Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Cierto

Cierto que me encomendé a diablos y arañas,
que sobrevolé cementerios,
tierras resecas y trincheras angostas.
Cierto que maté más de un sentimiento
en su primer parto
y después de lo nacido bebí su savia amarga.
Cierto que desnudé más de una idea infante
para demorar su valía
y que retomé el santo oficio del espantapájaros.
Cierto que me enfundé
de la armadura que nada ve si no es el egoísmo
de crecer menguando al prójimo.
Narcisista fui en lo más alto de la torre,
de espejos fue mi casa y de perfumes mi almohada.
Cierto, cierto, cierto.

Cierto que derribé fronteras
para aliviarme el ansía del todo,
del poseer por encima del sonreír.
Cierto que dibujé constelaciones en mi pecho
creyéndome universo,
y noche y luna,
y relámpago y trueno.
Cierto que fui instigador,
juez, carcelero y verdugo,
a latigazos resentidos malherí
a lo que creía breve.
Cierto que recibí invitación de brisa matinal
y la congelé con el vaho de la tundra.
Rey fui con sillón de jirones marginales,
de miedo era mi cetro y de odio ni acomodo.
Cierto, cierto, cierto.

Hablo de un pasado lúgubre,
hablo de una ceguera maloliente,
hablo de un candil profano,
hablo de unos zapatos desatados,
…entonces apareciste tú.


MRG
16
5comentarios 92 lecturas versolibre karma: 102
#1   Grande tu pulso!
Sangre que se desnuda, ya despierta, en el espejo adversario y se desarma...
Abandonar la luz de gas para ser verdad.
Precioso honesto vivaz poema,en tus letras de amor y entrega.
Bravo!
Salud!!
votos: 0    karma: 15
#2   #1 Muchas gracias. Salud.
votos: 0    karma: 10
MRG MRG
#3   impresionantetecnicay tambien un relato interesante
votos: 0    karma: 20
#4   Ahh inmensamente descriptivos tus versos, de esa certeza que se veces como humanos nos ciega, muy bueno compañero!!!!
votos: 0    karma: 20
#5   Muy emotivo.
votos: 0    karma: 11
comentarios cerrados