuando encuentra un espacio por el que colarse o un reflejo en el que mirarse.
Se muestra en paz, pero sus dichos son la guerra y me la declara todos los días. Podría vestirme de blanco, agachar la cabeza o arrodillarme con las palmas hacia arriba mostrando que no tengo más armas, pero nada le importa, ya no acata; tampoco ejerzo como razón o voluntad.
Es la que domina, la que me esclaviza y me somete. Hace y deshace a su antojo y me humilla cuando me grita que soy cuando ella quiera, de su pertenencia o la nada.
Ni siquiera me respeta cuando estoy detrás de los párpados, no hay espacio que no me invada, no hay sonido que no me inunde. Es ella la que manda.
Tal vez me volví débil, tal vez me dejé ganar.
Tal vez deba dejarla o abandonarla un día sin que se de cuenta, igual que ella a mi.
leer más   
6
sin comentarios 299 lecturas relato karma: 41

Tu silencio será una mirada vacía

Cuantas veces evite que te rompieras en mil pedazos.
Nunca me importó tener que quebrar yo mi vida.
Preferí manejar mi dolor, que ver tu herida con un sufrimiento lleno de cicatrices inútiles.
Simplemente te deje mi amor como un sacrifico perfecto.

Nunca debí humillar mis sueños para soportar de ti todos los defectos.
Debí gritar No, cuando solo el Sí, era la única respuesta.
Solo termine siendo un escudo viviente de tus propios afectos.
Un egoísta indolente al no poder dar mi amor con los límites fuertes.

Hoy mis letras trajeron oscuridad a tu vida.
Tal vez fue porque la soledad necesitó de tu compañía.
Tu silencio ahora será una mirada vacía.
Solo seras un rincón roto, porque la deuda contigo se pago con mi partida.


Poesía.
Miguel Adame Vazquez.
27/03/2017.
15
2comentarios 327 lecturas versolibre karma: 60

Tu mirada

No es que me pierda en tu mirada.

No es que me duela su ausencia.

No es que tu mirada me acaricie.

No es que tu mirada me bese.

No es que tu mirada me arrulle.

No es que tu mirada me aulle.

No es que tu mirada me tiente.

En tu mirada me encuentro.

En tu mirada me ausento.

En tu mirada, tacto de ángel.

En tu mirada, ósculo divino.

En tu mirada, cuna de estrellas.

En tu mirada, mil lunas llenas.

En tu mirada, da a luz el pecado; arde el infierno.

@SolitarioAmnte
iv-2017
leer más   
16
6comentarios 618 lecturas prosapoetica karma: 80
« anterior1234513