Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Eres mi infierno. Mi dulce infierno

Contando tus lunares nacieron mil constelaciones;
mil y una las noches que soñé con alcanzarlas,
condenada,
cómo Tántalo,
a nunca calmar mi sed.
Contando tus pestañas
perdí el rumbo a las estrellas.
Y tú,
cruel,
te llevaste a golpe de sonrisa
mi norte y mi cordura.
Tú, desalmada.
Y yo, condenada,
cómo Tántalo,
a tenerte tan cerca y no poderte tener.

N.M.

etiquetas: amor, desamor, frustración, inalcanzable, infierno
11
7comentarios 328 lecturas versolibre karma: 44