Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 659, tiempo total: 0.005 segundos rss2

Pasaje Casual #3

Fueron
pasando
los
segundos
y los amores,
los besos, los corazones
y aun no se
si era espacio o tiempo.

-R. Vela.
leer más   
7
sin comentarios 217 lecturas versolibre karma: 7

Tiempo

Busco el tiempo,
para los millones de libros de la biblioteca de la facultad que no leeré
Tengo ilusiones
Poéticas
Filólogas

No hay tiempo,
Quizás se lo llevó un centro comercial
Un café con amigas
O una eternidad junto a mi otra mitad

El tiempo se escapa
Libros en vitrinas,
Apuntes de filología

¿Dónde está el tiempo,
para ampliar mis horizontes literatos?

Tiempo discreto
Tiempo continuo
Tempus fuguit

No hay tiempo
leer más   
6
sin comentarios 405 lecturas versolibre karma: 25

El tiempo transcurrió brevemente

El tiempo transcurrió brevemente
como aquellos segundos incómodos que que se van diluyendo
tu vida colapsó de repente
nada te dio el tiempo suficiente para poder distraer a la próxima muerte.

Ese destino es seguro
cada que vez que el manantial de la vida
deja de salir a borbotones y se aleja de frente.

Fueron breves tus memorias
como imágenes robadas y ajenas al dolor profundo
se esfumaron al no quedar tan siquiera un solo rastro de ellas.

El cuerpo se enfermó por tanto frío que la soledad lleva
el tiempo caló a los huesos
hasta que ya no importaban los caudales de amor vertidos en ellos
solo quedó el dolor de la noche que oscurece ante la gloria que es pasajera.

Solo quedó el orgullo inocuo de una vida que no es plena
dejaste que tu brillo se extinguiera
y se fuera la dicha que fue honrosamente ganada
fue el último instante que reíste desafiante por ella.

El tiempo trascendió rápidamente
no debes de temer que se agote el reloj de arena
que todos llevamos dentro
contarán las innumerables ocasiones que lograste amarte.

Contarán en el cielo que te observa callado
solo venimos a este mundo a poder amarnos
no dejes que el tiempo transcurra sin historia
recuerda que solo morirá el cuerpo.

Tienes que lograr dejar algún recuerdo
en aquellos que te quieren
si lo logras el tiempo no habrá transcurrido inútilmente.


Poesía
Miguel Adame Vázquez.
13/02/2016.
15
sin comentarios 433 lecturas versolibre karma: 84

Nostalgia

Un lugar, una cama, una prenda,
una imagen, un dibujo, un plato, una palabra.
Hablo de un común que lleva a mi memoria
al encuentro con el recuerdo,
uniendo presente y pasado
por capricho y sin aviso,
sólo un rato.
Nostalgia siempre hace sentir,
Nostalgia es capaz de unir lo vivo con lo muerto.
Nostalgia se hace llamar, pero todos
por distinto nombre la conocemos.
Dicen que no tiene apariencia,
pero yo siempre la veo.
Te la puedo describir:
Unas veces es rubia, otras morena.
Unas veces es joven, otras anciana.
Unas veces es niña, otras niño,
hombre o mujer,
animal o humano.
Te aseguro que es caprichosa, pues
no quiere permanecer, ya sea
estando despiertos o dormidos.
Maldita la nostalgia que me hace creer
que mis añorados seres queridos
siguen vivos.
Maldita la nostalgia que me hace creer
que puedo ganar algo
que sólo puedo perder.
Dicen que los muertos los perdemos una vez,
pues yo digo tres:
la primera vez en su adiós, la segunda en su olvido
y la tercera, tras despertar del recuerdo
al que Nostalgia nos lleva
consiguiéndonos engañar.
Seguiría maldiciendo a Nostalgia si no fuera por conseguir
reunirme con mis seres queridos, haciéndome disfrutar
una vez más de mis platos favoritos
y mis lugares preferidos.
Bendita la nostalgia que me da
la oportunidad de jugar una vez más
con mis perros, mis gatos y mis abuelos.
Bendita la nostalgia que me transporta
a las playas de Barcelona, a los pueblos
de mi infancia y a la calma de la montaña.
Nostalgia, unas veces me enfado contigo
por aparecer sin avisar, marchándote igual.
Otras veces te agradezco
que hagas posible en mi mente
lo que físicamente ya es nada.
Eres una sabia consejera que me ayuda
a corregir los errores del pasado
y una mala amante que no está cuando
yo quiero, sino cuando quiere.
Nostalgia, estás en todos.
Nostalgia, te doy las gracias.
9
4comentarios 229 lecturas versolibre karma: 21

La rueda de las estaciones

Nos hace soñar
la danza del tiempo.
Pasan como un soplo
verano e invierno.

