Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 836, tiempo total: 0.005 segundos rss2

¿Qué fue aquel sueño?

¿Qué fue aquel sueño?
Sentí explotar en mi interior
el renacer de la vida,
el resplandor de su luz.

¿Qué fue aquel sueño?
Quizás tu corazón que me llamaba
que quería escapar y no podía.
Y llamó a mi corazón en la noche.

¿Qué fue aquel sueño?
Solo sé que fue bello.
¿Y qué si no, más bello que tú?
Eras tú, estoy seguro.

¿Qué fue aquel sueño?
Fue una luz resplandeciente
fue una descarga de energía
una descarga de placer.

Seguí durmiendo hasta el rocío
recordé al abrir los ojos,
y pregunté a la mañana:
¿Qué fue aquel sueño?

Poema original de "DPoesia y Relatos" publicado en bubok.es y Amazón.es
leer más   
3
2comentarios 254 lecturas versolibre karma: 12

Aún recuerdo

Aún recuerdo la última vez que soñé despierto:

Con los ojos bien abiertos,
una mirada encendida;
viajes sin vuelta, sólo ida,
temor a un futuro incierto.

Aún recuerdo la última vez que soñé dormido:

Con imágenes difusas,
paisajes descoloridos,
con caricias de mi musa
donde habita el olvido.

-¿Qué han hecho con mis sueños?
-Preguntó aquel soñador-
-Los han roto con tu empeño
de hacer un mundo mejor.
leer más   
7
4comentarios 322 lecturas versoclasico karma: 13

Sueño

Tu nombre
quiere escapar de mi garganta,
saltarín y travieso
brota por mis pensamientos.
En su lugar exclamo mi deseo soñando,
que me muerdes los labios,
soñando que me pides silencio.
Caricias suaves
alimentan el momento
pensando tenerte,
pensando en tu fuego.
Respiro profundo
imaginando tu cuerpo
y sueño con tu aroma
mientras te deseo.

Marisa Sánchez
9
4comentarios 374 lecturas versolibre karma: 28

Sueños negros

Quizá, el negro velo de la noche
se derrame con hambre
sobre el asfalto, las nubes o el mar.

Hacia mi, hasta mi, para mi…

El horizonte se alía con mis manos
y se deja conquistar.
Llanura inmensa, hechizo negro…

Ante mi, sobre mi, detrás de mi.

Que caiga el velo y me devore,
que su boca se desenrolle y se deslice
en el asfalto, las nubes o mi espalda.
leer más   
7
5comentarios 237 lecturas versolibre karma: 12

Hoy puse en mi puerta un pequeño atrapa sueños

El nombre se enferma
el alma se cansa y solo pide un poco de amor que deje fluir
a el agua que alguna vez fue cristalina u que se siente estancada,
se enturbian los intentos fallidos por ganar la última batalla.

Solo se necesita un pequeño puñado de alegrías
como aquellas que has dado a manos llenas,
solo se necesita un poco de calor que aliente a un corazón atribulado,
solo se necesita un abrazo tibio
que impulse la fuerza para soltar el lastre que ata a el cuerpo
y lo mantiene anclado en un río de aguas frías y oscuras.

Duele la humanidad que poco a poco carcome la esencia,
duele saber que solo queda un par de ojos tristes que no sabe mentir,
duele la sonrisa tenue que sale a la vida
sin poder ocultar el sufrimiento que siente en sus propias entrañas.

Duele la fragilidad del aliento que se detiene en el tiempo
y que no puede distraer el vaivén de los momentos lúcidos y agitados,
duele saber que tienes que estar ahí
deteniendo al universo cíclico y cósmico que nunca parpadea.

Duele saber que tú estás ahí
observando los segundos pasar uno a uno
y tú solo sigues pensando en todo el mundo menos en ti.

Duele saber que sigues sintiendo la balanza de la vida
como si se tambaleara con cualquier movimiento del viento
Duele pedir que no te abandones en estos momentos más oscuros
Y que la misericordia sin rencor y engaño
envuelva como una manta blanca tu cuerpo paralizado.

Duele oler el miedo de la luna ensangrentada implorando venganza
tú estás ahí,
solo pidiendo un poco de paz para tu casa,
ten calma porque la vida no se acaba
tu nombre esta escrito en el árbol de la vida.
Tu verdor retoñara con las semillas sembradas en el pasado
Y volverá el ruiseñor a tu ventana
Te veré cantar y sonreír a la vida que tanto amas
A cántaros rebosarán los ríos del alma
que traerán consigo un montón de esperanzas.

Son muchos los corazones que aún laten a tu lado
date cuenta de las muchas luces que son prendidas a tu paso
y que no dejarán que pierdas tu sendero.

