Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

El canto de la sierra

...,

¡Oh Dios mío, divina pureza!
Joven poeta busca alguna composición
sobre la materia que ocupa su corazón,
porque siente placer en hacer versos
y así, los hará mejor.

De ahí nacieron grandes poetas,
cuya belleza nos encanta tras años.
¿Pudiera yo resistir esta tierra vendada
de blanco algodón?

Ante aquellos pechos montañosos allí, de vientos purpurados de nieve,
con costumbres austeras ante un público de amable galantería;
y las espumosas nubes allí, miran, atentas,
ese espectáculo cuya alabanza es inmensa: la desigualdad del universo se desvanece.

Allí en mi negro bosque de lluvia como frío,
imagino el estupor del milagro de blanca tierra.
¡Oh Dios mío, divina creencia!
Ningún arrepentimiento a sepultar en el olvido
de esa belleza de la mano del celestial reinado,
entre estos bellos días que anochecen ahora, ya.

Corrompedores del gusto de los ojos,
que arrastra detrás de si aquel tiempo.
La bondad de mis versos no halla más lenguaje
que el del inolvidable romance a la naturaleza pura.

...)

Joël Keffa.
4
2comentarios 75 lecturas versolibre karma: 34
#1   ¡Qué hermoso canto!
votos: 0    karma: 18
#2   Muchas gracias!
votos: 0    karma: 7
comentarios cerrados