Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 427, tiempo total: 0.005 segundos rss2

La gente silenciosa

Me gusta la gente silenciosa
que esconden tras su mirada,
un velo,
una inmensidad de magia,
prefieren los diálogos internos,
ha perder el tiempo en la verborragia.
Sus pasos no emiten sonido,
sus voces no contienen ecos,
sus murmullos,
no son más que suspiros
un punto oculto,
en la intemperie.
Hojas que flotan,
suaves segundos,
nubes que atraviesan;
mares profundos.
Sus acciones,
detonan ideas,
trasgreden,
atraviesan fronteras,
derriban muros.
Por eso me agradan,
aunque cueste encontrarlas,
aunque duela no verlas
O no estén muy a menudo,
me gusta la gente silenciosa,
aunque sean muy pocas
en este mundo.
leer más   
11
5comentarios 253 lecturas versolibre karma: 11

Miles de voces que gritan en silencio

Esta noche la ansiedad invadió mi cuerpo
la zozobra inundó a la barca del equilibrio
la serenidad sosiega perdió su paso,
no me avergüenzo de decirlo.

Me faltó el aire
el corazón latió con desenfreno
los ojos imploran tener una órbita
que los lleve a no perderse en el llano de un horizonte.

Quisiera salir corriendo sin detenerme
salir del precipicio de mis propias lamentaciones,
mis lágrimas son fáciles y testarudas
como un acantilado sin fondo que se derrumba poco a poco.

No encuentro la salida,
el amor propio no conduce
a los campos fértiles de la dicha
odio por no querer amarme.

Parece como si los años
se acumularán uno tras otro,
me gusta estar solo
rodeado solamente de nadie
es como si quisiera arrancarla a pedazos
la memoria que sabe a tortura.

Esta noche mis ojos negros
no cerrarán la puerta de los sueños
serán dos heraldos que vigilan la luna
para que no desborde a el tiempo.

Quisiera dejar que la cólera y el odio
destruyeran todo lo que me ha dañado,
no me avergüenza poder gritarlo
somos unos magníficos actores del día nuevo

Moribundos hacedores de historias nocturnas.
Esta noche la ansiedad invadió mi cuerpo
las plegarias se unirán en coro
a las miles de voces que gritan en silenci


Poesía
Miguel Adame Vázquez
17/12/2016.
14
2comentarios 343 lecturas versolibre karma: 51

Libélula azul

Es azul lo callado,
si se detiene, a solas,
el vuelo de la libélula.
Si en la voz del aire
se olvida del tiempo
y la transparencia
de sus finas alas
se hace de luz y de sombras.

Es azul como el llanto
y frágil ante la brisa,
aunque toda ella
sea parte del viento.

Y con el llanto azul
de cristal y agua
puro, brillante y sutil,
titilan pequeños susurros
de libertad plateada
que nos da la calma.
Ninfa azul del cielo...
de magia, de sueños y silencio.
leer más   
9
3comentarios 230 lecturas versolibre karma: 55

Anoche soñé que me hablabas

Anoche soñé que me hablabas.

Decías que querías verme, y yo respondí a malas.

Te juro que no me fijé en el nombre, últimamente hay muchos bucaneros que quieren asaltarme y nunca me habría imaginado que tú me escribirías.

En cuanto me di cuenta intenté remediarlo, sé que tengo que apechugar con mis errores, con mis impulsos y actos.

Y no siempre sale bien.

Pero supongo que al ser un sueño la suerte estaba de mi lado.

Y te vi, ahí, con esa sonrisa y esas ganas de vivir, con esa bandera pirata que no sueltas nunca, como querría que no me soltaras a mí.

Luego me desperté y lo único que supe hacer fue ponerme a redactar esto, ya que no puedo dibujarlo sobre tu piel.

Eres pura inspiración, que me atrapa hasta en sueños y, posteriormente, no me deja volver a dormir.

Ahora solo espero ese mensaje en cualquier momento en el que un pellizco duela, pero no llegará.

Sé que no llegará.

Esto es una carta al vacío, nunca la recibirás, y si la escuchas no sabrás que va por ti, por ese que hay debajo del sombrero, que tiene nombre de ciudad y, aunque no lo sea, con sus palabras encendería cualquiera.

