Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Constelaciones en tu espalda

Quiero despertarme y acariciar tu espalda. Perderme en sus límites, poder dibujar carreteras con mis dedos en tu cuerpo libre de fronteras. Quiero que sea domingo y que no huela a café, porque la noche ha sido tan larga que se nos haya acabado. Quiero cerrar mis ojos cuando el Sol entra por la ventana, y tu abrazo desnudo se acompasa al mío.

Domingos astrománticos por todas partes, sueños de papel que vuelan con la brisa del aire que producen tus carcajadas. Días de esos que se dicen perfectos, pero que uno no lo sabe hasta que de pronto una tarde los echa de menos.

Sueño con situaciones imposibles, a las que no me atrevo a hacer frente por miedo.

Instantes perdidos en la maraña que teje mi mente, caricias que rompen cuerpos en lugar de acercarlos. Piel erizada por la culpa de no ser culpable. Dicen que no hay más ciego que el que no quiere ver. Yo acaricio y no siento. No sé si existe refrán para ello, o si soy el único maldito que lo padece.

Quiero despertarme y que no me importe que día sea. Ponerte una cara sonriente en la tostada, decirte cuatro tonterías y hacer un fuerte en la cama. Que solo exista una bandera, y sean tus bragas izadas. Rendirme ante ti y esperar que me impongas un beso de castigo, y un abrazo de perdón.

Sueño mientras escribo imaginando un cuerpo de arena que se me escapa entre los dedos, y que antes de darme cuenta, ya ha terminado su caída y se ha dado la vuelta. Demasiado tarde para este viajante onírico.

Y yo cobarde, sólo quiero eso.

Ser barro en tus manos,
Pan en tu boca,
Y hambre en tu cuerpo.

etiquetas: sueño, querer, prosa poética
9
1comentarios 510 lecturas prosapoetica karma: 39
#1   Muy, muy bueno. Me encanta como en el final transitas de la prosa al verso.
votos: 0    karma: 10
comentarios cerrados