Las plantas, los árboles
transforman su aspecto,
muestran su esplendor
en mes abrileño.

El verano llega
en solsticio pleno.
Los días son largos,
vibrantes, intensos.

Cuando llega otoño,
sopla fuerte el viento.
Con desnudas ramas
aparece invierno.
leer más   
15
4comentarios 629 lecturas versoclasico karma: 46

En el corazón del vértigo (extracto)

El lugar de las formas
en la espiral del tiempo,
todo igual en la vorágine,
los rostros se despiden
en las aceras del miedo
y el viento regresa
de la misma ausencia.
5
sin comentarios 198 lecturas versolibre karma: 27

Y se rompieron

Los sueños se rompen con el paso del tiempo?
pregunté, terriblemente débil en espíritu,
casi sin voz,
escondida detrás de una coraza
que yo misma había colocado ante mis ojos.
Tú no respondiste; me miraste un segundo
y empezaste a andar hacia otro lado.
Los dos llorábamos,
pero ni tú ni yo quisimos admitirlo.
Ninguno de los dos volvió a llamar.
A lo lejos,
se oyeron las terribles carcajadas del tiempo.
leer más   
9
1comentarios 147 lecturas versolibre karma: 45

De más

Dame un papel en blanco
que tengo tinta de sobra.

Dame tiempo
que tengo planes de más.

Dame amor
que tengo vacíos que llenar.

Dame una oportunidad
que me tengo que desarmar.

Que tengo un universo dentro
atrapado en las entrañas
batallando para triunfar.

Mil latidos
con suspiro
cuando te veo pasar.
leer más   
11
2comentarios 174 lecturas versolibre karma: 56

Inhibición

Guardarse, porque puede nevar
y duelen las manos frías.
Guardarse porque son más largas
las piernas si las sueñas.
Guardarse para escapar del ruido
y poder trabajar.
Guardar el pan
para el mejor mantel,
guardarlo del pico duro
de los pájaros.
Guardarse por respeto
al silencio de otros,
porque no hay tiempo de nada,
pero es larga la vida
8
sin comentarios 149 lecturas versolibre karma: 45

El tiempo que perdimos

El tiempo que pasa a nuestro lado
nos saluda desde el asiento trasero de un coche,
se divisa en la isla que nunca visitamos.
leer más   
6
3comentarios 191 lecturas versolibre karma: 54

De carne y hueso

Mi pelo, sigue haciendo los mismos desastres de siempre.
Mis ojos, permanecen clavados en algún más allá de acá.
Mi boca, persiste en silentes palabras y curvadas sonrisas.
Mi nariz, alterna entre el aroma a presente y caídos recuerdos.
Mis mejillas, rescatan el rubor ataviado de un no obstante.
Mis orejas, son interminables senderos por donde pasea la música.
Mi cuello, habita entre roces erizados y cuerdas vocales.
Mis hombros, sobreviven a mis sueños mientras cuelgan mis brazos.
Mis pechos, metamorfosean entre la edad del tiempo y el clima de la pasión.
Mi abdomen, transformó deseos en el latir de tres corazones por el mío.
Mi espalda, acecha a las sombras que persiguen mi retaguardia.
Mis caderas, perpetúan el andar uniendo pasos, poses, pesos y pasmos.
Mis piernas, vienen y van, me cargan o se cargan cuando la sangre fluye.
Mis pies, mis pies resisten los embates.
leer más   
9
2comentarios 222 lecturas versolibre karma: 62

Tic-tac

Tic-tac

El reloj de la vida sigue sonando, tal cuál.

El cronómetro no para de contar, tic-tac.
Once y media.
Cielo apagado.
Ruido, sin más.

Vivo encerrado en una melodía que no se de que va, duermo en una bruma de tabaco que me mata por las noches, y me revive por las mañanas.

Tic- tac.

La vida se me va, se me escapa entre los dedos, tal cuál.

No se como detener la avería, tic-tac.
Ambiente cargado.
Ganas de huir y no mirar atrás.

Ganas.

Ganas de mirar desde la cima de una montaña, cogido de su alma y suelto de su mano.

Ganas.

Te ganas el miedo real que siento cuando me miras, por si ves a un niño asustado, que lo que busca es un puto abrazo.

Tic-tac.
Vuelve a sonar, vuelve a tocar esa nota de piano, déjame soñar, tal cuál.

Déjame flotar, deja que huya, tic-tac.
No quiero mirar atrás, quiero ser un desconocido para los demás.

Créeme, lo sé, no soy un poeta.