Podría recordar todos los labios que he besado, todos los cuerpos que he visitado, pero no serviría de nada, ninguno fue como el tuyo, ninguno me conquistó tan bien.

Tu vida está hecha, y siendo una estocada directa a mi incandescente corazón, sé que jamás estaré en ella.

Jamás podré pasear contigo, ir a un bar a tomar una cerveza o un café en tu compañía.

Jamás podré besar esos labios de nuevo, ni acariciar tu cuerpo mientras te abrazo.

Jamás podré ver una película a tu lado en un domingo aburrido convirtiéndolo en inolvidable y, cuando menos, divertido.

Jamás perdonarás que la cagué.

Jamás me verás de otra forma, y duele.

Duele mucho, pero mi alivio es que siempre podré escucharte pese a que tus palabras no vayan dirigidas a mí.

Así que viviré con ello, seguiré admirándote en silencio.
12
1comentarios 273 lecturas prosapoetica karma: 8

Querido silencio

Querido silencio, perdona mi interrupción. Acabo de disolverte y te pido disculpas. Pues tú otorgas mas inspiración que los ojos más bellos, que la melodía más sutil, y a ti vuelvo a cada instante. Perdóname, perdóname.

Pero es que este ser de carne necesita decir algunas cosas y para ello es preciso que desaparezcas. Tímido como un caracol, necesito escuchar mi propia voz para saber que existo. Lento como se alargan las sombras al atardecer, surco esta página con frases que me indiquen lo que soy, de dónde vengo y adonde voy. Busco respuestas en ellas. Y la verdad que me transmitan no podría existir sin ti, tú que eres sin llanto, sin risa, sin sonido. Ante ti, querido silencio, me inclino.

¿Cuál es el origen? Si todo lo llegase a saber, aún el origen se escaparía de mi capacidad de comprensión. A lo desconocido se llega con la mente, a lo incognoscible la mente jamás podrá acercarse. Fue así y siempre será así. No importa cuan complejos y rápidos sean nuestros pensamientos, ni la extensión que puedan abarcar. Si alguna vez se acercaron al origen, antes de llegar a él, desaparecieron. Porque eres anterior a la palabra, a la voz, a la mente. Por lo que detengo mis palabras y te espero, querido silencio.

Estás junto a los amantes que absortos cara a cara se contemplan y se hacen sin pronunciarlas las mismas preguntas sin respuesta. Junto a los que buscan en soledad, los que están por venir y los que ya se fueron. Recurren en nuestro interior las palabras que en tu presencia no se dijeron. Un secreto de amor o miedo, de orgullo o arrepentimiento que cada cual guarda adentro. Al final del día hemos vivido casi todo el tiempo en tu seno, querido silencio.

Después de haber cerrado los ojos, escucho desvanecerse el eco de las palabras pensadas y vuelves poco a poco. Antes de que los sueños aparezcan en la noche, durante un tiempo que no puedo medir, en un espacio de dimensiones desconocidas, en ti me disuelvo. Si es que algunos pensamientos lejanos quedan, acaso bailen en tu presencia. Y se digan los unos a los otros: "fijaos cómo suena esa flauta, ¡vamos hacia ella!". Querido silencio, ¿seras tu también la meta?

Para oír y entender me haces falta. Cuando me olvido de mí mismo, cuando penetras en mi ser desde fuera, cuando brotas de mis entrañas desde adentro, me dejas sin voz y sin pensamientos. Lúcidamente estupefacto, no alcanzan palabras ni razón para describirte aunque en tu nada me sienta total y completo. El sonido primordial que da sustancia y forma al universo no podría encontrar su existencia sino en ti, querido silencio.

Estas palabras pronuncio mientras te rompo en pedazos, mas las ignoras con una sonrisa en tus inexistentes labios. Tal vez tampoco sepa yo de que hablo. Mas sensato acaso sea callar, sin nada mas que decir, disculparme de nuevo y a ti volver, querido silencio.
leer más   
10
1comentarios 231 lecturas prosapoetica karma: 31

Uno no es de uno

Dicen que uno solo es de uno

¡mentira¡

Uno es de quién le saca sonrisas
De quién gana el sol en una competencia
De quién besa en el invierno
De quién se enamora a dos manos
De quién lastima y cura la piel y, de paso
El corazón.