Hoy puse en mi puerta un pequeño atrapa sueños.
lo puse para ti
y en esos sueños
siempre estarás tú como siempre.
Sonriendo.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
27/09/2015.
14
sin comentarios 263 lecturas versolibre karma: 28

No me despiertes

Amalgama tenue
de ruidos y vacío.
Quizá es un sueño...
En mis ojos sin párpados
vulnerables a la belleza,
se recrean la algarabía y las luces.
Y como si un velo
me cubriera el alma,
me envuelve la distancia
donde nada se escucha,
nada te toca,
nada te miente.
La efímera muerte
de la consciencia al dormir.
No hay dolor.
Por favor, no me despiertes.
leer más   
11
3comentarios 168 lecturas versolibre karma: 64

Decadencia nocturna

A veces la mejor rima la encuentras en el bus a casa,
ese nocturno que pasa cada media hora haciéndote desesperar.

No pienses mal,
no todo lo escribo borracha,
pero ayuda.

Acordarte de tus obligaciones y responsabilidades te reprime las ganas de vivir,
coarta tu capacidad de soñar,
de imaginar unas palabras que concuerden con tus sentimientos en ese momento,
de convertir alegría en tristeza y viceversa,
de jugar con tu mente como un niño juega con su coche o su casita de muñecas,
y de utilizar tu intelecto para algo más útil que aprobar un examen de matemáticas,
que, sinceramente, no sirve para nada.

Ninguna ley es cierta,
ninguna ley está demostrada al 100%,
a lo mejor dentro de 5000 años ni la ley gravitatoria tiene su lugar.

Cree en lo que ves (y ni eso),
en lo que sientes,
en el aquí y ahora,
no vaya a ser que todo sea un sueño
y te despiertes antes de tiempo.
9
sin comentarios 95 lecturas versolibre karma: 9

.... ( no he sabido ponerle título )

Me doy cuenta que soñar contigo es como pedir peras al olmo
que las noches de borrachera son para mis musas el colmo
y para ti cloroformo

pero que está bien así,con eso me conformo
los sueños , sueños son el fondo
lo importante mi vida , es saber , como de hondo
es el agujero que deja tu abandono

que si tú te vas yo me arrincono
me acojono, me transformo en bobo
todo pierde su sentido poco a poco

por eso mi vida
quédate a mi lado,acurrucado
y veras como mi corazón esperanzado
saca la mejor sonrisa de este tonto enamorado

@algova82
8
6comentarios 341 lecturas versoclasico karma: 11

Su recuerdo arrullara mis sueños

Ella era de día un rocío matinal que florecía con la fría mañana.
Y en la noche nada le impedía que su canto heredado por muchas generaciones arrullara mis sueños.

Su máximo orgullo fue el fruto de su vientre amado.
No le importaba en lo absoluto el paso de los años.
Si en ese tiempo que avanza la esperanza alentaba su entusiasmo por poder volver a ver a su único hijo amado.

Recuerdo su alegría por cada uno de nosotros después de los muchos días de bullicio y escándalo.
Y de las gloriosas visitas que teníamos al mar azul que reflejaba la luz de un sol esplendoroso.

Recuerdo su tristeza cuando llegaba la hora del adiós y con esa despedida venía el llanto de los dos, madre e hijo.

Me queda la nostalgia de saber que era un niño de seis años que no comprendía del todo ese dolor que los separaba.
Nosotros como niños solo atinábamos a adelantar nuestro partir para no ser testigos de esa despedida que en cierta forma desgarraba.

Pasaron los años y la abuela venia de visita.
Yo corría ante su presencia por un abrazo de ella, era especial era la abuela.

Sus ojos brillaban.
Su cabello negro y largo brillaba.
Sus pies descalzos sentían el poder de la tierra que nosotros hemos ya dejado de sentir.

Aún recuerdo aquella imagen, los momentos que parecían eternos para un niño al observar a su abuela cepillarse bajo el sol aquel cabello que no anunciaba el correr de los años.

Recuerdo muy bien aquel aroma del aceite de coco.
Que me transporta a aquellas tardes interminables donde jugábamos todos bajo el resguardo de las olas del mar

Hoy la abuela y mi padre ya no están.
Pero aún sus recuerdos forman parte de mis días.
Mi máximo orgullo es tener su nostalgia en una noche fría donde su pasado arrullará a mis sueños.

Poesía.

Miguel Adame Vazquez.
22/12/2016.
16
2comentarios 532 lecturas versolibre karma: 12

Anoche soñé que me hablabas

Anoche soñé que me hablabas.

Decías que querías verme, y yo respondí a malas.

Te juro que no me fijé en el nombre, últimamente hay muchos bucaneros que quieren asaltarme y nunca me habría imaginado que tú me escribirías.

