Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Así

Así como comienza el dulce canto,
inocuo en apariencia, cruel engaño,
a la mente febril consume el daño,
¿quién pudiera prever tal desazón?

Así consumes tú mi alma sangrante,
que empieza plenamente en alborada,
terminando inefable, malhadada,
en mil pedazos hecho el corazón.

Alda

etiquetas: alda, poesía, arte mayor, endecasílabos, octava italiana, aldanálisis
15
10comentarios 116 lecturas versoclasico karma: 93
#1   Me encantó tu octava italiana!
Poema con estilo y elegancia!
Hermoso!!
Abrazos, Alda!
votos: 0    karma: 18
#2   #1 ¡Que placer leer tu opinión! ¡Muy agradecida! ¡Abrazos!
votos: 0    karma: 19
#3   Bellísimo. El sueño de cualquier juglar recitar esa trova en un escenario. Repito el adjetivo que así de enfático me vino: ¡Bellísimo!
votos: 1    karma: 39
#4   #3 ¡Gracias, mil gracias! ¡Que hermoso elogio! ¡Saludos!
votos: 0    karma: 19
#5   Que hermosura de poema por Dios!!! que versos mas bellos y cantarines. Una autentica dulzura. Me encanta!!!!! felicidades. Un fuerte abrazo
votos: 0    karma: 20
#6   #5 ¡Mil gracias! ¡Que placer que te guste! ¡Un abrazo!
votos: 0    karma: 20
#7   Precioso y melódico Alda.
Abrazos
votos: 0    karma: 19
#8   #7 ¡Gracias, gracias! Te invito a leer el resto de mis poemas (aún no he enviado muchos). Y ojalá te gusten siquiera la mitad de lo que me han gustado los tuyos.

¿Dónde se van los poemas que no se leen?

aún me tiene reflexionando y suspirando.
votos: 1    karma: 39
#9   Un poema lleno de reflexión sobre sus versos juntó a un gran encanto poético
votos: 0    karma: 20
#10   ¡Muchas gracias! ¡Honor que me hacen tus palabras!
votos: 0    karma: 20