Uno es de quién ve las estrellas azules
De quién juega en instantes
De quién conversa en círculos
De quién alza la mirada al cielo necesitando el rocío
De quién esquiva la línea de su mirada;
Por acribillar sus pupilas.

Uno es de quién espera bajo las dos primaveras
De quién navega en el agua sal
De quién se embarca en un puerto desconocido
De quién descubre la poesía de su mano
De quién enamora en el presente, resguardando el futuro
Y en secreto el pasado.

Uno es de quién conversa con nuestra cintura
De quién gana un partido a la vida
De quién comienza un nuevo comienzo
De quién saca polvo a la medalla del corazón
De quién sirve al destino bajo las órdenes compactas
Y tácitas de su boca.

Uno es de quién agita su cometa bajo la noche
De quién danza al ritmo de una canción
De quién habla en un párrafo
De quién contamina el aire con su aliento
De quién persigue nuestro extraño ser y
Lo hace un ser magnifico.
leer más   
10
4comentarios 121 lecturas versolibre karma: 18

El terrible silencio que me envuelve todo el tiempo

No paro de gritar en silencio todo lo que te extraño.

La garganta se hace más finita.
Duele y también duele el pecho.
Ya estoy aturdido de no escucharte nunca.
Ya estoy aturdido de no verte en ningún lado
excepto cuando cierro los ojos.
Ya estoy aturdido de tanto silencio.
Ya estoy aturdido de no vos.
leer más   
10
2comentarios 161 lecturas versolibre karma: 46

Su mirada

Podrá ser
cualquier día
y a cualquier hora.

Pero sin duda alguna
será frente a un café:
su mirada.
leer más   
6
1comentarios 231 lecturas versolibre karma: 44

Diré

Te diré la palabra que buscas,
en el silencio de mis labios.
Intentando expresar,
el murmullo de mis pensamientos.

Oscar Mena ®
Colombia
6
sin comentarios 280 lecturas versolibre karma: 48

Silenciosamente te borraron la memoria

Silenciosamente te borraron la memoria.
No importaron las huellas que el tiempo dejo como recordatorio en tu rostro.

Tampoco importó que en el pasado hubieras entregado todo por ellos.
Nada te quedo de un mundo que solo devoró tus energías consumiéndolo todo.

Tal vez la ansiedad fue su pretexto perfecto.
Porque ahora solo vas recorriendo los lugares que recuerdas con tu fiel perro.

Solo escuchas a lo lejos las plegarias falsas de casi todos.
De aquellos que solo les importa impresionarse mutuamente.
De los que van cuidando su karma como si fuera su único legado.
Pensando que solo se puede tener lo que se quiera con dinero.
Creyendo que basta con tener la mente en las virtudes del otro para llegar hasta la cima del cielo.

Soñando en tentaciones y olvidando que se debe aprender a enseñar a amarlo todo.
Olvidando que no debes olvidar lo que a todos ya han olvidado.

La historia se repite contigo.
Tú también hiciste lo mismo conmigo.
Silenciosamente también me borraron la memoria.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
23/01/2017.
15
6comentarios 803 lecturas versolibre karma: 54

Oda al silencio

Ojos haciendo de cuerdas vocales,
tan tímido y tan comunicativo,
doloroso si parece que grita,
dulce si lo acompañan mil caricias.

Hablado nunca por nadie,
callado siempre por todos,
ausente en cada poema,
ausente y presente en éste.
leer más   
4
sin comentarios 112 lecturas versoclasico karma: 48

Silencio

Extraño al silencio que ama al sonido del viejo acordeón que añora los días de fuerza y calor del eco que ayer penetro los vientos gimiendo deseos matando al olvido.

Extraño al silencio que enfrenta al destierro no teme a las balas que guarda el caudillo no huye a la mano que aprieta el gatillo de aquel que se cree el juez de la vida quien malo cual bueno quien vive quien muere.

Extraño al silencio que vive en las sombras y solo en las noches le habla al perdido de amor sin abrazos de besos usados.

Te extraño silencio te espero en mis miedos.
leer más   
7
1comentarios 268 lecturas prosapoetica karma: 50

Escribiendo

Unas veces es un pensamiento, otras veces simplemente un sentimiento. El caso es que otra vez estoy escribiendo.

Puede surgir de la nada, no importa el lugar ni la hora ni si estás sola o acompañada.

En cualquier momento llega el silencio gritando todo lo que estás callando.