En cuanto me di cuenta intenté remediarlo, sé que tengo que apechugar con mis errores, con mis impulsos y actos.

Y no siempre sale bien.

Pero supongo que al ser un sueño la suerte estaba de mi lado.

Y te vi, ahí, con esa sonrisa y esas ganas de vivir, con esa bandera pirata que no sueltas nunca, como querría que no me soltaras a mí.

Luego me desperté y lo único que supe hacer fue ponerme a redactar esto, ya que no puedo dibujarlo sobre tu piel.

Eres pura inspiración, que me atrapa hasta en sueños y, posteriormente, no me deja volver a dormir.

Ahora solo espero ese mensaje en cualquier momento en el que un pellizco duela, pero no llegará.

Sé que no llegará.

Esto es una carta al vacío, nunca la recibirás, y si la escuchas no sabrás que va por ti, por ese que hay debajo del sombrero, que tiene nombre de ciudad y, aunque no lo sea, con sus palabras encendería cualquiera.

Podría recordar todos los labios que he besado, todos los cuerpos que he visitado, pero no serviría de nada, ninguno fue como el tuyo, ninguno me conquistó tan bien.

Tu vida está hecha, y siendo una estocada directa a mi incandescente corazón, sé que jamás estaré en ella.

Jamás podré pasear contigo, ir a un bar a tomar una cerveza o un café en tu compañía.

Jamás podré besar esos labios de nuevo, ni acariciar tu cuerpo mientras te abrazo.

Jamás podré ver una película a tu lado en un domingo aburrido convirtiéndolo en inolvidable y, cuando menos, divertido.

Jamás perdonarás que la cagué.

Jamás me verás de otra forma, y duele.

Duele mucho, pero mi alivio es que siempre podré escucharte pese a que tus palabras no vayan dirigidas a mí.

Así que viviré con ello, seguiré admirándote en silencio.
12
1comentarios 273 lecturas prosapoetica karma: 8

Sin trucos

Mira con su corazón
Sonríe con su mirada
Palpita con el alma.
Escribe su ternura interior
Con las manos llenas de luz.
Brilla cuando vuela
Por la magia de su esencia.
Enciende estrellas,
Colorea la luna,
En su cielo de amor.
leer más   
9
sin comentarios 158 lecturas versolibre karma: 12

Matarse en la carretera del trueno

Nos creímos el mito americano.
Pensamos que aunque no fuéramos
el rey ni la reina del baile, podríamos
montar en uno de esos devoradores
de gasolina de antes de la crisis del 73,
y en plena noche lanzarnos por los
dos carriles que nos llevarían a
cualquier parte, que de alguna manera
lograríamos montárnoslo bien.
La voz de Bruce sonaba tan convincente
que pensamos que al final de la escapada
llegaríamos a la tierra prometida, volando
sobre la carretera del trueno.

Así que nos lanzamos, aunque no
teníamos una guitarra que supiéramos
hacer hablar, ni nuestro coche fuera
grande, ni tampoco tuviéramos tantos
miles de millas por recorrer como todos
aquellos que condujeron de costa a costa en
busca de un sueño. Pero pusimos el
Kill’em All, bajamos las ventanillas y
nos lanzamos a la aventura, soñando que
haríamos como Metallica, que grabaron aquel
disco tras ese mismo viaje alucinante,
y nos lanzamos a la aventura a todo trapo
por la carretera del trueno.

Pero no teníamos destino ni dirección,
y los tiempos han cambiado más de lo
que predijo Dylan, y al final no había un lugar
donde hacer ningún sueño realidad, sino
un muro de hormigón, sonrisas profesionales
y rechazos continuos. Nos estampamos, y ahora
vagamos como espectros haciendo autoestop,
en busca de alguien que nos tienda la mano
y nos vuelva llevar de viaje, dispuestos a volver a
matarnos en la carretera del trueno.
leer más   
8
sin comentarios 184 lecturas versolibre karma: 7

A ella

Y si los dragones no existen,
¿porqué tengo miedo?
Y si lo bonito es el azul del cielo,
¿de que tengo miedo?
¿Y si la tristeza y el vacío
que ahora siento,
no son más que un mal sueño?
¿Porqué estoy sufriendo?
¿Porqué no me oigo?
¿Porqué no me siento?
¿De que se lamentan?
¿Porqué están llorando?
¿Porqué no despierto?
¿Y tu, quién eres tu?¿Qué fría estás?
Ven conmigo mi vida, ven,
ven conmigo y lo entenderás.
leer más   
7
2comentarios 225 lecturas versolibre karma: 7

Constelaciones en tu espalda

Quiero despertarme y acariciar tu espalda. Perderme en sus límites, poder dibujar carreteras con mis dedos en tu cuerpo libre de fronteras. Quiero que sea domingo y que no huela a café, porque la noche ha sido tan larga que se nos haya acabado. Quiero cerrar mis ojos cuando el Sol entra por la ventana, y tu abrazo desnudo se acompasa al mío.