Miénteme, vamos, revolucioname, insúltame, grítame, mátame, pero no calles, que necesito de tu viento para respirar, y de tu poesía para expirar, que si me falta algo, vuelvo al punto intermedio.

Niño solitario, que lo que quiere es poder soltarlo.

Tic-tac.

Ya está, no hay más, el reloj de arena toca su punto final, tal cuál.

Rómpelo, tíralo al suelo, ¡tic-crag!.
Cógeme del alma y vamos a la montaña, hacía rutas salvajes.

Donde nos perdamos con el tiempo.

Donde nos encontremos con el viento.

Tic-tac.
leer más   
12
2comentarios 162 lecturas versolibre karma: 54

Este es mi secreto

Este es mi secreto.
Un pasado en blanco y sin recuerdos por un mundo de ideas revueltas con el paso de mi tiempo.

Este es mi secreto.
Una chispa con dolor, un solo momento que nunca terminó de llegar por completo en un montón de piezas rotas del cosmos de la vida que siempre se impone.

Este es mi secreto.
Un arco iris lejano en el horizonte repleto de dudas ajenas en un costal lleno de remordimientos.

Este es mi secreto.
Un motín que se rebela a la idea de mis pensamientos por una estrella que se fuga del firmamento y que nunca cae del cielo.

Este es mi secreto.
Un montón de nudos en la garganta que estropea mis sentimientos por un silencio que calla todo y que solo otorga complaciente en su delirio a sus miserables momentos.

Este es mi secreto.
Un calor que nunca abraza en el peor momento donde el frío de la verdad lo tiene todo.

Llegaste a eclipsar de súbito mi única sonrisa.
Te llevaste sin permiso el sonido de mi amor clandestino.
Me dejaste vacío y sin secretos.


Poesía
Miguel Adame Vazquez.
23/08/2014.
12
2comentarios 369 lecturas versolibre karma: 55

Antisoneto para el olvido

Dejaremos que la dulce gravedad,
realice fielmente su gran trabajo.
Caerán mil instantes a destajo
en el agujero de la soledad.

Dejaremos que la Luna de marzo
acune en su vientre el recuerdo
de aquel maravilloso abrazo
y me bese en mi lado izquierdo.

Vuela libre, sólo como tú sabes.
La vida es una burbuja redonda
y de ella no hay quién se esconda.

Y todas las noches gritar a la Luna:
"Estarás. Estaré... Vivirás. Viviré.
Llorarás. Lloraré... Amarás. Amaré."
leer más   
19
3comentarios 134 lecturas versolibre karma: 48

Al paso del tiempo

Que la vida iba en serio
uno lo empieza a comprender más tarde
-como todos los jóvenes, yo vine
a llevarme la vida por delante.

Jaime Gil de Biedma


Que pasó el tiempo es algo que no dudan mis canas. Que la vida iba en serio, como decía Jaime, ya he empezado a comprenderlo. No sé si pronto, no sé si tarde...

El calendario sigue su paso impávido hacia la nada, arrancándose jirones de papel y de horas, horas, horas, horas... Ya no quiero más batallas. Bastante tengo con el silencio, que es como una habitación oscura, llena de telarañas y de recuerdos empolvados, cada vez más deshechos. Se va borrando el trayecto con el paso del tiempo.

Y tú, ¿cuándo vas a dejar mi bandera blanca, tranquila? Si quisieras, podrías frenar esta guerra, bajar las armas, darme una tregua, sellar la paz o condonarme esa deuda que crees que debo —por siempre, todavía—. Siempre hablas de fallos. Yo solo veo zancadas pretenciosas, saltos sin cuerda, rotos en paracaídas, laberintos, callejones sin salida, baches, pendientes escarpadas... nada más. Un relieve complicado del mapa de aquellos días que amarillean y languidecen con cada otoño.

Vine a llevarme la vida por delante, yo también, y debí hacerlo como entra un elefante en una cacharrería. Ahí, sin cálculos ni prudencia, a toda prisa, por la puerta grande. Sin medir las consecuencias y así me fue... Diré en mi defensa que la mesura nunca estuvo dentro del patrimonio de mis cualidades. Soy más de viento, de ola y precipicio. Impaciente, ansiosa y delirante. Ruina sobre los hombros, una ventana al sur incrustada en el pecho y ruedas bajo los pies.

¿Y ahora qué? ¿Cómo acaba la partida? Mi destierro dura ya toda la vida, y aún no sé quién ha ganado, si es que hay premio más allá de la conciencia de saber que no sirve para nada esta contienda maldita.
10
2comentarios 215 lecturas prosapoetica karma: 54
« anterior1234533