Como lo lees, silencio y grito van de la mano.

Pero no te quedes pensando ni le busques cordura a semejante locura.

Solo tienes que entender que hay cosas que desaparecen solo para que las puedas ver.
leer más   
5
2comentarios 131 lecturas versolibre karma: 59

Rencores

Si me vas a mirar mal, no me mires.
Si me vas a hablar mal, no me hables.
Si tienes algo en mi contra, escúpelo.
Dame al menos el derecho a defenderme
ante el cobarde ataque del silencio.
Ignora mi existencia si sólo puedes escudarte en un rencor que ni siquiera reconozco.
leer más   
8
1comentarios 64 lecturas versolibre karma: 67

El hilo de la memoria

Convocas el silencio
de la noche estrellada.
Tira del laberinto
el hilo de la memoria.
Olvidadas imágenes
se desbordan como río
en la noche callada.
El naufragio te espera
al despuntar el alba.
leer más   
12
4comentarios 220 lecturas versoclasico karma: 62

El silencio me hizo ser más fuerte

El silencio me hizo ser más fuerte
Siempre fue sabio silenciar la mente
Sin el caos que le impide un gran instante
Para sentir poder y escaparse

No quiero lidiar con el gran bullicio
Ellos huirán del total escándalo
Mientras yo aquí me mantendré luchando
al tener que expresar lo que siento

Con energía fluirá todo adentro
Más allá del grande dolor humano
Por ti seguiré fiel a mi sentido
Con mi propio ritmo siempre ganando

Yo deseo navegar con rumbo fijo
Y luchar constante al escucharme
Basta con poder sentir lo profundo
Ellos desean el poder naufragarme

Me gusta poder ser muy diferente
Es sencillo para mí el amarme
y describir con letras mi tesoro
Solo basta con tener mi propio mundo

Escucho un montón de ideas atento
Pero no cambio sigo fiel amando
hasta que el puente lo desborde
luchare fuerte para a ti tenerte

No quiero hundir mi barca rebelde
Prefiero navegar para sentirte
y doblegar al poder en secreto
Siempre aquí estaré para protegerte

Poesía.
Miguel Adame Vazquez.
09/02/2017.
14
2comentarios 532 lecturas versoclasico karma: 50

Silencios

No digo nada
no dices nada
y así será siempre
no por juego, no
es por no contaminar esta nube
sobre la que me siento
a esperar tus reflejos

Me lleva la marea
al margen de tu costa
involuntariamente
Eres el sol en mis silencios
Cuento los pasos y escalones
esos que nos separan
y los que nos acercan

Yo no diré nada
y tú callaras siempre
leer más   
9
2comentarios 100 lecturas versolibre karma: 67

Quiero lanzar palabras

Quiero lanzar palabras
en un vuelo
para que el viento
las disperse
en el aire de tu aliento.
Quiero lanzar palabras
ligeras como la espuma
que te acaricien los párpados
mientras me sueñas
a la luz de la luna.
Quiero callar palabras
que bullen aquí adentro
y envolverme en un manto
de profundo silencio.
leer más   
14
4comentarios 158 lecturas versolibre karma: 47

Aún en el silencio nos podemos escuchar

El viejo reloj de cuerda en la pared nunca detendrá el conteo del tiempo.
A nadie engaño con esa historia de escribir mi propio cuento.
No lo haré con seguir cada día solo una rutina perfecta.
Nunca lograré superar a mi propia luz con la llegada de la noche y la luna trascenderá con su propio brillo.
Solo atinaré a correr hasta el mismísimo cansancio para poder entonces abrazarlo y despertar con ese ímpetu vacío de la vida.
Hasta que no pueda nuevamente olvidar que un momento puedo ser sincero.
Porque aún en el silencio más absurdo puedo escuchar y apaciguar a la noche con un instante supremo.
Aún prefiero seguir prohibiéndome el miedo de una memoria que nunca olvida.
Y seguir con aquellos recuerdos que andan sin poder evadirlos porque son secretos tristes.
Son momentos que quizás nunca volverán.
Y eso me duele porque quisiera despertar y escucharlos de nuevo.

Aún en el silencio nos podemos escuchar.

Poesía
Miguel Adame Vazquez
25/02/2017
14
2comentarios 292 lecturas versolibre karma: 59
« anterior1234522