Domingos astrománticos por todas partes, sueños de papel que vuelan con la brisa del aire que producen tus carcajadas. Días de esos que se dicen perfectos, pero que uno no lo sabe hasta que de pronto una tarde los echa de menos.

Sueño con situaciones imposibles, a las que no me atrevo a hacer frente por miedo.

Instantes perdidos en la maraña que teje mi mente, caricias que rompen cuerpos en lugar de acercarlos. Piel erizada por la culpa de no ser culpable. Dicen que no hay más ciego que el que no quiere ver. Yo acaricio y no siento. No sé si existe refrán para ello, o si soy el único maldito que lo padece.

Quiero despertarme y que no me importe que día sea. Ponerte una cara sonriente en la tostada, decirte cuatro tonterías y hacer un fuerte en la cama. Que solo exista una bandera, y sean tus bragas izadas. Rendirme ante ti y esperar que me impongas un beso de castigo, y un abrazo de perdón.

Sueño mientras escribo imaginando un cuerpo de arena que se me escapa entre los dedos, y que antes de darme cuenta, ya ha terminado su caída y se ha dado la vuelta. Demasiado tarde para este viajante onírico.

Y yo cobarde, sólo quiero eso.

Ser barro en tus manos,
Pan en tu boca,
Y hambre en tu cuerpo.
leer más   
9
1comentarios 510 lecturas prosapoetica karma: 39

#Chicaespiral

Solo me queda soñar con tus ojos
con tus labios
tus manos
y tu manera de mirar al mundo
con esas espirales que se han ido volando de tu cabeza
que seguro volverán
pero como todo
necesitan su espacio
su tiempo
ahora que hay tantas interrogantes en mi vida
tú eres la mejor respuesta para todas

#chicaespiral

@algova82
7
2comentarios 157 lecturas versolibre karma: 43

Y se rompieron

Los sueños se rompen con el paso del tiempo?
pregunté, terriblemente débil en espíritu,
casi sin voz,
escondida detrás de una coraza
que yo misma había colocado ante mis ojos.
Tú no respondiste; me miraste un segundo
y empezaste a andar hacia otro lado.
Los dos llorábamos,
pero ni tú ni yo quisimos admitirlo.
Ninguno de los dos volvió a llamar.
A lo lejos,
se oyeron las terribles carcajadas del tiempo.
leer más   
9
1comentarios 147 lecturas versolibre karma: 45

Yo cuidaré de tus sueños

Descansa.
A veces los sentimientos se van arremolinando en un corazón abierto y pueden ser una carga muy pesada.

Muchas de esas veces no encontramos el camino por el cual podemos regresar a casa.
No te inquietes.
Tú propio instinto te llevará a la seguridad del nido.

A veces la vida es como aquella pequeña rendija en la ventana.
Y puede ser muy angosto el sendero que conduce a lo que debe ser lo correcto.

Muchas veces el olvido te domina.
Y te niega a seguir adelante sabiendo que no pasará nada.

Descansa.
A veces la mente se acobarda.
Y uno quiere salir corriendo sin ningún miramiento.
Muchas veces la incertidumbre es un horror inmenso y no puedes controlarlo todo.

Tú eres el único dueño de tu vida.
Usa la sabiduría que tus antepasados te han heredado y vive.
Vive intensamente amando siempre la verdad.
Y esa será tu mejor guarida cuando estés lejos de casa.
Vive.
Vive hija amada.
Vive tu vida.
Porque estoy seguro que seguirás encontrando todas las respuestas a las preguntas que te oscurecen tu verdad.
Yo cuidaré de tus sueños

Poesía.
Miguel Adame Vazquez.
26/01/2017.
15
2comentarios 516 lecturas versolibre karma: 48

Otra velocidad

Otros sueños tú tenías:
viajar por otras miradas,
ciudades y madrugadas
de latitudes más frías.
Otra velocidad, decías.

Con besos, yo lo negaba.
En el fondo me encantaba
tu prisa por hacer todo,
allí y ahora, y el modo
en que tu piel me quemaba.

En septiembre me dejaste
con rapidez y elegancia,
y tu justa equidistancia
dio con mi rencor al traste.
¡Qué más da si me engañaste!

Mas cuando pienso, eso sí,
en tus labios carmesí,
seguimos, por un segundo,
tú con tus ganas de mundo,
yo con mis ganas de ti.


Foto: Chiara Cremaschi (flic.kr/p/8xXPoi).
leer más   
27
24comentarios 553 lecturas versoclasico karma: 61
« anterior1234542