Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Berenice

Después de que la lluvia ha cesado, las adoquinadas calles de San Miguel,
se adornan con los collares de la nieve. Y más hermosas aún se ven cuando
Berenice camina entre ellas, aunque solitarias, ella se atreve.

Lleva consigo un bolso cargado de ilusiones. Visita corazones rotos y
quebrados que el tiempo les ha dejado huellas profundas. Ella sabe de eso
pues hace un tiempo un amor le dejó un rincón a oscuras.

Ha decidido permanecer soltera por convicción, sin embargo,
desea acariciar y rozar el viento que le hable de amor,
camina segura y gallarda, espera paciente que sea contestada su oración.

Mientras eso sucede, no se agobia, su rostro es bello,
sus sentimientos son soles que calientan el alma del necesitado,
todos le aman. Su sonrisa es agradable y sus ojos derraman compasión,
a todas aquellas personas, que por alguna razón se han cansado.

Ella es, Berenice…
Camina, sola, pero acompañada de ilusiones y pensamientos
de los cuales nunca tendrán jamás una partida. Por eso cuando se le ve caminar,
aún de espaldas, se le reconoce, por su simpatía y el mundo la alcanza
para decirle: “mil gracias, por tus alegrías compartidas y pasar por esta calle cada día”


Letizia Salceda,,,

etiquetas: berenice, una, chica, muy, linda
15
13comentarios 261 lecturas versolibre karma: 97